febrero 2013

El vuelo, la redención del antiheróe

Una de las películas que mas esperaba este año, aunque en realidad se estreno el año pasado en EUA, era el nuevo trabajo del director Robert Zemeckis, uno de los pupilos mas talentosos de Spielberg y en cual nos había entregado cintas tan memorables como Volver al Futuro, ¿Quién engaño a Roger Rabbit?, Contacto y Naufrago; esta última significo el alejamiento de Zemeckis de las películas «live-action» y se dedicó a la animación con trabajos mediados y otros muy inferiores al talento de este hombre. El vuelo significaba el retorno de Zemeckis al cine que el conoce y de paso serviría para que se alejase de proyectos infantiles sin ninguna trascendencia.Nicole-y-Whip

El vuelo sigue la trágica historia de William «Whip» Whitaker, experimentado piloto, que luego de un desafortunado accidente aéreo se planteara la disyuntiva si su adicción al alcohol y a las drogas influyo en aquella catástrofe.  A la par seguiremos, durante los primeros minutos, la historia paralela de Nicole, interpretada acertadamente por la hermosa Kelly Reilly, una adicta a las drogas que pone en serio peligro su vida y la de quienes los rodean. Apenas trascurre poco menos de la mitad de la película y la vida de ambos personajes se cruzaran para suponer un nuevo destino ya sea fortuito o trágico, dependiendo de las acciones y decisiones de cada individuo.

Zemeckis nos plantea un libreto muy bien trabajado y sumamente inteligente en el que evita caer en el cliché barato de asumir responsabilidades por errores humanos; muy por el contrario nos presenta, en una estupenda secuencia que toma lugar en las escaleras de un hospital, la trama principal de la película entera con una premisa muy interesante: ¿Y si no somos responsables de las cosas que nos sucedan pero al mismo tiempo es una prueba para intentar reivindicarse?. Zemeckis aborda el tema de Dios y la fe de una manera correcta pues el ser humano busca siempre refugiarse en algo más allá de su comprensión para así poder sentirse seguro y libre de culpas. El personaje principal, en la piel del formidable Denzel Washington, es un hombre derrotado por la vida y amparado en el alcoholismo que de alguna forma le hace sentir seguro.Whip-siendo-investigado

El accidente, muy bien filmado, trascurre en los primeros treinta minutos, loque le sigue son las consecuencias de tan lamentable incidente. Por un lado la búsqueda de los responsables, humanos, del accidente y por el otro lado el camino espinoso y sangriento hacia el mundo del alcohol y las drogas por parte de Whip. Washington nos brinda una de sus mejores actuaciones en años y vuelve a demostrar porque esta considerado uno de los mejores actores no solo de su generación sino de la historia del cine. Todo el peso de la película recae en sus hombros y hace que incluso lleguemos a sentir simpatía por un monstruo que sufre de sus propios derrotas como búsqueda de redención y purificación hacia ese accidente que causo la muerte de seis personas.

El guión es muy inteligente y la dirección de Zemeckis es acertada al poder ponerle igual numero de virtudes y defectos al personaje principal, el cual, debo decir, se ajusta muy bien a sus acciones y su comportamiento propio de un antihéroe queda mas que justificado. El se ve así mismo como un jodido héroe que salvo la vida de 96 personas y se jacta de recordárselo a todo mundo una y otra vez. «Nadie hubiese podido aterrizar ese avión como yo lo hice», se jacta de repetir constantemente Whip al sentirse amenazado por las manos que lo señalan como el responsable del accidente. Y tiene mas valor si tenemos en cuenta su problema de alcoholismo, pues el propio Whip muy lejos de sentirse culpable al beber, le da mas mérito. Es tal su adicción que no solo pondrá en problemas su relación con Nicole sino también con su propia familia y amigos. Whip es un hombre enfermo, viejo, derrumbándose pero que puede presumir ser un héroe para bien o para mal.

