Miguel A. Treviño

Ella, metiendo actualizaciones al amor

Y después de varios comentarios provocadores que deje por Facebook, he decidido dar mi opinión sobre “Ella”; no de la mujer de mis sueños, si no de la película del 2013 (estrenada en México este año) que estuvo nominada a Oscares y fue aclamada por todos.

Cuando esta película salió me entusiasme con verla, y las razones sobraban: una historia interesante, una gran legión de actores y, además, contaba con críticas que la ponían como una de las mejores películas del año; por desgracia, la pésima distribución de película, combinado con una pequeña carga de trabajo, me evitaron poder verla en cine. Pero ya quedo lista en DVD, así que puedo dar mi opinión sobre esta entrega.

HER

Ya dicho lo anterior, la película nos habla de Theodore Twombly (Joaquin Phoenix), un hombre que en su último año ha pasado por varios eventos (entre ellos, su divorcio) y que se ha refugiado en la tecnología para no lidiar con más de estos problemas. Pero todo eso cambia cuando contrata un sistema operativo que es capaz de adaptarse a la personalidad y a los sentimientos del operador. Este sistema decide tomar el nombre de Samantha (Scarlett Johansson). Durante la película vemos como el lazo entre Theodore y Samantha va cambiando, hasta que terminan formando una relación amorosa también bizarra como tierna.

El primero aspecto positivo que tiene la película es, sin lugar a dudas, las actuaciones: el reparto, como dije en segundo párrafo, es de lujo y estos se encargan de demostrarlo en pantalla: Joaquin Phoenix, como Theodore, esta impresionante, interpretando a un hombre que no sabe cómo afrontar situaciones difíciles, aunque eso no significa que no los reconozca; esos momentos de soledad, donde está llorando, riendo, trabajando, no importa lo que esté haciendo, Phoenix se devora la pantalla y nosotros nos dejamos devorar.

Ella-Amy-Adams

Quien también quiero destacar es a Amy Adams quien, en su personaje de amiga de Theodore, también roba pantalla; así como Phoenix es creíble como el melancólico que no sabe cómo afrontar problemas, Adams es igual como la amiga que apoya en todo momento y que le hace ver que no todo es culpa de él, cuando la situación pareciera indicarle que sí.

Pero quien me dejo completamente sorprendido es Scarlett Johansson, quien presta su voz para Samantha, el sistema operativo de Theodore que, conforme avanza la película, empieza a comportarse como una persona, dado que fue programado para crecer junto a su dueño. Ya se sabía que Scarlett podía enamorar con su presencia, pero que lo haga también con su simple voz es, la realidad, bastante impresionante.

Otro aspecto a destacar es la música y la fotografía; en el aspecto musical, en vez de darnos algunas canciones populares que suele ser común incluso en películas de este tipo, nos dan puras melodías, todas hermosas y que sirven de grandes momentos para la película; en cuanto a la fotografía, es simplemente bella, los momentos en el bosque, la playa, la ciudad de noche, hermoso así de simple; si “Gravedad” no hubiera ganado el Oscar en ese aspecto, no me habría molestado que se lo hubiera llevado esta entrega.

JOAQUIN PHOENIX as Theodore in the romantic drama "HER," directed by Spike Jonze, a Warner Bros. Pictures release.

Además, la dirección de Spike Jonze es más que correcta, agregando las canciones en momentos correctos, los flashbacks, la dirección de la cámara, un gran trabajo, es todo lo que puedo decir; el guion, obra de Spike también, es bastante conmovedor, ya que, junto al trabajo de los actores, te ayuda a comprender la situación de estos y que te metas en sus cuestionamientos. Si hay un aspecto que quiero criticar es el hecho de que viven en un mundo donde, aparentemente, las relaciones entre dueño-sistema operativo no son nada de otro mundo. Ver a Phoenix salir a la calle divirtiéndose con Samantha sin que nadie la diga nada o lo vea raro es algo extraño para mí, pero es solo un detalle menor creo yo.

En resumen, no sé qué más decir de esta entrega, es casi perfecta; el guion está muy bien, la dirección esta genial, la música es agradable, la fotografía bonita, la idea es bueno, las actuaciones impresionantes; yo diría que le dieran una oportunidad a esta entrega, les aseguro que les gustará.

