Sobre Nosotros

Somos otro blog de cine de entre tantos que busca hacer la diferencia entre la basura y aquello digno de ser comentado, discutido y defendido.

Nacemos de la necesidad de tener un espacio de libre expresión en donde podamos hablar sobre nuestro amor al cine. Desde el niño que acaba de ver su nueva película favorita (que por cierto cambia con cada estreno), el adolescente que busca adrenalina, el adulto no tan conocedor o el especialista que ha visto lo último del cine menospreciado. Todos son bienvenidos.

Nuestra historia es algo compleja porque no somos tan nuevos en este asunto como ha de parecer. La aventura comenzó cuando un individuo llamado Cristóbal repleto de coraje decide realizar una breve crítica de misera cantidad o contenido (si es que se le puede llamar así). Con el paso del tiempo lo que inicio como un pasatiempo se volvió a momentos en una obsesión porque de pasar del rústico Bloguer con todo y sus limitaciones , este individuo aprendió un poco de programación, compró hospedaje web y hasta pago por una dirección de internet.

Sin experiencia o nociones extremas de cine, fue la sinceridad y el sentido común lo que se impuso hasta contar con el apoyo de un pequeño, pero activo grupo de seguidores en Facebook y Twitter. Con la premisa de respeto a las opiniones y cero censura (aún cuando sean adjetivos calificativos), es como se gano la simpatia de un público que valora la libre expresión y la responsabilidad que ello trae.

Fue a finales de 2011 que con la participación de Josué el blog inició un continuo proceso de mejoras tanto de calidad como de contenido. Su estilo único de redacción, conocimiento cinematográfico y sobre todo su habilidad para valorar el cine de arte al igual que el hollywoodense, dio paso a una variedad editorial que ayudo más al blog a establecerse como el favorito de varios de nuestro estimados fans.

Fueron tiempos en donde las visitas a cada día aumentaban, no nos dabamos abasto con los comentarios , todo marchaba viento en popa hasta que Google cambió las reglas del juego. Con el paso del tiempo las visitas al sitio disminuyeron porque en el motor de busqueda no consideró a nuestro sitio relevante. De pasar a las primeras posiciones en la primera página llegó a de plano ignorarnos.

El nombre de Pinche Película que tanto consideraba como orgullo para el blog paso a ser tóxico para un Google que lo controla todo. El esfuerzo por mejorar tal situación fue inútil y después de un año y medio de lucha constante se llegó a la conclusión de cerrar un ciclo para dar inicio otra aventura llamada Cinéfilo Criticón.

Es así mi estimado lector que llegamos a la actualidad en medio de dudas y entusiasmo que nos brinda la oportunidad de iniciar de nuevo. Esperamos que este humilde sitio sea de su agrado y sólo le pedimos de favor que se sienta libre de escribir cualquier inquietud sea positiva o negativa de nuestro trabajo o de nuestro gran amor al cine.

Esto apenas comienza, porque las segundas partes también son exitosas.