Crítica: Venganza Letal

En un intento por actuar en algo mejor que no sean comedias familiares. Dwayne Johnson (The Rock) regresa al genero de acción, con un papel que no requiere mucho esfuerzo; pero cuando se requiere, es obvio que no es capaz de emitir algo más que no sea «cara de pasita». Literalmente le pidieron mostrar una faceta de malo… muy malo. Cada vez que aparecía en pantalla con su rostro de lleno de supuesta venganza, no dejaba de olvidar sus fanfarronerías en Raw.

La película bien pudo llamarse «Kill Bill en esteroides» , debido a la cantidad de individuos que nuestro protagonista tiene que vengar. Mientras que Quantin Tarantino se la paso con calma mostrándonos los individuos próximos a morir, el director George Tillman Jr. hace el intento de explicarnos los motivos conforme la marcha, me imagino que para no aburrirnos o de seguro piensa que no somos capaces de seguir la trama de forma lineal.  En teoría tenía un excelente elenco con «La Roca» como protagonista y actores de reparto reconocidos que se vuelven en un desperdicio como Billy Bob Thornton y Carla Gugino ya que engendran a personajes atrapados en continuas discusiones por celos profesionales y que al parecer las pistas del caso les caen del cielo. Para rellenar tenemos a la siempre bella Maggie Grace, que muchos recordarán de «Lost» (por fortuna nada más le pidieron hacerla de modelo y sus habilidades actorales no fueron requeridas) y el psicótico asesino interpretado por Oliver Cohen,  que cuando llega el desenlace literalmente grita relleno.

Las escenas de acción son entretenidas, con la balaceras y persecuciones requeridas. Quizás ayuda que todo sea tan rápido que ni tiempo te da te pensar lo patético que es la seguridad de un hospital para que alguien logre llegar a la sala de operaciones.

Lo cierto es que se vuelve en otra película rutinaria en donde el propósito de entretener se cumple a medias por un final tan absurdo que colapsa lo poco que se llega a construir.  En verdad que estaba dispuesto ha aceptar la película palomera, hasta que la resurrección sorpresa con sus diálogos reciclados, luego la revelación del villano que se veía venir desde la mitad terminaron por destruir mi buena fe.

Veredicto: Se tenían todos los ingredientes para ser una cinta ganadora. Lo que logra es demostrar que «La Roca» tiene carisma, pero no sabe actuar.