Archivo del Autor: Miguel A. Treviño

Acerca de Miguel A. Treviño

Soy Miguel Treviño, nacido en Monterrey, Nuevo Leon, y soy un apasionado de las peliculas. Tambien soy demasiado blockbustero, pero estoy en proceso de cambiarlo un poco.

Top 15 Mejores Películas del 2017

Bienvenidos de vuelta a estos conteos; la semana pasada di una lista de lo que fueron para mi las peores peliculas del recien terminado 2017; pero por muy malas peliculas que hayamos tenido, tambien tuvimos bastantes entregas buenas, por lo que aqui les doy mi opinion de lo mejor en cine.

Cabe aclarar que pueden haber algunas ausencias notables, como «Get Out» y «Raw», pero algunas circunstancias (o peliculas ya planificadas) me impidieron hacerlo.

Ya sin mas que agregar, comencemos.

15.- Power Rangers

Mi placer culpable en este 2017. Poniéndonos estrictos, estamos ante una mala película; pero estaría mintiendo si dijera que no disfrute de esta entrega. Las actuaciones (tanto de consagrados como nuevos) son decentes, se nota el esfuerzo por contar una historia y las actualizaciones a los personajes son bienvenidas. Ya veremos que depara el futuro de los involucrados.

14.- Thor Ragnarok

En un año bastante irregular para Marvel, la tercera entrega del Dios del Trueno viene a puntarse, por mucho, como la mejor película de la empresa en este 2017, y la mejor sobre el personaje de Chris Hermsworth. Quizá cae en exceso en la comedia, pero esta es efectiva en la mayoría de los momentos; su otro detalle es que Thor queda un poco eclipsado por los demás personajes (especialmente Valkyrie), pero si has visto estas películas ya estarás acostumbrado.

13.- La La Land

Admito que me encanto la primera vez que la vi; pero después del natural hype, uno termina por darse cuenta que la película no es tan novedosa como aparenta: dos soñadores que se enamoran, pero sin renunciar a sus sueños. Ryan Gosling y Emma Stone (en su tercera colaboración) interpretan de manera natural a sus personajes y la fotografía es exquisita. Pero las canciones son, sin lugar a dudas, las verdaderas estrella de la entrega.

12.- Mujer Maravilla

La mejor película del Universo Extendido de DC Comics, y la mejor película de DC desde «El Caballero de la Noche» en 2008. Patty Jenkins, la directora de la película, logra contarnos en gran forma la historia de Diana Prince (interpretada sorpresivamente bien por Gal Gadot), quien se adentra al mundo de los humanos para comportarse como una heroína (algo en lo que fallo Snyder en sus versiones). El final se algo fallido, pero el resultado final es muy bueno.

11.- Logan

La mejor película de superhéroes del 2017. Contrario a los pronósticos iniciales sobre esta entrega de James Mangold, la tercera entrega del popular mutante de Marvel se muestra como una de las películas mas brutales de superhéroes, no solo por la violencia mostrada (clasificación R), sino por el nivel de historia, sobre el ocaso de un tipo que lucho hasta el final sin ganar nada a cambio. Hugh Jackman se despide con honores del personaje que lo puso en el mapa.

10.- Ella es un Monstruo

Luego de unos años sin proyectos llamativos, Anne Hathaway regreso a la pantalla grande con una propuesta que si bien no todos conocen, se deberían dar el tiempo. Solo imaginense: todas tus acciones (desde algo tan simple como rascarse la cabeza, hasta algo tan peligroso como pelear con alguien) son imitados por un monstruo a miles de kilómetros de ti y que causa destrozos en todos lados. Anne esta, como siempre, en excelente nivel, pero la estrella en esta película es Jason Sudeikis como el villano de esta rara historia.

9.- Muerte Misteriosa

Uno de los mejores westerns en los últimos años. La historia de un sheriff (magnifico Jeremy Renner) tratando de resolver el asesinato de una nativa del lugar con ayuda de una agente inexperta agente del FBI (Elizabeth Olsen) en un ambiente completamente hostil (tanto por la gente como por el clima) fue de lo mejor que nos ofreció este 2017. La película de Tyler Sheridan (escritor también de «Sicario») ha sido, tristemente, ignorada en esta época de premios, pero no se olvida en esta lista.

8.- Eso

El payaso asesino creación de Stephen King esta de vuelta para causar terror y sensación nuevamente entre las personas. Ya es la película de terror mas taquillera de todos los tiempos (y, por lo tanto, en la adaptación de Stephen King mas taquillera de la historia) y las expectativas sobre su secuela están a todo lo que da. El director Andy Muschietti tuvo la buena idea de dividir el libro en 2 partes, y solo tener la parte de los niños aquí. Los niños hacen un excelente trabajo como el Club de los Perdedores, mientras que Bill Skarsgard es aterrador como Pennywise.

