El Conjuro, la película más aterradora en años

El Conjuro-Familia

Para los que me conocen, o han seguido mis publicaciones, sabrán que el género del terror/horror no es de mis favoritos ni mucho menos, sin embargo he disfrutado y sufrido en numerosas ocasiones de películas sumamente escalofriantes y que, más importante aún, tienen cine puro en su realización. Desafortunadamente conforme pasan los años las fórmulas se van gastando y lo que antes funcionaba ahora prácticamente resulta obsoleto. El terror/horror tiene una desventaja con respecto a otros géneros y es que los elementos que conforman su narrativa generalmente son idénticos, es muy difícil encontrar una cinta que rompa esas reglas y ofrezca algo novedoso. Por fortuna esta año llega a nuestras salas de cine una película que si bien no es original ni mucho menos, si ofrece algo distinto. Da miedo, mucho miedo.

El conjuro es el siguiente largometraje del director James Wan, famoso por la estupenda Saw, y que su anterior trabajo había sido Insidious, cinta que fue recibida positivamente por el público. Queda claro que Wan poco a poco va mejorando en las técnicas de puesta en escena y en narrativa del cine de horror; y El conjuro es su brillante graduación. Basada en hechos reales acontecidos en la década de los 70´s, El conjuro o Los expedientes Warren, como inicialmente se le conocía, cuenta la historia de la familia Perron, quienes al mudarse a una nueva casa descubren que esta misma esta poseída por una entidad demoníaca que intentará matarlos. Ante tal situación los Perron acuden con los Warren, un matrimonio famoso por combatir contra las actividades paranormales. Cuando los Warren entran en contacto con la casa maldita se dan cuenta que las cosas se van a poner muy serias, por no decir horribles.

TheConjuring5

La premisa es básica y no es algo innovador y que no hayamos visto antes, pero es tal la destreza de Wan al momento de dirigir la mirada del espectador lo que en verdad acojona. El guión que ofrecen Chad y Carey Hayes es igualmente perturbador por no decir escalofriante. Los Hayes toman las premisas básicas de películas demoníacas y las potencializan a un nivel superior que se agradece. Pero es la mano de Wan en conjunto con la fotografía de John R. Leonetti lo que en verdad se lleva todas las palmas. Estos individuos son unos viejos lobos de mar y conocen todos los trucos habidos y por haber en el cine de horror, razón por la cual controlan todos los momentos climáticos de la historia y saben que momento es perfecto para destrozarte. No intuyan los sustos, es una pérdida de tiempo.

Otro gran atractivo de la película es su acertado reparto, el cual, por si sobraba decirlo, cumple a la perfección. Quizás los más aventajados sean Vera Farmiga y Patrick Wilson dando vida a los Warren ya que en ellos recae principalmente todo el peso dramático de la historia. Sin embargo los secundarios, que son pocos, así como los Perron cumplen al mismo nivel y conjuntan una sólida narrativa en la que el espectador se puede identificar con los personajes puestos en pantalla. La película acierta al crear personajes creíbles y que fácilmente pueden identificarse con el espectador promedio, un acierto.

TheConjuring7

Pero no todo es perfecto acá, como en ninguna película, hay contras que pueden ser criticables pero que en el producto final poco o nada repercuten. Lo primero es la forzada historia de amor entre los Warren, algo que sale sobrando si tomamos en cuenta el contexto general de la película. Sin embargo Wan quiere enfocarse mucho en el matrimonio y construye escenas alrededor del amor de ambos y la fuerza que los une para enfrentarse al mal. Digo, no es que este mal, pero en el panorama de la película se nota algo fuera de lugar. Lo mismo con el desenlace. Luego de un acto final endemoniado, nunca mejor dicho, el enfrentamiento final con el demonio puede causar uno que otro disgusto, no porque este mal ejecutado sino porque puede resultar sumamente bonito y tierno. Hubiera sido mejor un desenlace más en la misma sintonía que la película (aterrador) y no tan esperanzador. Pero eso es solo una opinión, digo, a final de cuentas no repercute en todo lo que la película ofrece y la sensación final será de grata felicidad y miedo.

Creo firmemente que El conjuro es la película más aterradora en por lo menos 8-9 años y eso es ya algo que decir. Un acertado elenco, un guión aterrador y una dupla director/fotógrafo hacen de esta cinta una experiencia inolvidable. Sin dudarlo debes verla en una sala de cine. Si eres fanático de este tipo de género esta es tu película, en el caso contrario tampoco te diría que no la vieses ya que estarías perdiendo el visionado de una muy buena película. Recomendable verla acompañado aunque eso no quiera decir que te falte valor al verla solo, es solo un consejo. Otro consejo sería que tampoco se tomarán tan apecho el mensaje final de Ed Warren con respecto a Dios y al Diablo, es decisión de cada uno creer o no.