Crítica Los Vigilantes

Nunca había visto superhéroes con historias de vida tan oscuras que me hacen suponer que los motivos de sus actividades altruistas son para compensar lo despreciables que son como seres humanos.

«Los Vigilantes» es otro filme más basado en las novelas gráficas, que a diferencia de sus sucesores, deja a un lado las niñerías e idealismos para presentar una temática mucho mas pesimista de un mundo alterno al borde de la destrucción.

El problema que tengo con la cinta es que no me hizo creer en dicho mundo , ha diferencia de Batman, inclusive el Hombre Araña, donde los acontecimientos se basan en un mundo real, en esta ocasión los borbotones de sangre, ultra violencia, escenas oscuras , asesinatos y explosiones; no me impactaron tanto como hubiera querido. Desde el principio el director opta por crear un mundo tan fantástico que cuando un personaje realiza un acto despreciable no me la creo.

No me tomen a mal mis palabras, la película no es mediocre, al contrario, busca explotar todos tus sentidos con imágenes fuera de este mundo (literalmente). Claro ejemplo es el Dr. Manhattan, hasta el momento no había existido otro personaje digital desde «Gollum» que me hiciera creer en la capacidad de los efectos especiales para crear personajes de la nada.

La trama del filme es más sólida cuando se enfoca en la vida personal de los vigilantes, pero pierde su impacto al solucionar el gran peligro que enfrenta la humanidad.

Al ir al cine tienen que considerar que el tiempo de duración es alrededor de dos horas y media, siendo los últimos 30 minutos que esperas que termine de una vez.