7.- Baby: el Aprendiz del Crimen

Edgar Wright, luego de su abrupto con la gente de Marvel por su concepto de «Antman», decidió realizar mejor la típica historia del chico bueno teniendo que hacer cosas malas; pero para que esto no se quedara como una genérica entrega, Wright le impone su irreverente estilo, acompañado de buena música y buenas actuaciones (si, incluso de Eiza Gonzalez), aunque la estrella es, sin lugar a dudas, un mas que consumado Ansel Elgort. Wright dice que le pidieron secuela, ¿la tendremos?

6.- Star Wars, Episodio VIII: Los Últimos Jedi

Se que la película ha causado mucha polémica entre fans (al grado que hasta han solicitado que quede fuera de la continuidad), pero uno aprecia el trabajo de Rian Johnson al tratar de contar una historia completamente diferente en Star Wars, algo que no se sintiera como el refrito de alguna entrega anterior (como lo fue «El Despertar de la Fuerza»). Ademas, logra mejorar algunos detalles de la anterior película (Kylo Ren aquí es mas amenazante que en la película anterior), y las escenas de acción son muy buenas. J.J. Abrams regresa para el episodio IX, ¿que esperaremos aquí?

5.- Coco

Tan simple como esto: es la película mas taquillera en la historia de México, quitándote el puesto que por 5 años tuvo «Los Vengadores». Y la verdad, me parece bastante merecido: se noto la enorme investigación que Disney y Pixar realizaron sobre el Día de Muertos en sus visitas a México, la animación es excelente, la música es agradable y, típico de Pixar, el sentimiento que irradia la película te contagia. Si no lloraste viendo esta película, te hace falta corazón. Puede ser que la historia no sea lo mas original y que hay algún estereotipo por ahí, pero son mas los puntos positivos de la película que negativos.

4.- El Planeta de  los Simios: la Guerra

Si en el 2011 me hubieran dicho que el remake de «El Planeta de los Simios» seria el inicio de una de las mejores trilogías de la presente década, probablemente me hubiera carcajeado en su cara (y después habría pedido disculpas). La ultima película sobre Cesar y sus compañeros simios, buscando un lugar en este planeta, es probablemente la mas sentimental de toda la franquicia y la mas satisfactoria, al darnos un mas memorable villano en la persona de Woody Harrelson y el destino final de Cesar (una vez mas, magnifico Andy Serkis)

3.- Blade Runner 2049

Nadie quería esta secuela, nadie pidió esta secuela, pero Warner Brothers y Sony decidieron hacerla y, contra todos los pronósticos, el resultado es una de las mejores películas de ciencia ficción de la presente década. Denis Villeneuve, director de «La Llegada» en 2016, fue el elegido para esta secuela de la poco se esperaba, y nos termina regalando unas impresionantes imágenes, una historia optimista (algo que en estos tiempos siempre debe ser bienvenida) y unas actuaciones memorables, donde destaco a Ana de Armas, brillando por momentos mas que el propio Ryan Gosling o la leyenda de Harrison Ford.

2.- Silencio

Una de las mejores películas del año sin nada de discusión, pero que fue ignorada de manera increíble por la temporada de premios pasada. Andrew Garfield nos regala la mejor interpretación de su carrera como el padre Rodrigues en la búsqueda de enseñar la religión católica en un país que odia esa religión. El choque entre dos culturas y las diferentes costumbres es sencillamente fascinante. Su único lastre es un final alargado de mas, pero eso no le quita méritos al filme de Martin Scorsese.

1.- Dunkerque

Dirigida por Christopher Nolan, con un elenco que combinaba juventud y experiencia, una historia sobre la salvación para soldados ingleses de la isla de Dunkerque y con un trabajo de efectos muy buenos, esta entrega se erige como la mejor película del 2017 para mi. La manera en que Nolan decide contar 3 historias diferentes de manera paralela y todo alrededor de la isla es impresionante, así como el nivel de actuaciones (incluso de Harry Styles, aunque este ultimo es algo distractor).

Y esas fueron mis películas en este 2017, esperando que el 2018 sea un año mucho mejor; ¿y cual es su top ten señores?

Imagenes de las peores películas 2017

Top 15 Peores Películas del 2017

Antes de empezar quiero desearles a todos un buen 2018, que hayan tenido unas buenas fiestas y que este nuevo año sea uno de retos y metas que puedan cumplir.

Pues bien, que mejor manera de iniciar el 2018 que con un repaso a lo mejor y lo peor que nos dejo el 2017, un año muy mediano en cuanto a películas que puedan ser recordadas conforme pasa el tiempo, especialmente en blockbusters que se contentaron con hacer la formula que les funciona.

Una vez mas les pongo las reglas de tanto de este como del siguiente listado:

  • Solo películas vistas en el cine.
  • No relanzamientos.
  • Solo películas vistas en 2017.
  • Es pura opinión personal.

Ya sin mas que agregar, comencemos:

15.- Terror a 47 metros

«Tiburón» es una de mis películas favoritas de siempre, pero curiosamente no soy fan ni de sus secuelas ni de sus «homenajes» como es este caso. El desarrollo de los personajes es muy pobre, sus motivaciones son ridículas y solo se redime con el tonto y divertido final. Pero en si, nada que valga la pena ver en cines.

