Han pasado casi 3 años desde que Zack Snyder nos mostró al mundo su versión de Superman, en la aún polémica hasta el día de hoy “El Hombre de Acero”, donde veíamos al último hijo de Krypton destruir toda una ciudad entera con tal de detener al malvado General Zod. La gente a estas alturas no sabe que pensar de esta película, hay quienes la aman y hay quienes la odian; por eso la coloque como una de las mejores películas del 2013, ya que a diferencia de otras películas de superhéroes de ese momento (“Iron Man 3”, “Thor: Un Mundo Obscuro” y “Wolverine Inmortal”), está todavía seguía en boca de todos, para bien o para mal.

Con todo y polémica, “El Hombre de Acero” fue un inimaginable éxito taquillero, lo que puso contento a Warner Brothers y dejó a Snyder a cargo del proyecto. Lo mejor quizá habría sido hacer una secuela donde se dedique a reparar los errores que vimos en ese filme. Había una extraordinaria oportunidad de hacer las cosas bien, pero Snyder y Warner, en su afán de hacer su guerra con Marvel (que mas allá de lo criticado que se ha vuelto últimamente, sigue con enorme éxito sus proyectos), anunciaron con bombo y platillo la presencia del Hombre Murciélago en esta película, decisión que dividió las aguas entre los fans.

Affleck

Y a partir de ahí, la polémica rodeó a este filme como a ninguno otro que yo recuerde, y todo comienza realmente con la elección de Ben Affleck como Batman, siguiendo con las enormes cantidades de cameos que tendría la película, desde la Mujer Maravilla interpretada por una chica que apenas tenía historial en cine y  continuando con la elección para el villano de parte de un actor de lo más extraño. ¡Oh si! Esta película se estaba casi poniendo de pechito ante fans y críticos en una era dominada por Marvel, lo que resultaba arriesgado considerando que esta entrega nos mostraría si habría posibilidades de un Universo Cinemático DC.

Pero la taquilla es muy generosa cuando se lo propone: la película ya ha roto records de taquilla en México, Estados Unidos y otros países (quitándole records a “Vengadores: La Era de Ultron”, “Rápido y Furioso 7” e incluso “El Caballero de la Noche”) y dada la nula competencia que tiene (par de animaciones que van de salida, una distopia fallida), todo podría indicar que será un hit y será la que lidere taquillas hasta Disney imponga su live action de “El Libro de la Selva”; sino, será la rivalidad de Thor e Imperator Furiosa que regresa (“El Cazador y la Reina del Hielo”); si tampoco es esto, será el duelo entre Rogers y Stark los que por fin detengan su reinado (“Capitán América: Guerra Civil”). Sin duda será un gran éxito en taquilla, pero la calidad del filme no corresponde a las expectativas.

Para mí, es algo duro hablar de esta entrega: hay varias cosas que me gustaron y que me hacen coincidir con los comentarios de fans y asistentes ocasionales que hacen que esta película sea, por lo menos, agradable; pero tiene unos elementos que en verdad me disgustaron, y que terminan siendo muy graves, que me hacen coincidir que no es del todo buena la película (aunque eso sí, las críticas de Rotten Tomatoes, son muy exageradas). Una parte de mi quiere gustarme esta entrega, quiere abrazarla y decir que todo saldrá bien; y la otra parte de mi, quiere que Snyder quede lo más alejado posible de este universo, ya que esos errores se tornan, en más de una ocasión, imperdonables.

Superman-Enojado

Creo que serie bueno empezar con los aspectos positivos de esta película: como todo filme de Snyder, visualmente es una película muy bien lograda; puede que este sea uno de los pocos aspectos donde esta película deja mal parado a Marvel: el detalle en las escenas de acción (la peleas entre Batman y Superman y entre la Trinidad contra Doomsday es puro comic), las escenas de vuelo de Superman o su eso de poderes, tan solo la estética de la película es genial. La música también merece su punto a favor: Hanz Zimmer (uno de los mejores compositores en la actualidad y de los más solicitados) en compañía de Junkie XL da algunos temas que son bastante dignos la verdad, y que acompañan con el momento que pueda suceder en la película.

En cuanto actuaciones, he de admitir que me he llevado algunas sorpresas pero antes hablemos de los conocidos: ciertamente, hay una mejora en las actuaciones de Henry Cavill y Amy Adams como Clark Kent / Superman y Lois Lane. No son para nada mejores que Christopher Reeve y Margot Kidder, pero siento cierta mejora en lo que hacen, quizá ya más acostumbrados a sus personajes y la manera que los expone Snyder. Hay un poco mas de aparición de Lawrence Fishburne (algo que se agradece) y Diane Keaton esta cumplidora.

