abril 2010

Crítica: Plan B

Protagonistas de la película El Plan B

Me pareció interesante la premisa de está película. Después de todo, no es muy frecuente que una mujer descubra a su hombre ideal justo cuando se acaba de realizar una inseminación artificial, por lo general ocurre lo contrario.  El atractivo que representa Jennifer Lopez fue un aliciente más para asistir al cine y ver el proyecto que ha hecho que vuelve la actriz a la pantalla grande.

El gran problema que tiene está cinta es tratar de rellenar la mitad de la duración de la misma con situaciones recicladas de mejores comedias románticas. Se nota claramente el esfuerzo por buscar hacernos reír  y en muchas ocasiones no funciona, lo que hacer ver la falta de material más allá de la prometedora premisa.

La pareja protagónica  de Jennifer Lopez y Alex O ‘Loughlin funciona lo suficiente para soportar la duración de la cinta, reconozco que los actores hicieron todo lo posible para que funcionara el proyecto. En especial Jennifer Lopez que en varias escenas se convertia en una empalagoza de la camára por mostrar carisma – creo que nadie le ha avisado que no era necesario-.

Es en la segunda mitad cuando el problema entre la pareja se presenta y por fin se fundamenta la razón de ser de está cinta. Aún así no logra disfrazar su  intento por buscar situaciones cómicas para rellenar el asunto con un grupo de madres solteras y un parto en vivo, con todo y lo que implica.  Es por eso que las escenas resultan fuera de lo normal, nada común y lo que vemos en pantalla se debe tomar como una fantasía  – con todo y su perro traga pruebas de embarazo-. Aún con el problema principal del que se supone se debe de solucionar, lo sorprendente es que la cinta logra mostrar escenas aburridas que hacen prolongado el asunto.

Pero existe un aspecto positivo que me agrado demasiado y es que después de que Stan (Alex O ‘ Loughlin) conoce la verdad del asunto casi desde el inicio en que comienzan los síntomas del embarazo, decide continuar con la relación y comenzar un proceso de descubrimiento mutuo entre la pareja para lograr superar la peculiar situación. Que luego exista un pretexto absurdo que los separe en un ejemplo más de mi frustración con está cinta por prolongar la duración, que en serio hubiera sido mejor que haya sido un cortometraje. Fácil todo el problema hubiera sido resuelto en 40 minutos o menos y no se hubiera roto el cerebro la guionista Kate Angelo por inventar personajes cómicos o situaciones absurdas.

Crítica: Ciudad de Tormentas

Matt Demon protagonista en Ciudad de Tormentas

El director Paul Greengrass regresa de nuevo con una película difícil de digerir para aquellos que no son fanáticos de la geopolítica, pero con ideas interesantes sobre los motivos errados que llevaron a los Estados Unidos ha crear el conflicto bélico de Irak.

El filme contienen escenas de acción para aquellos cansados de los dialógos plagados con nombres extranjeros y el incensante código «Magellan», quien resulta ser un informante ultra secreto con el cual se fundamento toda la operación militar. Roy Miller (Matt Damon) es un oficial del ejercito harto de localizar sitios equivocados y sin supuestas armas de destrucción masiva que fundamente la pérdida de vidas humanas, decide investigar más allá de lo que su capacidad le permite.

Claramente filmada la cinta durante las horas de día, pero confusa en escenas de noche con el patentado estilo del director por mover la camára incesantemente; es lo que más recuerdo de la experiencia mareadora mientras perseguimos al objetivo por los laberintos de calles de Bagdad. Es desgastante que dicho director no aprenda de las películas Bourne y descubra la maravilla de un tripie para sostener la camára para entender la acción. Afortunadamente, el que a uno le duela la cabeza no es todo lo que la película ofrece, aún con un guión que sigue la desgastada fórmula de conspiración secreta con un objetivo necesario para desenmascarar tal operación, se vuelve intesante la crítica que hace al gobierno de Bush porque utiliza elementos reales para fundamentar la ficción.

Raro ver que los norteamericanos no son los héroes de la película, si no una fuerza desestabilizadora en un país fraccionado en diferentes grupos étnicos. Si bien , existe personas en contra de dicha operación , la cinta aclara en una conversación de los protagonistas, que es la mayoría la que aprueba de dicha destrucción y lo frustrante es que aún no se conocen los verdaderos motivos.

