En 1976, “Rocky” llegaba a los cines del mundo para contarnos la historia de un boxeador de bajo perfil al que de repente se le presentaba la oportunidad de toda una vida: pelear por el título mundial contra el mejor boxeador del mundo. La película se llevaría el Oscar como Mejor Película en 1977, colocaría a Sylvester Stallone como una de las nuevas estrellas del momento y se colocaría como una de las entregas mas adoradas de todos los tiempos, además de una buena respuesta en taquilla.

Al ver el enorme que cariño que la película recibió, los productores no dudaron en empezar a explotarla y así empezaron las secuelas de “Rocky”, que se quedaban en la memoria de la gente, pero sin jamás alcanzar el estatus de calidad que la original tuvo y perdiendo interés en el público poco a poco, siendo “Rocky V” en 1990 el punto más bajo de esa carrera. En 2006 todavía tuvo una película más titulada simplemente “Rocky Balboa”, siendo un éxito mediando, apelando mas a la nostalgia que a cualquier otra cosa. Y este 2015 (2016 en México), nos llegó “Creed”, que vendría siendo un spin off con el hijo de Apolo Creed, el antagonista de la primer película.

Creed corriendo

Cuando supe de la existencia de esta película, al igual que varios, pensé que esto solo sería otro intento patético de seguir exprimiendo dinero de una franquicia que ya estaba muerta y que fracasaría rotundamente en cualquier sentido (crítica y taquilla). En crítica, considerando el pasado negativo del resto de las secuelas; y taquilla, viendo la popularidad que hoy tienen las adaptaciones de libros “Young Adult” o las películas de superhéroes. Y si aparte el arrastre de fracasos que en los últimos años ha tenido Stallone y el desastroso proyecto que Michael B. Jordan tuvo unos meses atrás (“Fantastic Four”), todo indicaba que sería un desastre.

Y vaya error que cometí juzgando esta película antes de tiempo. Si bien, “Creed” no es la películas más original de la franquicia, es una película muy bien hecha, muy bien actuada y dirigida; de hecho, las críticas colocan a esta película como la mejor entrega de la franquicia desde la primer película (de hace 40 años). Seguro que tiene sus momentos un tanto clichés, pero eso no impide que estemos ante una emotiva entrega que bien podría abrir el paso a un nuevo rumbo con la franquicia, o hacer pan con lo mismo, pero con un protagonista más joven.

espejo

El primer punto a favor de la película vienen siendo las actuaciones. Tanto Michael B. Jordan como Sylvester Stallone manejan con gran soltura a sus personajes y entre ambos derrochan una muy buena química, dando una relación padre-hijo muy poco común en realidad. El personaje que maneja Michael (Adonis Creed) se trata de alguien que quiere luchar, pero quiere demostrar que es más que un legado; Stallone por su parte convierte a su Rocky en el mentor que Adonis necesita (como Mickey en la original de 1976) y despliega una gran actuación. ¿Merecedora al Oscar? No sé, pero es memorable sin lugar a dudas.

En cuanto al resto de los personajes, cumplen bastante bien con su rol, siendo Tessa Thompson quien tiene un poco más de brillo como la novia de Adonis. También esta Tony Bellew como el rival en turno de Adonis y Phylicia Rashad como la madre adoptiva de Adonis.

Otro detalle a favor de la película son los procesos de entrenamiento. Aquí no tenemos una película cuyos procesos de entrenamiento se ven ensayados, sino que se sienten como procesos verdaderos de entrenamiento, y las peleas adquieres una brutalidad más realista que en las entregas pasadas. Y es agradable ver que Adonis en un principio busca a Rocky para que lo entrene y que al encontrar respuesta negativa,  decide entrenarse por sí mismo.

creed amor

En sí, “Creed” es una versión un poco mas ingenua de “Rocky”, donde en vez de tener a un perdedor con la oportunidad de su vida, tenemos a alguien que quiere hacer su vida a su forma y las circunstancias se le van dando.

Si hay un punto negativo que le doy a esta película, es que tiene varios momentos que parecen abusar de la nostalgia: algunos procesos de entrenamiento que ya vimos en anteriores películas, la música (aunque salga por un momento breve), pero es solo un dato menor en comparativa a los buenos momentos.

“Creed” se termina erigiendo como una gran película y un excelente paso de antorcha para una nueva generación de películas de boxeo. Habrá que ver qué camino se sigue con la franquicia, pero este es un sólido material, y una buena manera para que Stallone se despida de su eterno compañero.

En 1976, “Rocky” llegaba a los cines del mundo para contarnos la historia de un boxeador de bajo perfil al que de repente se le presentaba la oportunidad de toda una vida: pelear por el título mundial contra el mejor boxeador del mundo. La película se llevaría el Oscar como Mejor Película en 1977, colocaría a Sylvester Stallone como una de las nuevas estrellas del momento y se colocaría como una de las entregas mas adoradas de todos los tiempos, además de una buena respuesta en taquilla. Al ver el enorme que cariño que la película recibió, los productores no…
Quizá un poco menos de nostalgia habría estado bien, pero nada evita que estemos ante una de las mejores películas de 2015 (2016 para México).

Evaluación Criticón

Dirección
Libreto
Actuaciones

Noltálgica

Quizá un poco menos de nostalgia habría estado bien, pero nada evita que estemos ante una de las mejores películas de 2015 (2016 para México).