Trascender, desconectando a Johnny Depp

Han pasado mas de 3 años desde que “Piratas del Caribe: Navegando en Mareas Misteriosas” estuvo en las pantallas grandes, asaltando la taquilla y convirtiéndose en una de las películas con mayor taquilla en 2011, solo superada por ciertos robots que ya estrenaron “su” cuarta entrega este año y por el último filme del mago más famoso de todos los tiempos. Después de eso, Johnny Depp ha protagonizado en otras cuatro películas, todas como fracaso en la taquilla y repudiadas por la crítica, siendo el punto más bajo “El Llanero Solitario” el año pasado. Aunque yo encontré esta película bastante entretenida y que tiene suficientes elementos para rescatarla, la taquilla no respondió y Johnny no parece encontrar de nuevo esa fórmula que lo llevó a convertirse en el rey de la taquilla mundial.

Transcender-Auditorio

Tratando de salir de ese bache, Johnny ahora nos ofrece “Trascender”, bajo la dirección de Wally Pfister, gran colaborador en las películas de Christopher Nolan como la Trilogía de Batman o “El Origen”, que hace su debut como director con esta entrega; además, no solo se encuentra Depp aquí, también tenemos a Rebecca Hall, Paul Bettany, Morgan Freeman, Kate Mara y Cillian Murphy, es decir hay un reparto de calidad y con una historia que sonaba en un principio interesante.

La película nos llega a México como un fracaso más en el curriculum de Johnny, pues la taquilla no le ha respondido como se debe, y la crítica norteamericana se ensaño con ella, al grado de llegar a tener menos del 10% de aprobación en Rotten Tomatoes, pero decidí verla aun así, ya que a veces la crítica norteamericana no es la más confiable (a mi gusto tienden a caer en la exageración, sobre alabando películas como “Avatar” de James Cameron (así es, no me gusta), o atacando de más otras, como “Hulk” de Ang Lee (no me gusta esa película, pero no me parece mala).

Trascender

Y me encuentro con que si hay exageración de nuevo de parte de la crítica norteamericana sobre esta película; tal y como sucedió con “El Llanero Solitario”, la crítica se fue hasta los extremos con esta película, exagerando sus punto negativos y haciendo menos sus buenos puntos; pero mientras que con el Llanero si encontré elementos suficientes para considerarla una buena película y una aceptable opción de cine, con “Trascender” no hay forma de salvarla. Por muy exagerados que sean los ataques, al final es una mala película, ni donde su punto bueno puede rescatarla del abismo.

El único punto rescatable que siento con la película son las actuaciones, y es que nadie actual mal; es bueno ver a Johnny Depp alejarse un poco de su zona de confort (entiéndase, Jack Sparrow en cualquier otra película), y tome un papel más serio, el tipo verdaderamente trata de salir a flote; los demás no desentonan, ya que tratan de ponerse al mismo nivel de profesionalismo que Depp nos trata de mostrar.

Trascender-Johnny Depp

Por desgracia, aquí terminan los puntos positivos de esta película; el resto de los aspectos no funciona y solo terminan por dejar un sentimiento de decepción brutal, y uno de los primeros problemas es la historia; la historia, cuando no es original, al menos prometía algo mejor, pero conforme esta avanzaba, uno terminaba por darse cuenta que estaba dando tumbos; en un principio parece ser una historia sobre la tecnología, de repente parece entrar el territorio romántico, de repente hablamos de ambientalismo y humanidad, es tan desordenado, que uno termina preguntándose de que estamos hablando. Y el supuesto peligro al que se enfrentan los personajes nunca lo termine de sentir, me pareció mas un vil pretexto para desarrollar un clímax, para acabarla, decepcionante.

Como dije en un punto anterior, las actuaciones son buenas a mi gusto, pero los personajes no están bien perfilados, siendo Paul Bettany y Rebecca Hall los que sufren las peores consecuencias, ya que sus motivaciones nunca quedan claras y sus miedos y preocupaciones tampoco quedan bien descritos.

