Si Radio AMLO lo patrocina en su página web, entonces es clara indicación de las tendencias que ha de tener el documental. Aún así no deja de interesarme la explicación que Lorenzo Hagerman pueda darnos sobre el proceso electoral que causó que México se dividiera en dos.

Lo que no puede pasar desapercibido es el momento en que se decide estrenar la obra, a dos días de las elecciones del Estado de México, en donde se supone será un reflejo para las votaciones presidenciales del 2012. ¿Es acaso un intento por influir en los votantes haciendo del PRD de nuevo en una victima del famoso complot que conspiro para que Andrés Manuel  perdiera las elecciones de 2006?

Espero que no sea de nuevo objeto de censura, porque eso de que las últimas dos cintas mexicanas hayan aparentemente sufrido de tal acto se está volviendo costumbre.