Crítica: Cuento de Navidad

El cuento clásico de Charles Dickens regresa a la pantalla grande, ahora bajo la dirección de Robert Zemeckis y la intepretación por parte de Jim Carrey de la mayoria de los personajes. Por lo visto ahora Zemeckis se va a dedicar a la animación digital, porque ya tiene casi una decada desde “Náufrago” que no hace una cinta con personas de carne y hueso ( la pelota Wilson no cuenta).

Quisiera saber la razón, motivo o cirscunstancia que llevó de nuevo a recrear este clásico, eliminando el monetario, por supuesto.

La historia es mayormente conocida por todos. Un anciano avaro odia la navidad al grado que espiritus tiene que intervenir para cambiar el destino de un hombre.

Esta dificil llevar a los niños a ver esta película por las escenas intensas de unos fantasmas determinados a espantar al anciano, lo que es una lástima, porque son precisamente ellos quienes desconocen la trama y no los adultos que veran la cinta volverse algo tediosa si no fuera por la distracción 3D y una animación algo distorcionada que no es tan estética ni caricaturezca para apantallar.

No lo tomen a mal, el trabajo de los diseñadores se ve en incontables escenas donde el Señor Scrooge sale volando por las frías calles de la ciudad, dandole prioridad a los acercamientos de cámara y todo aquello que se mueva, pero no lo es todo, inevitablemente como conozco la historia, no me conmueve tanto y ya solamente estoy esperando los momentos en que conoce al pequeño Tim o el final alegre donde se que el bien triunfa.

Otro detalle que hay que mencionar, es lo distintivo que es la actuación vocal de Jim Carrey y la pérdida de este en la inevitable traducción, dejando a un lado lo que supuestamente vale la pena y lo que tanto se promocionó en Estados Unidos. Pero aún con el desatino para el público de habla hispana , debo de reconocer el excelente trabajo de Carrey por la energía que impregna en los personajes a tal grado que la animación le queda corta con tanta expresión facial que significan las actuaciones del comediante.

Un aspecto que sobresale es la banda sonora con los ya típicos villancicos y una que otra melodía con orquesta que vale la pena su compra en CD.

En resumidas cuentas la película es otra justificación más para explotar la tecnología 3-D , de otra forma ni la excelente actuación de Jim Carrey hace que valga la pena.

Calificación: 7

Deja un comentario