Crítica El Avispón Verde

Seth Rogen y Jay Chou protagonizan El Avispón Verde

Debió de haber existido un momento en donde los creadores de la cinta discutieron el grado de seriedad con el que iban a manejar el material. Teniendo en consideración que la industria ya ha lanzado exitosamente varios superhéroes al mercado, sólo era cuestión de identificar que es lo que hace el Avispón Verde tan especial. Respeto su decisión, pero no estoy de acuerdo con los resultados. Para mi , esta es una versión muy distante de la serie de televisión y sin tener experiencia en los comics que la originó, no creo que haya sido una comedia, después de todo el personaje tiene más semejanza con Batman y aquí no se que es lo que pretendieron hacer.

Responsabilizó totalmente a Seth Rogen (como buen político mexicano) por tal mutación que se pretende vender como Avispón Verde, no me importa que anexo se encuentre otro guionista, esta es una aberración suya porque hasta él fue capaz de interpretar el protagonista. Los resultados es otra película de comic pasable, sólo para entretener, que insulta el legado que pretende honrar con secuencias en cámara lenta y efectos especiales de los múltiples combates que tienen que superar nuestros héroes. Nunca se va a poder reemplazar a Bruce Lee y que bueno que no pretendieron hacerlo; pero remplazar su arte con los efectos visuales antes mencionados es imperdonable, por eso esto es algo diferente. Si somos sinceros, lo mejor de la serie de TV era verlo luchar, su personalidad nos hacia esperar minutos hasta que algo grandioso sucediera, es aún en nuestros días una celebridad.

Tenemos que conformarnos con una versión de caricatura para niños menores de diez años, con una trama que toma forma gracias a que Britt Reid (Seth Rogen) comienza a utilizar su materia gris en una escena que hasta el villano le indica que se le fue el avión por cinco minutos, antes de eso, nada tenía propósito alguno, sólo una serie de escenas en donde tenemos que soportar los celos de la pareja de héroes por los huesitos de Cameron Diaz, un par de persecuciones y las aventuras infantiles de gran Avispón Verde por convertirse en leyenda. Así de serio es el guión que funciona más como una comedia que al menos ofrece uno que otro chascarrillo y no debo de negar que hacen que sea ameno el tiempo.

No puedo culpar al nuevo Kato (Jay Chou), él hace lo que puede. Dejando atrás las comparaciones, logra ser un excelente equipo con Rogen, no se sienten forzados los diálogos y hasta intercambio de golpes entre ambos resultan ser divertidos. Y ese es el punto, esto es para reírte, el mismo villano interpretado por el reconocido galardonado Christoph Waltz (¿Qué hizo para merecerse esto?) se cuestiona el porque nadie lo toma en serio y es con su misma filosofía de Benjamín Chudnofsky con la que esta cinta exija que se le tome en cuenta cuando ya hemos sido testigos de un renacimiento de estas historias fantásticas de la mano de mejores artistas.