Whip-en-juicio

El vuelo es un estupendo ejercicio fílmico que en ningún momento decae gracias a un descomunal Denzel Washington, nominado justamente al Oscar como mejor actor, y a un reparto muy atinado que luce con luz y vida propia gracias a sus interacciones con Washington. Un viaje de redención y superación personal de un hombre que lo perdió todo debido a sus debilidades y defectos pero que la vida le ha dado una oportunidad más para intentar ser una mejor persona. Una de las películas que debes ver este año.

Hitchcock, el genio psicópata

Pero no pueden dejar de mirar. ¿Verdad?

Existe una admiración inherente de todos quienes amamos el cine hacia la figura del gran Alfred Hitchcock. El hombre no sólo fue pionero en técnicas cinematográficas, si no hasta cautivo a la audiencia ofreciendo algo diferente a lo que estaban acostumbrados. En estos tiempos donde todo es prefabricado para obtener una mayor rendimiento en taquilla, como lloro la ausencia de tan preciado talento.

Después de un debate interior para elegir que película ver, es que tomo en consideración ‘Hitcock’ al conocer que es avalada por lo que el cine llama ‘Garantía Cinépolis’. Intrigado por la calidad y no tanto por la capacidad para solicitar el cambio de boleto para otra cinta, es que entro con ciertas expectativas, más considerando que los primeros 30 minutos deben de atraparme en el asiento. No se quién avale tal garantía, pero la película queda a deber.

Creo que la falta de conocimiento hacia lo que representa la cinta  ‘Psycho’  tanto como el director Alfred Hitchcock, es lo que hace que esta propuesta sufra en despertar interés a una mayor audiencia. Lo peor es que ni teniendo conocimiento del contexto en el que se desarrolla, logra satisfacer del todo a quienes al menos tenemos noción de lo que se trata.

El inconveniente que existe es la falta de claridad de lo que pretender ser la cinta. Como muchos y yo me incluyo, pensábamos ver una mirada intima del proceso que llevo al director elegir el proyecto más reconocido de su carrera. No por nada en cada promocional existían escenas de la famosa tina de baño, a cambio tenemos breves momentos (a mi parecer) en donde  Hitcock asiste al estudio cinematográfico para realizar su trabajo. No existe mucho de especial o interesante que colme nuestras ansias por ver algo más que Wikipedia nos pueda ofrecer.

Al no tener un objetivo , el guión de John J. McLaughlin intenta abarcar lo más posible una etapa tan importante de la vida del director con detalles que van desde su prestigio profesional, hasta sus problemas íntimos con su esposa llamada Alma (Helen Mirren); siento este último el que recibe mayor atención y por lo tanto llega a una conclusión más satisfactoria que el de ver el proceso de la filmación de ‘Psycho’. Al final uno se queda con la duda de que el título de la cinta debió de haber sido ‘Alma: La Película’.

Hitchcock-y-Esposa

Otro aspecto que me llama la atencion es la interpretación del gran Anthony Hopkins, a instantes parece que se esta esforzando por lograr la caracterización del director y se siente artificial el que pueda haber existido una persona con tales modismos. Con esto no quiero decir que sea pésima su interpretación, al contrario, si algo tiene de bueno la cinta son los detalles únicos que tiene el personaje: desde sus frases, ideas y hasta manías.

Hablando de manías, es una lástima el que no podamos adentrarnos a lo que fue su obsesión con las actrices que era protagonistas en sus películas. En vez de verlo asomarse por un agujero, tirar fotografías o insinuar afecto con diálogos;  se me hace temeroso el no poder darnos una mirada más introspectiva. Fácil podríamos haber dedicado toda la cinta a sus ansiedades y sin embargo se abstienen de manchar la imagen del hombre.  Lo que me lleva a la gran actriz Helen Mirren,que no pasa desapercibida y al parecer todo este embrollo de la obsesión viene al caso para darle material.

Desayunando-con-Hitchcock

La igualdad de los papeles protagónicos se hace presente hasta en el cartel promocional. Tampoco quiero demeritar la contribución que hizo la esposa a lo largo de la carrera de Hitchcock, es sólo que ni eso se hace tan claro, todas las ideas llegan porque la historia así lo dicta, no hay proceso o razón en algunas de las decisiones que se toman y por lo tanto no tienen la importancia que se supone deben de tener. La gran amenaza que representen algunos críticos que tachan a Hitchcock te anticuado, son sólo susurros fuera de pantalla que bien pudieron de haber sido explotados de mejor forma. Las dificultades para producir ‘Psycho’ son solucionadas tan fácilmente como hipotecar la casa o hablar con algún ejecutivo. En serio que la historia de la creación de la película es más emocionante leerla que verla.

