Las 10 mejores películas de superhéroes, parte I

Con el boom cinematográfico que se esta desarrollando en Hollywood con relación a los superhéroes y demás personajes de cómics, una tendencia explotada en los últimos años y que muy posiblemente inunde nuestras carteleras durante la próxima década, este artículo, en colaboración con Cristóbal, pretende dar a conocer a nuestra comunidad nuestros gustos fílmicos en relación con este nuevo género que atrae masas en cantidades exorbitantes. El usuario Felipe Herrera Ponce nos hizo la amable petición de hacer este recuento y nosotros estamos más que complacidos de hacer memoria y elegir nuestros títulos favoritos, aquellos que significaron un antes y un después y que tienen, sobretodo, cine de calidad en su estructura narrativa y técnica. Yo elegí cinco películas y mi compañero Cristóbal eligió otras cinco, espero y este artículo sea de su agrado.

El protegido

Unbreakable

Posiblemente la mejor película de superhéroes que se ha hecho, y que no esta basada en un cómic ni en un relato ya pre-establecido. M. Night Shyamalan, odiado director, tuvo a inicios de su carrera en Hollywood un despunte considerable con respecto a los demás cineastas de aquél entonces. Shyamalan era un tipo con una calidad inigualable a la hora de dirigir y de crear historias envolventes, encima era un perfeccionista a la hora de crear una puesta en escena sumamente increíble. Dominador de todos los ritmos narrativos de cualquier historia, es en El Protegido, que logra alcanzar su máxima madurez creativa y nos entrega un relato puro y emocionante sobre la humanidad del héroe y del villano.

¿Qué pasaría si un día te dieras cuenta que durante toda tu vida has sido inmune a cualquier enfermedad y/o accidente? Shyamalan nos presenta el autodescubrimiento del superhéroe moderno en la piel de Bruce Willis, soberbio, y somos testigos de la confrontación definitiva del propio destino. Samuel L. Jackson como el villano de turno, una representación magistral de la figura de la maldad, es el complemento perfecto a Willis para concretar este relato magistral sobre la lucha del bien y del mal. La música de James Newton Howard es exquisita y la fotografía de Eduardo Serra es brutal.

 

Los increíbles

Los increíbles

La película más infravalorada de Pixar y una de las mejores películas de superhéroes que se hayan hecho en la pasada década. Brad Bird, responsable de El gigante de Hierro, Ratatouille y Misión imposible: Protocolo fantasma, nos brinda un maravilloso homenaje al cine clásico de superhéroes representado en los cómics en los años 50´s y 60´s. Una familia americana, todos ellos con superpoderes, son el punto de partida para este conmovedor y emocionante relato que habla sobre la importancia de la familia, el amor y la amistad.

Ambientada en un futuro no muy lejano, Los increíbles nos habla de la importancia y necesidad de los superhéroes es épocas donde es necesario alguien que combata contra las injusticias de la sociedad y el surgimiento de villanos derivados de un trato injusto de la vida. La animación es un prodigio y la dirección de Bird es de maestros, no importa que sea una animación, es cine de superhéroes de altísima manufactura .

 

Batman Regresa

Batman-Returns

Antes de Christopher Nolan y de Christian Bale ya existía Tim Burton. El enigmático director de culto, responsable de joyas como El joven manos de tijera, llevó a la pantalla grande su representación del héroe de ciudad gótica y pese a que hubo muchos que lo odiaron y reprocharon su adaptación, sobretodo en la primera película, todos tuvieron que darle las gracias, unánimemente con la secuela, Batman Regresa. No solo enfrento al príncipe de Gotham con dos rivales inolvidables como fueron El Pingüino y Catwoman sino que además demostró que el cine de superhéroes puede alcanzar su más grande potencial cuando se le pone corazón y amor a la hora de llevar a personajes de cómics al cine.

Michael Keaton encarna a un Batman formidable y sobrio, inteligente y tenaz y que ha madurado lo suficiente como para poder enfrentarse a dos villanos tan complejos interpretados excepcionalmente, ambos, por Danny DeVito y Michelle Pfeiffer. La música de Danny Elfman es ya para la posteridad y la puesta en escena de Burton sigue siendo mágica, oscura y misteriosa.

 

El caballero oscuro

The-Dark-Knight

La visión de Nolan por un Batman más «realista» dio como resultado una trilogía fantástica que alcanza su máxima cumbre en la segunda entrega, una cátedra de buen cine que erróneamente fue ignorada en los premios Oscar cuando tenía que estar, con argumentos de sobra, nominada a Mejor película y a Mejor director. Y es que Nolan logro re-adaptar al príncipe de ciudad gótica a nuestro tiempos y ponerlo a cargo de una ciudad que conlleva los mismos problemas que las grandes metrópolis de todo el mundo sumidas en la corrupción, hambre, pobreza y criminalidad. Por si fuera poco la inclusión del antagonista por excelencia de Batman, El Joker, es la cereza en el pastel de un retrato cruel y desesperanzador de la miseria humana.

Heath Ledger, encarnando el icónico villano, ofrece una actuación para la posteridad que quedó inmortalizada por el trágico fallecimiento del actor. Ledger nos presenta a un monstruo en la piel de un hombre común y corriente que va contra las leyes establecidas y que tiene como objetivo descubrir toda la inmundicia que recorre las calles de ciudad gótica. Caos es la palabra. Anarquía es el complemento. Encima Aaron Eckhart, dando vida a Harvey Dent, es la contraparte maestra de la lucha del bien contra el mal en una sociedad sumida en la locura absoluta. Un reparto brillante, un guión sobresaliente, una dirección y puesta en escena de Nolan más que perfecta, una banda sonora magistral del dúo Newton-Zimmer, una fotografía exquisita de Wally Pfister y una edición alucinante de Lee Smith son solo algunos argumentos que hacen de esta película un logro único y perecedero del cine de superhéroes.

 

Watchmen

Watchmen

Hay algo que nunca se le podrá reprochar a Zack Snyder: huevos. Y es que el tipo nunca ha tenido miedo a ningún proyecto por más complicado que sea, prueba de ello fue la «imposible» adaptación de la novela gráfica (técnicamente es un cómic) escrita por Alan Moore  y dibujada por Dave Gibbons: Watchmen. Lo cierto era que adaptar ese impresionante relato de Moore al cine era casi un suicidio, razón por la cual muchos habían declinado el proyecto, más sin embargo quedaba la ligera esperanza de ver en imágenes en movimiento las viñetas que Gibbons visiono hace ya tantos años. Snyder nos cumplió el sueño y por ello siempre le voy a estar agradecido.

Snyder nos introduce en el mundo creado por Moore con una propuesta visual sumamente hermosa y devastadora que hace un sinfín de homenajes al universo de DC Cómics y que nos guía por las peripecias de un grupo de superhéroes que deberán volver a ponerse la capucha cuando uno de los suyos, El comediante, es misteriosamente asesinado. Ambientada en un futuro alternativo que dista mucho del actual, Snyder logra plasmar las ideas de Moore con respecto a la figura del superhumano y su lucha por encajar en una sociedad que les tiene un miedo natural y lógico. Pudo haber sido mucho mejor desarrollada, es cierto, pero el simple hecho de «tratar» hace que Snyder se merezca nuestros aplausos.

Ahora es el turno de Cristóbal. Por cierto, mis otras películas favoritas de superhéroes son: Superman II, Spider-man 2, X-Men 2, Kick-Ass, Iron Man, Poder sin límites y Los Vengadores.