La Forma del Agua. El Metodo Oscaril

 

Estamos a unas semanas de que se realice una nueva edición de la entrega de los premios Oscar; para ese entonces han pasado muchas cosas entre la anterior y la que viene: se vinieron algunos de los mayores éxitos en la historia, como «Vengadores: Infinity Wars», «Aquaman», «Jurassic World», en México son días de cambios en la política, las crisis económicas que suelen abundar por estas fechas, por lo que la euforia de los Oscar pasados ya habrá sido olvidada para una gran mayoría, aun y con lo latinos que fueron estos premios: desde el triunfo de la película chilena «Una Mujer Fantástica» en la categoría de película extranjera, las celebridades latinas apareciendo para anunciar premios, el triunfo de «Coco» en sus categorías respectivas y, por supuesto, los triunfos que consiguió Guillermo del Toro como Mejor Director y Mejor Película por «La Forma del Agua», película que el propio Memo se ha encargado de encumbrar al decir que se trata de su mejor película, lo mejor que ha hecho en su carrera, su carta de amor a la humanidad. En fin, todo lo que los directores dicen sobre su entrega al momento de buscar premios y nominaciones.

Pero mas allá de los aplausos que Guillermo del Toro se ha llevado en donde exhiba esta película, «La Forma del Agua» (la versión live action buena de «La Bella y la Bestia»)  se siente como un elemento muy extraño dentro de su Filmografía . Tiene todos los elementos característicos de las películas del tapatío: los grandes diseños, una buena producción, un casting fenomenal, personajes interesantes, una buena historia y jugada eterna de poner que los verdaderos monstruos en estas historias son los humanos y sus ambiciones. Tiene todos los elementos característicos de Guillermo, pero en el proceso se siente que algo falto en la película: alma.

Se que sonara medio tonto para ustedes que uno escriba que le falto alma a una película, pero a lo que voy es a esto: la película es escrita, dirigida y producida por Guillermo, pero se siente mas como si estuviera recibiendo consejos de como convencer a los expertos de la Academia de que su película es la buena (a lo mejor aconsejado por sus amigos ya ganadores del Oscar en Dirección, Alfonso Cuaron y Alejandro Gonzalez Iñarritu). Lo que debió ser, en el papel, la película mas arriesgada de la carrera de Memo, se convirtió en la mas predecible.

El principal punto en favor de la película es sin lugar a dudas la actuación de Sally Hawkins como Eliza Esposito, la bella en cuestión. Hawkins, quien tiene que estar callada el 90% de la película, solo necesita mirarnos a los ojos para podernos cautivar con su historia de la chica muda que solo a través de lenguaje de signos y, como dije, miradas puede comunicarse con la gente, aunque sean pocos los que entienden a la mujer. Una actuación digna de Oscar, que desgraciadamente no gano.

Pero no nada mas Hawkins demuestra una actuación de nivel, todos los secundarios están en gran forma, incluida una siempre efectiva Octavia Spencer, como la amiga que siempre la ayuda en todo lo que puede; un encantador Richard Jenkins, como el amigo gay de Hawkins y quien mas la comprende; y en enérgico aunque algo caricaturizado Michael Shannon, como el jefe embriagado de poder que no duda en usarlo para sus planes.

En cuanto a detalles técnicos, el diseño de la criatura es fantástico: no sera original (me recuerda bastante al Monstruo de la Laguna Negra), pero es bastante llamativo y muy bien actuado por parte de Doug Jones. La fotografía de Dan Laustsen es excelsa y la musica de Alexandre Desplat en gran nivel.

El principal problema de la película es la historia que maneja: en si, no hay nada nuevo bajo el sol: el romance prohibido, con un claro mensaje en contra de prejuicios raciales, que a cada rato salen a relucir en Estados Unidos, y si bien es loable el intento de del Toro, también es cierto que no varia mucho la manera en que avanza la historia.

