Archivo de la categoría: Notas y Artículos

Imagenes de las peores películas 2017

Top 15 Peores Películas del 2017

Antes de empezar quiero desearles a todos un buen 2018, que hayan tenido unas buenas fiestas y que este nuevo año sea uno de retos y metas que puedan cumplir.

Pues bien, que mejor manera de iniciar el 2018 que con un repaso a lo mejor y lo peor que nos dejo el 2017, un año muy mediano en cuanto a películas que puedan ser recordadas conforme pasa el tiempo, especialmente en blockbusters que se contentaron con hacer la formula que les funciona.

Una vez mas les pongo las reglas de tanto de este como del siguiente listado:

  • Solo películas vistas en el cine.
  • No relanzamientos.
  • Solo películas vistas en 2017.
  • Es pura opinión personal.

Ya sin mas que agregar, comencemos:

15.- Terror a 47 metros

«Tiburón» es una de mis películas favoritas de siempre, pero curiosamente no soy fan ni de sus secuelas ni de sus «homenajes» como es este caso. El desarrollo de los personajes es muy pobre, sus motivaciones son ridículas y solo se redime con el tonto y divertido final. Pero en si, nada que valga la pena ver en cines.

14.- Liga de la Justicia

Para ser justos con DC Comics, esta debe ser su mejor película dentro del universo que han creado (exceptuando, obviamente, a «Mujer Maravilla»), pero eso no es mucho decir. La inclusión de Joss Whedon debió dar buenos frutos, pero su estilo choca con el estilo de Zack Snyder, lo que provoca una película mediana en cuanto a tono. Las actuaciones son, por mucho, lo mejor de la película, aun con el bajón que tuvo Ben Affleck.

13.- Guardianes

No se confundan con «Guardianes de la Galaxia Vol. 2» de Marvel; esta es una producción rusa que si no escuchaste de ella es por una buena razón. La película comete los mismos errores de «Liga de la Justicia», con la diferencia de que estos personajes son completamente nuevos; es decir, no creo que alguien conociera a estos personajes antes de ver la película. Y estos personajes son tan olvidables, que no te dan ganas de verlos nuevamente.

12.- El Circulo

La obra de Dave Eggers es, tengo entendido, una gran crítica al enorme poder que pueden obtener las redes sociales y que, aparentemente, podrían tener en el futuro. La película no pareció captar eso, ya que parece quererse convertir en la nueva versión de «La Red Social», solo que sin la sutileza de David Fincher, ni las actuaciones a nivel de Jesse Eisenberg y Andrew Garfield, ni el libreto de Aaron Sorkin. Hanks entrega una de sus peores actuaciones y Emma Watson sigue pensando que se encuentra en el mundo de Harry Potter.

11.- Belleza Inesperada

Cada vez me queda clara una cosa: Will Smith esta en un punto en el que su carrera ya no le importa un comino. Luego de «Escuadrón Suicida», Smith se involucró en esta versión diferente de «Cuento de Navidad», donde su versión de Scrooge es triste (no en el sentido literal) y los actores secundarios no solo están desperdiciados, sino que se encargan de interpretar personajes incluso peores que el de Smith.

10.- Transformers: el Último Caballero

Una parte de mi quisiera poner esta película mas arriba en este listado, pero no lo hago por dos cosas: 1) A diferencia de lo que piensa la crítica, a mi no me pareció la peor película de esta franquicia; y 2) Ponerla en un puesto mas alto implicaría que esperaba mas de la entrega, y lo cierto es que de esta franquicia ya no he esperado nada en 10 años. Este 2018 se estrenara el spin off de Bumblebee sin la dirección de Michael Bay, ¿veremos algo distinto?

9.- La Torre Oscura

Josh en su momento comentaba que la combinación cine con Stephen King solía entregar resultados bastante desastrosos. Esta entrega de Nikolaj Arcel, adaptación de la serie de libros mas famosa de la actualidad, parece darle toda la razón. Idrid Elba hace todo lo que puede para darle vida a sus personajes, pero el niño aquí es una molestia y Matthew McConaughey da quizá su peor actuación en años. Lo mejor de esta adaptación: que su fracaso en critica y taquilla hicieron poca mella en «Eso».

8.- La Bella y la Bestia

Nunca fui un gran fan del clásico de Disney de principios de los 90, pero le tengo cierto respeto debido al legado que dejo dentro del cine de animación y lo que provocó mas adelante; esta versión live action sigue los mismos pasos (salvo algunos detalles nuevos) que la película original, pero sin algo que la animación noventera tenia de sobra: corazón. Uno puede críticas los live action de «Cenicienta» o «El Libro de la Selva», pero al menos notas el esfuerzo de todos por hacer su obra memorable; aquí los actores se encuentran en piloto automático y los personajes increíblemente aburridos. Luke Evans como Gastón fue lo mas divertido de la película.

7.- Rápidos y Furiosos 8

Nunca fui un gran fan de la franquicia de «Rápido y Furioso», pero admito que, a partir de la quinta película (la única buena a mi gusto), empece a tomar cierto interés por ella y es por eso que admito cierta decepción cuando anunciaron una octava entrega. En esta entrega, a diferencia de anteriores, noto poca inspiración en las escenas de acción y aburrimiento de los actores en sus personajes. Ya anunciaron un par de películas mas, ¿recuperarán la diversión de las anteriores?

6.- Alíen: Covenant

«Alien» de Ridley Scott y «Aliens» de James Cameron son clásicos del cine, la primera como película de terror y la segunda como acción. Pero después de la entrega de Cameron, la franquicia entro en un declive de calidad muy pronunciado y que en esta película toca fondo. Las anteriores películas de «Alien» habrán sido malas, pero no se les podía acusar de aburridas. Esta película cumple con ello al regalarnos sustos genéricos (cuando antes causaban impacto), personajes olvidables (que lejos estamos de los robots extraños y de Ripley) y acción tan genérica que no parece distinguirse de cualquier película de este tipo en la era reciente. Una pena.

5.- Assassin’s Creed

Resulta increíble que en mas de 40 años de blockbusters podamos tener buenas adaptación de libres, series de televisión y cómics, pero aun no una de videojuegos. Resulta triste ver como adaptar un videojuego parece una misión imposible desde tiempos de «Mario Bros». Resulta patético ver como eligieron extraordinarios actores como Michael Fassbender y Marion Cotillard para esta película, y estos se encarguen de dar algunas de sus peores actuaciones. Ni siquiera Jeremy Irons parece esforzarse (tienen mas vida sus actuaciones en el universo de DC Comics que aquí). ¿Algún día tendremos una decente película de videojuegos en cine?

4.- Cincuenta Sombras mas Oscuras

A diferencia de muchas personas en el mundo, yo nunca odie la adaptación de «Cincuenta Sombras de Grey» en 2015; no es que sea buena, pero ya me esperaba una película así de mala por lo que aproveche mejor para encontrar algunos detalles positivos: buena fotografía, buena música y actuación con potencia. Pues bien, salvo las actuaciones, esos pocos detalles positivos se pierden en la secuela; siguiendo con el declive de calidad de los libros, «Cincuenta Sombras mas Oscuras» resulta peor que su antecesora, principalmente por una causa: se nota muy poco aprendizaje entre una película y otra.