14.- Liga de la Justicia

Para ser justos con DC Comics, esta debe ser su mejor película dentro del universo que han creado (exceptuando, obviamente, a «Mujer Maravilla»), pero eso no es mucho decir. La inclusión de Joss Whedon debió dar buenos frutos, pero su estilo choca con el estilo de Zack Snyder, lo que provoca una película mediana en cuanto a tono. Las actuaciones son, por mucho, lo mejor de la película, aun con el bajón que tuvo Ben Affleck.

13.- Guardianes

No se confundan con «Guardianes de la Galaxia Vol. 2» de Marvel; esta es una producción rusa que si no escuchaste de ella es por una buena razón. La película comete los mismos errores de «Liga de la Justicia», con la diferencia de que estos personajes son completamente nuevos; es decir, no creo que alguien conociera a estos personajes antes de ver la película. Y estos personajes son tan olvidables, que no te dan ganas de verlos nuevamente.

12.- El Circulo

La obra de Dave Eggers es, tengo entendido, una gran crítica al enorme poder que pueden obtener las redes sociales y que, aparentemente, podrían tener en el futuro. La película no pareció captar eso, ya que parece quererse convertir en la nueva versión de «La Red Social», solo que sin la sutileza de David Fincher, ni las actuaciones a nivel de Jesse Eisenberg y Andrew Garfield, ni el libreto de Aaron Sorkin. Hanks entrega una de sus peores actuaciones y Emma Watson sigue pensando que se encuentra en el mundo de Harry Potter.

11.- Belleza Inesperada

Cada vez me queda clara una cosa: Will Smith esta en un punto en el que su carrera ya no le importa un comino. Luego de «Escuadrón Suicida», Smith se involucró en esta versión diferente de «Cuento de Navidad», donde su versión de Scrooge es triste (no en el sentido literal) y los actores secundarios no solo están desperdiciados, sino que se encargan de interpretar personajes incluso peores que el de Smith.

10.- Transformers: el Último Caballero

Una parte de mi quisiera poner esta película mas arriba en este listado, pero no lo hago por dos cosas: 1) A diferencia de lo que piensa la crítica, a mi no me pareció la peor película de esta franquicia; y 2) Ponerla en un puesto mas alto implicaría que esperaba mas de la entrega, y lo cierto es que de esta franquicia ya no he esperado nada en 10 años. Este 2018 se estrenara el spin off de Bumblebee sin la dirección de Michael Bay, ¿veremos algo distinto?

9.- La Torre Oscura

Josh en su momento comentaba que la combinación cine con Stephen King solía entregar resultados bastante desastrosos. Esta entrega de Nikolaj Arcel, adaptación de la serie de libros mas famosa de la actualidad, parece darle toda la razón. Idrid Elba hace todo lo que puede para darle vida a sus personajes, pero el niño aquí es una molestia y Matthew McConaughey da quizá su peor actuación en años. Lo mejor de esta adaptación: que su fracaso en critica y taquilla hicieron poca mella en «Eso».

8.- La Bella y la Bestia

Nunca fui un gran fan del clásico de Disney de principios de los 90, pero le tengo cierto respeto debido al legado que dejo dentro del cine de animación y lo que provocó mas adelante; esta versión live action sigue los mismos pasos (salvo algunos detalles nuevos) que la película original, pero sin algo que la animación noventera tenia de sobra: corazón. Uno puede críticas los live action de «Cenicienta» o «El Libro de la Selva», pero al menos notas el esfuerzo de todos por hacer su obra memorable; aquí los actores se encuentran en piloto automático y los personajes increíblemente aburridos. Luke Evans como Gastón fue lo mas divertido de la película.

7.- Rápidos y Furiosos 8

Nunca fui un gran fan de la franquicia de «Rápido y Furioso», pero admito que, a partir de la quinta película (la única buena a mi gusto), empece a tomar cierto interés por ella y es por eso que admito cierta decepción cuando anunciaron una octava entrega. En esta entrega, a diferencia de anteriores, noto poca inspiración en las escenas de acción y aburrimiento de los actores en sus personajes. Ya anunciaron un par de películas mas, ¿recuperarán la diversión de las anteriores?

6.- Alíen: Covenant

«Alien» de Ridley Scott y «Aliens» de James Cameron son clásicos del cine, la primera como película de terror y la segunda como acción. Pero después de la entrega de Cameron, la franquicia entro en un declive de calidad muy pronunciado y que en esta película toca fondo. Las anteriores películas de «Alien» habrán sido malas, pero no se les podía acusar de aburridas. Esta película cumple con ello al regalarnos sustos genéricos (cuando antes causaban impacto), personajes olvidables (que lejos estamos de los robots extraños y de Ripley) y acción tan genérica que no parece distinguirse de cualquier película de este tipo en la era reciente. Una pena.

5.- Assassin’s Creed

Resulta increíble que en mas de 40 años de blockbusters podamos tener buenas adaptación de libres, series de televisión y cómics, pero aun no una de videojuegos. Resulta triste ver como adaptar un videojuego parece una misión imposible desde tiempos de «Mario Bros». Resulta patético ver como eligieron extraordinarios actores como Michael Fassbender y Marion Cotillard para esta película, y estos se encarguen de dar algunas de sus peores actuaciones. Ni siquiera Jeremy Irons parece esforzarse (tienen mas vida sus actuaciones en el universo de DC Comics que aquí). ¿Algún día tendremos una decente película de videojuegos en cine?