De los nuevos, admito que Ben Affleck fue una sorpresa para mí: no creo que sea mejor su trabajo como Bruce Wayne (Batman) que el que hicieron en su momento Michael Keaton y Christian Bale, pero el viejo “Daredevil” deja un trabajo decente como el Hombre Murciélago. Es difícil juzgar el trabajo de Gal Gadot como Diana Prince / Mujer Maravilla, ya que es básicamente un enorme cameo que nos prepara para su película individual en 2017. Pero es Jeremy Irons quien se roba el show: el tipo está bastante bien como Alfred Pennyworth y se ve que paso un gran momento grabando sus escenas.

Superman-OjosLazer

Ahora vamos con la parte negativa de la película; diría que solo tendría un problema, pero este viene siendo uno muy grave: la historia. ¿Porque esto viene siendo un problema? Porque la película en si no tiene una historia definida: arroja un montón de subtramas sin que ninguna se resuelva satisfactoriamente (mismo problema que presentó en su momento “El Sorprendente Hombre Araña 2”), y que solo sirven como preparativos para la película de La Liga de la Justicia, a estrenarse también en 2017. No debería ser necesariamente malo ir preparando una película (Marvel hace eso todo el tiempo), pero en el proceso debes de enfocarte en realizar tu película, algo que aquí no sucede.

Uno de los primeros puntos que se crítica a esta película es la nula resolución al caso de Superman vs el mundo. Uno aplaude la idea de Snyder de querer aprovechar los puntos más cuestionados de su película anterior, y convertirlos en la aparente trama de la película: ¿es necesaria la presencia de Superman en la Tierra? ¿Es un aliado o una amenaza? ¿Trae más problemas que beneficios? Todas estas preguntas se quedan sin cerrar, ya que Snyder decide agregar más subtramas a la historia, que incluyen cameos de otros personajes de DC, una investigación de Lois, los planes de Batman y Luthor, y el sentir del Hombre de Acero con respecto al Hombre Murciélago. Puede que estas ideas no estuvieran mal, pero al quedar sin resolución se sienten más como un estorbo que como algo digno de ver.

Si la historia no está bien enfocada, el otro problema es el perfil y motivaciones que tienen estos personajes: quizá Batman es el que sale mejor librado (aunque no por mucho), pero Superman sigue fatal: parece ayudar más por obligación que  por cualquier otra cosa, y cuando se enfrenta al juicio que vemos en los tráilers, parece estar todo el tiempo con la cara de aburrido. No estoy en contra de un Superman serio, pero ni siquiera preocupación exprese preocupa. Mas que culpar a Cavill, yo revisaría más si Snyder le metió empeño al personaje.

trinidad

Con todo y eso, la primera mitad de la película es pasable, pero todo empieza a caer narrativamente en pedazos entrando la segunda mitad, cuando se da el dichoso enfrentamiento entre los dos titanes de DC. La pelea está muy bien hecha, pero los motivos de la pelea son idiotas, al menos del lado del kryptoniano; aparte de eso, la pelea es bastante corta y su resolución es, de entrada, decepcionante. Tanto preparativo, tanta promoción, tanta expectativa, ¿para esto?

Y por supuesto, esta la pelea contra Doomsday que me levanta conflicto: desde mi punto de vista, este personaje debería ser solo para una película de Superman, no debería de compartirse con Batman o Mujer Maravilla; y es muy pronto para ponerlo en una secuela. Además, siendo una película de Batman vs Superman, ¿en verdad es a Doomsday a quien quieres ver? Y su surgimiento simplemente no tuvo sentido: Lex decide crearlo (no creo que sea spoiler, cuando los tráilers prácticamente lo insinúan) para acabar con Superman en caso de que Batman falle, pero ¿y si Batman no fallaba? Y siendo Doomsday una bestia incontrolable, ¿como demonios Lex tendría domado al monstruo?

En verdad quisiera recomendar bien esta película, pero es muy difícil hacerlo: hay muchas cosas que están muy bien hechas, pero hay otras que son un desastre. En mi opinión, yo sacaría de la ecuación (al menos, cuando se trate de historia) y traería a alguien mejor preparado y con mejor idea que lo tenemos aquí. La película es una mezcla de buenas ideas increíblemente mal ejecutadas, y que no hacen justicia a los personajes que pone.

Han pasado casi 3 años desde que Zack Snyder nos mostró al mundo su versión de Superman, en la aún polémica hasta el día de hoy “El Hombre de Acero”, donde veíamos al último hijo de Krypton destruir toda una ciudad entera con tal de detener al malvado General Zod. La gente a estas alturas no sabe que pensar de esta película, hay quienes la aman y hay quienes la odian; por eso la coloque como una de las mejores películas del 2013, ya que a diferencia de otras películas de superhéroes de ese momento (“Iron Man 3”, “Thor: Un Mundo…
Bonitos efectos, muy buen sonido, actuaciones aceptables, pero que no rescatan un libreto desastroso y unos personajes de cartón.

Evaluación Criticón

Dirección
Libreto
Actuaciones

DC SANGRÓ

Bonitos efectos, muy buen sonido, actuaciones aceptables, pero que no rescatan un libreto desastroso y unos personajes de cartón.