Aún con el esfuerzo que realiza el director Sacha Gervasi para darle maticez de producción ‘Hitchconiana’,  se topa con que no tiene mucho con que recompensar a la audiencia. Pretende utilizar algunas herramientas con la cámara, el aumento de la banda sonora y las miradas fijas, pero al final nos quedamos esperando en una recompensa que nunca llega.

Si el filme se salva es por el talento de sus protagonistas, lejos del tema que se trate, son dos de los mejores actores de la época que merecen nuestra paciencia para ser escuchados. Lo demás, recomiendo mejor un libro para leer la hazaña del gran hombre Alfred Hichcock y su obra ‘Psycho’.

‘Rapido y Furioso 6’, espectacular (y excesivo) trailer

Era a lenguas conocido que la franquicia de Rápido y Furioso tuviera un despunte tremendo luego de la anterior entrega, por mucho la mejor. Bien se puede cuestionar, sanamente, si es necesario que una saga desgastada tenga que llegar a un quinto filme para poder convencer, pero eso es tema de otro post que seguramente escribiré después. Por lo pronto toca hablar de la nueva entrega de acción de Rápido y Furioso, que para no desentonar simplemente le colocaron el sexto número. Justin Lin es el encargo nuevamente de dirigir, es la cuarta vez que lo hace y el reparto de las anteriores películas vuelve nuevamente con nuevos rostros.

No es que la trama sea nada del otro mundo, por el contrario luce simple y reiterativa, además de que el trailer parece contarte toda la película, pero es cierto que luce muy espectacular y sumamente entretenida. La trama es la siguiente: El agente Hobbs, interpretado por el carismático Dwayne Johnson, decide reunir al equipo de Toretto (Vin Diesel) para poder trabajar juntos y capturar a una peligrosa élite de mercenarios que ha causado caos en alrededor de doce países. Entre las cartas fuertes de esta entrega esta el regreso de entre los muertos de Michelle Rodríguez, quien muriese aparentemente en la cuarta entrega, así como las incorporaciones de Gina Carano y Luke Evans, el villano en turno.

rapido-furioso-6-espectacular

Debo admitir que iré a verla, pues de vez en cuando es bueno desestresarse y simplemente ver cine comercial y sin ninguna pretensión alguna más que la de entretener y divertir a los millones de fans que se ha ganado, a base de esfuerzo y de una pizca de suerte, toda la franquicia. A diferencia de Resident Evil que no busca más que estafarte y tomarte por imbécil, la saga de Rápido y Furioso es muy clara en lo que pretende y ofrece. Estas advertido. La lista de actores la terminan de conformar Paul Walker, Jordana Brewster, Tyrese Gibson, Joe Taslim, Elsa Pataky, Sung Kang, Gal Gadot y Chris «Ludacris» Bridges. La fecha de estreno en EUA y México será, como era de esperarse, la misma: 24 de Mayo.

23 Placeres culposos cinematográficos

Desde hace algunos días he tenido la necesidad de compartir con ustedes, nuestra comunidad cinéfila, cierta lista fílmica que si bien no me enorgullece tampoco es que me de pena. Todos los que vemos cine, por años, vamos formando nuestras propias películas predilectas, sean buenas o malas. Sin embargo hay un pequeño apartado, en lo más profundo de nuestro ser, a lo que llamo «placer culposo». Algo que muy probablemente solo a ti te gusta y defiendes hasta la muerte, sin importar cuan ridículos sean tus argumentos de auto-defensa. Vamos, películas que tienen cierto significado emocional en ti y que el resto del mundo odia. Les advierto que las películas que aparecen aquí son indefendibles, hablando estrictamente como crítico de cine y analista objetivo, pero representaron, y lo siguen haciendo, un entretenimiento sano y culposo. 23 títulos para conmemorar mis 23 años. Disfruten (y búrlense).

