Con motivo del éxito tan descomunal que está teniendo Jurassic World en las taquillas de todo el mundo, a tal grado de poner en severos problemas el reinado de James Cameron,  y la desafortunada quinta entrega de Terminator, nace esta idea que hoy les comparto: grandes secuelas de la historia del cine. Aunque también es cierto que mi decisión final se debió al visionado de esa obra maestra llamada Aliens, misma que puso un listón muy grande para todos aquellos que desearán hacer una continuación de una obra que en un principio no tendría por qué ser concebida.

SP2

Una secuela como tal es la continuación de una idea, de una obra original, para ampliar su universo y/o mitología, al mismo tiempo es deber y obligación de los involucrados el innovar e ir a nuevas fronteras y posibilidades respetando siempre la columna vertebral en la cual está basada. Es una idea que no me molesta siempre y cuando se haga con seriedad, lamentablemente en Hollywood no comprenden eso y en vez de apostar por una calidad mínimamente necesaria se van por el tema monetario. A día de hoy hay muchas franquicias innecesarias que son fruto de esta terrible tendencia, y si bien es cierto que hay secuelas dignas y entretenidas, (las omitiré puesto que realmente nunca proponen algo más), siempre siguen la misma fórmula; es por ello que no encontrarán películas de Duro de matar, Arma letal, Rápido y furioso, Misión Imposible, el cine de animación y el cine de superhéroes (salvo una excepción que rompe moldes). ¿En qué me basé para elegir a las películas que encontrarán aquí? Fácil: propuesta, legado e ir con todo en contra.

Volver al futuro: Parte II y III

Volver_Futuro

Quizás muchos veían venir estas secuelas pero también es cierto que no pocos imaginaban que nunca lograrían estar a la altura de la clásica. Si bien la segunda entrega es muy entretenida y divertida, está muy por debajo, narrativamente hablando, de la originalidad de la primera, sin embargo, a pesar de estas quejas, la cinta logra momentos muy espectaculares y emocionantes, además de ofrecernos una decena de ítems que aún en nuestros días estamos deseosos de atestiguar y probar (¡el maldito monopatín volador!). Además, cabe mencionar, Zemeckis siempre respetó y fue fiel a su obra original, como lo prueba esa maravillosa secuencia de vuelta a 1955. Pero si tengo que quedarme con una secuela de esta trilogía, es sin duda alguna el perfecto tercer capítulo, una genialidad total que nos entrega el mejor humor en toda la franquicia y múltiples referencias y homenajes al western americano y clásico. Todos queríamos más aventuras de McFly y el Doc, y que mejor que fueran en el futuro y en el viejo oeste.

Indiana Jones y La última cruzada

ÚltimaCruzada

Aquí hay una excepción con respecto a lo de las franquicias. La explicaré. Los cazadores del arca perdida es, y sigue siendo, una de las películas más amadas y queridas por todo el mundo, un trabajo soberbio en puesta en escena y en historia por parte de Spielberg y Lucas que dejó un legado imborrable en la cultura popular aún en nuestros días y que es referente obligado para el cine de aventuras. Era un tanto lógico que se plantease una secuela, quizás no exigiéndole ir más allá, sino simplemente cumplir con la primera propuesta; desafortunadamente El templo de la perdición no resultó ser ni por asomo lo que tanto público como crítica esperaban, esto debido mayormente a que no era una secuela como tal sino una precuela, resultando con ello una eventual pérdida de interés en el personaje pues los fans querían ver los acontecimientos siguientes a Cazadores y nos dieron justamente lo contrario. Las cosas cambiaron 360° con la infravalorada y excelente tercera parte, La última cruzada, la cual si era una secuela, misma que resulta ser un homenaje propio a Cazadores y al cine de aventuras por consiguiente. Spielberg y Lucas mejoraron la fórmula y fueron por un camino más maduro y complejo sin nunca descuidar el apartado técnico, visual y narrativo; encima sumamos la presencia e inclusión del padre de Indy, interpretado magníficamente por Connery, y tenemos una secuela no soló digna sino que en muchos pasajes superior a la obra original.

Harry Potter y El prisionero de Azkaban

Azkaban

No soy un fanático de la saga literaria de Rowling ni de la adaptación cinematográfica de Warner, pero fui testigo del fenómeno mundial que significó el joven mago en nuestra cultura, para bien y para mal. Las dos primeras entregas contenían la esencia básica de la obra impresa pero nunca pretendieron ir más allá de un cuento infantil exclusivo para niños y que poco podría ofrecer al público más maduro. Fue ahí cuando entró el mexicano Alfonso Cuarón para poner a Harry Potter en el mapa internacional como algo serio y trascendente. Un tercer capítulo lleno de oscuridad, madurez y horror que sirvió para de una vez por todas abandonar todo lo infantil que pudiesen tener los personajes y el relato como tal. La técnica visual y narrativa de Cuarón maximizó la saga por completo y nos entregó innumerables secuencias fílmicas plagadas de emoción, magia y buen cine. Luego de aquí la franquicia fue en picada, en lo que a calidad se refiere.