4.- Cincuenta Sombras mas Oscuras

A diferencia de muchas personas en el mundo, yo nunca odie la adaptación de «Cincuenta Sombras de Grey» en 2015; no es que sea buena, pero ya me esperaba una película así de mala por lo que aproveche mejor para encontrar algunos detalles positivos: buena fotografía, buena música y actuación con potencia. Pues bien, salvo las actuaciones, esos pocos detalles positivos se pierden en la secuela; siguiendo con el declive de calidad de los libros, «Cincuenta Sombras mas Oscuras» resulta peor que su antecesora, principalmente por una causa: se nota muy poco aprendizaje entre una película y otra.

3.- Si no despierto

Hace muchos años que las adaptaciones «Young Adult» han dejado bastante que desear; no es que siempre fueran buenas, pero te dejaban algo de que hablar. Esta adaptación a la obra de Lauren Oliver toma un viejo concepto que hemos visto en otras películas hasta el hartazgo (que un día se repita una y otra vez), con dos diferencias que la vuelven pésima: 1) Caen en el error de creer que son los primeros en hacer esta idea; y 2) Nunca explican el porque se repite el día. Muchas películas o series con este concepto no suelen hacerlo bien, pero al menos te explicaban a que se debía esto; y si lo explicaron, entre lo simplón de la trama se perdió.

2.- Todo, todo

¿Recuerdan ustedes «Bajo la Misma Estrella», esa adaptación de la obra de John Green que conquisto a todo el mundo? Pues bien, aquí tenemos una nueva película que trata de imitar el éxito que tuvo aquella película del 2014, pero fracasa al intentarlo. Los actores aquí no me convencen y sus personajes son de lo mas detestable en todo el 2017, eso sin mencionar la historia que desaprovecha algunas ideas buenas, y se va por el mismo camino molesto romántico de las película juveniles actuales.

1.- La Momia

En cierto modo esta no es la peor película del 2017, pero la coloco en primer lugar por una razón: la poca conexión que tuvo con el publico en general. Di lo que quieras de las películas mencionadas en el listado, al menos había gente que si le gustaba lo que veía. A 6 meses de que se estreno esta versión de «La Momia» con Tom Cruise, no ha salido nadie en defensa de ella, y por justas razones. Es una película que no sabe a quien complacer: no genera el nivel de tensión que ponía la original de Boris Karloff, no genera la misma sensación de aventura de la versión de Brendan Fraser, la acción es genérica a mas no poder y, para acabarla peor, la momia queda en un plano muy secundario para darle prioridad a la figura de Tom Cruise. Esto se suponía seria el inicio nuevo de otro universo cinematográfico para competir con el dominio de Marvel, pero que todo parece se quedara en un intento. Había potencial, pero los egos la mataron.

Bueno, ese es mi listado de lo peor de este 2017, próximamente tendremos lo mejor.

Imagen de Georgie en la película Eso

Eso. Todos flotamos aquí

2017 sera sin lugar a dudas un año inolvidable para Stephen King: de ser un autor cuyas obras eran cada vez menos tomadas en cuenta para adaptaciones al cine o TV, a tener dos de sus obras a ser adaptadas al cine («La Torre Oscura» y «Eso») y otras series para TV («La Niebla» y «Mr. Mercedes») o Netflix («El Juego de Gerald»). Sin lugar a dudas, un año soñado para el autor nacido en Portland. Hablando del material del cine, me sorprende ver lo increíblemente diferentes que son ambas adaptaciones: mientras que «La Torre Oscura» fue destrozada por crítica y fans (fracasando en su intento de convertirse en una nueva franquicia cinematográfica), «Eso» resulto ser todo lo contrario; críticos la amaron, fans la amaron y ahora la expectativa es enorme para la segunda parte, a estrenarse en 2019.

Las expectativas sobre esta película eran enormes, tanto por ser la adaptación de una de las obras mas populares de King, como por el hecho de que varias personas aun sienten un enorme cariño a la mini-serie de los 90 que llevaba el mismo nombre y que fuera protagonizado por Tim Curry. Cuando tienes ese antecedente en contra, ¿como pudo entonces salir adelante tanto con la critica como los fans?

El primer punto a favor es la dirección de la película. Andy Muschietti, el elegido para llevar a cabo esta adaptación tras la salida un tanto polémica de Cary Fukunaga, demuestra un amor profundo a la obra en la que se basa la obra: cada escenario, cada personaje, cada momento de tensión parecería sacado del libro, aunque con algunas libertadores, obviamente. Por ejemplo, se decide cambiar la década de crecimiento de los niños: mientras que en la obra y en la mini-serie veíamos la etapa de los niños en la década de los 50, aquí se deciden por cambiar el tiempo a la década de los 80, lo que obviamente hará que muchos adultos, viendo la película, le pegue la nostalgia. Vemos posters a películas de esa década o referencias a videojuegos que hará a mas de uno recordar con cariño.