También tiene claros momentos en donde no se que esta realizando con algunos personajes, especialmente con Shannon, de gran actuación pero que por momentos raya en lo ridículo, mas parecido a su General Zod en «El Hombre de Acero».

Al final, «La Forma del Agua» es una muy buena película, pero que te deja la sensación de que pudo haber sido mejor, y de que había mejores opciones de triunfo en aquellos premios (personalmente, le habría dado el Oscar a «Dunkirk»). Solo espero que este triunfo no deje mareado a nuestro fanboy favorito de monstruos y siga realizando mejores trabajos.

Mis películas favoritas del 2017

Es probable que a estas alturas no tenga ninguna relevancia hacer un recuento del cine que tuvimos el año pasado en México, a final de cuentas ya se ha dicho de todo; vale, hasta han anunciado a las películas nominadas al Oscar para la edición próxima a celebrarse el 4 de marzo. Entonces, ¿para qué molestarme? Bueno, la realidad es que llevaba un tiempo sin escribir (aún tengo pendiente una serie de artículos relacionados con Shyamalan), y hoy me nació la necesidad de ponerme frente al ordenador y repasar el año 2017 concerniente al séptimo arte. Fue un buen año, la verdad, y más que nada hubo variedad. Supongo que por eso mi necesidad de hacer lo que ustedes están leyendo en estos momentos.

Mi compañero Miguel se dedicó a realizar un Top de lo mejor y lo peor del año en lo que a su consideración fue lo más relevante en cuanto a cine. Yo no pretendo decirles qué fue lo mejor o peor, a final de cuentas eso es subjetivo y crea malos entendidos. Simplemente les compartiré películas que disfrute y que siento, muy personalmente, que valen la pena. No hay ningún orden en específico ni tampoco diré cuál es mejor que la otra. Son solo recomendaciones que les hago. Ustedes decidirán si verlas o no.

Logan

El cine de superhéroes está prácticamente muerto por mucho que cada año se empeñen en mandarnos de cuatro a cinco películas sobre la misma temática. Podrán ser películas entretenidas, sin duda, pero al final del día no aportan nada y luego de salir de la función las habrás olvidado por completo. Solo una película se salvó y vaya que sí aportó algo nuevo: humanidad. Aunque si somos sinceros es más un western que una típica cinta de tipos lanzándose poderes a la cara unos contra otros. Logan (James Mangold) es una historia poderosa y deprimente, una historia sobre la decadencia de los superhéroes y el recuerdo de tiempos mejores. Tiempos olvidados y que nunca volverán. Logan es una puñalada directa al corazón.

Hugh Jackman se despide del querido personaje que durante tantos años dio vida sin importar la calidad del producto final. El tipo siempre fue un profesional, razón por la que quiso retirarse de la mejor manera posible. Junto a Mangold, responsable de la más que estimable The Wolverine, deciden centrarse en uno de los mejores cómics que dio Marvel la década pasada y adaptarlo al cine con el tono correcto. Al proyecto se sumaron un fenomenal Patrick Steward y una increíble Dafne Keen. Un viaje maravilloso solo de ida en la que el cine nos recuerda que los héroes son reales, siempre y cuando aún creas en ellos.

Silence

Ojalá y Dios nos conserve por mucho tiempo más a Martin Scorsese entre nosotros. El cine lo necesita y nosotros, como amantes del mismo, también. Scorsese dijo que llevaba muchos años tras la producción de esta ambiciosa adaptación (poco más de dos décadas) y tras finalizar El lobo de Wall Street se dijo a si mismo que ya era hora. A estas alturas Scorsese puede hacer lo que quiera y su madurez tras las cámaras es sorprendente. Debe ser de los pocos cineastas ahí afuera que con cada película que hace las expectativas son cada vez mayores. Eso se consigue con talento y al buen Martin le sobra.

