Es el momento del año en que debo de agradecerles a todos ustedes el apoyo que ha recibido este humilde blog.

Es inevitable ser igual o peor a un ganador del Oscar con discursos de agradecimiento a personas que nadie conoce.

Estaría mintiendo decir que este año ha sido fácil, pero también afirmar lo contrario sería una exageración.

La falta de contenido sigue siendo uno de los mayores talones de Aquiles que tiene el sitio. Por más que me esfuerzo no me es posible actualizar tan seguido el blog. Es por eso que agradezco mucho el apoyo que me proporcionó  Enrique S. a inicios del año con sus críticas que aún tienen un buen número de comentarios y seguidores.

El mayor reto vino en el mes de junio con la saturación del hospedaje que me obligó a cambiar de compañía. De nuevo estuvimos un par de días fuera del ciberespacio, pero el esfuerzo al menos valió la pena, porque desde entonces ya no han vuelto esas odiosas ausencias.

Recientemente cuento con la asistencia de Josue, quien respeta el cine como una forma de arte y no como máquina de dinero. Así que como verán en sus críticas, no se anda con medias tintas dando su aprobación a cualquier estreno. Espero que la experiencia le sea de su agrado al igual que para ustedes sus artículos.

Para hacer más dinámico el asunto y que no sólo sea una comunicación de una sola vía, he agregado la opción para que puedan calificar el artículo o crítica en la parte inferior del sitio. En estos tiempos donde el Twitter es el es manda y no hay tiempo para llenar un formato de comentarios, está herramienta será útil para valorar nuestro trabajo.

No puedo dejar de agradecerles a todos ustedes por sus siempre bienvenidos comentarios. No siempre podremos estar de acuerdo, es por eso que existe la libertad de que ustedes expresen sus opiniones sobre la película  y del artículo que estuvieron dispuestos a perder su tiempo en leer. También estoy orgulloso de la calidad en los comentarios con los que muchos de ustedes han contribuido, de la civilidad con la que algunos han respetado las opiniones de los demás (hay excepciones, como en todo) y sobre todo la emoción con la que muchos de ustedes expresan su gusto por el cine.

El siguiente año es uno de retos, donde la constante es mejorar el contenido y la experiencia de visitar el sitio. Así que los cambios no se detienen y como podrán notar muchos de ustedes, desde hace un mes que se ha cambiado la imagen del blog después de más de un año sin hacerlo. Lo cual ya era justo y necesario.

No puedo dejar de agradecerles a todos quienes visitan el sitio con frecuencia, a quienes por primera vez nos visitan y a quienes critican y alaban nuestro trabajo.  Muchas, muchas gracias.