Star Wars Episodio V: El imperio contraataca

SW5

Mi secuela favorita de toda la historia del cine. Una nueva esperanza supuso un parteaguas en cuanto al cine comercial y taquillero se refiere sin dejar nunca de lado la calidad narrativa y agregando un apartado visual único para la época que después fue copiado mil veces pero que nunca pudo igualarse. Star Wars significó el nacimiento de una aventura épica, memorable y eterna que nunca se había visto en el cine, o al menos no de aquella manera, logrando impactar en la vida de millones de personas en todo del mundo, tanto es así que luego de varias décadas sigue siendo referente obligatorio en todos lados. El Episodio IV lo tenía de todo, por ello era muy complicado que una secuela pudiese ya no superarla sino simplemente igualarla, y vaya que el Episodio V lo logró, y de sobra. No soló expandió el universo y la mitología de Star Wars, sino que introdujo la estructura fundamental de toda secuela en la historia del cine: el tono debe ser más oscuro y desesperanzador, los héroes deben sufrir y ser derrotados, los villanos son los principales protagonistas. Saquen ustedes la cuenta de cuántas películas no copiaron la fórmula de El imperio contraataca.

La supremacía de Bourne/ El ultimátum de Bourne

Bourne

A comienzos del siglo XXI el cine de espías estaba prácticamente muerto salvo por algunos destellos del agente inglés 007, pero en general tenía pocas posibilidades de reinventarse o de siquiera augurar un buen futuro, esto debido principalmente al poco interés del público por este género. Identidad desconocida, estrenada en el año 2001, lucía esperanzadora pero pocos imaginábamos el rumbo tan radical que iba a tomar de la mano de Pual Greengrass para su secuela, tres años después, misma que reinventó el género y atrajo a nuevas audiencias. Fue tal el impacto de las peripecias de Jason Bourne que los encargados del agente 007 optaron por copiar el modelo y la fórmula y reiniciar la franquicia con la brutal Casino Royal, misma que no hubiese podido ser posible sin la presencia de Bourne. Con El ultimátum de Bourne, en 2007, se vino a reafirmar que el cine de acción con espías estaba más vivo que nunca. Una salvajada de adrenalina y testosterona que rodean un extraordinario relato ejecutado milimétricamente por Greengrass y aderezado por un montaje demencial que debería estudiarse en escuelas de cine.

El caballero oscuro

TDK

La única secuela del cine de superhéroes, aunque bien sabemos que Batman no es un súper, que se encuentra en está lista. Nolan retomó al guardián ficticio de Ciudad Gótica años después de que casi el personaje muriese por completo con la desastrosa Batman y Robin de  Joel SchumacherNolan reinventó al antihéroe poniéndolo en nuestra época y dándole un tratamiento realista a cómo se vería en la actualidad. Si bien Batman comienza fue cumplidora y entretenida, no fue sino hasta con la secuela que todo el mundo comprendió que el cine de superhéroes podía alcanzar esa magnitud emocional y artística que logró Nolan. Fue ir más allá de la fórmula y de las barreras creativas y entregarnos una crítica social muy severa sobre nuestro mundo. Batman y el Guasón son las dos facciones que representan y resumen a la humanidad: el ideal correcto y necesario por una parte, y por otra la anarquía y la locura. Nunca nadie pensó en el impacto que tendría la película en el espectador y en el cine, aún hoy cuesta darle un visionado y no sorprenderte.

Star Trek II: La Ira de Khan

Khan

Nuevamente una secuela de lo que podría considerarse una franquicia fílmica, parece que me estoy contradiciendo, o no. Y es que acá también hay un punto de referencia muy importante: es una serie de Televisión. Muchos comparan esta franquicia con la de Star Wars, y pese a que ambas tienen como transfondo el espacio sideral, la realidad es que son no solo historias muy diferentes sino también géneros fílmicos distintos: Star Trek es ciencia ficción pura, mientras que Star Wars es fantasía. El éxito de Una nueva esperanza le abrió las puertas a Star Trek para saltar al cine pues pensaron que algo que funcionaba a la perfección en Tv lo podría repetir en la gran pantalla, grave error, se equivocaron. La adaptación no fue lo que se esperaba y muchos suponían el fracaso total y definitivo de la saga al cine, hasta que apareció la secuela, misma que sigue siendo un clásico no solo para los amantes de la franquicia Trekkie sino para el espectador promedio general pues estamos ante un increíble relato de ciencia ficción que alcanzo matices y tonos dramáticos y emocionales que hasta ese entonces no se habían visto en la serie de televisión. A esto le agregamos un tono más maduro y la muerte de un personaje principal y bueno, tenemos una oda espacial para la posteridad.