Transcender-Catastrofe

En cuanto al aspecto visual, algo en lo que Pfister supo cómo presumir en sus colaboraciones con Nolan, aquí fallas de manera monumental; no digo que sean malas, pero decepcionan a simple vista, tanto la fotografía como los efectos (más de una vez me pregunte si este señor fue el ganador del Oscar por mejor Fotografía por “El Origen”. No impresionan y no sientes una sensación de maravilla o terror, depende de cómo lo quieras ver.

Al final, “Trascender”, irónicamente, termina siendo intrascendente; le hace un flaco favor Depp, quien suma su cuarto fracaso al hilo, y no se ve por donde pueda salir del hoyo; no es la peor película del año, como tanto describen en EUA, pero es mala, de eso no queda ninguna duda.

Como entrenar a tu dragón 2: la película animada del año

En 2010 se estrenó, de parte de Dreamworks, una película animada que cautivo a todo el mundo, pese a contar una historia ya vista muchas veces anteriormente, se trata de “Como entrenar a tu dragón”, que nos contaba la historia de Hiccup, un vikingo muy débil que termina haciendo amistad con un dragón, enemigo mortal de los vikingos.

La película no contaba una historia original, pero la manera en que fue relatada, y la manera en que fue interpretada (tanto en su versión original como la doblada) termino conquistando al público y seguramente se pudo haber llevado el Oscar a la mejor película animada de ese año; desafortunadamente ese mismo año Pixar salió con la tercera entrega de “Toy Story”, y toda la atención termino siendo para Woody, Buzz y sus amigos.

Como_entrenar a un dragon_2

De todos modos, la película se las ingenió para ser un éxito; y así, cuatro años después, nos llega esta secuela que, a mi gusto, no está a la altura de su antecesora; más bien, la supera con ciertos creces, erigiéndose como la película animada del año (lo siento “La Gran Aventura Lego”), a falta de estrenarse algunas otras películas y estando a mitad de año.

El único punto negativo que le doy a la película seria, si acaso, que las motivaciones del villano no son claras; uno hubiera esperado que se explicaran sus motivaciones en una alguna escena o en alguna línea argumental, pero al final uno se sigue preguntando el porqué de sus acciones.

Dragones

Pero al final ese problema, a mi gusto, es aplastada por el resto de sus virtudes, que son enormes, empezando por la historia, quizás puede pecar un poco de simple, pero es llevada con madurez, algo poco común en películas animadas (buscando solo sacarle la risita fácil a los niños, sin importar los adultos); esta película muestra a Hiccup analizando una decisión importante y las consecuencias de las decisiones que pudiera tomar, algunas de ellas bastante graves; es una historia que trata con inteligencia a todos, tanto a niños como adultos, algo que hay que agradecer.

El otro aspecto son los personajes que, a mi gusto, son totalmente agradables, no sientes que alguno este de más y sientes incluso que contribuyen con la historia.

Drago Bludvist

La animación es de primera; ya la primer película dio muestras de una animación espectacular, pero esta es mucho más grande; hay nuevos diseños de dragones, el aspecto del pueblo y de otras áreas mejorado, todo llega a un excelente nivel. La música también es clave en esta película, algo que también ya venía siendo un punto destacado en la película anterior.

Además, si fuiste de los que se quedó con una gran duda con respecto al control de los dragones en la primer película, pues aquí terminan explicando todo, así como otros temas que pudieron haber surgido durante la primer entrega.

Hipo y Astrid

Al final, nos encontramos no ante una buena película infantil, sino ante una gran película familiar, me atrevería a pensar que un adulto lo va a terminar disfrutando más que los propios niños, y eso es algo muy poco común en los últimos años de la animación, por lo que recomendaría ampliamente ver esta película, antes de que ciertos robots regresen a la pantalla grande a darnos pan con lo mismo y hagan que estos dragones replieguen sus alas.

Un invierno en la playa: melosa, pero no tanto.

La primera reprimenda que quisiera aventar hacia esta película es la traducción al español. En ingles la película se llama “Stuck in Love”, que en español seria “Atrapado en el amor”; porque el cambio en el nombre (y uno muy radical), ni idea pero bueno, lo hicieron y ahí queda.