Silence se basa en la obra literaria escrita en 1966 por Shūsaku Endō, misma que narra la travesía de dos sacerdotes jesuitas que viajan a Japón para encontrar a uno de los suyos (desaparecido) y de paso profetizar el cristianismo. La fotografía del mexicano Rodrigo Prieto es preciosa y acompaña una historia de redención y sufrimiento a la que es sometido el ser humano por intentar creer en algo ajeno a su comprensión: Dios. Andrew GarfieldAdam Driver y Liam Neeson son solo algunos de los actores que colaboran en esta poderosa historia espiritual llevada a cabo de forma respetuosa y sobria por parte de Scorsese. Una joya.

Hell or High Water

En nuestro país paso sin pena ni gloria y creo que en Estados Unidos también. Estuvo nominada a los premios Oscar en la categoría de Mejor Película pero sinceramente dudo que alguien la haya visto. Una pena pues estamos ante una obra brutalmente honesta sobre las injusticias del sistema en que vivimos y que nos obliga a desprendernos de todas las cosas por las que duramente trabajamos en la vida. Retribución es la palabra.

Chris Pine y Ben Foster son dos hermanos que se embarcan en la dura misión de robar bancos con tal de salvar la granja de su madre. La premisa resulta un tanto simple pero a medida que la historia avanza, producto de una dirección más que correcta de David Mackenzie y un guion fantástico por parte de Taylor Sheridan, el relato cobra mayor dimensión y se vuelve más memorable. Encima Jeff Bridges también aparece para ofrecernos una de las mejores actuaciones de su carrera. Lo que pareciera a simple vista una historia de robos bancarios se transforma en un drama profundo y emotivo sobre las segundas oportunidades en la vida.

Raw

Si tienes cuenta de Netflix entonces estás de suerte. La película franco – belga de la cineasta Julia Ducournau es una de las nuevas, y jugosas, adquisiciones del gigante del streaming multimedia que gobierna en todo el planeta. Raw, titulada en nuestro país como Voraz, es un largometraje que llevaba dando vueltas por festivales hasta que debido al boca a boca, como es costumbre, recibió atención de varias distribuidoras hasta llegar a nuestro país. Estoy casi seguro que mucha gente, mexicana incluida, acudió a verla por las mismas razones que fueron a ver ¡Mother! de Darren Aronofsky: morbosidad. Y no los culpo, los medios y críticas no dejaban de recomendarla como una “experiencia”.

La realidad dista mucho de lo que dicen los críticos y la gente que no está acostumbrada al cine tan visceral y liberal que hacen los europeos, en concreto los franceses. Raw es una película muy interesante y compleja que aborda temas tan delicados como la sexualidad y la obsesión enfermiza, en este caso obsesión hacia la carne, literalmente. No quiero destripar la historia pues conviene que la vean sin saber absolutamente nada de ella. La revelación actoral de Garance Marillier como la protagonista del relato es simplemente extraordinaria. Una gozada audiovisual.

Power Rangers

Si nunca fuiste fan de la serie de los 90´s entonces evítala, sí por el contrario al igual que yo disfrutaste de esta ñoñez entonces creo que encontrarás una obra bastante entretenida. Entretenida para los estándares de la serie y de las bajas expectativas alrededor de esta producción. Vamos, no voy a engañar a nadie, ¿a quién le importa esta película? Salvo los fanáticos más nostálgicos no veo al público general queriendo perder su tiempo con ridiculeces como las que aborda la mitología de Power Rangers.

De la trama de la película poco puede decirles salvo que sigue al pie de la letra los orígenes de los superhéroes vistos hasta el cansancio en cada una de las películas del género que han existido: un grupo de jóvenes marginados (por no decir perdedores) por azares del destino recibirán poderes extraterrestres para combatir a una terrible entidad maligna que amenaza con destruir La Tierra. El casting es adecuado, la puesta en escena es normalita y el guion es un desastre. Elizabeth Banks como la villana de turno es divertidísima.

