Ni un día duro oculto el nuevo diseño que nos espera el próximo verano, en lo que será el reinicio de las aventuras del mitad hombre y mitad máquina.

Las reacciones no han sido favorables. Esta foto sin retoque, luz o dentro del contexto del filme, ha desatado un debate de la viabilidad de la producción a cargo del director brasileño Jose Padilha. Todos los anuncios de los actores que se incorporan al elenco han pasado a segundo plano, por un sentimiento de desagrado a un diseño de un traje que es icónico e inigualable de superar.

Seamos sinceros. Nada en el mundo, ni el más talentoso artista podría haber llenado de satisfacción al público. Ni con efectos visuales al estilo de Linterna Verde o con este remedo de hijo entre Iron Man y G.I. Joe, simplemente no es posible.  Así que el internet podrá arder por horas de como están arruinando otro clásico de Paul Verhoeven, mientras se dejan llevar por una aspecto que es irrelevante al instante de sentarse dos horas en el asiento. El diseño es el apropiado, respeta el legado establecido y con los avances en efectos visuales esto sera más que halagador a nuestros ojos.

Que mal por el equipo de producción que no supo vigilar uno de los aspectos más importantes y dar a conocer de una mejor forma la nueva imagen del cyborg.  No por nada J.J. Abrams mando a pedir contenedores de barco para impedir la vista de mirones deseosos de arruinar la sorpresa de Viaje a las Estrellas. Ahora todas esas locuras tienen sentido.

Lo que les debería de preocupar no es como se ve, si no lo que veremos. Es innegable que el estilo sarcástico de ultraviolencia que Paul Verhoeven ha perpetuado en sus obras, será seriamente extrañado. Cualquier intento por reproducirlo de cualquier forma será visto como plagio, además de que se necesitaría de un buen tacto para no caer en el insulto. Lo que nos puede ofrecer Padilha es una visión de violencia realista, muy al estilo de su obra Bus 174 , una cinta que le dió fama internacional y que narraba el secuestro de un autobús en Rio de Janeiro.

La moneda esta en el aire. No puedo afirmar que me tiene contento esta readaptación, pero una continuación de las aventuras de Alex Murphy hubiera sido muy difícil considerando que dejaron al personaje con dos lamentables secuelas, una serie animada y un programa de televisión.  El que a muchos les deteste un traje es lo de menos.  Todavía falta mucho tiempo y todo puede pasar.