PIXAR ya me está empezando a preocupar con sus secuelas innecesarias.

Hace años recuerdo entrevistas con John Lasseter sobre el potencial de algunas secuelas y aclaraba que Toy Story 2 nació de la necesidad de volver a contar una buena historia. Varios años después, dicha saga es ahora una trilogía y para colmo una de las peores películas (pero todavía recomendable) recibe una secuela que dejo mucho que desear. Por supuesto que estoy hablando de Cars 2.

Ahora tenemos una precuela innecesaria a lo que se puede valorar como una tierna historia de amor entre un monstruo y una niña, con las aventuras escolares de Mike y Sulley. No es por negarme a las posibilidades, puede ser un agradable rato en el cine, pero me pone a pensar que ya no tienen ideas.

El tráiler no hace mucho para distinguir entre cualquier otra producción y lo que PIXAR nos tenía acostumbrados.

Espero sinceramente estar equivocado.