Pues entre el trabajo y el hambre de la madrugada es que me tocó ver en televisión las nominaciones en vivo de lo que se consideran los premios ‘patito’ de la temporada por su falta de credibilidad, pero con demasiada popularidad para ser ignorados. Y como no he escrito en semanas, además que me dio cierta energía creativa por escribir al respecto, es que tiene este llamémosle opinión sobre los nominados a las bolas de oro, perdón, Globos de Oro.

La primera sorpresa es que ‘Perdida’ (Gone Girl) no haya sido nominada como mejor película, mientras que el director David Fincher (después de años ya lo medio conozco para escribir correctamente su apellido) y mi chica de pesadilla la actriz Rosamund Pike, reciben merecidos honores por su trabajo en una película que con todo y sus desviaciones al material literario, no deja de ser de las mejores del año.

Rosemund-Pike

Otra gran desilusión es el abandono de elogios a cierta película con un viaje ‘Interestelar’. No escucharán queja alguna de mi parte, pero si de muchos que los dejó mirando estrellitas y grandes promesas de ser un clásico de ciencia ficción. ¿Acaso la política de la casa productora, o verdaderos eruditos del cine salvarán al filme ofreciéndole una nominación en los premios Oscar? Ya veremos.

‘Boyhood’, otra película que me vienen zumbando los oídos desde fines del verano, que por cierto le comen las ganas por ver Josué y que desgraciadamente no se estrenará hasta el siguiente mes; es un filme que tenía garantizado su sitio entre las nominadas. No se dejan de escuchar elogios, además de lo innovador del concepto de grabar a tu protagonista a través de los años. Definitivamente imperdible.

‘The Theory of Everything’ es otra que no puedo ignorar. Además quién se cree Stephen Hawking ¿Einstein? Ya en serio, creo que estoy listo para aceptar una historia romántica con algunos trozos de realidad de la vida del famoso físico. Hay que destacar que ambos protagonistas también fueron nominados como mejores actuaciones tanto para Eddie Redmayne y Felicity Jones.

Ahora me toca hablar del fervor patriótico representado por ‘Birdman’. No he podido y la verdad creo que no he querido ver la película de Alejandro G. Iñárritu, y es porque sigo desilusionado por ‘Biutiful’. Si es cierto que tanto la película como el director han recibido nominaciones, pero no esperen una repetición del año pasado con Cuarón, además que estos son los premios preliminares nominados por extranjeros. Lo único que han hecho es que se vuelva obligatoria la cinta y tenga que buscarla en algún cine remoto de la ciudad porque ya fue desbancada por ciertos Hobbits.

No me puedo olvidar de la primera joya del año que es ‘El Gran Hotel Budapest’. Por favor, dense la oportunidad de disfrutar otra obra única de Wes Anderson que al paso que lleva, es inevitable el reconocimiento máximo de sus colegas. Ya se que de nominado no saldrá, y que es cierto que su estilo fantasioso no es para todos los paladares, más sin embargo, no hace daño el promover una película ingeniosa, divertida, loquilla y gratamente inspiradora.

En otros temas. La verdad no se para que se ponen a nominar películas animadas cuando es obvio que ‘La Lego película’ se llevará la circunferencia de oro, perdón, el Globo de Oro. Aunque no estaría mal que el reconocimiento se lo llevara ‘Como entrenar un Dragón’ quien hizo el esfuerzo por tener una secuela con contenido serio y dramático. Del resto ni hablar, que aprovechen la publicidad y se pongan a pegar calcomanías en sus pósters como película nominada.

Respecto a las nominaciones de películas extranjeras: no está ‘Cantinflas’, ninguna película mexicana, latinoamericana o que tenga relación con este país llamado México. Así que hagamos como si ni existiera esta categoría porque al menos que estén dispuestos a buscar un festival de cine en los mejores horarios disponibles, la lista de candidatas les pasará de noche.

Es así, que con estas nominaciones nos damos una probadita de lo que será la ceremonia principal con ciertas estatuillas doradas, más no podemos considerarlas del todo como absolutas. Hay que tener en cuenta que la Academia tiene una perspectiva más intima con los creadores de cine y por lo tanto otros gustos más afines a sus intereses. Si bien, las esferas doradas, lo siento, los Globos de Oro representan la opinión de la prensa extranjera, tampoco son tan especialistas y se dejan llevar por gustos más exóticos que en otras partes ni en cuenta.

Mientras tanto, solo es cuestión de esperar lo que será la última ceremonia conducida por las bellas y siempre divertidas Amy Poehler y Tina Fey, de quienes espero otra bomba de chiste de algún actor, director o de plano de ellas mismas.