Thor Ragnarok

Mi primer acercamiento con Taika Waititi fue con la maravillosa What We Do In The Shadows, una especie de falso documental/comedia negra sobre el vampirismo allá por el año 2015. La película no pasó desapercibida y Waititi fue reclutado por Marvel para encargarse del dios del trueno para su siguiente película. No pude ocultar mi alegría y mi sorpresa por una sencilla razón: Waititi es un genial creador de ideas audiovisuales. Encima se haría cargo de unos de los personajes menos interesantes del universo de Marvel: Thor. ¿El resultado? Casi perfecto.

Seguramente muchos fans y público en general que no sabían quién era el director quedaron tremendamente decepcionados con el producto final, no fue mi caso. Waititi desde un principio no tomó en serio a Thor ni muchos menos su mitología. Y el resultado en pantalla se ve. Personalmente las dos primeras películas de Thor me parecieron medianamente entretenidas por no decir olvidables. El hacer un cambio tan drástico en la tercera entrega me pareció más que adecuado. Los personajes son una caricatura (a propósito) y al final del día terminas por disfrutar una obra que nunca se toma en serio en ningún momento. Cuestión de gustos.

Logan Lucky

Siempre me ha fascinado Steven Soderbergh, quizás sea por su inusual manera de contar historias o porque el tipo se divierte de lo lindo en la postproducción de sus proyectos, se nota. Y eso me gusta, un cineasta que le guste hacer cine, siempre lo voy a aplaudir y a celebrar. Creo que la película que más he disfrutado bajo su mando fue la divertidísima La gran estafa, una ejecución maestra de cómo usar las herramientas cinematográficas para contar un robo a un casino en Las Vegas.

Logan Lucky no es La gran estafa pero tampoco necesita serlo, crea su propia identidad y me atrevería a decir que es más madura como historia y como ejecución del propio robo. Un elenco multiestelar, tan propio del director, acompañado de un guion bastante fascinante y una dirección más que hipnotizante hacen de esta película una pequeña joya más que memorable que desafortunadamente muy poca gente tuvo la oportunidad de ver, en parte culpa de la pobre publicidad que tuvo.

Split

M. Night Shyamalan ha regresado, y no es que se haya ido de vacaciones, y lo hace con un entretenido thriller con tintes sobrenaturales que recuerda por momentos los puntos más elevados en la filmografía del que una vez fue catalogado como “el próximo Steven Spielberg”. Se dice fácil. La realidad es que Shyamalan se volvió loco, seamos sinceros, y le tomo unos cuantos años retomar el nivel tras las cámaras que había demostrado con la excelente El sexto sentido y la monumental El protegido. Solo esperemos que no haya sido un espejismo.

James McAvoy, fantástico, da vida a un individuo con múltiples personalidades que secuestra a un pobre grupo de jovencitas para satisfacer los instintos más animales que viven en su interior. La premisa parece una broma y puede que lo sea pero McAvoy se encarga no solo de darle credibilidad con su actuación sino de que nosotros, como público, queramos saber qué sigue. El “giro” final no solo es sobresaliente e inesperado sino que eleva la película a una obra sumamente memorable.

The Last Jedi

La película que dividió a crítica y público. Una película de Star Wars. Supongo eso dice mucho del cine comercial hoy en día y del impacto de las masas en redes sociales para atacar algo cuando no es de su agrado. Rian Johnson tenía la complicada misión de entregar el siguiente capítulo en la saga galáctica luego de que la anterior película fuese atacaba, también, por ser una “copia” del episodio IV. El temor era que Johnson y Disney no innovaran y se fueran por el camino fácil: volver a hacer El Imperio Contraataca. Por fortuna la cosa no fue así aunque irónicamente esa decisión provoco el linchamiento de Rian.