Las actuaciones son otro punto a favor de la película, de los niños principalmente. La mayoría de ellos apenas han cumplido los 15 años, pero han demostrado un talento natural para esta profesión y muestran una enorme química entre ellos, como si llevaran años trabajando juntos. No seria de sorprenderse que sigamos viendo a estos muchachos en otros proyectos a futuro. Destacaría principalmente a Sophia Lillis como Beverly y a Jeremy Ray Taylor como Ben.

El diseño de producción, la fotografía y la música se encuentran a la altura de la entrega. Benjamin Wallfisch, el encargado de la música, hace uso de un soundtrack que te puede poner a temblar, aunque también te puede poner a recordar algunos momentos agradables. Y la fotografía, a cargo de Chung-hoon Chung, se encarga de crear algunos momentos de verdadero terror en la película. La escena en la casa es particularmente tenebrosa.

Quizá no todo sea positivo en la película, ya que también posee algunos momentos no muy inspirados. Por ejemplo, aun y cuando menciono que la química entre los niños es muy buena, también es cierto que la inclusión de algunos personajes se siente algo forzada. Mientras que el grupo que forman Bill, Eddie, Bev, Richie y Stan se siente correcto, como que las inclusiones de Ben y Mike no se sienten de la misma forma, casi como si se les hubiera ocurrido sobre la hora. Ademas no todos los personajes se sienten bien desarrollados (salvo por Ben, Bev y Eddie), siendo Stan quizá el mas afectado en este asunto.

Como era de esperarse, algunos de los sustos usados en la película son los recurrentes «jumpscares» de la época actual: algunos se sienten realizados de forma natural, pero otros si se sienten demasiados anunciados. Y también esta la poca participación de Pennywise, el payaso bailarín (Bill Skarsgard); quizá era de esperarse, dado que la película decide darle protagonismo al Club de los Perdedores, pero al mismo tiempo le quitas algo de espacio para el lucimiento de nuestro payaso asesino favorito.

Y ahora hablemos finalmente de Pennywise: la verdad seria algo injusto hacer una comparación entre la interpretación que Tim Curry realizara a principios de la década de los 90 con la interpretación de Skarsgard en la película actual, ya que Skarsgard se encuentra con el primer gran papel de su carrera, mientras que Curry ya era un viejo lobo de mar al momento de aparecer en la mini-serie basada en la obra de King. Ambas son buenas actuaciones en su respectiva obra. Curry aporta la diversión  que el tono de la mini-serie implicada mientras que Skarsgard aporta el misterio que la película inspira. Quizá tengo mi problema con Skarsgard se debe mas a su diseño: podemos decir lo que queramos sobre el diseño que Tim Curry tenia en la mini-serie, pero al menos tenia un aspecto inocente, que hipnotizaría a cualquier niño a acercarse. Skarsgard tiene que lidiar con un diseño que causa terror, lo que hace que no suene creíble la cantidad de niños que ya ataco durando el transcurso de la película.

Pero en resumidas cuentas, estamos ante una muy buena película. Contra unos pronósticos poco alentadores y unas expectativas muy elevadas, «Eso» se erige como una de las mejores adaptaciones a una obra de Stephen King, un éxito poco común para el genero de terror, y ahora es cuestión de esperar a saber que medidas tomaran para la parte 2; ¿volverá a flotar Pennywise como lo hace ahora?

El Planeta de los Simios: la Guerra. Al César lo que es del César

Si en 2011 me hubieran dicho que “El Planeta de los Simios: (R) Evolución” seria el inicio de una de las mejores trilogías de la década presente, basada en una nueva versión de la legendaria franquicia que iniciara en los 60, sencillamente me habría reído en la cara de los que se atrevían a decirlo. No solo porque, como mencione, “El Planeta de los Simios” es una de las franquicias más veneradas de todos los tiempos (ahí peleándose, creo yo, con James Bond), sino porque ya en el 2001 se trató de dar reinicio a la franquicia con la dirección de Tim Burton (producción que iniciaría la debacle del, alguna vez, creativo director) y que es una de las películas más odiadas de todos los tiempos.

Pero, para sorpresa de muchos, la película del 2011 dirigida por Rupert Wyatt y protagonizada por James Franco y Andy Serkis resulto ser una de las mejores películas del verano de ese año, lo que propicio que se autorizara la creación de una secuela: “El Planeta de los Simios: la Confrontación”, estrenada en 2014, dirigida por Matt Reeves y que trajo de vuelta Andy Serkis, pero acompañado esta vez por Jason Clarke, Gary Oldman y Keri Russell, una secuela que supero a su antecesora con creces, aunque muchos argumentan que en el camino se perdió algo de emotividad en la trama.

Bueno, 3 años después de que vemos el inicio de la guerra entre simios y humanos, Reeves y Serkis vuelven a hacer equipo para regalarnos lo que es, posiblemente, la mejor película del verano que está por terminar (junto a Christopher Nolan y, prácticamente, Edgar Wright), lo que quizá no es mucho decir, considerando que en general había sido un verano muy apagado, entre refritos fracasados, héroes con lo adecuado y otras propuestas cuya existencia es inexplicable.