El efecto mariposa

Una de mis favoritas. O al menos lo es durante su primera hora, lo demás es una tomadura de pelo descomunal que nos hace parecer subnormales. Para los que sigan mis publicaciones sabrán la debilidad que tengo hacia las historias que involucren viajes en el tiempo y realidades alternas. La premisa de esta cinta es básicamente eso, la imposible historia de amor entre dos almas separadas por «El efecto mariposa». Interesante premisa que se hunde conforme pasan los minutos. Bien Ashton Kutcher, en su segunda mejor actuación, y acertada Amy Smart. Lamentable desenlace, principalmente cuando Evan (Kutcher) se suicida en el vientre de su madre. Pudo ser mucho, mucho mejor.

Alien vs Depredador 2

Es probable que estén escépticos y se estén partiendo de risa, no los culpo. Que se hayan cagado en el universo de Alien y Depredador es a gritos conocido y penado con muerte, principalmente para los responsables de la primera entrega de este Crossover. La segunda parte, por el contrario, es muy divertida. Baños de sangre a borbotones y la aniquilación, literal, de toda una ciudad. Un depredador muy bien retratado, haciendo honor al filme de John McTiernan, e infinidad de Aliens haciendo homenaje a la cinta de James Cameron. Evidentemente jamás llegan ni por asomo a un nivel técnico ni narrativo de las películas citadas, pero para los fans que buscan sangre y violencia esta película les dejara con una sonrisa de oreja a oreja. ¿Recuerdan la muerte de la rubia?

Freddy vs Jason

Otro placer muy culposo, lo siento. Reunir a dos de los villanos más emblemáticos y temidos del séptimo arte era cuestión de tiempo, mas teniendo en cuenta la falta pasmosa de originalidad en el cine norteamericano. Freddy vs Jason supone todo lo que un seguidor de estas franquicias estaba esperando: sangre, sexo y muerte, muchas muertes. Cierto que cuando los protagonistas humanos están en pantalla es de aburrición total, pero cuando Jason y Freddy hacen su aparición para despedazar a quien se ponga en su camino, bueno; a disfrutar como niño.

Tiburón 3

No, no estoy loco, o al menos aún no. Que el mejor filme de Steven Spielberg, para un servidor, tuviese más secuelas era de esperarse, y que estas mismas fueran cada vez mas malas tampoco era sorpresa. Sin embargo meto las manos al fuego con la divertidísima tercera parte. El 3D fue un error, cierto, mas teniendo en cuenta la penosa aparición final del bestial tiburón, pero fuera de ello, la historia es muy entretenida y creíble. Memorable Simon MacCorkindale como un cazador de tiburones, sin duda lo mejor de la película.

Congo

Otra de esas películas que conformen pasan los años y la vuelves a ver te das cuenta lo mala que era. Pero no importa. Pensaron que era buena idea trasladar otra novela de Michael Crichton, responsable de Jurassic Park, al cine, mas teniendo en cuenta el éxito que habían generado los dinosaurios en la visión de Spielberg. Desafortunadamente se les paso por alto que ver a simios asesinos no era tan entretenido. Por fortuna Laura Linney estuvo presente en el cast y Tim Curry nos brinda momentos muy hilarantes. Buen final, pésima película. La banda sonora de Jerry Goldsmith es sublime.

El día de la Independencia

La película menos mala en la carrera de Roland Emmerich, aunque eso tampoco es mucho que decir. Impresionante despliegue audiovisual para una historia cliché de una invasión alienígena a la Tierra en donde Estados Unidos nos vuelve a salvar. Will Smith en el papel que lo lanzó a la fama y Bill Pullman haciendo del presidente mas «badass» en la historia del cine. Agradable y entretenida cinta durante los primeros treinta minutos, de ahí en adelante cae en picada. Patriotismo de escándalo.