3.- Si no despierto

Hace muchos años que las adaptaciones «Young Adult» han dejado bastante que desear; no es que siempre fueran buenas, pero te dejaban algo de que hablar. Esta adaptación a la obra de Lauren Oliver toma un viejo concepto que hemos visto en otras películas hasta el hartazgo (que un día se repita una y otra vez), con dos diferencias que la vuelven pésima: 1) Caen en el error de creer que son los primeros en hacer esta idea; y 2) Nunca explican el porque se repite el día. Muchas películas o series con este concepto no suelen hacerlo bien, pero al menos te explicaban a que se debía esto; y si lo explicaron, entre lo simplón de la trama se perdió.

2.- Todo, todo

¿Recuerdan ustedes «Bajo la Misma Estrella», esa adaptación de la obra de John Green que conquisto a todo el mundo? Pues bien, aquí tenemos una nueva película que trata de imitar el éxito que tuvo aquella película del 2014, pero fracasa al intentarlo. Los actores aquí no me convencen y sus personajes son de lo mas detestable en todo el 2017, eso sin mencionar la historia que desaprovecha algunas ideas buenas, y se va por el mismo camino molesto romántico de las película juveniles actuales.

1.- La Momia

En cierto modo esta no es la peor película del 2017, pero la coloco en primer lugar por una razón: la poca conexión que tuvo con el publico en general. Di lo que quieras de las películas mencionadas en el listado, al menos había gente que si le gustaba lo que veía. A 6 meses de que se estreno esta versión de «La Momia» con Tom Cruise, no ha salido nadie en defensa de ella, y por justas razones. Es una película que no sabe a quien complacer: no genera el nivel de tensión que ponía la original de Boris Karloff, no genera la misma sensación de aventura de la versión de Brendan Fraser, la acción es genérica a mas no poder y, para acabarla peor, la momia queda en un plano muy secundario para darle prioridad a la figura de Tom Cruise. Esto se suponía seria el inicio nuevo de otro universo cinematográfico para competir con el dominio de Marvel, pero que todo parece se quedara en un intento. Había potencial, pero los egos la mataron.

Bueno, ese es mi listado de lo peor de este 2017, próximamente tendremos lo mejor.

Especial: M. Night Shyamalan, ¿genio o fraude?

Amanecí nostálgico. O al menos eso sentí. Y eso puede ser bueno o malo, depende de cómo lo afrontas. No quiero marcarle a mi ex, tampoco quiero regresar el tiempo atrás y volver a vivir mis pasajes claroscuros de la secundaria (quizás la época estudiantil más divertida de todas), mucho menos quiero experimentar por vez primera cuando entre a una sala de cine. No, mi nostalgia no va de eso. Lo que traigo hoy radica más en la escritura y en mi pasión, que una vez tuve, hace tiempo, por escribir sobre cualquier tema que me venía a la mente, mayormente algo relacionado con el cine.

Tenía tiempo sin escribir nada en este espacio, principalmente por mi desgano y falta de motivación por dedicarle tiempo a una película o artículo relacionado al séptimo arte. El cine me ha decepcionado en muchos aspectos, sin embargo aquí sigo, iluso y esperanzado de que el cine volverá a ser una expresión artística y humana que nos dejará un mensaje profundo al ver pasar ante nuestros ojos los créditos finales en la salas de Cinépolis o Cinemex, o donde quiera que acudan. Tengo fe. Y nostalgia. Es tiempo de volver a mi máquina del tiempo y hacer lo que más me gustaba: escribir sobre cine.

El encabezado de este artículo ya da indicios de a dónde quiero ir. Es el punto perfecto para empezar, espero. Hace algunos años cuando era un mocoso en pañales y solo escribía tonterías y daba mi opinión subjetiva sobre el cine, apareció un tipo aún más loco que yo y me ofreció colaborar junto a él en un pequeño blog de cine llamado por aquél entonces “Pinche Película”. El resto de la historia, los que nos siguen desde entonces, ya la conocen. Cristóbal y un servidor maduramos, cada uno a nuestra manera, en la forma de ver y apreciar el cine. Hasta la fecha sigo pensando que lo más importante de cualquier película seguirá siendo la historia y sus personajes, lo demás pasa a segundo término.

El hecho de que haya escogido a Shyamalan para este artículo se debe a varias circunstancias. La primera, y más importante, es que ya había analizado a detenimiento su filmografía años atrás (al menos la mitad de ella), y por lo tanto quise volver a retomarla ahora que tengo más años a cuestas y por ende una desarrollada madurez, espero. La segunda circunstancia se debe más a mi opinión objetiva con el propio cineasta. Nunca he considerado a Shyamalan un gran cineasta o alguien que vaya a pasar a los anales de la historia, sin embargo debo admitir mi admiración y fascinación por su visión del mundo y sobretodo de cómo él entiende el hacer cine. Y finalmente, la tercera circunstancia se debe a que a principios de este año se estrenó Split (Fragmentado), doceavo largometraje del cineasta que al parecer todo el mundo, o casi todo, disfrutó bastante. Podrán odiarlo o desearle la muerte pero el sujeto tiene su estilo e ideología definida, misma que aplica siempre en cada proyecto que le venga en mente y sin importar mucho el qué dirán sus detractores. Yo respeto eso.

Manoj Nelliyattu Shyamalan nació un 6 de agosto del año 1970 en el distrito de Mahé, territorio de Pondicherry, India. Si les suena el nombre de Pondicherry eso se debe a que es el mismo lugar donde nace el protagonista de La vida de Pi. Curiosidad, nada más. En fin, si bien los padres de Shyamalan (ambos médicos) tenían nacionalidad y residencia en América, fue tradición familiar el regresar a la India para que su hijo naciera allá y tuviera la misma nacionalidad. A las seis semanas los tres regresaron a su hogar: Pensilvania, Filadelfia. Shyamalan fue criado y educado bajo las reglas y parámetros de la religión hindú, sin embargo asistió a una escuela católica, esto debido principalmente a que dicha institución educativa era muy prestigiosa en la zona donde vivían y encima era bien conocida su estricta disciplina, motivo por el que sus padres pensaron que sería fundamental para su formación. No es de extrañar por tanto que temas religiosos o de carácter espiritual sean recurrentes en su filmografía. También cabe mencionar que la conexión y amor de Shyamalan hacia Filadelfia sería tan grande que casi toda su filmografía se desarrolla ahí.

A la edad de ocho años Shyamalan recibe como regalo de cumpleaños una cámara Super 8 y comienza a experimentar con la misma. Siguiendo los pasos de su ídolo, Steven Spielberg (reconoce que su película favorita de todos los tiempos es Cazadores del Arca perdida), Shyamalan produce, escribe y dirige varios cortometrajes antes de decidir qué es lo que quiere hacer con su vida. A los 14 años lee un libro del cineasta Spike Lee que le hace decidirse de una vez por todas que quiere hacer cine. Apoyado por su madre, su padre quería que fuese un médico, logra ingresar a la Universidad de Nueva York donde estudiaría Artes. Es durante su estancia en la universidad que Shyamalan cambia su segundo nombre Nelliyattu por “Night”. Supongo que por cuestiones meramente artísticas. Asimismo en la universidad filmó su ópera prima, pero de eso ya hablaremos más adelante.

