mayo 2012

Las explosiones en el cine

Explosión del Empire State en Independece Day

Se han vuelto parte obligada de la experiencia cinéfila, hasta su ausencia causa que la película sea catalogada como aburrida.

Su uso se ha facilitado a lo largo de los años y se han vuelto tan común que no falta el estreno que contenga una buena cantidad de explosiones hasta olvidarse de cualquier otra cosa.

Hoy es impensable una película que no contenga la herramienta de volar cosas por los cielos. Los avances en la tecnología permite que los directores tengan a la mano la facilidad de crear virtualmente flamas, algunos hasta abusan entregándonos obras que deberían de tener una advertencia de contenido como: » 1/3 parte contiene bolas de fuego incesantes sin nada más que valga la pena.»

Hollywood se ha dedicado con su dinero a hacer realidad cualquier pesadilla imaginable destruyendo edificios históricos, ciudades y hasta el planeta entero.

A continuación les presento un pequeño homenaje al inegable valor que tienen las explosiones en el cine.

Spot de TV Subtitulado – El Caballero de la Noche Asciende

Tremenda confianza esta teniendo Warner Brothers con Batman, apenas a lanzado un promocional de televisión a dos meses de su estreno cuando otros ya hubieran tenido al menos cinco videos rogandole a la gente que vean su película.

Como se ha vuelto costumbre, no hay nada nuevo que no se haya visto. Demasiado control esta ejerciendo Christopher Nolan con su obra, que todos esperamos como el gran cierre de telón a la trilogía del vampiro que combate el crímen. Se entiende su necesidad de mantener en secreto lo que sucede y esa es la maravilla, que a pesar de que nos ha mostrado algunos detalles, todavía no tenemos ni idea de lo que va a suceder en Ciudad Gótica.

Quizás se lleguen a publicar más videos de un día en la vida de Alfred, como logra ponerse su letardo gatubela  y clases de dicción con Bane. Con eso de que se ha vuelto una táctica de mercadotecnia el poner casi la película completa, uno no puede dejar de soñar. De todas formas habrá que esperar, que todavía falta mucho tiempo.

Trailer Killer Joe

Matthew McConaughey protagonista de Killer Joe

Existe inquietud porque está involucrado el actor Matthew McConaughey, en lo que el trailer cataloga como la mejor interpretación de su carrera. ¿Será?  A mi me dejo satisfecho con su interpretación del abogado del diablo en ‘The Lincoln Lawyer’, es por eso que por lo que se ve, estemos hablando de que su trabajo sea digno de nominaciones o premios.

Lo más irónico es que la publicidad haga referencia a la cinta ‘El Exorcista’ e ignore aquella que le dio la estatuilla dorada al director William Friedkin con su obra ‘The French Connection’ ¿Deberás que ya han pasado tantos años para olvidarnos de sus logros o mejor lo acepto como técnica de mercadotecnia.

La trama no se ve tan innovadora hasta que el gran plan del autor intelectual de asesinar a su propia madre se derrumba y vienen las consecuencias que me han dejado intrigado en como termina todo este asunto. Algo de seguro,  que no será grato de mirar. Es por ese motivo que la asociación estadounidense que se encarga de clasificar las películas la catalogo como NC-17, prohibiendo que menores de 17 años puedan ver la obra, aún cuando el mismo director apelo la decisión para obtener clasificación R en donde pueden asistir los menores con consentimiento de un adulto. De todos modos hay que verla.

Cinco atentados de Roland Emmerich contra el cine

Resulta hasta cierto punto interesante que debido a los avances tecnológicos hoy en día más gente tenga acceso a los recursos necesarios para poder filmar desde una película, hasta cortometrajes, siendo éstos quizás lo más importante cómo carta de presentación para nuevos cineastas. Claro que también esta lo otro. Cualquiera puede filmar, lo cual no es necesariamente bueno, pues pueden aparecer personajes que en vez de aportar algo al cine, hacen lo contrario, simplemente lo desprestigian y escupen. Me vienen a la mente múltiples nombres, pero hoy nos enfocaremos en uno en especial, obsesionado con destruir el mundo de maneras inimaginables, e ilógicas. Me refiero al alemán Roland Emmerich.

