Mientras que la producción de la ceremonia no estuvo ausente de inconsistencias, fueron los ganadores y sus conmovedores discursos quienes salvaron de la mediocridad otra edición de los OSCARS.  Uno hubiera esperado algo mejor del maestro de ceremonias Neil Patrick Harris, con todo el historial que le conocemos, pero al final el contenido y de plano se ve que los productores no logran adecuarse a los tiempos. Hubo algunos chistes que funcionaron, otros solo nos hicieron perder el tiempo y musicales de a montón que parecen los Grammys.

Pero suficiente amargura, a continuación los mejores y peores momentos de los Oscars 2015.

Moving Pictures

LO MEJOR: EL INTRO MUSICAL (PARA VARIAR)

El intro de Neil Patrick no habrá sido ‘legendario’, pero tampoco fue un fracaso. En parte agradezco que se haya puesto a cantar, al final sobresale sobre el resto de la terna de conductores, y el verlo lucirse con los trucos visuales nos ofrece ese aspecto espectacular que se requiere para iniciar. El inconveniente estuvo en que no le hizo homenaje a los estrenos actuales y se dedico a repartir halagos de películas que se han vuelto clichés de Hollywood: ET, El Padrino, Star Wars. De todas formas un aplauso para lo que prometía ser una gran noche.

LO PEOR: LOS CHISTES FORZADOS DE NEIL

Todo el tiempo perdido en las predicciones o mejor dicho en ver a Viola Davis sin saber que hacer ante la insistencia de Neil. El chiste con la cajita nunca cuajó, es más se prolongo tanto al grado que descubrimos una faceta de Neil que no conocíamos: la del fracaso.

LO MEJOR: PATRICIA ARQUETTE NO DESPERDICIA SU DISCURSO

Lo más que me esperaba eran unas cortas palabras de agradecimiento, conociendo la personalidad de la actriz que no se caracteriza por su emotividad. Sin embargo, conforme leía su discurso este se transformó en uno de lucha y de reclamo. Quizás el mensaje de igualdad en salarios no sea tan familiar en nuestros países latinoamericanos, pero hay que reconoce la tenacidad de la actriz para hacer algo útil con un discurso que sabía tenía que dar.

Pawel Pawlikowsk

LO PEOR: AHUYENTANDO LOS DISCURSOS DE LOS GANADORES CON LA ORQUESTA

Vergonzoso lo que le hicieron a Pawel Pawlikowsk. El pobre hombre ofreciendo el discurso de su vida después de haber ganado por Mejor Película Extranjera y como siempre la orquesta tiene que arruinarlo con su incesante sonido (si deberás no tienen tiempo, recorten tanto musical innecesario). Y aún así, el director siguió con su merecido agradecimiento, con todo y el aplauso de la audiencia casi incrédula ante el acto de rebeldía.

LO MEJOR: LA INTERPRETACIÓN DE LA CANCIÓN GANADORA ‘GLORY’

Con lágrimas en los ojos, ovación de pie y de plano con la piel de gallina es como nos dejó la interpretación de la mejor canción original. No se necesita ser fanático de los artistas Common y John Legend, para apreciar lo que fue sin duda la mejor canción del año.  Fue como una cachetada con guante blanco para quienes dudaron del mensaje del filme ‘Selma’, al no reconocer el elenco, o mejor dicho, a David Oyelowo por su interpretación del gran Martin Luther King.

LO PEOR: GRANDES HÉROES TRIUNFA COMO MEJOR PELÍCULA ANIMADA

Ese premio tiene un asterisco gigante del tamaño del robot malvavisco, en donde debe de especificar que todo fue gracias a que ‘La Película Lego’ ni tan siquiera fue nominada. La Academia ha perdido credibilidad y se puso un anuncio gigante que esta a la orden de lo que mande Disney.

EDDIE REDMAYNE oscars

LO MEJOR: EL WOW DE EDDIE REDMAYNE

No te queda más que sonreír ante la risa tipo Dr. Frink que sin querer le salió al momento de ver una y otra vez su premio como si fuera un sueño. Es cierto que todos esperábamos a Michael Keaton, pero no era su noche. La interpretación de Eddie llega a tal grado que te hace llorar.

LO PEOR: UN AGUJERO NEGRO SUPERA A LOS SIMIOS

Es increíble que el crear simios digitales con movimientos realistas no sea suficiente para llevarte un galardón como el Oscar. Algo ha de existir en la iluminación de ‘Gargantúa’ que sedujo a la Academia o las imágenes dentro del Teseracto. Quien sabe, es otro misterio sin resolver.

LO MEJOR: MANTENTE EXTRAÑO

Gran mensaje nos regaló Graham Moore al revelar su intento de suicidio en la adolescencia solo porque se sentía diferente y que ahora aprecia sus diferencias porque lo hace especial. Mejor aún su invitación a todos quienes se sienten extraños para lograr el éxito y cuando lo logren sentirse orgullosos de ser únicos.

Irranitu Oscars 2015

LO PEOR/MEJOR: LOS CALZONES DE IÑÁRRITU Y LOS MEXICANOS DE MÉXICO

Acabas de ganar uno de los mayores reconocimientos de tu carrera y lo arruinas con un chiste de calzones. En serio, si no fuera porque compone su discurso agradeciendo a medio mundo, e inclusive mencionando la situaciones de los mexicanos, casi se hacía acreedor a peores insultos que el Peña Nieto. Que por cierto le agradeció, como si me importara. De todas formas, compone su discurso y se agradece que utilice la plataforma para pedir por los derechos de los migrantes.

LO MEJOR: EL CHIVO ES BICAMPEÓN

Es un reconocimiento a todos los años que lo ignoraron y todavía me duele que no haya ganado por ‘El Árbol de la Vida’. Es uno de los mejores fotógrafos en existencia a tal grado que va en camino a convertirse en leyenda. Como dijo Iñárritu: “Eres el artista de nuestra generación”.

Lady Gaga 2015

LO PEOR: EL TRIBUTO PARA LA NOVICIA REBELDE

No tengo nada contra la interpretación musical de ‘Dear Lady Gaga’ o el reconocer a que Julie Andrews jamás envejece, pero ya es tarde y todavía los productores deciden incluir otro musical para inflar el tiempo de duración de la ceremonia. En serio, esto no es Broadway. Tal número se vio forzado, excesivo y de plano innecesario.

LO MEJOR: EL AMOR PARA HOTEL BUDAPEST

Es difícil que una película con un estreno de un año todavía sea relevante como para arrasar en los premios técnicos. Todos completamente merecidos, inclusive la sorpresa del premio a mejor banda sonora. Tristeza por Wes Anderson que sigue siendo ignorado, más no olvidado.

LO PEOR: EL EGO DE HOLLYWOOD TRIUNFA CON BIRDMAN

Mientras existe felicidad patriótica por el triunfo de Birdman, es triste que se favorezca el compadrísmo y no el talento individual de Hotel Budapest, Whiplash o Boyhood. Es evidente el poder de la casa productora, los directivos y la afinidad con que Irráñitu se adapto al gremio. Los premios de mejor director, guión original y película son excesivos.