Evidentemente hay más anécdotas y datos interesantes de Shyamalan pero prefiero guardarlos para irlo explorando poco a poco cuando repasamos su corta, pero variada, filmografía. Quizás muchos no entiendan lo importante que fue Shyamalan hace algunos años y solo lo reconozcan como uno de los tipos más odiados y despedazados por la crítica y el público, pero la verdad es que Shyamalan era un cineasta que prometía mucho. El propio Spielberg quería que lo ayudará a escribir el guión de la cuarta aventura de Indiana Jones. Digo, que Spielberg te pida personalmente ese favor, no cualquiera. De igual manera le fueron ofrecidas tres películas (sí, tres) de Harry Potter para que dirigiese, mismas que rechazó para enfocarse en proyectos personales. Y por último, y no menos importante, fue el guionista mejor pagado en el año 2002 cuando Disney le dio 5 millones por escribir el guión de Señales

Comunidad, los invito a que me acompañen los próximos días a visionar la carrera de un cineasta que interpreta el cine de una manera bastante particular y ya sea que disfrutes o sufras con su cine, siempre habrá algo positivo que sacar de todos sus proyectos. Trataré de hacer los textos y análisis bastante amenos y entretenidos para ustedes, nuestros lectores, y esperemos que sea un viaje de autoaprendizaje para comprender a esos locos soñadores que tienen una idea en su cabeza y quieren compartirla con el resto del mundo. Claro, todo por el precio de un boleto de entrada.

P.D. Aquí les comparto una entrevista muy interesante que le realizaron a Shyamalan a principios del año 2000, a raíz del éxito en taquilla y crítica que resultó ser El Sexto sentido. Recordemos que debido a esa película Shyamalan obtuvo seis nominaciones al premio Oscar, incluyendo Mejor película, Mejor director y Mejor Guión original. Desafortunadamente la entrevista está en inglés. Pueden activar los subtítulos (igual en inglés) para que se les facilite un poco.

Lo siento, acá otro vídeo. También bastante interesante sobre las motivaciones de hacer cine (una disculpa, este no tiene subtítulos).

Top 15 Mejores Películas del 2016

Bueno, ya terminamos con lo peor del 2016, es hora de cambiar a cosas más agradables y eso es: lo mejor de este acabado año.

Como dije anteriormente, esta lista fue un poco más dura de crear debido a que el año fue con películas un tanto mediocres. Cerro bien, pero en general fue un año algo malo. Pero igual me las arregle para sacar las películas que más disfrute, incluida una mención especial (no las mejores, las que más disfrute).

Ya sin más preámbulos, comencemos.

Mencion Especial – Avenida Cloverfield 10.

La secuela, un tanto tardía, de una de las mejores películas de monstruos de la década pasada producida por J.J. Abrams. El cast se compone de básicamente 3 actores, pero todos con un desempeño excelente: Mary Elizabeth Winstead, John Goodman (con momentos verdaderamente terroríficos) y John Gallager Jr. Puede que el final sea un tanto pésimo, pero nada que arruine todos los momentos de anteriores.

15.- Trolls.

Podríamos considerar esto como el “placer culpable” del 2016, que suelo tener en mis listas. Una parte de mi le hubiera gustado agregar algún filme de DC aquí, pero decidí poner una película que disfrutara de principio a fin, y “Trolls” cumplió con ese requisito mínimo. Los personajes se han visto muchas veces, y la historia es repetitiva, pero allá sus momentos para causar gracia, y tienen un decente apartado musical (dado que el productor de esta área fue Justin Timberlake). Mi único problema fue la “troleada” que Cinepolis me vendió, teniendo que ver la película en español, y no poder disfrutar las voces del propio Timberlake y Anna Kendrick, pero en general es una película disfrutable.

14.- Miedo Profundo.

Resulta increíble que en más de 40 años de blockbusters solo tengamos una película buena sobre tiburones (la obra maestra “Tiburón”, del señor Steven Spielberg); el resto se divide entre sus mediocres secuelas o nuevo material que asienta puros clichés o, peor aún, en las “obras maestras” del canal SyFy (“Sharknado”). Afortunadamente, este año llego Jaume Collet-Serra (director de “Non-Stop”, de mis favoritas en 2014) y nos entrega una película, si bien no perfecta, muy por encima del promedio de esas otras películas. Blake Lively ofrece una gran actuación (buen año para la familia Reynolds) y demuestra que puede sostener una película por sí misma. Otro final un tanto implausible, pero que no demerita lo realizado varios minutos antes.

13.- Kubo y la Búsqueda del Samurái.

Mi compañero Josh la desestimo un poco por su historia un tanto desordenada, y si lo es; pero creo que hay algo de corazón en ella, y visualmente es un portento. El doblaje es muy bueno, muy buena animación. Esperemos que los siguientes productos de esta productora (Laika) mejoren en la historia para poder entregar un clásico pronto, pero por lo pronto esta es buena opción.

12.- La Gran Apuesta.

Ganadora del Oscar por mejor Guion Adaptado, la película goza de todos los elementos que debería tener una gran película: espectacular cast (Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling, Brad Pitt, y un largo etcétera), una historia bien contada, diálogos inteligentes, un buen director, gran edición; entonces, ¿Por qué la puse tan abajo en mi listado? Bueno, para ser honesto, hubo momentos donde quede confundido con la trama. No es que sea difícil en sí, de hecho, en palabras simples, es fácil saber de qué trata la historia. Pero los diálogos, con todos esos términos financieros, llegas a ser por momentos muy confusos. De todos modos, una gran recomendación y una gran opción que ver.

11.- Animales Fantásticos y Donde Encontrarlos.

El regreso al mundo mágico creado J.K. Rowling, solo que abandonando el dramón del señor Potter y adentrándonos con nuevos personajes y una nueva historia que promete. J.K. Rowling fue la encargada del libreto de esta entrega y, como dije, sus defectos y virtudes se encuentran presentes. Espero que, en los futuros proyectos, eta situación pueda revertirse y darnos una historia excelente. Por lo pronto, esta primera entrega sale bien.

10.- Animales Nocturnos.

Probablemente, conforme pase el tiempo, esta película llegara a estar más arriba en mis gustos, pero un lugar me parece muy bueno. La historia (o, debería decir, las historias) le falto un poco más de enfoque, pero eso no demerita el trabajo de Tom Ford que es muy bueno. Hay un nivel de actuaciones excelentes, empezando por Amy Adams y Jake Gyllenhall, pasando por un Michael Shannon y por un más que sorprendente Aaron Taylor-Johnson (ya era hora, chico), que se acaba de ganar el Globo de Oro por Mejor Actor de Reparto en esta entrega. Más que recomendable.

9.- Creed: Corazón de Campeón.

