No estaría haciendo bien mi trabajo si me dedico la mayoría del tiempo a comparar esta nueva adaptación a la novela de Stephen King. Por más que quiera desmenuzar los detalles de como la cinta del director Brian De Palma es por mucho superior a la actual -y créanme que sería demasiado divertido para mí- , es injusto no darle el beneficio de la duda a una nueva generación de artistas, que como muchos, alguna vez desafiaron a propios y extraños con su propia versión.

La historia de Carrie se sale de convencional. A los pocos minutos de duración, se darán cuenta de las difíciles circunstancias de vida que tiene que superar la adolescente. Admito que al principio no fue tan convincente la interpretación por parte de la actriz Chloë Grace Moretz, porque había exageración en sus modismos y las reacciones del resto de los compañeros de la escuela tampoco ayudaron. Con el paso de los minutos veo más control en las emociones de la actriz, en algo propio de su personalidad y no en una imitación barata de lo que es ser una adolescente tímida e insegura. En resumen: Chloë no es una persona insegura y por lo tanto es demasiado inepta para hacernos creer que lo es.

Carrie y Margaret

La película podrá llamarse Carrie, pero quien se encarga de hacer amenos los minutos hasta el terrible desenlace es la horrenda, fanática, psicótica, etcétera, etcétera… Margaret White (Julianne Moore), ¿Qué actriz no quisiera interpretar este personaje? Sólo un pésimo director podría echar a perder tanto potencial. Y eso es lo que sucede. Tienes a dos de las mejores actrices para moldearlas y hacer de tu versión algo trascendental y abaratas su interpretación con efectos especiales. No fue suficiente el intensificar sus emociones o que gritasen a una buena cantidad de decibeles, si no que tienes que romper una puerta, hacer que las luces parpadeen o mover objetos. Esta bien, no es tan malo como lo hago parecer. Es disfrutable, pero pudo haber sido mucho mejor.

 

Este nuevo relato al clásico es una versión de bolsillo, en donde cubres tus bases con lo necesario y en tiempo record. El libreto sólo se dedica a actualizar los momentos con computadoras, celulares y You Tube. No ofrece una gran escena que se te grabe en la mente (que no tenga que ver con efectos visuales). Su mayor contribución en una discusión con el director de la escuela y la villana barata Chris Hargensen (Portia Doubleday), que al parecer salió de los rechazos de audiciones de ‘Chicas Pesadas’.

Bloody Carrie

Con un libreto desangelado y el desperdicio de tus actrices principales; lo único que le queda a la directora Kimberly Peirce, es hacerle homenaje a los ‘X-Men’ y ‘Destino Final’. No hay fotografía que adorne la catástrofe dentro del auditorio, esa imagen terrible de Carrie bañada en sangre que se nos grabe en la mente, o el acercamiento de cámara con la mirada penetrante. ¡No! Veo una adolescente levantando brazos a un objeto digital como si fuera Jean Grey, sin tensión o tan siquiera una pausa que saboree la carnicería. El único instante de regocijo fue con la villana (o como yo le llamo: versión genérica Mila Kunis), que la dejo marinar dentro del auto al puro estilo de Destino Final. ¿Y eso funciona?… pregúnteme yo. Para un público adolescente claro que llena las expectativas. ¿Quién no quiere ver el rostro de un ser humano estrellado en un parabrisas, después de casi una hora sin que pase nada?

Decepcionado no estoy, porque pudo haber sido peor. Se ve el empeño por recrear un clásico en sus propios términos, es sólo que el talento no les alcanza. Cuando lo único que tienes que presumir es la física de los efectos visuales, pues tienes un problemas. ¿Vale la pena el boleto? Para alguien que ha visto la versión de 1976, resulta ser un ejercicio de comparaciones que terminan por arruinar la experiencia y me hacen valorar más lo hecho en aquellos años. Quienes no tengan experiencia previa, será otra más dentro la larga lista de cintas modernas de horror desechables para cuando uno sale de la sala de cine.

No estaría haciendo bien mi trabajo si me dedico la mayoría del tiempo a comparar esta nueva adaptación a la novela de Stephen King. Por más que quiera desmenuzar los detalles de como la cinta del director Brian De Palma es por mucho superior a la actual -y créanme que sería demasiado divertido para mí- , es injusto no darle el beneficio de la duda a una nueva generación de artistas, que como muchos, alguna vez desafiaron a propios y extraños con su propia versión. La historia de Carrie se sale de convencional. A los pocos minutos de duración, se…
Su contribución radica en los efectos visuales de los grandes poderes tipo X-Men que utiliza Carrie. Se desperdician dos actrices que bajo la adecuada visión de un buen director hubiera logrado algo más que un refrito.

Review Overview

Dirección
Libreto
Actuaciones

2.5

Su contribución radica en los efectos visuales de los grandes poderes tipo X-Men que utiliza Carrie. Se desperdician dos actrices que bajo la adecuada visión de un buen director hubiera logrado algo más que un refrito.