La escena donde se reunen los líderes de Irak para llegar a un acuerdo de gobierno, es uno de los mejores ejemplos visuales de las consecuencias mal calculadas por parte de la inteligencia. Quizás el mayor de todos haya sido la falta de negociación con las fuerzas del ejercito de Irak, quienes según la cinta, no les agradaba el régimen y estaban ansiosos de llegar a un acuerdo con Estados Unidos y así ser incluidos en la política del país.

La actuación recatada de Matt Damon fue la acertada, de lo contrario se hubierá vuelto un fastidio andarlo escuchando mientras busca la verdad. Sus expresiones faciales son la que hacen el trabajo todo el tiempo y sus acciones hablan más de sus actitud que cualquier pedazo de diálogo.

Muy difícil para el público estadounidense aceptar está pel¡cula que crítica lo que muchos estuvieron y aún están de acuerdo, para nosotros que lo vimos de lejos será como un pedazo de ficción con trozos de veracidad del libro Imperial Life in the Emerald City.

Crítica: Dos Inútiles en Patrulla

Es difícil que la comedia sea del agrado de la mayoría. Cuando logra una cinta de este género ser exitosa, es porque logró cautivar a la diversidad de público que va a las salas de cine, y aún así no falta aquel que no concuerde.

Estamos acostumbrados a dos tipo de comedia: la inocente, de la cual muchos niños disfrutan con las caricaturas del Chavo del 8 y por el otro el liberal que se vale de cualquier intimidad, por más grotesca que sea, para buscar la risa culpable del auditorio. Este último, es el más utilizado durante la cinta que hace todo lo posible por hacerte reír. No estoy en desacuerdo por utilizar dicho estilo de humor, es más , existe películas como Loco por Mary o American Pie que lograron su objetivo.

Juntar a Bruce Willis y Tracy Morgan para que fueran los protagonistas de la película debió de haber sido una excelente idea. Por un lado tenemos la seriedad de Willis, con su innegable carisma , sólo por posar su personalidad en la cámara; y por el otro tenemos a Morgan que por lo visto fastidia demasiado al tener el control de un buen director y un excelente guión.

‘Dos Inútiles en Patrulla’ es la típica historia de dos policías suspendidos por su jefe, pero que durante su largo castigo se enfrentan a sus problemas personales. A Jimmy le roban su valiosa tarjeta de béisbol con la cual piensa pagar la gran boda de su hija y que por azares del destino lo lleva dentro de su ardua investigación a descubrir una banda de tráfico de drogas.

Durante el transcurso de la película tenemos un sin fin de conversaciones que nos dan a conocer la personalidad de los protagonistas, las razones por las que han estado juntos 9 años me son inexplicables. Es el guión con chistes fáciles el que destruye la regular química que existe entre la pareja de policías, además del incontrolable Tracy Morgan el cual hasta se esfuerza demasiado al estar en el teléfono móvil. Es tan pésimo el material con el que los actores deben de trabajar que hasta Sean William Scott, con el cual hemos visto en varias cintas y tenemos garantizadas risas, no logra más que dar lástima.

La cinta está repleta de estereotipos de gángsters mexicanos, interpretados por actores que ni tan siquiera pueden expresarse con un castellano decente. El villano principal se la pasa recitando amenazas enfrente de una iglesia católica, en donde al parecer son sus oficinas personales, sólo le falta el bigote de malvado. Seguro que el guionista decidió elegir a la minoría latina, de lo contrario Tracy Morgan no hubiera protagonizado si la banda delictiva hubiera sido de afroamericanos.

Los motivos de Ana de la Reguera para estar interpretando un papel lejos de sus capacidades actorales, sólo ella lo ha de saber. Es posible que siga la ruta de Salma Hayek que también se tenía que conformar con papeles como el que interpreto en Wild Wild West. Al menos sus breves diálogos fueron en castellano para evitar hacer más el ridículo.