Cuando escuche que tendríamos un spin-off de las películas de Rocky, enfocándonos en el hijo de Apollo Creed (rival de Rocky en las primeras entregas), yo me decía: “Se acabó, no hay más ideas, y esto me suena a un movimiento desesperado”. Pero, ante la sorpresa de propios y extraños, “Creed” se erige como, quizá, la mejor película de la franquicia desde la original “Rocky” de 1976. Sylvester Stallone entrega una de sus mejores actuaciones de su carrera y Michael B. Jordan se redime de sus anteriores fracasos con una excelente actuación. ¿Qué cae en algunos clichés propios de la franquicia? Sí, pero la pasión alrededor de esta entrega es tan grande que uno puede hacerse de la vista gorda de esos detalles.

8.- Rogue One: una Historia de Star Wars.

He oído gente diciéndose decepcionados de esta película y la verdad, no lo entiendo. Desde un principio había quedado claro que esto no sería como las anteriores películas. Habría poco de “La Fuerza”, habría poco de “Jedis”, es un spin-off que nos habla del grupo de rebeldes que robo los planos de la Estrella de la Muerte, acción que, a la larga, contribuiría al triunfo de los rebeldes. Probablemente se debe a que los personajes principales son un tanto blandos, pero la acción es brutal, la escenografía es hermosa y, por encima de todo, nos ofrece una de las mejores escenas de Darth Vader en la historia.

7.- El Libro de la Selva.

Siento que hago mal poniendo esta película hasta aquí, debido a que sería como aprobarle a Disney el seguir adaptando sus clásicos a live action (como prueba, este año nos llega “La Bella y La Bestia”, y ya se anunció que pronto harán una con “El Rey León”); pero el trabajo hecho aquí es estupendo. El tráiler no me convencía (mucho CGI), pero al final es un excelente trabajo de Jon Favreau, hay un excelente reparto de voz (desde Ben Kingsley y Bill Murray hasta Idris Elba y Scarlett Johansson) y el joven Neel Sethi carga de manera excelente con el peso de la película. Habrá que revisar a este chico más de cerca.

6.- Moana.

¿Qué pasa cuando pones a uno de los tipos más divertidos del entretenimiento (Dwaney “The Rock” Johnson) en una película de Disney? Pues creas “Moana”, una película de Disney bastante divertida y con otra gran animación. La historia es la típica de Disney, pero, para ser justos, es contada de muy buena forma y de manera entrañable. Quizá el punto más débil son las canciones que son algo olvidables, algo raro en Disney, más cuando el creador de estas canciones es Lin-Manuel Miranda, de la obra de teatro “Hamilton”, pero igual, eso no quita méritos.

5.- Capitán América: Guerra Civil.

Como dije en mi lista anterior, me considero más un fan de DC que de Marvel, pero eso no significa que vaya a demeritar el trabajo de Marvel en cine. Y honor a quien honor merece a la mejor película de superhéroes este 2016. Hay elementos que un me molestan, pero los dilemas que presentan los personajes, la acción, la situación, las actuaciones, todo brilla en gran forma. Además, nos presentan al nuevo Spiderman, al que veremos de ahora en adelante en el universo Marvel. Simplemente, genial.

4.- Zootopia.

Poco antes de que Estados Unidos mostrara su verdadera cara, Disney nos presentó una película donde hablan precisamente de la tolerancia, pero sin dejar de ser gracioso. “Zootopia”, para los tiempos que se avecinan, es una película importante, donde las diferencias que manejan entre los animales no es tan diferente a lo que sucede en la vida real entre las personas. Con una gran animación, excelente voz de reparto y un humor muy bueno, “Zootopia” se erige como la mejor película animada este año.

3.- En Primera Plana.

La investigación que un grupo de periodistas del Boston Globes en 2003 realizo sobre una serie de abusos sobre niños que cometían padres de la Iglesia Católica y que era ocultado por la Iglesia y el gobierno fue lo que toco ser trasladado en esta película. Hay un casting muy sólido (Michael Keaton, Rachel McAdams, Mark Ruffalo), donde ninguno destaca sobre otro (aunque algunos tienen sus momentos de brillo), una historia intrigante y una dirección muy buena. No por nada se llevó el Oscar a la Mejor Película.

2.- La Habitación.

La historia de una mujer que, en medio de su desesperada vida de cautiva, se encarga de darle una vida llena de gozo a su hijo cautivo a las audiencias y se llevó la aclamación de los críticos. Personalmente, no creí que pudiera existir una película que me dejara así de pasmado al salir del cine. Brie Larson se llevó su Oscar por Mejor Actuación Femenil, y Jacob Tremblay demostró ser un actor preparado y que podría llegar lejos. Parecería que esta se convertiría en mi película favorita del 2016 hasta que…

1.- La Llegada.

Dirigida por Denis Villeneuve, director de otras buenas películas como “Prisioneros”, “Enemigo” y “Sicario” (esta última, muy deprimente), protagonizada por actores de nivel como Amy Adams, Jeremy Renner y Forest Whitaker, con unos personajes muy buenos, y con una historia, me atrevería a decir, hermosa. Es un mensaje de esperanza que, de nuevo, en estos tiempos que vivimos, se vuelve importante. Un mensaje de cooperación que espero todos podamos seguir con esta película. Esta también ofrece un giro de guion increíble, pero no lo revelare, para que ustedes se dejen impresionar.

Y esas fueron mis películas favoritas del 2016, ¿están de acuerdo con ella? ¿falto alguna ahí? Bueno, pónganlo en sus comentarios y los estaré revisando.

Top 15 Peores Películas del 2016

Bueno ha llegado, de nuevo, el momento que más espera la gente: la hora elegir que películas han representado lo mejor y lo peor del año cinematográfico.

El 2016 fue un año muy duro para el cine, especialmente el comercial, que solo nos entregó decepción tras decepción en la mayoría de los casos, por lo cual fue algo difícil hacer estas listas, especialmente la de las mejores; pero, hice mi esfuerzo y aquí están listas para que ustedes juzguen.

Una vez más, repito las reglas que hay alrededor de estas listas que he realizado:

  • Solo películas vistas en el cine.
  • No relanzamientos.
  • Solo películas vistas en 2016.
  • Es pura opinión personal.

Para más detalles, les dejo este link donde especifico más: https://cinefilocriticon.com/top-15-peores-peliculas-2015/

Ya sin más preámbulos, comencemos:

15.- Buscando a Dory.

Cuando Pixar parecía haber regresado por la senda buena con entregas como “Intensamente” y “Un Gran Dinosaurio”, viene una secuela que nadie pidió, que vino con una crítica rendida a sus pies (luego no se quejen que los tachen de vendidos) y que al final no termino por convencer. Dory llegar a ser molesta, los nuevos personajes (salvo el pulpo) son poco o nada memorables y los antiguos personajes son más un estorbo. Tal vez no sea mala la película, pero vaya que decepciona.

14.- Miss Peregrine y los Niños Peculiares.

Tim Burton tiene años sin impresionar a la crítica o a sus antiguos fans, debido a lo repetitivo que se volvió de un tiempo para acá, siendo “Alicia en el País de las Maravillas” del 2010 la gota que derramo el vaso. En esta película, todos los clichés de Burton aparecen, pero se combinan con los clichés de los Young Adult, lo que empeora la situación. Lo peor es que el libro tenia potencial (una combinación de “X-Men” con “Harry Potter”, si así lo prefieren) para una nueva franquicia, pero todo quedo en otra historia sin gracia.

13.- Yo antes de ti.