 

Alerta en lo profundo

Otra de esas películas que sin importar cuantas veces la veas nunca te cansaras de hacerlo. Absurda de proporciones épicas pero es jodidamente muy entretenida. Que Samuel L. Jackson participe aquí le brinda una chispa de talento y carisma, eso y su brutal muerte. Tiburones con inteligencia que derriban puertas de metal y acero y que, por increíble que parezca, destruyen, literal, una base submarina de millones de dolares. Vamos, es de risa, pero te la crees. Por cierto, ¿qué fue de Thomas Jane? Su mejor papel, por mucho.

Critters

Seguramente muchos de ustedes la recordaran con cierta nostalgia o simplemente les representará una gran indiferencia. Yo la disfrute, y lo sigo haciendo, como si fuese un niño de ocho años. Una raza alienígena llega a un pequeño poblado de EUA para devorar todo lo que hay a su paso. Una típica familia americana deberá enfrentarse a estas espeluznantes y graciosas criaturas. Filme de serie B que no tiene grandes pretensiones salvo las de hacerte pasar un rato agradable. Hubo tres secuelas más, cada una peor que la otra.

La reliquia

Un filme que hace años que no veo y que hubo un momento en que lo podías ver casi diario en la televisión nacional. Cine de terror que no pretende grandes cosas salvo las de entretenerte. Una monstruosa criatura se esconde tras los muros de un museo de historia esperando el momento para descuartizar a todo lo que este a su paso. Muy divertida. Acertadas actuaciones de Penelope Ann Miller y Tom Sizemore. Grandioso desenlace.

Pumpkinhead

Quizás es de las pocas películas en la lista que ustedes desconozcan y no los juzgo. Película de serie B que implantó a uno de los monstruos mas temidos en la historia del cine: Pumpkinhead. Un demonio que vuelve de la muerte para cobrar venganza dependiendo de la persona que lo haya invocado. Basta saber que destruye todo a su paso y que rezas por no encontrártelo jamas en la vida. Entretenimiento de principio a fin y una historia de venganza muy bien justificada.

George de la selva

Pura diversión. El poco a poco venido a menos Brendan Fraser se luce en esta manchada parodia hacia el Tarzán moderno. Tratada como si fuese una comedia con toques farsicos y repleta con un humor negro en cada situación y dialogo, esta historia es un deleite visual de cosas absurdas y estúpidas pero que de alguna manera funcionan a la perfección en pantalla. Imposible no reír ante la sarta de tonterías que van apareciendo a cada minuto.

Límite vertical

De las pocas películas de la lista que pude ver en una sala de cine cuando aún era un pequeño ingenuo. Hasta la fecha cada vez que la pasan en la televisión trato de verla en su totalidad sin aburrirme en ningún momento. Una premisa incoherente y absurda pero que da lugar a una travesía de poco menos de dos horas de pura adrenalina y acción. Uno de los últimos papeles decentes que tuvo Chris O’Donnell.

El único

Una de las mejores películas de Jet Li, o bueno, una de las más divertidas. Una premisa de locos nos trasporta a un entretenimiento brutal de ciencia ficción que te hará disfrutar como enfermo este deleite visual sobre realidades alternas y viajes a otras dimensiones. Efectos especiales cumplidores y un reparto muy afortunado para una película de acción con un final muy feliz y esperanzador. De mis favoritas.

Garras

Otro placer culposo que al pasar de los años se ha ganado un lugar muy especial en mi corazón cinéfilo. Michael Douglas y Val Kilmer protagonizan esta historia basada en un hecho real ocurrido en Kenia, cuando dos leones mataron a decenas de personas que trabajaban en la construcción de una vía ferroviaria. Monumental banda sonora de Jerry Goldsmith y entretenimiento sano que no busca nadamas que hacerte pasar un agradable rato.

Riesgo en el aire

Los criminales mas peligrosos y despiadados del mundo reunidos en un avión. Un Nicolas Cage haciendo de un antihéroe que deberá frenar a esa banda de locos comandados por el genial John Malkovich. Danny Trejo y Steve Buscemi hacen que te partas de risa y John Cusack cumple a la perfección en uno de los papeles mas divertidos en su carrera. Pura acción y situaciones absurdas e ilógicas pero que se olvidan con tan absurda narrativa. Maravilloso desenlace.

