Después de la exagerada reacción respecto a un traje robótico (que agradezco el que haya sido falso), se habrán dado cuenta con ese y varios comentarios realizados a lo largo de Facebook, que no tengo demasiado interés al proyecto Batman/Superman.

Esta semana para beneplácito de varios fanáticos, el director Zack Snyder dio a conocer en su cuenta de Twitter un par de imágenes en blanco y negro del nuevo batimóvil y la nueva imagen que tendrá el innombrable Ben Affleck en su interpretación del nuevo Batman.

No existe nada que apelar al diseño que tiene a varios babeando y hasta me da la impresión que sirve de homenaje a miles de jugadores de videojuegos que han disfrutado de la serie Arkham. Aunque en otras páginas ya existen comparativos y análisis de la inspiración sobre el traje, lo cierto, al menos para mi, estos aciertos en los diseños solo pueden complacer a los puristas, porque hasta el momento a dejado mucho que desear en otros aspectos mucho más importantes.

Batman Ben Affleck

No tengo confianza en el director Zack Snyder. Lejos de su exquisito estilo visual al cual respeto, admiro y hasta cierto punto es único; en lo que respecta al manejo de las escenas es pésimo. Sigue la escuela de pensar en explosiones como fuente de emoción, sin importarle sus personajes. A él dale en papel una gran batalla y te la hace realidad. Lo que no puede es con los personajes, todos son igualmente grises, siguen un patrón de estoicidad que raya en lo robótico, o se va al extremo con personajes sobreactuados que te preguntas de que carnaval salió.

Estoy preocupado porque esta película puede ser el punto final a una saga que revivió de milagro de las manos de Christopher Nolan. Con tanto superhéroe rondando por todas partes, es cuestión de tiempo para que el público comience a sentir aburrimiento, o peor, ser crítico de las producciones a niveles que pueden mandar cualquier mediocridad al fracaso financiero.

El Hombre Araña con todo y su calificativo de sorprendente solo alcanzó ingresos decentes por su dependencia a una feroz mercadotecnia, y perdónenme, pero hasta el ‘Hombre de Acero’ no convenció del todo al quedarse corto de romper récords y sin contar los ajustes a la inflación; entonces este reboot no es del todo convincente. Con la novedad perdida sobre el regreso de Superman a la gran pantalla, ahora agregan los integrantes de la liga de la justicia para todavía ser relevantes cuando al final del día es la trama de la película, las actuaciones y el talento del director quienes salvan las películas del fracaso: la troika perfecta. No una sobreexplotación de personajes que sirvan para vender juguetes.

Batman Daredevil Affleck

Hasta ahora no veo nada que me indique que algunas de esas tres características estén cubiertas. No hace mucho se escuchaba de un retraso en el estreno porque no se ponían de acuerdo en el libreto; ni que decir del elenco de actores que van desde lo polémico, hasta lo escandaloso, o de plano con ver los ratings mediocres que tiene Zack Snyder con sus otros proyectos que me llevan a preguntar: ¿qué poder sobrenatural llevó a Warner Brothers a cederle el poder sobre dos figuras icónicas que trascienden en la cultura popular? Ahora si, ¡que alguien me explique!

Debo de admitir que suena exagerado que esto sea un fracaso anunciado, después de todo se tiene la maquinaría de la mercadotecnia para hacer de cualquier porquería algo que recupere su costo de inversión. Además, que ahora con los ingresos internacionales es difícil tener un ‘John Carter’ ,y más bien terminas con un ‘Pacific Rim’ que gracias a los ingresos de China le permitió salvarse del desastre financiero.

Es cierto que falta mucho todavía para darnos una idea que clase de película será, y como en varios otras ocasiones el tiempo decidirá si Bat-Affleck será una revelación que haga temblar los cimientos del personaje de Bruce Wayne, o nos traume con su acostumbrado semblante de cero procesamiento de datos.