Crítica: Una Noche Fuera de Serie

La comedia al estilo norteamericano es difícil de entender, más cuando hacen referencias a terminos que sólo ellos conocen. Por algo existen las risas grabadas en sus programas de televisión, simplemente no existe nada gracioso y tienen que hacerte creer que lo es para que te brote la sonrisa. Algo parecido me paso con esta película, la cual hace demasiados esfuerzos para hacerte reír, pero su contenido a la larga aburre si no fuera por sus dos protagonistas de calidad que hacen todo lo posible por sacar a flote este proyecto.

Resulta que Claire y Phil Foster (Tina Fey y Steve Carell) son confundidos en un restaurante, por una pareja de extorsionadores. A partir de entonces se la pasarán toda la noche siendo perseguidos, baleados, golpeados, humillados y solamente faltó que los haya miado un perro. El orígen de tanta desgracia junta en tan pocas horas, es la necesidad de la pareja de salir de la rutina diaria al ver que sus mejores amigos se están divorciando.Justo cuando esperaba escenas románticas en exceso, resulta ser todo una comedia. En ese aspecto resulto correcta la decisión de enfocarse menos a lo amoroso y más a lo que nos hace reir.

No existe mucho de originalidad en el libreto, son las expresiones y la buena química entre los protagonistas lo que hacen entretenidas las escenas de vergüenza a las que tienen que ser sometidos los personajes. Los creadores de la cinta no se pueden quejar de la falta de apoyo económico , porque se ve reflejado claramente en un tercer acto lleno de acción que involucra una decena de autos destruidos a lo largo de la calle, hasta el carrazo usado en la escena tiraba billetes a cada segundo. Es en dicha escena donde fue el único momento en que sentí emoción y auténticas risas de mi parte por los constantes gritos del taxista involucrado en tan peculiar persecución, quizás el semi-desnudo en el bar segundea el asunto. Pero de nueva cuenta regreso a los actores que son los que se ganaron su buen salario que han de haber cobrado, sin ellos esto hubiera sido una profunda decepción.

Cuando no te hace reír la cinta, el guión pretende llenar el tiempo con persecuciones de acción light , en donde hasta existen disparos de armas de fuego que por lógica nunca, ni tan siquiera llegarán a rosar la piel de los Foster. Todo se vuelve tan rutinario, hasta el final con la llegada de helicópteros con todos los ineptos delincuentes esperándolos en la azotea.

Esta decente para pasar el rato, pero esperaba más carcajadas. Espero que los actores vuelvan a trabajar juntos en otro proyecto con mejor material y estaremos hablando de un auténtico éxito.

Crítica: Fantástico Sr. Fox

Imagen de los personajes de la película Fantastico Sr. Fox

No es nada a lo que estamos acostumbrados a ver. Muy diferente hubiera sido la experiencia si los realizadores optaran por la animación por computadora o personajes de carne y hueso. El esfuerzo por filmar «Fantástico Sr. Fox» con la técnica de cuadro por cuadro le ha dado un aire de originalidad, que hacen de esta propuesta una amena forma de pasar el rato en el cine.

Tus ojos quedan maravillados del diseño de los personajes con sus diferente tonalidades de pelaje que parecen que tienen actitud propia, algo muy difícil de conseguir aún con actores de carne y hueso, que en este caso fueron sus distintivas voces las que nos regalan su presencia, haciéndonos olvidar que son sólo muñecos los que están en la pantalla. La voz más reconocible es la de George Clooney, con su peculiar estilo de expresarse infunde al Sr. Fox del carisma necesario para seguir sus locas aventuras, además de la hogareña e inolvidable Meryl Streep.

El estilo visual que envuelve la cinta es de admirarse. Cada escena es digna de una pintura de cualquier reconocido artista, es más se vuelve adictivo el estar buscando por todos los rincones de la pantalla detalles que te den pistas de como pudieron llevarlo acabo.

El guión relata las aventuras del Sr. Fox por robarle alimentos a tres de sus malvados vecinos, a partir de entonces comenzamos a ver los intentos de robo al estilo de la serie animada de los Looney Toons, que a diferencia de ellos, no tienen familia que mantener, ni una vida con crisis existenciales. Es quizás aquí donde radican sus virtudes y errores, por una parte al principio estamos cautivados por estos animales que hablan con problemas sociales, pero con actitudes salvajes; y por el otro con el transcurso de los minutos comienza a volverse un exceso de diálogos que nos hacen perder la emoción de la acción.