El reinado del fuego

Que los dragones repentinamente salgan de la Tierra y destruyan al mundo es algo muy estúpido  pero por fortuna se olvida apenas pasan los primeros minutos. Christian Bale y Matthew McConaughey se acoplan a la perfección como los protagonistas de esta disparatada película que en ningún momento te da respiro. Secuencias de acción muy bien logradas y una conmovedora escena hacen de este titulo uno de mis placeres culposos que me llevo tiempo reconocer.

Destino Final 2

Si la primera cinta era una tontería descomunal, aunque tenía una premisa muy interesante, su secuela es infinitamente superior. No solo contiene una de las secuencias mas aterradoras en la historia del cine, como lo fue el accidente en la autopista, sino que tiene un argumento mucho más creíble y lógico que su antecesora. Buenas muertes y una historia justificada que nos hace pasar un agradable momento. Las siguientes secuelas fueron un desastre muy penoso y ridículo.

Epidemia

Una de las películas mas adictivas que he visto en mi vida y que contiene, además, un reparto espectacular entre los que figuran Dustin Hoffman, Rene Russo, Morgan Freeman, Cuba Gooding Jr., Donald Sutherland y Kevin Spacey. Una epidemia es el punto de partida para una crítica social y un llamado de atención al mundo sobre los peligros de una infección biológica que puede amenazar con destruir a la humanidad.

Perdidos en el espacio

Si bien nunca fui seguidor de la serie original para la televisión, si me declaro fiel seguidor de la versión fílmica como mero espectáculo audiovisual. Una aventura familiar que no pretende grandes cosas debido a su torpe guión pero que gana mucho con la participación de Gary Oldman y William Hurt. Decentes y cumplidores efectos visuales y un desenlace, que involucra viajes en el tiempo, fueron suficientes para disfrutar esta agradable aventura.

Terror en lo profundo

Uno de los primeros trabajos del director Stephen Sommmers, responsable de la grandiosa La momia. Una monstruosa criatura yace debajo del temible océano y un grupo de pobres desafortunados tendrán que hacerle frente y destruirla si es que quieren salir vivos y con la piel intacta (los que la vieron entenderán ese chiste). Pocas veces una película me entretuvo de esta manera y lo sigue haciendo a pesar de su ya lejana filmación. Un estupendo reparto y un guión muy divertido hacen de esta película de terror y acción un deleite para los seguidores de este tipo de géneros.

Dunas

A muchos se les pudiera hacer muy raro que David Lynch haya dirigido esta adaptación de la famosa novela escrita por Frank Herbert, pero es cierto. Bien es sabido que la producción en esta cinta tuvo infinidad de problemas, incluyendo el cast, pero lo cierto es que Lynch logra un bizarro espectáculo de proporciones épicas que a pesar de ser muy irregular y por momentos pretencioso y sumamente largo, cumple a la perfección con el objetivo de mostrar el camino del héroe y la confrontación final entre el bien y el mal.

Enlace Mortal

Quizás no sea una mala película, tuvo críticas mixtas, pero su argumento podría ser un tanto absurdo y disparatado. Colin Farrell y Kiefer Sutherland son los protagonistas de esta entretenida película de acción que trata uno de los temas más complicados que se puedan contar en cine: la redención humana. Bien lograda sin mayores pretensiones ni lujos, simple y convincente. Bien por Schumacher pues la película se le pudo haber ido de las manos en los primeros minutos pero logra sostenerla debido a un guión muy inteligente y a unas actuaciones mas que sobresalientes.

Terror en el desierto

La última de esta lista es también una de mis películas culposas favoritas de siempre, mayormente porque la vi cuando era un niño y tengo muchos gratos recuerdos. Kevin Bacon y Fred Ward protagonizan esta divertida historia de terror sobre unos monstruos que salen debajo de la tierra para devorar todo a su paso. Diálogos y momentos sumamente risibles hacen de esta película un agradable entretenimiento que tiene su punto más fuerte en su perfecto y fascinante desenlace. Hubieron más secuelas de las cuales es mejor no hablar. Hay un límite de decencia.