Uno de los problemas principales con las películas románticas es lo repetitivas que suelen ponerse, y esta película no es la excepción. El problema de la entrega es que pretende venderse con un tema muy serio como un romance entre una chica sana y uno imposibilitado, pero conforme avanza la película va tomando los típicos caminos de estos romances. En cuanto a actuaciones, mientras mi opinión sobre Sam Claflin ha mejorado un poco, ha empeorado con Emilia Clarke; lo siento, pero Daenerys Targaryen sigue sin convencerme en la pantalla grande.

12.- Mike y Dave, los Busca novias.

Entiendo que aquí no debería buscar una película inteligente, solo una película tonta con la cual divertirme; pero en el proceso debes de crear personajes con los que te diviertas, y este no es el caso: Zac Efron, Adam Devine, Anna Kendrick y Aubrey Plaza entregan personajes detestables y nunca entregan un momento en el que puedas simpatizar con ellos.

11.- Escuadrón Suicida.

Luego de la decepción que resulto “Batman vs Superman: el Origen de la Justicia”, las esperanza de DC con una buena película este año recayó en “Escuadrón Suicida”, con un tono muy desenfadado y unos personajes aparentemente divertidos. Al final, la decepción aquí llego a ser incluyo mayor que en la entrega de los héroes: salvo por Will Smith y Margot Robbie, no hay ningún personaje memorable; la historia no tiene sentido y las canciones que agregan, puro relleno.

10.- El Cazador y la Reina del Hielo.

La original “Blanca Nieves y el Cazador” del 2012 era mala pero entretenida (salvo por la actuación de Kristen Stewart), mas no había necesidad de una secuela; aun así, lo hicieron y si bien hicieron una mejora enorme en el cast, el desarrollo de la película sigue siendo lamentable. Los personajes son idiotas (literalmente) y nada memorables. Increíble como teniendo a actrices de la calidad de Emily Blunt, Jessica Chastain y Charlize Theron no puedas concretar una historia coherente (no grande, coherente). La fantasía sigue en caída libre.

9.- Infierno.

Confieso que nunca vi ni leí las anteriores obras de Dan Brown (“El Código da Vinci” y “Ángeles y Demonios”), pero eran películas que tuvieron enormes expectativas y recaudaron cantidades obscenas de dinero (además de críticas que las destrozaron). Conozco su historia, más nunca me apetecía verlas, y ver esta tercera entrega no mejora la situación. Hanks hace lo que puede, pero el resto del cast (incluida Felicity Jones, obviamente aguardando para proyectos más serios e importantes) actúa con una decidía sorprendente. Las escenas de persecución con estorbosas (te provocan más dolor de cabeza) y el giro de la historia es pobre.

8.- Divergente al Serie: Leal.

La primera película estuvo bien, pero hasta ahí; la segunda película ya cayó en el caos; y la tercera película es una bomba que literalmente explota antes de arrancar. Los trailers ya indicaban que sería una mala película, pero creo que nadie imaginábamos que sería así de mala. Ya ni Shailene Woodley puede salvar una trama completamente sin sentido y que aún no acaba. La secuela y última parte estaba programada para este año, pero el fracaso taquillero que represento (y se veía venir, dado que se enfrentaba a “Zootopia” y “Kung Fu Panda 3” y la otra semana se peleaba con “Batman vs Superman: el Origen de la Justicia”) la tienen puesta como amenaza directa a televisión.

7.- Los Ilusionistas 2.

La primera película me gusto bastante: un grupo de excelentes actores, unos personajes agradables, una historia un tanto idiota pero intrigante, buenos efectos, ¿Qué más podía pedir? Bueno, podía pedir no crear una secuela, o por lo menos crear una buena; pero al parecer fue pedirles demasiado: los personajes se vuelven insoportables (especialmente el de Lizzy Caplan, un flaco sustituto para Isla Fisher), los actores en modo automático (salvo Daniel Radcliffe, quizá el mejor actor en esta película), la historia ya no atrapa y los efectos siguen siendo buenos, pero, ¿no se supone que la anterior fue algo más que efectos?

6.- Orgullo, Prejuicio y Zombies.

Hace 4 años presencie “Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros” y la desprecie instantáneamente (la saga de “Crepúsculo” se me hizo menos ofensiva), llegando a creer que no habría otro concepto más idiota en el cine. Que equivocado estaba: “Orgullo, Prejuicio y Zombies” no es más que un intento idiota de atraer hombres a la obra de Jane Austen. Si esto hubiera sido solamente “Orgullo y Prejuicio”, habría estado bien, pero como se llama “Orgullo, Prejuicio y Zombies”, deben agregar a la historia a estos monstruos que contribuyen poco o nada a la historia. Si quieren ver Zombies en una comedia, vean “Shawn of the Dead” o, mejor aún, vean “Zombieland”, mucho mejores opciones que esto.

5.- Batman vs Superman: el Origen de la Justicia.

Me considero más un fan de DC Comics que de Marvel: crecí mas con comics, películas, caricaturas y series de Batman o de Superman que del Capitán América o Iron Man. En verdad quería adorar esta película; es decir, son los personajes iconos del comic (sin ellos, los demás no existirían), este debería ser el sueño hecho realidad de todo fan de DC. Pero Zack Snyder se encargó de convertir el sueño en una pesadilla: le doy crédito a los actores, especialmente a Ben Affleck y Jeremy Irons, por darle algo de vida a estos personajes, pero es casi imposible. Estos héroes carecen cada vez de más humanidad y la historia (si es que hay) va a tumbos, entre tantas sub tramas que agregan. “La Mujer Maravilla” se convierte en ña última esperanza de DC para lograr algo bueno, ¿lo lograra?

4.- Pasajeros.

Jennifer Lawrence es la actriz favorita de Hollywood en estos momentos, de eso no queda la menor duda. Pero parece que, después del Oscar que gano por “Los Juegos del Destino” y el final de su franquicia “Los Juegos del Hambre”, pareciera que ya no pretende meter más esfuerzo a sus películas: los primeros estragos este año cayeron con “X-Men: Apocalipsis”, y ahora se hacen presentes con “Pasajeros”. La historia no es aburrida, es mortalmente aburrida. Lawrence actúa en su piloto automático, Chris Pratt hace lo posible por brillar, pero imposible al lado de ella. Ningún personaje es agradable. No sé en qué pensaba Lawrence cuando acepto estar aquí.

3.- Día de la Independencia: Contraataque.

¿Recuerdan Día de la Independencia? ¿Esa película de 1996 que arraso con las taquillas de todo el planeta, que llego a ser la película más taquillera de ese año y la segunda más taquillera de todos los tiempos (solo por debajo de “Jurassic Park”) y que significo el inicio de la gran racha de Will Smith como estrella taquillera? Bueno, este 2016 nos llegó la secuela y fue pésima. La original ya era mala, pero tenía verdaderos momentos de entretenimiento y tenía unos actores que le metían corazón a la historia. Aquí no hay nada de eso: Jeff Goldblum se ve aburrido en su personaje, Bill Pullman está de más, los nuevos no aportan nada, la historia es incluso más absurda que hace 20 años, ¿Cuál fue el punto de su existencia?

2.- La Quinta Ola.