El primer punto a favor de mencionar en esta película es el nivel de actuación. A estas alturas, ya todos conocemos el gran nivel que Andy Serkis ha manejado dentro de la franquicia, pero me atrevería a decir que esta es, por mucho, su mejor interpretación de Cesar. Verlo como a pesar de la guerra, sigue creyendo en la paz con los hombres, hasta que una acción artera lo hace traicionar todos sus ideales. Uno puede ver el dolor en sus ojos al momento de ver a sus hermanos simios o al momento de confrontar a los generales humanos, y crees en verdad en el personaje.

Pero no solo Serkis se luce en su actuación, los secundarios en general también están bastante bien; ya sean los acompañantes eternos de Cesar: Maurice (Karin Konoval), Rocket (Terry Notary) y Luca (Michael Adamthwaite); o los nuevas adhesiones: Bad Ape (Steve Zahn), un gorila fuera dela tribu de Cesar, o Nova (Amiah Miller) que con la pura mirada se encarga de dar una entrañable actuación.

En cuanto a los villanos, es de esperarse el buen trabajo de Woody Harrelson como el despiadado coronel humano, pero los lapsos de profundidad que llega a compartir el personaje lo ponen, a mi opinión, a la altura del Koba de la película anterior.

La historia de la película es, desde mi punto de vista, la más emocional de todas: vemos humanos que, en su desesperación, hacen uso de simios para poder atrapar a Cesar y su grupo; este, por su parte, se le nota el cansancio por una guerra que nunca quiso y busca soluciones para la paz; pero cuando los humanos dan un golpe de corte personal a Cesar, este hace un lado esa actitud pacificadora que tenía y nos regala a un Cesar que buscara una revancha de la situación. Dicho de otro modo, Cesar se está convirtiendo en todo aquello que Koba represento en la película anterior.

Los efectos especiales son de primera: nuevamente el detalle está en estos simios que lucen increíbles, también hay paisajes bastante bien elaborados; la música de Michael Giacchino destaca muy bien, con la música más conmovedora de esta franquicia.

Si tuviera que elegir un detalle negativo sobre esta película, esta sería sin duda lo demasiado precipitado que luce la batalla final. No es mala en sí, pero diera la impresión de que Reeves se metió en muchos detalles al momento de construir todo lo que sería la película, solo para darse cuenta casi al final que ya se estaba pasando del metraje. No es malo, pero uno siento que ocurren muchas cosas al mismo tiempo, que es difícil seguirle la huella.

En una década donde los remakes abundan con resultados medianos, resulta increíble que sean las películas de “El Planeta de los Simios” las que tengan mejores niveles. Han dejado ciertamente la vara alta, y solo serán los estudios lo que tendrán la última palabra si continuar esto o no (como si no supiéramos que, tarde o temprano, volveremos a verlos)

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar….y de la audiencia contra Sparrow.

Era el año 2011 cuando Johnny Depp estrenaba en los cines «The Rum Diary», película que protagonizara junto a Aaron Eckhart y su ex-esposa Amber Heard, y la cosas no salieron como el seguramente esperaba: la película fue un fracaso en taquilla y la crítica no fue precisamente bondadosa con la entrega de Bruce Robinson. Cuando la prensa cuestionó a Depp sobre esta situación el simplemente respondió (según leí en un articulo años atrás) algo que indicaba que la película era demasiado buena para la gente y que apenas hiciera otra película de «Piratas del Caribe», todos estarían rendidos a sus pies, porque no conocían algo mejor.

Sera que la gente supo de esta entrevista o sera que en verdad se cansaron rápido del «raro» Depp, pero lo cierto es que después de esas declaraciones Johnny no ha podido encontrarse con una película que sea la combinación éxito un taquilla y éxito en critica, al menos no en un papel estelar pues las películas que han tenido esa combinación son aquellas en donde es secundario o invitado especial («Comando Especial», «En el Bosque», «Animales fantásticos y como encontrarlos»).

Entre esos numerosos fracasos que Depp se ha apuntado tenemos un par de colaboraciones con Tim Burton («Sombras Tenebrosas» y «Alicia a través del espejo»), su versión de piratas en el Oeste («El Llanero Solitario», que a mi gusto no es tan mala) y otra seguidilla de películas que se veían venir el desastre o que tenían potencial, pero circunstancias como el libreto y los personajes lo arruinaban. Viendo esta racha negativa, se entiende la urgencia de Johnny para regresar al capitán Jack Sparrow a las misteriosas aguas en el Caribe.

El problema es que han pasado ya 6 años desde la ultima vez que vimos a Jack Sparrow hacer payasadas para sus fans en la pantalla grande, y en ese periodo de tiempo la popularidad de esta franquicia a venido a menos (a la par de la catástrofe en que Depp ha caído) y otras franquicias (mejor realizadas o con mas potencial) han atrapado a la audiencia que espera más de esas películas que de las desventuras del famoso pirata; aun así, decidieron continuar con el estrafalario pirata y, para tratar de inyectarle algo de vida a esta franquicia, se decidieron por contratar nuevos directores, siendo Joachim Ronning y Espen Sandberg, creadores de la aclamada «Kon-Tiki», los elegidos para inyectarle vida a la franquicia.