Y bueno, creo que con esto terminó esta hilarante lista que en realidad no pretende aportar nada en cuestión cinematográfica pero que revela una parte importante de mí en cuanto a gustos fílmicos. Espero y se lo tomen a forma de broma y se rían un poco y también espero que puedan compartir sus culposos gustos que se que más de uno deben de tener escondido por ahí. Saludos.

‘Hansel y Gretel Cazadores de Brujas’, a la brava

«¡Quiero tu cerebro!»

Las primeras impresiones pueden engañar, pero en esta ocasión estaba en lo cierto. Esto lo digo en relación al artículo escrito hace medio año con mi opinión respecto al trailer de la cinta. Con todo y que hubo dos comentarios defendiendo la inocencia de un producto aún no visto, eran evidentes las aspiraciones que se tenían de esta nueva versión de un cuento clásico.

Entretener no es un pecado. El saber como y para quien determina el grado de éxito que se tenga en taquilla. Eso es lo que puedo deducir de los aceptables ingresos que se han tenido en medio de una cartelera que ofrece películas nominadas a los premios. No es dificil darse cuenta que existe un publico necesitado de ‘adrenalina explosiva’. Para todos ellos mis respetos, es sólo que tengo que ver desde otra perspectiva una cinta hueca que sabe a quien venderse.

Hansel y Gretel

¡¿Ahora cuál es tu chingado problema?!

 

No están bromeando al catalogar ‘Hansel y Gretel’ en el género de acción. El aún novato director noruego Tommy Wirkola no escatima en brindarnos balaceras al por mayor, incluyendo una gran variedad de chorros de sangre brotar por la pantalla. Aqui no importa la coherencia, ni nada que sea tan realista para evadir el uso de armamento pesado de sus protagonistas. Lo que se trata es de entretener con explosiones sin sentido, de buscar ese atascadero de efectos de sonido y movimientos de cámara para pretender que lo que estamos viendo es más emocionante de lo que es. En ese aspecto la película es todo un éxito y no dudo que tenga comentarios juveniles (algunos no tantos) de que soy un exagerado y que no se nada de nada. ¿Verdad?

¿Cómo terminó el nominado al Oscar Jeremy Renner en esto? Ahora si que alguien me explique. No ha de haber tenido ofertas o por lo que alcanzo a leer esta producción tenía mejores ambiciones al intentar reclutar a la actriz sueca Noomi Rapace (de la saga Millennium). Lo que haya sido, es de lo poco que funciona al tener un protagonista capaz de sostener armas con cierta credibilidad, al igual que su compañera de equipo Gemma Arterton. No será muy llamativo en su curriculum, pero al menos no se ven mal perdiendo el tiempo, porque eso de exprimir todos sus talentos histriónicos es para dar risa.

La Bruja de Hansel y Gretel

La esposa perdida de Marilyn Manson

 

Con dos terceras partes de la película obsesionada en escenas de acción, existe poco tiempo para ser dedicado a lo que es narrar una historia. No es hasta los últimos minutos cuando se dan indicios de lo que pudo ser una aceptable propuesta. Es como si el hecho de desarrollar personajes fuera más obligación que parte integral de una película, en otra ocasión quizás no me quejaba tanto, pero esta vez se tenía con que.

Tenemos a un ogro llamado Edward demasiado carismatico como para llamar la atención, los origenes ocultos de Gretel desperdiciados en balaceras, un romance de Hansel que termina en un beso de lo más incipido posible y con consecuencias que debieron de ser drámaticas;  para terminar un posible aprendiz que bien pudo ser el punto de explicación de un mundo demasiado acartonado. Todo lo anterior empacado en 10 minutos que se pudo extender para ofrecer algo más que entretenimiento chatarra.

Explosiones de Hansel y Gretel

No es lo único que explota

 

A pesar de lo absurdo que resultó la experiencia, al final me quede con ganas de ver otra aventura de este cuarteto de cazadores.  Por supuesto que la manos correctas. No existen muchas cintas que puedan presumir eso. Tampoco estoy pidiendo demasiado, pero hay límites en donde el entretenimiento no se debe degradar al grado de que con una cantidad de degollados se justifica el pago del boleto.