En la actualidad no causa confianza el nombre del director Ridley Scott. Su filmografía es una montaña rusa de grandes éxitos y también fracasos. No sabes que es lo que te va a tocar.  El director sin duda tiene talento, es solo que no ha logrado encontrar su nicho de historias, pero parece que por fin con ‘Prometeo’ y ‘Misión Rescate’, esta mostrando preferencias por el género de la ciencia ficción. Y le esta funcionando.

La trama del filme tiene como protagónico el botánico Mark Watney (Matt Damon), uno de los seis exploradores que merodean la superficie de Marte analizando rocas (en verdad, es todo lo que hacen). En el día Sol 19, ocurre una tormenta de arena que provoca la evacuación de emergencia de la tripulación. Obvio que en la ‘corretiza’ por llegar al cohete, algo sucede y abandonan a Mark porque piensan que esta muerto. El dilema es aterrador, considerando que la lucha por sobrevivir se realiza con limitados recursos (aunque ni tanto), en un planeta inhóspito y con una alta frecuencia al caos.

La historia del hombre que lucha contra la naturaleza es una narración presente en la mayoría de las películas. Básicamente casi todas tienen a su protagonista en algún momento de un filme enfrentando su mortalidad. Es ese temor a la muerte el que nos mantiene atentos a la acción. La diferencia esta cuando toda tu película gira alrededor de la misma temática, entonces debes de encontrar formas para ampliar una premisa que en otros casos se resuelve en minutos.

1E2FE3AD

Para que ‘Misión Rescate’ funcione, debe de crear una cadena de sucesos que Mark debe de solucionar, de lo contrario su vida esta en peligro. Es entonces que la narración convenientemente lo ubica en un tiempo que asume uno que es alrededor del año 2050, cuando ya existe la infraestructura necesaria para albergar un campamento en el planeta rojo, vehículos de transportación, trajes de alta capacidad de oxígeno y paneles solares súper eficientes. Si Mark se encontrara en tal situación en la actualidad; pues digamos que el libro en el que esta basada la película no alcanzaría ni a panfleto.

Ya resuelto el escenario, toca el turno a los actores para transmitir la veracidad de una situación hipotética. Matt Damon es una de varias razones para que la película funcione y podría haber sido la única si no fuera porque esta respaldado por el elenco del grupo de actores más confiables de Hollywood que no se conforman con ser relleno.

Después de Damon, quien más destaca es la bella actriz Jessica Chastain, en un personaje que canaliza la culpa que conlleva el mando de una misión espacial. Quizás no sea tan convincente en transmitir su aparente rango militar, lo que si demuestra es la amistad que tiene con este grupo de exploradores que deberán decidir entre el compañerismo o sus vidas. También tenemos a los altos directivos de la NASA interpretados por Chiwetel Ejiofor, Jeff Daniels, Kristen Wiig y hasta Sean Bean (confirmo que el Sr. Bean no muere). Creo que queda claro que talento sobra.

boom-Martian

Lo mejor es que esta vez Ridley Scott parece que se fue a un retiro, curso de actualización o de plano al Tíbet para inspiración, porque lo que consigue en ‘Misión Rescate’, sobrepasa lo que le creíamos conocer de él.  Al inicio, podemos ver que hace el uso de sus fortalezas como director al enfocarse la mayor parte del tiempo en un solo personaje y el seguir el hilo narrativo de la supervivencia. Él es especialista en lograr hacer que sus actores transmitan esa fuerza de voluntad necesaria para merecerse vivir. De las películas de su filmografía que he visto, me recuerda a ‘Black Hawk Down’, ‘Gladiador’, Alien , la trama del androide en Blade Runner y hasta en los científicos despistados de Prometeo. Casi siempre de alguna forma sus filmes tienen esa característica, y ya era hora que le sacará provecho.