Les podría parecer increíble, pero Emmerich fue el encargado de abrir el 34th Festival de cine de Berlín, esto cómo parte de su tesis en la Universidad de televisión y cine de Munich, en 1984. A pesar de que Emmerich se quería dedicar a la producción, al ver la película Star Wars, de George Lucas, su perspectiva cambio, diría que para mal. Desde ese entonces quiso ser director y potencializar los efectos visuales en todas sus producciones, motivo por el cual en los años 90´s, el productor Mario Kassar lo invito a los Estados Unidos para filmar un filme futurista. Lo demás es historia. Emmerich encontró una mina de oro en America, motivo por el cual, supongo, se dedico a homenajear a éste país en todas sus películas, siendo los americanos los únicos héroes del mundo. Algo que durante los últimos años se han empeñado en hacernos creer. Pero bueno, basta de historia, aquí les dejó mis cinco películas que hacen odiar a Emmerich y al cine basura hollywoodense por igual.

Godzilla. Luego del inmenso éxito que había generado El día de la independencia, la  mejor película de Emmerich hasta el momento, los estudios le abrieron la puerta para sus siguientes locuras, literalmente. Emmerich pensé que llevar a la criatura fantástica de los japoneses, Gojira, a los Estados Unidos, será interesante. Grave error. No solo es un disparate sin sentido, sino que contiene una de las peores secuencias jamás filmadas, me refiero a esa persecución a través de la calles de Nueva York donde nuestros “héroes” conducen un taxi, indestructible, huyendo de Godzilla. Mención aparte merecen los pequeños reptiles que se apoderan del Madison Square Garden, de risa.

El patriota. Si ya Emmerich había demostrado que los americanos son lo mejor en el mundo, ya que siempre nos salvan, lo mismo de una invasión alienígena, que de un reptil de más de cincuenta metros, le faltaba demostrarnos que también pueden pelear contra su peor enemigo: los ingleses. Retratar la guerra civil no sonaba una buena idea, más en las manos del director alemán. A esto le sumamos el papel protagónico a Mel Gibson haciendo de héroe patriótico, y bueno, las cosas no pueden salir bien. Si no les dio pena ajena ver a Gibson correr con la bandera norteamericana hacia la victoria, es porque estaban vomitando ante al patriotismo excesivo y nauseabundo que Emmerich se empeña en mostrarnos en cada secuencia. Ni la música de John Williams ni la fotografía de Caleb Deschanel logran salvar esta cosa.

El día después de mañana. El calentamiento global era un tema por esos días, supongo que aun lo es, pero Emmerich lo aprovecho para hacer otra película de desastres. Muchos dicen lo que hizo para crear conciencia de lo que podría pasar si seguíamos destruyendo el planeta, yo digo que lo hizo porque no tenía nada que hacer. Ver a Nueva York, otra vez, siendo consumida por el mar, o a Los Ángeles siendo destruidos por tornados, si, tornados, podría parecer algo divertido, y hasta cierto punto lo es, pero lo que sigue después es intolerable. Un padre de familia que nunca tuvo una buena relación con su hijo, pero que ante la catastrofe, todo cambiara y sera un buen padre que atravesara todos los Estados Unidos para salvar a su hijo y rescatar a cientos de personas atrapadas en una prisión de hielo destinados a morir. Vaya,  esta vez Emmerich se supero.

10,000 A.C. Posiblemente la peor película de Emmerich, lo cual ya es mucho que decir. Si las catástrofes ya le aburrían de sobremanera, que mejor idea que remontarnos al pasado de la humanidad e inventarse una historia asombrosamente estupida, mezclando culturas y demostrando su falta de historia universal. Si de por si era vergonzoso ver a mamuts corriendo en las pirámides egipcias, el ver a aves gigantes asesinas y un tigre dientes de sable amistosos, es ya de lágrima lastimosa.

2012. ¿Calentamiento global? Ya a nadie le importa. Mejor hablemos de la profecía maya del fin del mundo. ¿Que mejor que destruir ala Tierra por completo? Pero eso no vende, se necesitan a personajes secundarios para que la película tenga “sentido”. Un padre de familia que ante el fin del mundo hará todo lo posible por salvar a su familia cueste lo que cueste. Ellos lograran salvarse de la catástrofe y salir casi ilesos de todo lo que ocurra a su alrededor, a fin de cuentas lo más importante es el amor que se tienen unos a otros.

¿Qué les parece? ¿Comparten mi lista o tienen otras opciones? Comenten.

Crítica Cuando te Encuentre

¡Extenuante!