Originalmente la película se llamaría “Writers” (Escritores), pero se decidió cambiarse al nombre mencionado en el párrafo anterior, y viendo el desarrollo de la trama, uno puede entender porque. Con el nombre anterior, todo implicaría que veríamos una película que nos hablara del proceso de un escritor para hacer sus obras: su vida personal, su inspiración, todo el proceso que implica realizar un libro e incluso, de llegarse a dar, los problemas para hacerlo; pero el director Josh Boone (el mismo de mi anterior critica, “Bajo la misma estrella”) mete varios personajes, no todos interesantes o irrelevantes (mismo problema que con la otra película), y se mete poco en el proceso de realización de una obra; de ahí el cambio de nombre de título, me imagino.

Un-invierno-en-la-playa

El detalle con Boone es que esta película se viene desarrollando de la misma manera en que desarrolla su reciente película; los primeros tres cuartos de la película se sienten fluidos y bien llevados, pero es en la parte final donde, de nuevo, el director no parece saber cómo terminar la historia. En su afán de cerrar todos los cabos, Boone parece dejar algunos aspectos que no agradan del todo.

Y de nuevo, igual que en “Bajo la misma estrella”, el argumento de esta película no es del todo original, es simplemente la historia de una familia disfuncional, con la diferencia de que 3 de ellos son escritores o futuros escritores, y estos 3 en particular no terminan siendo personajes del todo agradables. Me atrevería a pensar que el personaje de Bill Borgens (Greg Kinnear) se salva un poco, no así sus hijos Samantha (Lily Collins) y Rusty (Nat Wolff), cuyos personajes no terminan por agradarme del todo; al final son un par de chicos egoístas que no parecen querer comprender los problemas de los otros y convierten los suyos en los más importantes. Los únicos personajes que terminan ganándose mi simpatía son Erica (Jennifer Connely) y Lou (Logan Lerman), pero no son del todo aprovechados.

Invierno playa

Dejando en claro entonces que los personajes son un tanto molestos, ¿cuál es el principal punto fuerte de la película? Fácil, las actuaciones que, a mi gusto, son sólidas en esta película, especialmente Kinnear y Connely quienes demuestran tener buena química entre ellos (no le haría el feo a ver otra entrega con ellos juntos) y también me agradan Collins y Lerman cuando están juntos en pantalla, aunque creo que no se les dio un final adecuado.

Y hablando de final, este es mi problema más importante con la película: como dije, el último cuarto de la película me parece sobre extendido, pero el final más edulcorado no puede ser, un “Happily Ever After” que a algunos podrá agradar, pero que no creo funcione en este caso.

En sí, estamos ante una película genérica, si viste “Bajo la misma estrella”, van a encontrar las mismas virtudes y defectos en esta entrega, solo que con un molesto final. Recomendada a los que les gusten estas películas, pero ya deben saber o adivinar a que van.

PD. Aunque sea en voz, esta el cameo de un escritor que se ha encargado de asustarlos con sus obras en toda su vida, adivinen de quien se trata.

Bajo misma estrella. Casi, casi logran atraparme.

Personalmente tengo un detalle con las películas románticas (ya sea comedias o dramas, especialmente estos últimos), y es que la gran mayoría de estas solo buscan el éxito comercial en vez de contar una historia digna. Es cierto hay un par que me gustan (“Diarios de una pasión” y “Serendipity: Señales de amor”), pero la gran mayoría simplemente se conforman con ser un hit en la taquilla, sin importar la calidad que toda película debería tener.

Además, está el detalle de cuando estas películas deciden hacer que una pareja tenga alguna enfermedad grave (normalmente incurable), ya que manipula las emociones del público a tal grado que, cuando llega el inevitable (y predecible) final, las lágrimas corren a mas no poder, provocando que quede aclamada como una de las mejores películas (aun y cuando tenga seguramente varios defectos).

Bajo misma estrella

Bajo esas circunstancias, nos llega una nueva adaptación juvenil (ya saben, Hollywood cree que aún no tenemos suficiente de estos materiales) llamada “Bajo la misma estrella”, con la participación de actores como Shailene Woodley y Ansel Elgort, y la dirección de Josh Boone, además de que el libreto estaría a cargo de Scott Neustadter y Michael H. Weber, quienes hicieron esa joyita para muchos (no malinterpreten, aun no la veo) llamada “500 días con ella”.