El humor es una mezcla de la violencia de caricaturas a la que estamos acostumbrados y los diálogos que pretenden ser más ingeniosos de lo uno capta. No obtienes carcajadas absolutas, quizás un guiño de aprobación de algo que hicieron los zorros se vuelve más común conforme pasan los minutos y empiezas a pensar en el final de la cinta. Es muy probable que no sea tan dirigible la cinta para el público infantil y sean los adultos los que puedan ser más objetivos al disfrutar tan peculiares personajes.

Crítica: El Estudiante

Protagonistas de la película El Estudiante

Somos muy exigentes respecto a la producción de películas mexicanas, olvidando que constantemente nos llega cada porquería del extranjero, en especial de nuestros vecinos del norte, con disque cine envuelto en mercadotecnia para garantizar que su producto sea otro éxito taquillero.

Sin mucha promoción al respecto y en muy pocas salas de cine , tanto que nunca la llegue a ver en la cartelera de Tijuana, decidí rentar el dichoso DVD y me he quedado conmovido hasta las lágrimas de tan emotiva que es la película.

Las historia se enfoca en «Chano» (Jorge Lavat), un hombre de 70 años el cual comieza a tener inquietud por el estudio, al final contra todo sentimiento de rechazo de la sociedad, decide inscribirse en la universidad para estudiar Literatura. En su camino, logra tener amistad con un grupo de jóvenes dispuestos ha aprender mutuamente los retos de vivir.

Definitivamente es una cinta con un guión que impulsa la cultura conservadora de vida que prevaleció no hace mucho tiempo en México. No tengo nada en contra de tal forma de vivir y reconozco que existen casos exitosos de personas con relaciones sentimentales que finalizan hasta que la muerte los separe. Lo que más me agradó fue la ligereza con la que se trataron asuntos de moralidad sin ser neccesariamente didácticos o sermones, simplemente es una forma de ver la vida y es todo. Muy diferente hubiera sido que los personajes hayan sido obligados a seguir los consejos de Chano y Alicia, pero es la amistad que logran llevar a cabo los jóvenes lo que hace agradable esta excelente propuesta del cine nacional.

Me he quedado sorprendido de la musicalización y por supuesto de la Orquesta de Puebla quien hizo un maravilloso trabajo. En los extras, el director Roberto Girault hace incapie en crear una banda sonora de calidad para elevar el filme y debo de reconocer que tienen toda la razón. Pero no fue solo la música lo que me cautivo, si no los escenarios del histórico Guanajuato que deleitaba mis ojos con edificios históricos sorprendentes desde los primeros minutos. Mis respetos para los encargados de dirección de cámara y fotografía que hicieron invisible la dificultad de trabajar en tan reducidos espacios de los callejones, por usar gruas que sobrevolaban alrededor con tal libertad que hicieron que se ampliara nuestra mirada ante tan bellos escenarios.

Nada hubiera resultado tan bien si no fuera por la actuación de Jorge Lavat, el señor se presenta con tanta calmudez, sin ser tratar de ser una figura entrometedora en la vida de los jóvenes que terminas aceptandolo. La bella Norma Lazareno nos recuerda a la tierna abuela de cuento ya experta en la vida con la suficiente autoridad de dar consejos a diestra y siniestra. Y los jóvenes actores que ya no aparentan tanto la edad de universitarios, logran congeniar con la misma actitud de la película sin destacar o robar cámara, pero haciendo un adecuado trabajo que no existe dudas en nadien en su capacidad actoral.

No espera el tono mágico de cuento impregnado en las escenas de los protagonistas, si es verdad que los problemas de los jóvenes no son nada originales o que veía venir la ausencia de Alicia desde el principio de la película, pero el alto grado de sentimiento es lo que te mantiene anclado. Logras congeniar con los personajes, lloras , ríes con ellos y eso no es tan fácil de lograr.

El final es inevitable, la meta de un título universitario no era el objetivo, pero nadie se puede quejar de lo duro que es aprender de la vida.