Los Muppets, al rescate del cine familiar

Los Muppets la pelicula

Hayas o no crecido con los Muppets, creados por el fallecido Jim Hemson allá por el año de 1955, es prácticamente imposible no conocerlos o sentir empatia hacia los mismos, y esto se debe, primordialmente, a que es imposible no pasar un rato divertido con las aventuras de la rana Kermit, aquí en México fue llamada Rene, Miss Peggy, o compañía. Inclusive pareciera difícil de imaginarse un mundo sin Muppets, ya sea en programas meramente infantiles, cómo lo es Plaza sésamo, o meramente de entretenimiento cómo lo era El show de los Muppets, estrenado allá por el año de 1974, y el cual, de echo, es el eje central de la ultima película de las divertidas marionetas.

El término Muppet es en realidad el resultado de la conjugación de las palabras “Puppet” y “Marionette”, en ingles, y de las cuales Hemson, al oírlas combinadas, le agradado en demasía y decidió por tanto, adoptar la tan famosa palabra que sería conocida alrededor del mundo por niños y adultos y que marcaría a más de una generación. Y es que el fenómeno Muppet no solo llego a la televisión, sino que además fue llevado al cine, en `Los Muppets: La película’ (1979, James Frawley) y posteriormente, debido al éxito de esta misma, diversas secuelas fueron adaptadas cinematográficamente, logrando un éxito interesante, además de llevar a nuestros queridos personajes a públicos de todo el mundo. Sin embargo cómo suele pasar con casi todo evento cultural o generacional, llega el punto en que es olvidado.

Afortunadamente hubo personas, Jason Siegel, entre otros, que no se dieron por vencidos y lograron mantener con vida a las marionetas, y lo mejor de todo, darlas a conocer para nuevos públicos, en especial, el actual, mismo que pareciera estar perdido sin brújula alguna. `Los Muppets’ representa el regreso a la pantalla grande, luego de doce años desde su ultima incursión al cine, de los Muppets, y lo hacen a lo grande, épico sería, mejor dicho, la palabra más adecuada, habiendo visto lo que vi. Y es que hacia mucho tiempo que no me divertía, reía y me emocionaba tanto en una sala de cine, hacia tanto tiempo que una película familiar y con un humor tan inteligente y sano, palabra, esta ultima, que pareciera no existir más en la comedia actual,  no me sacaba una sonrisa y satisfacción al terminar dicho espectáculo. Y es que es en realidad un espectáculo.

La historia gira en torno a un nuevo personaje, un Muppet, llamado Walter, el cual es el hermano menor de Gary (Siegel), y desde pequeño, cuando descubrió por televisión El show de los Muppets, ha sido su máximo admirador y ha deseado, con mucho esmero, conocer a su máximo ídolo, me refiero a La rana Kermik. Cuando por fin le llega la oportunidad a nuestro carismático protagonista, de viajar al Teatro de los Muppets, y ver el tan famoso Show, la sorpresa es terrible: el teatro esta clausurado, y lo que es peor, esta a punto de ser demolido por el villano de turno, un divertido Chris Cooper, el cual planea extraer yacimientos de petróleo debajo del dichoso teatro. Sin embargo hay una ultima esperanza, si por azares del destino se logra recolectar la cifra de diez millones de dólares, el teatro puede ser salvado, pero para lograr esto, Walter, en compañía de Gary, y la novia de éste mismo, me refiero a Mary, interpretada por Amy adams, deberán reunir a todo el equipo Muppet que se encuentra ahora disperso por todo el mundo y dar un ultimo show.

Lo realmente divertido aquí, dejando de un lado la trama, la cual se nos es revelada en un momento chusco muy inteligente, son los Muppets mismos, ellos son los dueños absolutos de la película, nadie más. Cada uno esta dotado de tal carisma y personalidad que hacen que los amemos y disfrutes junto a ellos sus peripecias. Por el contrario, los humanos, quedan sobrando, siendo, desafortunadamente, lo más flojo de la película, aunque, por fortuna nuestra, no es tan grave, pues Kermit, Peggy, Fozzie, Gonzo, Animal y demás personajes salvan cada escena en que salen. Y que decir del tramo final, el magnifico Show. Un deleite visual y argumentativo que hace olvidar los tropiezos que la película pudo tener y nos lleva a un viaje increíble, inolvidable, irrepetible. Nunca creí que diría esto, pero aquí el cuerpo técnico, me refiero tanto al director cómo guionistas, fotógrafo, no importan tanto, la verdadera estrella, o mejor dicho estrellas, tienen luz propia y todos sabemos quienes son.

Para finalizar he de recomendarles esta muy divertida película familiar, apta para todo público, y que reunirá a familias enteras en pro de una comedia sencilla y muy inteligente, haciendo ver a películas autonombradas cómicas, cómo un mal chiste. Mención aparte merecen todos los cameos que se presentaran a lo largo de la película, de lujo. ¿Y los números musicales? Bien logrados, fluidos y conmovedores, aunque sin ellos, la película sería igual de importante y cómica. Una opción en cartelera que vale mucho la pena y que no lamentaran. Sean o no seguidores de los Muppets, pasaran un rato igual de divertido en su butaca. Jim Hemson, donde quiera que éste, ha de estar muy, muy feliz. Hay Muppets para rato. Y eso, es ya un logro.