La historia habla de Hazel, interpretada por Shailene, una chica que sufre de cáncer y solo está a la espera de esta ponga fin a su vida, pero sus padres, con tal de animarla, la obligan a entrar a un grupo motivacional; es ahí donde conoce a Gus, interpretado por Ansel, un chico que la ayuda a cambiar la forma de ver su vida, para que la disfrute al máximo posible, mientras dure.

Hazel Grace Sonriendo

Como podrán ver, no estamos hablando del argumento más original de todos, lo del cáncer como enfermedad en esta clase de películas ya ha sido tratado anteriormente; pero he de admitir que, pese a eso, logra mantenerme interesado en ella. Trato de adivinar que puso haber sido, y apuesto a dos puntos principales. El primero son los personajes de Hazel y Gus, tanto Shailene como Ansel logran unas buenas actuaciones y una muy buena química, haciéndome olvidar que hace un par de meses eran hermanos en otra saga adolescente (“Divergente”); además, logran darles una muy buena personalidad a los personajes, que actúan como lo que son: adolescentes; podrán madurar más rápido por la enfermedad, pero son adolescentes y se comportan como tales cuando deben.

El otro aspecto positivo en la entrega es el ritmo: en sus primeros tres cuartos, la película se siente fluida y bien llevada, y no te aburres; los escritores le pusieron un buen ritmo.

Hazel Grace

Pero por desgracia, no todo está del todo bien tratado en esta película, ya que donde empieza a fallar es en el último cuarto de esta entrega; a lo mejor me falta leer el libro, pero siento que extendieron de más el final; pareciera que estaban llevando todo de buen modo y, súbitamente, ya no supieron como terminar con el mismo ritmo con el que empezaron.

El otro aspecto vienen siendo algunas de las actuaciones secundarias: siento que algunos están de más (Nat Wolff) o que, teniendo también una historia interesante a como pintan sus respectivos personajes, se sienten desaprovechados (Willem Dafoe).

Sugeriría ver la película para aquellos que puedan tener cierta paciencia, pero les advierto que, si no son del gusto de las románticas, van bajo su advertencia.

 

X-Men: Días del futuro pasado. La mejor película mutante.

Como se habrán dado cuenta en mis notas anteriores, no soy precisamente el fan más grande de los X-Men; y por lo tanto, sus películas me parecieron, todas juntas, OK. Tenían algunas cosas que me gustaban (las escenas de acción de “X-Men 2”, McAvoy y Fassbender en “X-Men Primera Generación”), y otras que no tanto (el excesivo centrado en Wolverine, las contradicciones entre las entregas), pero jamás habían captado tanto mi atención para verlas en el cine, hasta la época reciente.

Admito mi entusiasmo por esta película en particular luego de ver la escena post-créditos de “Wolverine Inmortal”, donde daban a entender la realización de esta película; y después de opiniones en territorio norteamericano, en páginas de México, de mi hermana (fanática de los mutantes a partir de Primera Generación) y de mi compañero Cristóbal la semana pasada, ese entusiasmo aumento considerablemente.

Y así llego “X-Men: Días del futuro pasado” que contaba, entre otras, con el regreso de varios personajes habituales de la trilogía original, como Tormenta (Halle Berry), el original Charles Xavier (Patrick Stewart), el original Magneto (Ian McKellen), entre otros, además del director del primer par de entregas, Bryan Singer, en su regreso al cine de superhéroes luego de, en mi opinión, la incomprendida “Superman Regresa”. Obviamente también esta Hugh Jackman interpretando por séptima vez a Wolverine, y finalmente, algunos de Primera Generación, los jóvenes Xavier y Magneto (McAvoy y Fassbender), Mystique (Jennifer Lawrence) y Bestia (Nicholas Hoult).Profesor, Wolverine, Bestia

La historia empieza en un futuro dominado por unas máquinas llamadas Centinelas, creadas originalmente para dar caza y exterminio a mutantes, pero que al casi aniquilar a estos, empiezan a causar estragos en la humanidad, que empieza a ser esclavizada por las maquinas diseñadas para protegerlos. Con tal de detener esto, algunos viejos miembros de los X-Men encuentran la solución a esto, y es enviar a uno de ellos al pasado y evitar que se de esta guerra antes siquiera de que ocurra.