The Last Jedi no es una película perfecta, de hecho está lejos de serla, pese a ello tiene momentos poderosos y emocionantes que refrescan una saga que simplemente con los años se recicla sin arriesgarse un solo segundo en intentar algo nuevo. Es una saga que vive de la nostalgia, y sus seguidores también. Al final del día me entrego simplemente lo que yo quería: entretenimiento. Nada más. Sigo con mi vida.

Get Out

Otra de las películas que todo el mundo estuvo hablando, tristemente por los motivos equivocados. Tal parece que el cine y televisión tendrán una metamorfosis durante los años venideros debido a lo políticamente correcto. Para los americanos, Get Out es una muestra de que el racismo sigue en Estados Unidos; para mí, un tremendo ejercicio fílmico de suspenso y de horror que tiene una base poderosa en un guion extraordinario escrito por Jordan Peele, mismo que también se encarga de la puesta en escena dando como resultado una película realmente destacada.

Chris, un perfecto Daniel Kaluuya, va a pasar un fin de semana con la familia de su novia Rose, también increíble Allison Williams, esperando no tener ningún momento de incomodidad debido a su color de piel. Si, la familia de Rose son blancos. Muy blancos. Chris vivirá un descenso a los infiernos del que nosotros como espectadores sufriremos igual o peor lo que el genial Jordan Peele nos ofrece con su magnífico manejo de la cámara. Será una pesadilla, cierto, pero también será buen cine. Bienvenido.

Dunkirk

Christopher Nolan, pese a lo que digan sus detractores, se ha convertido en uno de los pocos cineastas trabajando en la actualidad que logra que cada uno de sus proyectos esté en boca de todos, para bien y para mal. Es uno de mis directores favoritos precisamente porque el tipo ama el cine y siempre trata de hacer cosas diferentes, enfocadas siempre a las masas, claro está. Su cine es entretenido e invita al espectador a disfrutarlo junto a él. Nolan no hace cine filosófico ni tampoco artístico, como muchos por ahí argumentan, al final del día hace cine comercial. Eso no tiene nada de malo. Haz cine comercial pero que valga la pena pagar un boleto para verlo.

Dunkirk es un proyecto que Nolan llevaba tiempo queriendo hacer pero que había retrasado hasta tener la suficiente madurez para hacerlo, y el apoyo de Warner Brothers también. No es una película bélica como tal, tampoco diría que es una historia de héroes y villanos, va más allá. Dunkirk es una obra sobre la supervivencia. Es una película sobre personas que no quieren morir y harán lo imposible por sobrevivir a la guerra. Es un portentoso ejercicio cinematográfico y también es la película que consagra a Nolan como un cineasta único.

Coco

La película más taquillera en la historia de México no es una de superhéroes ni tampoco una telenovela de Eugenio Derbez, eso ya es ganancia. Disney – Pixar hacen mancuerna para contar una historia del corazón más profundo de nuestro país: el día de muertos. Lo que a priori parecía una película sin trascendencia ni que causaría tanto revuelo como termino siendo, fue un largo proyecto que fascino al director Lee Unkrich y que termino por plasmar en pantalla algo que al pueblo mexicano le enamora: rendir tributo a nuestros antepasados.

Miguel Rivera es un pequeño que sueña con ser músico, para su mala fortuna su familia tiene un problema con eso, mismo que se remonta a un terrible incidente que marco para siempre a la descendencia Rivera. Así pues, el buen Miguel deberá embarcarse en un viaje de autodescubrimiento para averiguar la verdad de su familia. Coco no es la mejor película de Pixar, mucho menos la más madura, pero vaya que tiene corazón. Y con eso basta. Es una historia sobre la familia, sobre los amigos, sobre la redención y el amor, pero más importante aún: es una historia sobre el recuerdo y el olvido.

