Quizás hayan escuchado de esta humilde película que desapareció repentinamente de la cartelera nacional. En serio, creo que si duró dos semanas, fue demasiado. El rechazo de la audiencia fue rotundo y no creo que ni el que aparezca en varias listas de nominaciones vaya hacerlos cambiar de opinión.  De todas formas, es un filme que no me puedo perder y que debo de compartir mis pensamientos.

Antes, tengo que aclarar que no he tenido el gusto de ver la versión con el actor Ashton Kutcher, por lo tanto, no habrá comparaciones al respecto. Aunque si me deja cuestionando la terquedad por narrar en una película la vida de Steve Jobs. ¿De verdad hay tantos que veneran su Iphone como para producir una película? Al parecer no.

Si uno mira los créditos de inmediato supone que ha de ser un rotundo éxito, infinidad de premios y promoción al máximo. Si no fuera porque la película no se da a querer. Los creadores imponen sus condiciones y te exigen el máximo funcionamiento de tu masa encefálica. Si uno como audiencia esta acostumbrada a lo mismo de siempre, se llevarán una sorpresa.

Pelicula-Steve-Jobs

La trama se desarrolla en tres diferentes periodos de tiempo en la vida de Steve Jobs. Dos de ellos coinciden con los lanzamientos clave de las computadoras Apple, y el otro con el fracaso que fue el semi-cubo NeXT, la mítica computadora que tanto deseaba Jobs, pero que costaba tanto, era impráctica y un berrinche de parte de su creador. En medio de la euforia de las ceremonias en donde se da a conocer al mundo los nuevos productos, es que la vida personal del genio de la mercadotecnia insiste en atacarlo desde el plano familiar, profesional y hasta psicológico. Ahí está su película.

El libreto del famoso guionista Aaron Sorkin, no tiene piedad del mortal que apenas logra desenvolverse entre Twitter y Facebook. Los diálogos están saturados de datos, cifras, términos de informática, y en muchos casos de historia no contada digna del concurso de televisión Jeopardy. A eso, hay que agregarle la velocidad con la que se desarrolla la película, en donde Kate Winslet no estaba bromeando cuando al recibir su Globo de Oro por mejor actriz de reparto, declaró que Sorkin estaba loco al escribir tales diálogos.

Jobs-Wozniak Garage

El aclamado director Danny Boyle, tampoco hace mucho para desmenuzar tanto conocimiento. Más bien, está atrapado entre tanta información, e hizo lo que pudo. Una que otra ocasión logra a través de la técnica del flashback explicarnos los detalles, o en forma artística en una escena existe la imagen de un cohete para darnos a conocer de lo que se habla, pero no es suficiente. Si tan solo hubiera puesto un alto a tanto conocimiento. Si, es interesante. Si, es hasta fascinante. Pero llega un punto en que se siente que algunos datos son solo para lucirse, para presumir que Sorkin es un genio, para darle el adjetivo de ser un filme inteligente, diferente, hasta innovador en relatar la historia del hombre que hizo historia. ¿Pero saben lo que tienen? Un ladrillo que la mayoría de la audiencia despreció en la primera semana.

Agradezco la valentía para presentar este filme sin consideración a su audiencia, pero creo que se les paso el picante en la sopa. Hubo momentos en donde no podías voltear porque perdías el hilo de la trama. Si en verdad, se llega al extremo porque inclusive para hacer más emocionante su filme, a Boyle se le ocurre pisar el acelerador y la mayoría es un incesante clímax de gritos entre actores, y más bien, es por ellos que uno sigue pegado al asiento. Es el carisma de los actores, su presencia en pantalla lo que hacen que varias escenas se vuelvan emocionantes, y no una producción barata por su limitado uso de locaciones, aún cuando nos hacen recordar el vinculo del cine con el teatro.

SJobs

Las nominaciones que ha recibido como mejor actor Michael Fassbender, en su interpretación del mítico Steve Jobs, son un reconocimiento a su esfuerzo. No falta mucho para llenar su casa con chatarra dorada. Nunca logras sentir que esta fingiendo, o que se está esforzando con tanta palabrería. Es increíble como logra recrear el espíritu de un genio con grandes ideas, tan desafiante y despreciable a la vez con todos quienes se arriesgaron a amarlo. Una escena, tras otra es ver como destruye todo vinculo afectuoso como si se tratara de un robot con el único objetivo de ser famoso. Si algo me queda claro de este filme, es que a Jobs lo gobernaba su tremendo ego y Fassbender se asegura de lograrlo.

En el debate sobre el filme entre Josué y su servidor, me esforzaba por hacerle ver lo increíble que es la película. Que a pesar de ser un ladrillo de información, se tenía el respeto de tratar a su audiencia lo suficientemente inteligente para seguir la trama. Hasta que me hizo ver el defecto fatal de manufactura: el protagonista no tiene desarrollo y por lo tanto una conclusión satisfactoria. Los tres periodos de tiempos son prácticamente lo mismo, con diferentes personalidades, pero que termina en la misma tesis del genio despreciable que se hace famoso por su ego. No hay redención, disculpas o momento de reflexión; todo hasta el final permanece igual y queda en nosotros juzgar si valió la pena.

La cinta de ‘Steve Jobs’ es sin duda una colaboración de los mejores artistas que tiene el cine (si hasta Seth Rogen como Steve Wozniak pone su granito de arena), y se merece cualquier nominación que reciba, aún cuando haya perdido la batalla que importa con la mayoría de la audiencia.

Quizás hayan escuchado de esta humilde película que desapareció repentinamente de la cartelera nacional. En serio, creo que si duró dos semanas, fue demasiado. El rechazo de la audiencia fue rotundo y no creo que ni el que aparezca en varias listas de nominaciones vaya hacerlos cambiar de opinión.  De todas formas, es un filme que no me puedo perder y que debo de compartir mis pensamientos. Antes, tengo que aclarar que no he tenido el gusto de ver la versión con el actor Ashton Kutcher, por lo tanto, no habrá comparaciones al respecto. Aunque si me deja cuestionando la terquedad por…
Nos lleva en un viaje de información que termina en el mismo vacio emocional de su protagonista.

Evaluación Criticón

Dirección
Actuaciones
Libreto

Incompatible con emociones

Nos lleva en un viaje de información que termina en el mismo vacio emocional de su protagonista.