Los “Young Adults” llegaron a ser en su momento las películas soñadas en Hollywood, debido a la enorme cantidad de dinero que representaban en taquilla. Franquicias como “Harry Potter” y “Crepúsculo” fueron el ejemplo perfecto de éxitos cantados. Pero acabados “Los Juegos del Hambre”, se veía venir la caída de estos proyectos, y “La Quinta Ola” es el mejor ejemplo de porqué. La historia, mil veces contada; los personajes, mil veces vistos; los giros, mil veces puestos en anteriores (y mejores) entregas. Solo Chloe Grace Moretz trata de brillar, pero su problema claramente es la elección de esta clase de proyectos. El género claramente está agonizando, sino es que ya murió.

1.- No Manches Frida.

Uno quiere defender el cine mexicano, uno quiere apoyarlo; pero es difícil hacerlo cuando estos proyectos tienen luz verde y, peor aún, éxito en taquilla; cuando la película me presenta a Omar Chaparro como un delincuente “bad-ass” decidí renunciar; lo siento, pero era demasiado para mí. Incluso note cierto tufillo político a esta entrega (¿una película para hablar de lo importante que es la educación en México, cuando los maestros estaban en protestas contra el gobierno por su polémica reforma educativa? Qué casualidad) Nada aquí causa gracia, no hay personaje que lo valga, no hay actor que lo valga. Y si me quieren decir que soy mal mexicano por no gustarme esta película, les diría que el buen mexicano buscaría películas de calidad, no de nacionalidad.

Y esta es mi lista de las peores películas este 2016, más adelante les presentare lo mejor del año acabado. Les leo pronto sus comentarios y díganme ¿coinciden conmigo? ¿falto alguna aquí?

Libro vs Película: La Habitación

“La Habitación” es una película cuya historia nos cuenta la historia de Jack, un niño que ha vivido toda su vida dentro de un cuarto pequeño junto a su madre. Para él, este cuarto es su mundo y es un lugar donde puede divertirse; para su madre es una prisión que la ha mantenido alejada del mundo por 7 años, por lo que urde un plan (que incluye a su hijo) para poder escapar de ahí y recuperar su vida perdida.

La película llegó en su momento a México con una crítica totalmente a favor, destacando las actuaciones de Brie Larson y Jacob Tremblay, además de la dirección de Lenny Abrahamson y el libreto de Emma Donogue, autora del libro que dio vida a esta obra. La entrega recibió 4 nominaciones en los Oscares pasados: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion Adaptado y Mejor Actriz, siendo este el único que ganó, para Brie Larson.

Personalmente, “La Habitación” es la mejor película en lo que llevamos de 2016: posee una historia muy apasionante y bella, grandes actuaciones y una magnifica dirección, que le sabe sacar provecho a su historia (la mayor parte) y a su limitado presupuesto. Todos los premios y todas las alabanzas que se han llevado son más que merecidas y sería bueno, que muchos le echaran un vistazo. Pero, ahora habrá que responder: ¿es una buena adaptación de la obra en que se basa? ¿O es otra película que se toma todo el contenido del libro y lo pone en pantalla como quiere? Bueno, es momento de averiguarlo en este nuevo comparativo de Libro vs Película.

brie

La Protagonista

Joy Newsome es una mujer que fue raptada por un tipo a la edad de 17 años y que la mantiene encerrada en un pequeño cobertizo donde constantemente abusa de ella; Joy aguanta todo esto por su hijo Jack (producto de estos abusos), a quien le hace creer que solo existe lo que hay en el cobertizo (que ellos llamas habitación) y todo lo demás solo existe en la televisión. Pero su desesperación aumenta cada vez más y explota una vez que el secuestrador los deja sin servicios básicos, por lo que idea un plan para poder escapar junto a su hijo y recuperar la vida que le fue arrebatada.

Para interpretar un papel de esta magnitud (una mujer que busca ser optimista por su hijo, pero que sufre depresión constante ante su situación) se requiere una interpretación muy solida, que pueda combinar perfectamente un cambio de humor tan constante como el que sufre la mujer, y Brie Larson no pudo ser más perfecta para el papel. Su nivel de interpretación en esta película es excelente (tanto así que se llevo el Oscar a Mejor Actriz, de manera justa), reflejando de gran forma a una mujer que hace la vida de su hijo alegre, pero que por dentro está destrozada.

En sí, no hay más que comentar sobre el personaje: está bien adaptado con respecto al libro; hay alguno que otro cambio con su historia, pero eso lo veremos en otro punto.

jacob

El Protagonista

Jack es un niño de 5 años que ha vivido toda su vida en el cobertizo, al que llama habitación, junto a su madre; para él, solo existe su madre y todo lo que lo rodea en la habitación, aunque la curiosidad, por saber que podría haber afuera de esa habitación, empieza a hacer mella en el. Así que apoya a su madre en su plan por escapar de la habitación, y el niño se encuentra con un mundo desconocido para él, que le asusta, pero conforme pasa el tiempo le va gustando cada vez mas.

Debo admitir que, al terminar de leer el libro, me encontré detestando al niño; uno puede comprender hasta cierto punto su ignorancia, ya que para el toda la experiencia es nueva y desconocida, pero hay momentos en que me desespero con él; no sé si sea porque el libro este desde su punto de vista o porque lo quieren porque como un niño muy tierno, pero hubo momentos en que no soporte al personaje, por lo que resultó muy grato ver que Jacob Tremblay supo revertir la situación. En mi opinión, el niño lleva todo el peso de su personaje de gran forma y que no lo hayan nominado los de la Academia me parece absurdo ( supongo que querían que ganará DiCaprio).

Como adaptación, Jacob mejora mucho lo del personaje de Jack, en mi opinión, ya que el personaje no me gusto, dándole un mejor matiz que en el libro: es tierno, pero se enoja también; tiene mucha curiosidad por su mundo, pero también mucho miedo; y la química que comparte con Brie Larson es fantástica. Sin duda, una mejora de personaje con la actuación de Jacob.

familia

Los Secundarios

En sí, no hay muchos secundarios en este libro, aunque cabe decir que la película decidió hacer un cambio, para que sean otros los personajes que brillen en vez de otros.

Quizá el primero en mencionar deba ser el “Viejo Nick”, el secuestrador de Joy y padre biológico de Jack; en el libro vemos un poco de el de lo que se ve en la película, aunque siento que se le prestó el tiempo suficiente para conocer a su personaje, aunque tal vez le falto más agresividad contra Joy. Pero en sí, no hay cambios con él.

Donde están los cambios, es con los secundarios del hospital; mientras que en el libro ocupan parte de la película, revisando a Joy y Jack y hablando con ella sobre los problemas de su hijo en este mundo nuevo para él; en la película decidieron darnos a los padres de Joy, interpretados por Joan Allen y William H. Macy, además de Tom McCamus, como la pareja de su madre. No hay mucho que decir de estos actores: todos son excelentes, aunque Macy solo tuvo una breve participación en la entrega, mientras que el personaje de McCamus tuvo una participación algo más extendida, pero igual todo bien hecho en comparativa con el libro.

historia

La Historia

Y vamos con el punto más importante de toda buena película: la historia. El libro nos comenta sobre la vida de Joy y Jack (desde el punto de vista de este último) en la habitación: comen, juegan, leen, se divierten todo lo que ese limitado mundo les ofrece. Nos comenta el momento del escape del niño, del rescate a Joy y de su reintegración al mundo real. Y en la película se nos ofrece lo mismo, pero hay algunos cambios interesantes.