Pero los directores, cuya única experiencia en blockbusters gringos («Bandidas») no tuvo mucha aceptación, decidieron hacer un reinicio a la franquicia (en cierta forma). Uno puede ver esta película y la original del 2003 y vera que, salvo por un par de nuevas adiciones, la película sigue casi los mismos pasos que «La Maldición del Perla Negra», solo que sin la «innovación» y la «magia» que esta llego a tener.

Si bien no borran nada de las películas anteriores, la sensación que deja esta entrega es de temor de esta gente a generar algo nuevo, por lo que se decidieron por hacer lo mismo de la primer película: una vez más, Jack está sin bote y tripulación, una vez más un desconocido busca a Jack para rescatar a un ser amado, una vez mas interviene Barbosa, y una vez mas tenemos imágenes de acciones imposibles que ya no impresionan como hace mas de 10 años.

Puede que el problema mas grave de esta película recae en los actores y personajes. Los viejos miembros de la franquicia lucen apagados, como que esperando que los directores digan que terminó el día para ir a cobrar su cheque, y los nuevos no terminan por despertar. Johnny Depp luce visiblemente harto de su personaje, y Geoffrey Rush luce peor incluso, lo que es triste considerando que era el mejor actor en la franquicia. Los nuevos tampoco aportan mucho que digamos: Brenton Thwaites y Kaya Scodelario tratan de transmitir romance, como lo hicieron en su tiempo Orlando Bloom y Keira Knightley,  quienes fracasan en el intento; juntos no producen nada, y separados no funcionan bien. Pero el mayor pecado aquí recae en Javier Bardem como el villano: no le niego que hace el intento, pero no genera la simpatía que Rush si generaba en la primera, no tiene un gran aspecto como Bill Nighy en las secuelas, ni siquiera tiene la presencia que ciertamente ponía Ian McShane en la anterior secuela. Da pena, y lo cierto es que no era una mala elecc

Curiosamente, lo mejor de la película vendría siendo su duración, al ser la entrega mas corta de la franquicia, pasando apenas las 2 horas. Lo que hace que todo transcurra de rápida forma, aunque eso también termina exponiendo a los personajes. La trama tampoco ayuda bastante ya que, aunque no es tan confusa como las anteriores entregas, pareciera que se esforzaron por hacer eso. Todos esta en búsqueda de un artefacto que les ayudara con sus planes, pero deciden sub-tramas que en verdad estorban el desarrollo de esta película (lo de los personajes de Scodelario y Rush, de pena). Incluso los efectos especiales no lucen espectaculares, con unos Tiburones Zombies mas dignos de una película del canal SyFy que de una producción Hollywoodense.

Pero el final es sin duda lo que mas dejaría molestos incluso a un fan aguerrido de la franquicia, ya que acaba exactamente igual que la original. Solo traten de recordar como acabaron los personajes principales en «La Maldición del Perla Negra» y sabra que aquí acabo todo igual. ¿O sea que todo el trayecto que estos personajes tuvieron fue acabar igual que hace 14 años?

Es una pena que la película haya quedado en tan mal estado, pero eso tristemente era de esperarse: hace años que Disney no sabe que hacer con esta franquicia y Depp solo la utiliza para generar billetes y revivir un poco su alicaída carrera. Difícilmente recomendara esta película y diría que seria mejor que se pierda ahí en alta mar, opacada por mejores opciones en cartelera.

Power Rangers. Reviviendo la nostalgia.

Recuerdo mucho cuando los Power Rangers llegaron a México: tenía 6 años y las caricaturas favoritas de uno eran Dragon Ball Z y Supercampeones; de hecho, este último programa estaba terminando en la televisión, cuando una guitarra eléctrica atraía mi atención.

A continuación, aparecían unos astronautas que abrían una especie de prisión galáctica y una mujer de traje ridículo salía junto con unos monstruos y se preparaba para conquistar la Tierra. Seguíamos con una especie de base espacial en el planeta y una cabeza flotante le pedía a un robot que invocara jóvenes con actitud para convertirse en los defensores del universo. Aparecían estos jóvenes, les asignaron los poderes, derrotaron a los malos y reanudaban sus vidas adolescentes normales.

Así nació Power Rangers, pero el fenómeno no se inició sino hasta el día siguiente, cuando todos los niños en la escuela empezaron a alucinar con estos nuevos personajes. Pronto su popularidad alcanzaría a algunos de los shows infantiles más importantes de ese momento (Tortugas Ninja, Supercampeones, Dragon Ball Z, etc.) y seguiría así hasta la llegada de Pokemon. Lo cierto, es que el show tuvo cierta continuación hasta la versión en el espacio, ya que después de eso Disney compraría los derechos a Haim Saban y las situaciones más extrañas le ocurrirían a esa franquicia (si es que se pueden volver más extrañas), que abarcarían desde sacar sus poderes quitando espadas de una piedra hasta usar varitas para transformarse.