Seguramente muchos al momento de leer la historia (o de ver la película) terminaron haciendo una relación con “Terminator” de James Cameron, pero lo cierto es que la serie del comic, en que está basada la entrega, es más vieja que la propia película de Cameron, por lo que puede decirse que Cameron se inspiró en el comic.

Como dije anteriormente, tenía altas expectativas con respecto a la película, a pesar de mi indiferencia en general con la franquicia; y después de verla, mis expectativas se quedan cortas: como dijo Cristóbal en su crítica, no solo se trata de la mejor película de la franquicia X-Men, también se trata de la mejor película del verano (a menos que Tom Cruise y Emily Blunt digan lo contrario en una semana); y personalmente, mi película favorita de estos mutantes: es la tercera que veo en el cine, pero en general, es la única película con la que acabo con una sonrisa de oreja a oreja.

De una vez toco los únicos dos puntos malos de esta película, pero que para nada afectan mis pensamientos sobre la entrega. La primera es que no hay explicación alguna para un par de aspectos de la entrega: 1) El regreso de Xavier-Stewart, luego de los eventos de “X-Men: la Última Batalla” (entiéndase, una explicación convincente); y 2) Los poderes de Kitty Pride (Ellen Page), que son clave en esta entrega.

X_Men_Days_Future_Past_13838031568400

Mi otro punto en contra vendría siendo el personaje de Bolivar Trask (Peter Dinklage), cuyas motivaciones no terminan por convencerme, ya que nunca quedan del todo claras. Dinklage hace una buena interpretación, pero el personaje no quedo bien perfilado.

Ahora, veamos los aspectos positivos, que la verdad son bastantes y de mucho más peso que los pocos defectos. El primer aspecto positivo no es solo tener de vuelta a Singer en la entrega, si no que parece haber aprendido bastante de sus primeras entregas; aunque Wolverine sigue siendo el estelar indiscutible, ahora el centrado recae en los personajes de Primera Generación, más interesantes en mi opinión y, lo mejor, con mucho territorio que explorar sobre ellos.

Las actuaciones son otro punto donde destaca con fuerza la película; Jackman ya sabemos qué hace mucho se convirtió en Logan; Stewart y McKellen impecables en sus apariciones, y los demás de la generación original ofrecen actuaciones correctas; pero el verdadero show en ese aspecto se encuentra en el pasado: ya comentados a Dinklage, pero también esta Hoult quien ofrece una convincente interpretación de Bestia, siento que es mejor con respecto a la anterior entrega pero es opacado por sus compañeros; aquí hay una mejora en Jennifer Lawrence como Mystique, que nunca me convenció del todo en Primera Generación, debido a que estaba acostumbrado a la acción que ponía Rebecca Romjin en las entregas originales, y que luego en Primera Generación deciden que J-Law la interprete como una quejosa. Aquí, por fin hacen que Jennifer Lawrence saque lo mejor del personaje y le brinde la acción que tanta falta le hacía.

X-Men-Days-Of-Future-Past

Pero el show definitivo es de McAvoy y Fassbender, especialmente este último; cuando ambos están en pantalla, me siento hipnotizado, simplemente se han metido tanto en sus personajes, que uno termina queriendo más de ellos; McAvoy interpretando a un Xavier desesperanzado, y Fassbender, a un Magneto que sigue en su cruzada anti humanidad; ver a estos dos juntos en pantalla es lo mejor de la película y, fácilmente, terminan siendo mejores que los interpretes originales. Fassbender, especialmente, termina confirmando una cosa conmigo: Magneto es mi mutante favorito.

Y en cuanto a la acción, bueno que puedo decir, la acción es gloriosa cada que la veo, destaco todos los momentos de Magneto (a estas alturas, puede que muchos ya se hallan que lo mencione mucho) y sobre todo la escena con Quiksilver, majestuosa simplemente.

Como último punto quiero tocar la escena final; no diré mucho por si hay gente que no ha visto la película y quiera hacerlo, pero solo diré, nunca me había emocionado tanto con una escena final en una película de superhéroes desde “Batman: el Caballero de la Noche Asciende”.

Y por mí parte es todo, hay espero ver que dicen: ¿es buena película? ¿En verdad es la mejor del verano? ¿”Al filo del mañana” le arrebatara ese puesto? Ustedes digan. Saludos.