En la película tenemos a Joy y Jack readaptándose, pero desde la casa de los padres de Joy: pasan un tiempo muy breve en el hospital, y después nos ubican en la casa, donde vemos a Joy tratando de convivir nuevamente con sus padres, situación difícil dado el divorcio de estos y el abandono del padre rápido, sin mencionar que Jack se encuentra temeroso en la situación. Un punto que para muchos no se toco bien fue el tema de la relación de los abuelos con Jack (especialmente del abuelo) pero es un punto tampoco se toco a fondo en el libro, así que igual no pasa nada. Un punto que aparece en el libro y no en la película es sobre el hermano de Joy, y tampoco se toca el tema de la niña muerta que habría tenido Joy antes de Jack, pero igual son temas que no tienen mucha importancia para la película.

Quizá el último cambio que se hace es con el final: en el libro a Joy le ofrecen un nuevo departamento, donde decide vivir junto con Jack y juntos empezar a explorar el mundo. En la película, se ofrece eso pero seguirían viviendo en la casa de los padres de Joy. Pero al final, es un cambio insignificante.

Veredicto

¿Es “La Habitación” una buena película? Creo que a estas alturas esta por demás decirlo. Es una gran película que merece más de un visionado.

¿Es “La Habitación” una buena adaptación? Creo que es mejor, en muchos aspectos, que el libro. Hay mejora con algunos personajes, hay cambios necesarios en la trama, pero siendo fiel al final a un libro muy bueno.

¿Recomendaría esta película? Nuevamente, esta demás decirlo, pero claro que sí; esta no es una buena opción, es una GRAN opción para ver.

Grandes directores de cine ignorados por el Oscar

Ahora que la 88.a edición del Oscar está a la vuelta de la esquina y con la alta probabilidad de que el «negro» Iñarritu repita el Oscar por Mejor dirección, en años consecutivos, algo que nunca nadie ha logrado, por su trabajo en El Renacido, creó que es momento de elaborar el siguiente artículo. Si bien es sabido que los premios de la Academia gozan de un prestigio, mercadotécnico pero al fin prestigio, a nivel mundial, es también de conocimiento público que a lo largo de su historia han dejado de lado, algunas ocasiones más inverosímiles que otras, a grandes directores de cine que a lo largo de sus respectivas carreras fílmicas demostraron con méritos propios un legado de autoría en la historia del cine.

Todos los directores que encontrarás en el siguiente listado han nutrido a los diferentes géneros cinematográficos y han edificado las bases y fundamentos para poder contar una historia. Una buena historia. Si bien es cierto que los premios Oscar fueron creados para premiar exclusivamente a los productos nacionales, con el paso del tiempo fueron aceptando películas de todo el globo terráqueo. No es excusa pues que los siguientes personajes fueran (y sean) ignorados.

Chaplin

Charles Chaplin

El genio inglés que revoluciono la forma de hacer cine a través de la plasticidad de las imágenes y con un mínimo de diálogos (presentados a través de cuadros intermediarios), nunca ganó un Oscar que lo acreditase como Mejor director, ni siquiera como Mejor actor. La Academia le otorgo tres estatuillas, dos de ellas honoríficas, una por su labor en El Circo (1928) y otra por su aportación al cine en general en 1972. En 1973 recibió su último premio por el diseño sonoro de su película Candilejas (1952) la cual fue estrenada hasta principios de los 70´s debido a la censura que EUA le había otorgado a la misma.

Cada día cuesta creer que el creador de esas obras maestras llamadas Luces de la ciudad (1931) y Tiempos modernos (1936) no obtuviera el reconocimiento a Mejor director del año. Ver ambas películas hoy en día es inclusive mejor que el 90% del cine que se hace en Hollywood.

Hitchcock

Alfred Hitchcock

El maestro del suspenso. Algo positivo es que por lo menos estuvo nominado a Mejor director en cinco ocasiones pero nunca pudo ganar. El inglés con una clara obsesión por las mujeres de cabellera rubia (¡¿quién no?!) hizo más de 60 películas a lo largo de su carrera cinematográfica entre Inglaterra y Estados Unidos pero desafortunadamente nunca pudo reclamar un galardón que fácilmente pudo haber ganado mínimo un par de veces.

Las películas por las cuales estuvo nominado fueron Rebbeca (1940), ésta ganó a Mejor película del año, además de que fue su primera película filmada en territorio americano; Náufrago(1944), Recuerda, (1945), La ventana indiscreta (1954) y Psicosis (1960). Y si, su mejor película, en mi humilde opinión, Vértigo (1958), fue completamente ignorada por los Oscar.

Kubrick

Stanley Kubrick

Es junto con Tarantino el director de cine con más seguidores en todo el mundo. Razones las hay de sobra pero más que nada todo recae en una amplia variedad de géneros fílmicos, todos ellos filmados con un sello característico único. Kubrick estuvo nominado al premio Oscar un total de 13 ocasiones repartidas en solo cinco de sus películas. Aquí van: Dr. Strangelove (Mejor película, Mejor director, Mejor guión adaptado), 2001: Odisea en el espacio (Mejor director, Mejor guión original, Mejores efectos especiales), por cierto, el de efectos visuales fue el único Oscar que una obra de Kubrick ganó; Naranja mecánica (Mejor película, Mejor director, Mejor guión adaptado), Barry Lyndon (Mejor película, Mejor director, Mejor guión adaptado) y Full Metal Jacket (Mejor guión adaptado). Curioso que su mejor película, de lejos, Senderos de gloria (1957), haya pasado sin el mínimo reconocimiento.

Bergman

Ingmar Bergman

El cineasta sueco es reconocido por la mayoría de analistas, historiadores y gente relacionado con el cine como el mejor director de la historia. No debatiré pero sus razones tienen. Creó que la mayor virtud de Bergman era dotar a sus personajes con una profunda sensación de realidad y no de ficción, tanto así que parecía que no estabas viendo una película sino algo cotidiano que encuentras en cada esquina. Claro, todo eso adornado con una atmósfera aterradora y deprimente para sus sufridos personajes. Hoy en día no encuentras mejores actuaciones dramáticas que las vistas en la filmografía de Bergman.

Ingmar fue un invitado recurrente de la Academia y ganó en tres ocasiones la estatuilla dorada en la categoría de Mejor película en lengua extranjera por El manantial de la doncella (1960), Como un espejo (1961) y Fanny y Alexander (1983). Estuvo nominado a mejor director en tres ocasiones (Gritos y susurros, Cara a cara al desnudo y Fanny y Alexander) pero nunca ganó. En 1970 le otorgaron un Oscar honorífico.