En 2011, Saban recuperó los derechos de los adolescentes con actitud y creó otra serie en Nickelodeon y parecía que la serie (ya convertida en una cualquiera) seguiría en televisión el resto de sus días. Hasta que, en 2014, Saban anuncio una alianza con Lionsgate, la misma productora de franquicias juveniles como “Los Juegos del Hambre”, “Divergente” y “Crepúsculo”, y pronto anunciaban que estaban en producción de una nueva película sobre la primera generación de Rangers.

En su momento, esa noticia me dejó con sentimientos encontrados: obviamente me encantaría ver la película y recordar buenos momentos de mi infancia; pero por otro lado, luego de los desastrosos resultados de algunas adaptaciones de shows infantiles al cine (“Las Tortugas Ninja” versión Bay, “Transformers”) no estaba tan seguro de que adaptar a estos adolescentes fuera lo mejor; se le suman a mis dudas el hecho de que esta productora se especializa en las adaptaciones juveniles del momento que básicamente consiste en adolescentes con problemas banales y triángulos amorosos mediocres. Las cosas no mejoraron cuando empezaron a lanzar los diseños de producción de los trajes de los Rangers (parecen trajes que Marvel rechazó para Iron Man) y de Alpha 5 (con todo y su pancita borrachera), que provocó muchas quejas de los fans.

Pero la bomba explotó cuando el primer Teaser Trailer se estrenó en octubre del año pasado. Ahí, mi desconfianza creció de manera terrible. No parecían entender que eran los Rangers y no parecían saber a qué publico dirigirse. Todo indicaba que estaríamos ante uno de los más grandes desastres del año. Y aunque el último tráiler mejoró las cosas, la desconfianza estaba a tope.

Así que llego el día para ver la película y juzgarla y, para mi enorme sorpresa, me termine topando con una entrega mucho mejor de lo esperada; no diría que se tratara de una buena película, pero si de un buen intento de contar una historia con agradables personajes (y realistas) basándose en un material altamente mediocre.

El primer punto a favor de la película recae en los actores y personajes: estos actores, sorpresivamente, hacen un trabajo más que bueno con los personajes que les toco hacer: se siente una naturalidad en sus interpretaciones y se siente una gran química entre ellos, como si ya llevaran 3 películas actuando juntos; individualmente también entregan buenas notas, especialmente RJ Cyler como Billy, quien es el alma de esta película.

Los actores de experiencia también tienen su aportación en la película: Bryan Cranston compone a un Zordon muchas veces molesto con estos Rangers, Bill Hader no llega a ser tan molesto como muchos hubiéramos esperado como Alpha 5, pero es Elizabeth Banks quien se roba el show en su papel de Rita Repulsa, dando momentos de verdadera amenaza, pero también dando momentos donde se ve que divierte en su papel.

La historia sorpresivamente está bien contada, al es básicamente la historia de origen de los superhéroes: chicos con problemas en la escuela o casa (cambiando completamente la historia de los Rangers originales) que se topan con un poder extraño que les da habilidades y la responsabilidad de usar esos poderes para hacer el bien (hay mucha influencia arácnida en estos chicos), se aparece la amenaza en turno y, a través de trabajo en equipo, logran vencer al enemigo. Es básica la historia, pero sorpresivamente se siente en buen ritmo.

También hay cambios en la historia que se sienten como actualizaciones de la historia original. Da la impresión de que Dean Israelite quiso homenajear un poco la serie de surgimiento, pero al mismo meter actualizaciones modernas y darle su propia identidad al producto. Hay momentos en que lo logra en verdad, aunque me hace desear que habría sido esta película en manos de un director competente.

Pero aun con estos grandes puntos que la película ofrece, hay problemas que se presentan que dañan mucho el material, empezando por los diálogos de la película: cuando tu película empieza de épica forma con el surgimiento los Rangers, no puedes poner como siguiente parte a Jason dando un chiste más típico de una comedia de Adam Sandler.

Otro detalle que encuentro con la entrega es la excesiva publicidad para cierto producto, especialmente en los momentos finales de la película. Esto quizá no afecta el resultado final, pero si se convierte en un elemento muy distractor.

Pero lo que podría causar problemas esta película recae en lo poco que tenemos de Rangers aquí. Parecería que los productores confiaron bastante en que el producto seria exitoso en taquilla, por lo que sacrificaron parte del espectáculo Ranger para que podamos conocer más a estos personajes. No es necesariamente malo, pero considerando que muchos esperaban ver pronto a los Rangers realizando sus rutinas de siempre (ponerse el traje, derrotar monstruos con poses, duelo de robots, etc.), esto podría convertirse en una decepción brutal para la gente.

La película quizá, en el estricto sentido de la palabra, no es una buena entrega, pero para la desgracia que yo estaba esperando ocurriría, me topé con una entrega bastante decente y con mucho potencial; potencial que espero, en la secuela, explote como deber ser.