Bolas gigantes aterrizan en la tierra con el fin de exterminarnos. Deberás no puedo creer que no hayan podido crear algo, no se, más original. Y ese es el punto, no lograron capturar la esencia del film de 1951.

Desde un mensaje ecologista reciclado del documental de Al Gore, hasta el método de destrucción masiva del robot a este rehecho le falto algo básico, el guión.

En estos tiempos no creo que haya una persona capaz de tener la templanza y el carácter para volver a interpretar Klaatu como lo hizo Michael Rennie, su voz calmada , serena y con autoridad, no la puedes comparar con la actuación de Keanu Reeves. En esta versión Klaatu en vez de mostrar asombro y curiosidad de nuestro mundo, parece molesto y con ganas de largarse del planeta lo más pronto posible.

Nuestra protagonista interpretada por Jennifer Connelly hace lo que puede , aún con el hijo malcriado con ganas de que se hubiera caído y ahogado en el río.

Al final es una producción pasable para aquellos que dejen su cerebro en la puerta del cine y se dediquen a disfrutar el festín de efectos especiales en los últimos minutos de la película, pero para aquellos con buena memoria, los dejará con un vacío que sólo se puede llenar rentando la versión original.

Bolas gigantes aterrizan en la tierra con el fin de exterminarnos. Deberás no puedo creer que no hayan podido crear algo, no se, más original. Y ese es el punto, no lograron capturar la esencia del film de 1951. Desde un mensaje ecologista reciclado del documental de Al Gore, hasta el método de destrucción masiva del robot a este rehecho le falto algo básico, el guión. En estos tiempos no creo que haya una persona capaz de tener la templanza y el carácter para volver a interpretar Klaatu como lo hizo Michael Rennie, su voz calmada , serena y con…
Un remake sin inspiración y con un Keanu Reeves molesto por estar en la producción.

Evaluación criticón

General

BOLAS GIGANTES

Un remake sin inspiración y con un Keanu Reeves molesto por estar en la producción.