Siempre he sostenido que un buen director puede realizar grandes películas que en primera instancia no dan para nada. Steven Soderbergh es de esos pocos cineastas dotados de talento que al momento de tomar un proyecto, cualquiera que fuese, siempre le saben dar un toque único y muy personal que potencializara todas las virtudes del producto y reducirá, o eliminara, los clichés o convencionalismos de la misma. Magic Mike es el claro ejemplo de todo lo que acabo de decir.

El público varonil podrá argumentar, a primera instancia, que es una película sin ningún sentido ni mucho historia y que lo único que busca es deleitar al público femenil. No podrían estar más equivocados. Si bien el reparto actoral se luce, física y emotivamente, la película va mucho más allá de su simple premisa. Esto no se trata de ver a hombres desvistiéndose y mujeres volviéndose locas por tal motivo, sino que lo que profundiza Soderbergh es en la humanidad del stripper y sus motivaciones en la vida, pensando mayormente en un futuro poco probable, pues vive un presente que esta cimentado con meras ilusiones que poco a poco se irán disolviendo hasta materializarse en una cruel realidad.

Magic Mike sigue la historia de Mike Lane, interpretado magníficamente por un soberbio Channing Tatum, el cual es un famoso stripper del club Xquisite, ubicado en Tampa, Florida. El dueño del lugar es el carismático Dallas, un Matthew McConaughey como pez en el agua, el cual ve en Mike un ídolo que le podría significar, a ambos, un futuro brillante en la industria de los clubes de strippers. Sin embargo Mike tiene otros planes, ya no es el joven que solía ser, y planea emprender otros negocios personales para poder dejar el arduo trabajo que significa pararse en un escenario para satisfacer a cientos de mujeres. Pudiera interpretarse como que estoy siendo sarcástico, pero el paso del tiempo repercute dramáticamente en estos individuos. En el camino de Mike se atravesara el joven Adam, un Alex Pettyfer desaprovechado, el cual se convertirá en el nuevo integrante de la pandilla del club Xquisite, y en el evidente recambio generacional de Mike.

Como dato curioso les comentare que la historia esta basada en la adolescencia del propio Tatum, pues cuando este tenía apenas 19 años se convirtió en Stripper en un club en Tampa. Es evidente que el personaje de Pettyfer esta basado en Tatum y en el como este mismo veía con ojos soñadores e ingenuos un futuro más que prometedor como stripper profesional. El manejo que Soderbergh y el guionista Reid Carolin le dan a la historia es muy gratificante y va más allá de lo que a simple vista parecía ser: una película para mujeres. Tatum convierte a Mike “Magic” Lane en la esencia verdadera y significativa de todo este relato que pretende ser, de manera atinada, una crítica a la sociedad, de una manera muy disfrazada. Y es que ante la declive de su vida, ante un romance que no va a ningún lado y ante la aparición de un salvavidas en su vida, interpretado por la hermosa Cody Horn, Mike deberá empezar a madurar y pensar fríamente que desea hacer en su vida.

El espíritu del filme esta sustentado en la dualidad entre Mike y Adam, mientras que el primero va buscando la forma de escapar y afrontarse a la sociedad, el segundo se deja atrapar y querer por ese mundo de los desnudistas. Así somos testigos de la burla que la sociedad le hace a Mike, en esa genial secuencia del préstamo bancario, y en como se da cuenta el propio personaje que afuera de ese club de desnudistas no es absolutamente nadie. Todos sus sueños son vagas ilusiones, salvo uno en especial, la de encontrar en Brooke (Horn) una salida a una vida normal y centrada. No será fácil, pero es necesario si es que Mike quiere trascender y no quedar estancado en viejas glorias de un pasado que le forjo como individuo tan capacitado física y mentalmente como el resto del mundo a crecer en un mundo de reglas y restricciones.

Considero que Magic Mike es una película sumamente inteligente y maravillosamente bien dirigida y actuada, todos y cada uno de los personajes tienen un matiz único y una soltura dramática que les llevará por un camino que ellos mismos se forjaron. Pudo haber sido más redonda e inclusive profundizar en otros aspectos, pero creo que lo que vemos en pantalla es sumamente entretenido y que bien valdría la pena pagar un boleto para ir en compañía de tus amigos, novia(o) o familia. Esta no es una película solo para mujeres. No. Es una película para la gente que le gusta que le cuenten una buena historia.

Siempre he sostenido que un buen director puede realizar grandes películas que en primera instancia no dan para nada. Steven Soderbergh es de esos pocos cineastas dotados de talento que al momento de tomar un proyecto, cualquiera que fuese, siempre le saben dar un toque único y muy personal que potencializara todas las virtudes del producto y reducirá, o eliminara, los clichés o convencionalismos de la misma. Magic Mike es el claro ejemplo de todo lo que acabo de decir. El público varonil podrá argumentar, a primera instancia, que es una película sin ningún sentido ni mucho historia y que…
Sumamente inteligente y maravillosamente bien dirigida y actuada, una película para la gente que le gusta que le cuenten una buena historia.

Evaluación Criticón

General

Inteligente

Sumamente inteligente y maravillosamente bien dirigida y actuada, una película para la gente que le gusta que le cuenten una buena historia.