Tarkovski

Andrei Tarkovski

El genio ruso, considerado el más grande director de la extinta Unión Soviética y uno de los grandes maestros del séptimo arte que hayan existido. Su filmografía es mínima pero insuperable. Obras como La infancia de Iván (1962, ganadora del León de Oro en Venecia) o Sacrificio (1986, recibió cuatro premios en Cannes) son solo muestras del gran legado que dejó Tarkovski, motivo por el cual todos aquellos que amen el cine deberían visionar al menos una vez en sus vidas la obra de Andrei. La Academia de plano lo ignoró por completo. Lo lógico sería suponer su ausencia por motivos políticos con la Unión soviética. Quizás fue eso. Quizás.

Kurosawa

Akira Kurosawa

Para quien esto escribe, el más grande y talentoso director de cine de siempre. El tipo era un enfermo de la cinematografía y del cómo saber contar una historia. Innovador de muchas de las técnicas y encuadres utilizados hoy en día por cineastas de todo el mundo, el legado de Kurosawa es inagotable y sumamente enriquecedor. La narrativa expuesta en sus películas es impecable y el trabajo técnico, en donde destaca brutalmente su edición, son dignas de resguardar como patrimonio de la humanidad.

Ganó tres estatuillas doradas: dos fueron destinadas a Mejor película en lengua extranjera (Rashomon y Derso Uzala), la tercera fue un premio honorífico recibido en 1990. Solo en una ocasión estuvo nominado al Oscar a Mejor director y fue en 1985 por la película Ran. Perdió.

Welles

Orson Welles

Resulta curioso que la película más importante del cine norteamericano sea una que ni siquiera haya ganado el Oscar a Mejor película ni a Mejor director. De hecho, Ciudadano Kane (1941), la película de la cual hablamos, solo obtuvo el Oscar a Mejor guión original. Y fue todo. Encima Welles no volvió a tener ninguna nominación en los premios Oscar a Mejor director ni a nada, salvo la de Mejor película por The Magnificent Ambersons (1942) . Y estamos hablando de uno de los grandes pioneros del cine mundial. Tanto así que en 1952 su película Otelo ganaría la Palma de Oro en Cannes. Recibió un Oscar honorífico en 1971. Muy tarde, señores. Muy tarde.

Leo

Sergio Leone

Otro de los grandes maestros del cine que dejaron un legado insuperable y referente para cualquiera que ame y deseé hacer cine. El western no se completaría perfectamente sin la obra de Leone y todos sus clásicos que con tanta dedicación y romance forjó a través de los años. La Academia no nomino a ninguna de sus películas. NINGUNA. Suyas son obras como Por un puñado de dólares (1964), Por unos dólares más (1965), El Bueno, El Malo y El Feo (1966), Érase una vez en el Oeste (1968) y Érase una vez en América (1984). Poca cosa.

Fincher

David Fincher

Ahora pasaremos a un listado de directores que trabajan en la actualidad y que por mérito propio y a base de esfuerzo en solitario han salido a flote con ideas realmente originales y sumamente creativas. Al menos propuestas más arriesgadas que al del resto de sus contemporáneos. El primero es el gran Fincher. Mi director favorito y uno de los pocos artistas que recompensan al espectador con una obra compleja y sumamente inteligente sin dejar de lado los recursos técnicos y narrativos propios de su autoría.

Si bien su debut fue un tanto precipitado (Alien 3, 1992), su rápido ascenso al reconocimiento de crítica y público en general fue abrumador. Películas como Se7en y El club de la pelea sirvieron de ejemplo para ganar seguidores y posicionar a Fincher como un hombre seguir. Zodiaco y La red social demostraron que no nos equivocábamos: Fincher es el mejor director de nuestra época. Ha estado nominado al Oscar por Mejor dirección en solo dos ocasiones, una fue por la mencionada La Red social y la otra por El curioso caso de Benjamín Button (2008).

Anderson

Wes Anderson

Un verdadero placer. Eso es lo que es visionar cada nueva película de Anderson. Un tipo con un estilo ya establecido y que ha sabido impregnar a cada obra con tintes dramáticos y humorísticos por igual sin nunca perder su frescura y originalidad. Algo que hoy en día cuesta más trabajo encontrar en el cine. Una de esas extrañas criaturas que admiras por la belleza de ser simplemente diferente.

El mundo recién le dio mérito y reconocimiento por la exquisita El gran hotel Budapest (2015), misma que le otorgo la única nominación a Mejor director, la cual terminó perdiendo. Anderson ha sido igualmente nominado por Mejor guión original en tres ocasiones (Los excentricos Tenembaums, Moonrise Kingdom y El gran hotel Budapest), pero perdió en todas.

Tarantino

Quentin Tarantino

No soy tan fan de este loco hijo de puta. Sin embargo eso no me impide ver el estupendo trabajo que tiene en el desarrollo de sus personajes y la dedicación y amor que otorga a cada historia que quiere hacer. Su filmografía es irregular pero encuentro más de un par de películas sobresalientes que sin duda le tenían que haber valido su Oscar, mismo que nunca ha ganado en el apartado de director pero si lo ha hecho en Mejor guión original en dos ocasiones (Pulp Fiction, Djando sin cadenas). Como director estuvo nominado en dos ocasiones: Pulp Fiction (1995) y Bastardos sin gloria (2010). Su segunda nominación debió obtener premio.

P.T.

Paul Thomas Anderson

Uno de mis gustos personales y que de ninguna manera les obligaré a adquirir. Poco a poco ustedes mismos lo harán. Y es que Thomas ha sabido sobrevivir en una industria fílmica dominada por los grandes presupuestos y el sofocante marketing que termina mareando al público en lugar de motivarlos a comprar el «producto». En un cine que se ha monopolizado por las grandes casas productoras e historias comerciales, Thomas logra salir a flote con un cine de autoría y sumamente independiente que va a contracorriente de las ideas de Hollywood. Paul Thomas Anderson ha sido nominado al Oscar como Mejor director en una sola ocasión (Petroleo sangriento, 2007), el cual perdió. Fuera de eso, cuatro nominaciones a Mejor guiónn ( dos para original, dos para adaptado). No ha ganado ni uno solo.

Linklater

Richard Linklater

Otro de mis favoritos. Uno de los pocos directores en la actualidad que no le da miedo nada, absolutamente nada. Tiene una idea clara en su cabeza y en su forma de trabajar y jamás ha renunciado a ella, por el contrario, siempre busca formas de innovar y generalmente termina triunfando. Lastima que a la Academia no le importe en lo más mínimo el aporte de este hombre al cine.

Solo ha estado nominado una vez al Oscar por Mejor director y fue por la estupenda Boyhood (2015). Fuera de eso ha estado nominado al Oscar por Mejor guión original en una ocasión (Boyhood) y por mejor guión adaptado en dos ocasiones (Antes del atardecer, Antes de la medianoche). No ha ganado ninguno. Les recomiendo que vean su filmografía. No solo es diferente cada película a la anterior sino que en todas y cada una de ellas encuentras algo entrañable, algo único.

El próximo 28 de Febrero conoceremos si Iñarritu vuelve a cubrirse de gloria o si cualquiera de los otros cuatro contrincantes puede subirse al olimpo de Hollywood. Un lugar reservado para muy pocos. Muy pocos. Por cierto, la lista que acaban de leer es exclusivamente mía, no quiere decir que esos sean todos los directores, evidentemente hay muchos más. Si ustedes echan de menos a uno, adelante. Dejen su comentario.