El diseño de producción se ha vuelto otra de las fortalezas en donde Ridley está involucrado, en especial cuando se trata de tecnología espacial, el hombre esta a la cabeza. La mayor parte del tiempo estaba entretenido de como estaba organizado el campamento, los dispositivos y creo que la joya es el diseño de la nave que nos transporta a Marte (parece un condominio de lujo que incluye gimnasio). Claro que es entendible si un grupo de personas han de permanecer por años en un mismo lugar, al menos deben de incluir entretenimiento.

Lo más irreconocible de Ridley, es el optimismo con el que enfunda la película. Aún en las peores situaciones, no se llega al dramatismo extremo, o a la necesidad de la tragedia, siempre existe un aire de esperanza. Algo envidiable en la actualidad de reproducir.

Mision-Marte-conferencia

Esta historia es un producto de la globalización en que vivimos, en donde las barreras geopolíticas desaparecen con el noble fin de lograr salvar un individuo.  Desde el elenco multicultural, las locaciones internacionales y … hasta el gobierno chino con su imagen de potencia global ( que por cierto más vale que me vaya acostumbrando a ver China hasta en la sopa, porque ese mercado consume la basura que Hollywood no logra vender en otras partes); todo transmite la unión como especie en un objetivo.

Aún con todo el ingenio utilizado para lograr salvar a Mark, y los diálogos tan oportunos del libreto de Drew Goddard; los tecnicismos requieren ser diluidos y por lo tanto con cada problema se nos viene una explicación que logre hacer comprender a la audiencia lo que esta sucediendo. Es por eso que tenemos una variedad de montajes musicales, explicaciones con objetos, otros personajes interpretando; bueno, vaya que si se vuelve un ejemplo de las formas que tiene el cine de explicarnos la trama. Aunque a ratos parezca un episodio de Viaje a las Estrellas, con palabrotas de astrodinámica que esperemos a niños de la audiencia les encienda el apetito por la ciencia.

El final es predecible y por lo tanto es mejor ni tan siquiera pensar en ello. Ahora si que es la experiencia de la que debemos de estar agradecidos y no tanto el destino. Eso creo que quizás sea mi mayor lamento, aunque lo acepto porque viene incluido en el mensaje que se trata de propagar. Entonces nunca se traiciona pretendiendo ser una tragedia por el simple hecho de llamar la atención o buscar el impacto, es por eso que lo hace apetecible para la audiencia y por lo tanto a Hollywood que le gusta contar este tipo de historias.

Se que a muchos no les gustan las comparaciones odiosas, así que espero que no cometan el error de creer que es una versión de ‘Interestelar’. Quienes gusten de comparar, podrían hacerlo con el filme ‘Gravedad’,  y solo por el tema de sobrevivencia.

‘Misión Rescate’ los hará emocionarse e inclusive algunos llegar hasta la lágrimas. Es un auténtica sorpresa, tanto por el director, los actores y la fecha de estreno que por lo general no promete. Si pueden, denle una oportunidad.

En la actualidad no causa confianza el nombre del director Ridley Scott. Su filmografía es una montaña rusa de grandes éxitos y también fracasos. No sabes que es lo que te va a tocar.  El director sin duda tiene talento, es solo que no ha logrado encontrar su nicho de historias, pero parece que por fin con 'Prometeo' y 'Misión Rescate', esta mostrando preferencias por el género de la ciencia ficción. Y le esta funcionando. La trama del filme tiene como protagónico el botánico Mark Watney (Matt Damon), uno de los seis exploradores que merodean la superficie de Marte analizando rocas (en verdad,…
Contiene un libreto confiable al cual le saca jugo Riddley Scott, actuaciones de lo mejor de Hollywood y un mensaje de optimismo para la raza humana.

EVALUACIÓN CRITICÓN

Dirección
Libreto
Actuaciones

¡BOOM!

Contiene un libreto confiable al cual le saca jugo Riddley Scott, actuaciones de lo mejor de Hollywood y un mensaje de optimismo para la raza humana.