Acudí a ver esta película más por una insistencia familiar, mi hermana estaba obsesionada, que por una decisión personal. Curioso pues se trataba del nuevo trabajo de Rodrigo Córtes, responsable de la formidable Sepultado, pero honestamente no encontraba su nuevo trabajo algo llamativo, a pesar de ya tener una colaboración hollywoodense, y además las pésimas críticas que había recibido en suelo norteamericano no avalaban mucho un visionado en salas de cine. En realidad poca o nula idea tenía acerca de la trama misma, mejor, supongo, pues me podría llevar una grata sorpresa, o en el peor de los casos, los más comunes, me encontraría con un material irrelevante. Afortunadamente fue la primera opción.

Poderes Ocultos, ridículo titulo para el acertado Red Lights, nos presenta la historia de Margaret Matheson, interpretada brillantemente por Sigourney Weaver, la cual es una investigadora de actividades paranormales. A su lado tenemos a su ayudante, el físico Tom Buckley, un Cillian Murphy sólido y carismático, el cual admira a Margaret al ver la determinación que la misma tiene al intentar buscar un significado subjetivo y coherente ante los sucesos paranormales que ocurren en el mundo. Ambos tratan de descubrir y desmentir todos los fraudes que ocurren perpetrados por psíquicos y supuestos “videntes” que usan una falsa fe y habilidades extraordinarias para realizar “milagros”. Cada suceso tiene una explicación lógica, ¿no?

Sin embargo tanto Margaret como Tom verán confrontadas sus dudas y creencias cuando se enfrenten al poderoso, y famoso, psíquico Simon Silver, al cual da vida un maravilloso Robert De Niro. Los poderes y supuestos actos milagros de Silver ponen de patas arriba a la ciencia y dejan evidenciar que lo extraordinario es posible, un acto de un ser supremo. ¿Será posible esto? Eso es lo que pretenden descubrir nuestros dos protagonistas, a los cuales se les unirá un tercero, una estudiante muy interesada en la labor de ambos, interpretada correctamente por Elizabeth Olsen. Entre los tres intentarán probar que Silver es un fraude y que no existe tal cosa como lo milagroso.

Comprendida la premisa, Córtes es muy hábil, que es muy diferente a pretencioso, pues toma la historia desde un punto de vista general, del público, cuando en realidad lo importante esta en los pequeños detalles, mostrados en más de una ocasión en pantalla. Un profesor cierto día nos hablo de la retórica como medio audiovisual, y nos sentencio atinadamente que cuando la cámara te muestra cierto objeto más de una vez en una película, es debido a que ese objeto es relevante para la historia mismo, algo tiene que contar y esconde un significado relativo a los acontecimientos que se nos presentan. Poderes Ocultos es un ensayo de retórica bien usada y con un fin especifico : sorprender, pero siempre de forma lógica. Y muy coherente. No deseo, ni tengo intención, de darles spoilers acerca de la película, pues ahí radica su punto fuerte, solo les recomendare que la vean en más de una ocasión y analicen a fondo el personaje de Murphy, así para cuando llegue el tramo final, muy apresurado, eso debo reconocer su principal error, habrán de reconocer la genialidad que acaban de ver.

Si bien para algunos de ustedes Poderes Ocultos podrá ser un fraude absoluto, mi compañero Cristóbal tiene sus dudas razonables, en mi opinión personal la considero un logro argumentativo y de dirección por parte de Córtes, una vuelta de tuerca que no suena descabellada si tomamos en cuenta y analizamos uno por uno todos los elementos que se nos son presentados durante el transcurso del metraje. Las actuaciones de Weaver, Murphy y De Niro también ayudan a fortalecer el arco argumental de la historia, amén de brindar, cada uno de ellos, su respectiva escena dramática no solo bien fundamentada sino atinadamente bien librada. No esperes algo de terror o suspenso por acá, pues las tiradas son muy distintas a lo que podría suponer la primera secuencia. Córtes hace exactamente lo mismo que Shyamalan en El Sexto Sentido, y no chicos, ningún personaje esta muerto; al dar un giro al final pero justificado por todas y cada una de las acciones que los personajes realizaron.

Recomiendo Poderes Ocultos como una interesante y muy entretenida propuesta en las salas de cine. Valdrá la pena verla un domingo en plan familiar o con amigos. No es que tampoco sea una maravilla o la película del año, las cosas como son. Pero si es un inteligente ejercicio fílmico que les hará salir del cine “pensando”. Y eso señores ya es una ganancia y un logro tremendo. Podrá o no gustarles, es obvio, pero les suplico que antes de emitir un juicio apresurado, se detengan a analizar profundamente lo que acaban de ver, junten las piezas y argumenten. Esto es cine, y no es nuevo que tratan de engañarte. Lo interesante es como van a tratar de hacerlo.

Acudí a ver esta película más por una insistencia familiar, mi hermana estaba obsesionada, que por una decisión personal. Curioso pues se trataba del nuevo trabajo de Rodrigo Córtes, responsable de la formidable Sepultado, pero honestamente no encontraba su nuevo trabajo algo llamativo, a pesar de ya tener una colaboración hollywoodense, y además las pésimas críticas que había recibido en suelo norteamericano no avalaban mucho un visionado en salas de cine. En realidad poca o nula idea tenía acerca de la trama misma, mejor, supongo, pues me podría llevar una grata sorpresa, o en el peor de los casos, los…
Es un ensayo de retórica bien usada y con un fin especifico : sorprender, pero siempre de forma lógica.

Evaluación Criticón

General

Para pensar

Es un ensayo de retórica bien usada y con un fin especifico : sorprender, pero siempre de forma lógica.