28 semanas después

28

Antes que nada quiero dejar en claro que mi opinión es meramente personal. Creó que la secuela es superior a la obra original, al menos en lo que supondría esperar de este tipo de relatos apocalípticos. La obra central de Danny Boyle es aterradora, no cabe la menor duda, pero termina por desaprovechar, en mi humilde opinión, múltiples posibilidades creativas para desarrollar con el escenario y los personajes. Y seamos sinceros, el relato de Boyle queda un poco en el aire y muy poco explicativo, aunque con esto no quiero decir que este mal, la base ahí está: hay un brote de infección en Gran Bretaña y la gente comienza a matarse unos a otros, no hay cura. Esa es la premisa y aborda de manera muy refrescante la temática zombie aunque actualizada a nuestros días. Los personajes del relato no son tan carismáticos como para que te identifiques con ellos o te importe realmente que algo les vaya a ocurrir. Cosa contraria en la secuela, misma que aborda, correctamente, los hechos del primer filme y va más allá. Sangre, desesperación, política, crítica social, fracaso. Todo lo que esperábamos en un principio y no se nos dio hasta su secuela.

Evil Dead 2

EvilDead

La inclusión de esta película la hago por algo muy simple: es una copia y reinvención de la obra original. Inclusive creó que hay hasta trampa, no es una secuela como tal, aunque Sam Raimi si lo vio así. Evil Dead 2 es en realidad un remake pero se vendió como una secuela, cosa curiosa puesto que todos los que la vieron no le reclamaron a Raimi que era casi lo mismo, por el contrario, le agradecieron. ¿El motivo? Era mucho mejor. ¿Es eso trampa? No, no lo creo. Lo que sucede es que hoy en día es muy complicado volverle a vender al público la misma obra, quieren algo nuevo, no van a volver a pagar por ver algo que ya vieron. Los tiempos eran diferentes y Evil Dead 2 pasará a la historia como el primer producto que se reinventó asimismo. Con una historia ya mejor definida, efectos visuales perfeccionados y un mejor entendimiento técnico, visual y narrativo por parte de Raimi, es totalmente entendible que volviese a filmar una obra que él amaba, y si a final de cuentas lo haría de mejor manera, con mejor calidad y mayor trascendencia, pues adelante.

Antes del atardecer/ Antes de la medianoche

Before

La historia de amor más perfecta del cine, casi nada. Muchos me tacharán de loco, sobretodo porque hay más cine clásico allí afuera que ha tenido mucho mayor impacto que la obra de Richard Linklater. Si bien Antes del amanecer esa una obra romántica muy estándar, hasta inclusive surrealista, sobre una pareja de desconocidos que terminan enamorándose en un viaje por Europa, las siguientes dos secuelas terminan por cumplir la idea establecida del director y de sus personajes: retratar la vida lo más realista que se pueda. La primera era más bien un cuento de hadas, cosas que difícilmente ocurren en el día a día, sin embargo Antes del atardecer y Antes de la medianoche cambian radicalmente el concepto fantasioso de la obra primigenia y se enfocan mayormente a ser verosímiles y sinceros. Es así como Linklater nos entrega a lo largo de 18 años, la vida, crecimiento y muerte del amor. Sencilla en forma, potente y devastadora en contenido. Una obra de arte.

Toy Story 3

ToyStory3

Muchos la consideran la trilogía perfecta, no es mi caso, aunque si la veo como una excelente historia con tres puntos muy marcados en su haber: vida, desarrollo y muerte. Lo cual es a final de cuentas como debería estar organizada una historia divida en tres partes, pues la vida real es así. Pixar y Disney maravillaron a todo el mundo con un relato emotivo y fascinante sobre juguetes que tienen vida propia y que lo que los motiva, a final de cuentas, es hacer felices a los niños. La primera entrega es formidable, no solo por la época en la que fue concebida, sino por el poderoso mensaje que deja; la segunda es muy entretenida e intenta ir hacia adelante, tratando de alejarse de la sombra de la obra original y por momentos lo logra; la tercera, sin embargo, es un punto final correcto y lógico a un viaje emocional que necesitó tres películas, justificadas, para tocarnos el corazón. Un desenlace razonable y realista sobre lo que significa no solo el crecer y dejar de ser niño, sino el entender la función vital y primordial de un juguete. Una maravilla.