Todo empieza con un tiroteo entre soldados en Afganistán. Al siguiente día, un sargento de la marina de los Estados Unidos llamado Logan (Zac Efron), encuentra una fotografía que inesperadamente le salva la vida cuando una bomba explota en el lugar donde se encontraba segundos antes. Desde entonces, Logan inicia una búsqueda por encontrar a la chica. Ya hasta me había resignado a que nos iba a tomar todo el tiempo localizarla, pero para mi sorpresa encuentra a la dama después de que se termina el intro de los créditos. Mi felicidad termina cuando al conocer la chica de la foto, no le informa las razones de su encuentro y hasta se queda de empleado porque Beth (Taylor Schilling) tiene una vacante en su refugio de perros.

Lo que sigue es el uso de la fórmula de este tipo de cintas románticas que causa más pena que gracia. Tenemos elementos como el niño de la madre divorciada haciéndose amigo con el extraño, el ex-marido celoso que no la deja vivir en paz, la negación de los sentimientos de Beth, la abuela que siempre dice la verdad, el gran secreto del hermano muerto en la guerra. ¿Quieren que siga? Lo peor es que todavía ni empiezan y ya sabes como va a terminar. El problema no es el uso de estos elementos, si no lo desgastado y cansado que se vuelve estar esperando a que se logren desenvolver dentro de la trama

Toda la película es una drama por nada, cuando el gran dilema se pudo haber resuelto en segundos, se extiende por más de una hora en escena tras escena de tensión romántica en donde los escenarios naturales son la constante para crear una atmósfera de fantasía. Cuando por fin la pareja acepta sus sentimientos, tenemos al ex-marido Keith (Jay R. Ferguson) amenazando a Beth con la custodia del hijo que agradezco que no sea fastidioso -creo que es la primera vez que un niño actor no me fastidia tanto. En el colmo de los colmos cuando se revelan los verdaderos motivos por los cuales Logan busca a Beth, le pide que se vaya porque de lo contrario no hay forma de prolongar más la duración de la cinta.

Las actuaciones son de lo poco aceptable que tiene la producción. Es cierto que raya en la incredulidad que Zac Efron sea un veterano de guerra con su mirada del gato de Shrek, pero esto esta dirigido al público femenino y al final va a estar la mayor parte del tiempo enamorando y  no combatiendo. Así que no puede uno pedirle peras al olmo. En lo que respecta al interés romántico, creo que Taylor Schilling hace lo que puede al mostrarse ignorante de todo lo que le sucede, junto con sus traumas y una abuela que canaliza el grillo de Pinocho. Otra actriz se hubiera visto peor.

No les ha pasado que algunas escenas al parecer no tienen sentido dentro de la trama hasta que en un momento clave para el protagonista nos damos cuenta que no fue tan inútil que digamos. Como el hecho de que un mecánico este arreglando su vehículo y minutos después tenga que salir huyendo y no funcione la chatarra, o como lo que me ocurrió con esta película, cuando el hijo de la protagonista se encuentra jugando en su casa del árbol para después ser el objeto crucial en el asesinato de una persona. Créanme que no es tan ridículo como suena, porque algo semejante ocurre en el desenlace que ocure en medio de esas tormentas con manguerra de bombero, un arroyo demasiado caudaloso y un puente que no daba indicios de colapso.

Esto es un ejemplo de la clase de películas románticas que se deben de evitar producir, al no ser ni entretenidas, románticas o interesantes.

La publicidad en las salas de cine

Cinepolis 4DX

No pretendo armar un debate de quien es mejor candidato para la presidencia de México, ni mucho menos incluir dentro de un blog de cine temas políticos reservados para otros, es sólo que no es posible evadir un fenómeno inevitable que se vuelve irritante cuando estas ansioso por ver ‘Los Vengadores’ y sale Andrea Legarreta junto con Raúl Araiza pregonando la agenda verde.

Desde entonces, tenía pendiente este tema, pero por falta de tiempo lo había relegado hasta que López Obrador  en su gran espectro de problemas sociales toca el tema ante la opinión pública. Ignorado como siempre, no puedo negar que tiene razón, esto ya es invadir mi privacidad al grado de hacer mi coraje marca Hulk.

No hay forma de salir huyendo, te tienen cautivo y como único recurso es cerrar los ojos y taparse los oídos cuando salen las siglas del PRI anunciando a su candidato mesiánico,  PRD con su ‘Morena’, Josefina con soy mujer y quiero tú voto. ¡No hay a quién irle!

Tanta publicidad es una falta de respeto a todos por quien dicen trabajar para un México mejor. Si al menos tuvieran algo bueno que decir valdría la pena. Es una saturación de propaganda vacía, sin propuestas o absurdas condiciones que se pretenden impulsar en un país que desconozco al cual pertenecen.

Lamento hacerles esto y espero que sea la última vez que hablemos de esto.