Terminator 2: El juicio final

T2

James Cameron es un grandísimo director de ciencia ficción, de eso no tengo la menor duda, pero además es un gran narrador de historias y que posee un entendimiento endiablado de las técnicas cinematográficas habidas y por haber. Podrán o no gustar sus historias pero el tipo es un genio en el arte del narrar y aquí lo demuestra a la perfección. Una película tan emblemática y trascendental como lo fue Terminator, a tal grado de ser considerada como la mejor película de ciencia ficción de la historia, no necesitaba una secuela, o al menos no había una reclamación por parte del público. La historia base se contó y se contó bien. Pero Cameron, un enfermo del cine, aún tenía algo que contarnos, y es ahí donde aplaudo que haya más cineastas como él, pues no tratan de engañar al espectador ni tampoco hacer más dinero explotando una idea sino que él solamente hará una continuación de un proyecto siempre y cuando sea necesario contar algo fundamental, algo que faltaba. T2 no solo es grandiosa y espectacular, sino que ofrece gran cine de acción y ciencia ficción que hasta la fecha nadie ha podido igualar. Era un proyecto muy personal y se notó, nosotros estábamos equivocados y él tenía razón: eran necesarias dos películas para contar de principio a fin su obra.

El Padrino Parte II

Padrino2

La mejor secuela de la historia del cine. Así le dicen muchos y en este caso estoy completamente de acuerdo. Coppola y Puzzo crearon una obra maestra con El Padrino, cinta referente del cine americano y mundial sobre el poder de la mafia y la familia en nuestra sociedad. Impecable, perfecta, eterna. Los que quieran encontrar errores en ella, adelante, un malgaste de tiempo. ¿Era necesaria una secuela? No. ¿Era lógica una secuela? Si. Ojo, con esto no quiero decir que porque sea lógico y sensato hacer una continuación, se haga. Si no estas a la altura de la obra madre y no pretendes desarrollar más sino simplemente vivir de su sombra y legado, bueno, mejor no lo hagas. Coppola lo entendía muy bien, sabía que si hacía algo muy por debajo de la obra original el mundo lo crucificaría, y lo que es peor, el cine nunca lo olvidaría. Es cine es para los valientes y Coppola lo es, El Padrino Parte II no solo respeto la obra original sino que fue más allá, logrando con ello, perdonen mi atrevimiento, ser superior al relato base. El apellido Corleone no era exclusivamente propiedad de un hombre, sino todo lo contrario, era un símbolo. Coppola lo entendió así y fue por más: el origen del apellido, la consolidación del apellido y el legado del apellido. Todo en una secuela única, insuperable e imperecedera.

Aliens

Aliens

Si James Cameron se ganó el respeto de todo el mundo no fue por Terminator, que era cien por ciento de su autoría y creación, sino por meterse y ponerle su sello personal a un clásico mundial que no era de él. Alien es para muchos la obra maestra del director Ridley Scott, asimismo es una obra fílmica cumbre del cine de horror y ciencia ficción que sirvió de base para incontables películas e historias, es un clásico, y un clásico de aquellos que más te conviene no hacer enojar a los millones de fans que tiene. Nuevamente, Ridley contó su relato de princio a fin, y su participación ya no era necesaria, contó lo que tenía que ser contado. Pero como les dije anteriormente, Cameron es de aquellos individuos que no se mete en algo sin estar seguro de que puede aún contarse algo más, aportar algo nuevo, algo nunca visto. Muchos lo rechazaban, muchos no creían en él, muchos no veíamos (me incluyo) un motivo para una secuela…bueno, nos volvía a callar la boca. No es que Aliens sea igual o superior a la primera película, no va por ahí el análisis, sino éste mismo radica en que Cameron creó una secuela completamente diferente a la idea original y funcionó brillantemente. Creó otro clásico de un clásico. Nada más.

MENCIÓN ESPECIAL

El señor de los anillos: Las dos torres

DosTorres

Acá hay truco, por eso es la mención especial y no forma parte de mi lista de títulos. Y no es truco porque esté basada en un libro ni mucho menos, sino porque las tres películas de Peter Jackson fueron filmadas al mismo tiempo. Sin embargo, es evidente que al momento de pasar por el cuarto de edición, Jackson junto con sus editores (en cada película fueron diferentes), armaron una narrativa acordé y perfecta para poder contar un relato que tuviese el mayor impacto emocional posible. Fue en Las dos torres donde la épica de fantasía de la Tierra Media alcanzó su cumbre máxima no soló por plantearnos de manera clara y precisa los dos bandos (héroes y villanos) sino por incrementar la épica que La comunidad del anillo nos quedó a deber. Es el capítulo más redondo y completo de los tres, el más hermoso y emocionante.

PD. No incluí Max Mad: Furia en el camino por el simple hecho de que no queda muy claro qué es. ¿Secuela, precuela, reboot? Miller ha dado vagas declaraciones, mismas que no nos dejan muy seguros. Pero, bueno, poco importa, es un peliculón.