Blade Runner 2049

Denis Villeneuve es uno de mis cineastas favoritos desde que hace poco más de cinco años tuviera la oportunidad de ver la brutal Incendies, nominada a un Oscar a la categoría de lengua extranjera. Desde entonces Denis no ha descansado y Hollywood vio en él un diamante en bruto que tiene un talento soberbio a la hora de contar historias. Es por ello que cuando anunciaron que su siguiente proyecto sería una secuela de la obra de culto Blade Runner (1982, Ridley Scott), no podía estar más emocionado. Y vaya que valió la pena la espera.

Blade Runner 2049 sigue los acontecimientos que quedaron inconclusos en la predecesora y eleva la historia con un desarrollo totalmente memorable de sus personajes, cosa que siempre le he recriminado a la obra original. No soy fan de la obra de Scott pero le reconozco su influencia estética y técnica en el cine de ciencia ficción venidero; Villeneuve fue fiel al legado de Scott y no pretendió copiarlo si no simplemente enriquecerlo aún más. La fotografía de Roger Deakins es probablemente el trabajo más aplaudido de cualquier película en todo el 2017. Denle un Oscar a ese buen hombre, por favor.

IT

No soy un hipócrita, nunca lo he sido. Cuando me enteré que la obra definitiva de mi escritor favorito Stephen King iba a ser adaptada por el director de MAMA, casi me muero. Sinceramente no creo que Andy Muschietti sea un gran director, había mejores opciones, y el hecho de que le encargaran una obra tan rica y poderosa como IT me daba pesadillas. Habiendo visto el resultado final debo decir que me trague mis palabras y reconozco el excelente trabajo que Andy realizo. Excelente trabajo teniendo en cuenta el limitado potencial de Muschietti como director.

Muschietti atinadamente dividió la obra de King en dos películas, siendo la parte infantil la que vio luz el año pasado. El casting es perfecto, incluyendo a un fantástico Bill Skarsgård como el inolvidable Pennywise. Se nota el amor de Andy por la obra de King y eso se agradece y reconoce. ¿La película como tal? Funciona pero pudo ser mucho mejor. Muschietti, restringido por los productores, opto por un tono menos adulto y oscuro, dando como resultado una historia entretenida pero carente de los horrores de la novela. Lo entiendo, era una película que no podía perder dinero con el público adolescente. Solo espero que la segunda parte adapte más atinadamente el tono maduro del libro. Andy, tienes mi bendición.

Baby Driver

Otro de mis cineastas favoritos. Recién me doy cuenta que el 2017 disfrute de varios de los directores que tanto admiro, fue un buen año. En fin, volviendo con Edgar Wright, luego de que fuese reemplazado de la dirección de Ant – Man, el cineasta inglés decidió dedicarse a un proyecto sumamente personal que involucraba robos de bancos, persecuciones automovilísticas y buena música. ¿Qué más quieres? Oh, sí, lo olvidaba. Es escrita, dirigida y producida por Wright.

Da harto gusto ver que hoy en día se produzcan películas tan “originales” como la que Wright quiso concebir. Con original me refiero a que es un proyecto nacido y ejecutado con la visión del cineasta inglés y que la mano de los productores no influye en la versión final que vemos en cines. ¿De qué va la historia? Mientras menos sepan, mejor. Disfruten, sobretodo gocen a un maravilloso Jamie Foxx que tenía tiempo sin dar una actuación tan peculiar como la que aquí interpreta. Mi única queja es que el soundtrack pudo ser más memorable.

War of the Planet of the Apes

Luego de que Tim Burton sepultara, literalmente, la saga de los simios allá por el lejano 2001 pocos pensaron que volveríamos a ver no otra entrega sino una entrega realmente efectiva. Tuvo que pasar una década para que 20th Century Fox (dueña de los derechos de la franquicia) hiciera un reboot bajo el mandato del desconocido Rupert Wyatt, y para sorpresa de muchos la película fue bastante entretenida, destacando un formidable Andy Serkins como el protagonista absoluto de la nueva etapa de la saga: el gran Caesar.

Tuvieron que pasar tres años para la secuela a manos del siempre confiable Matt Reeves, mismo que no solo elevo la calidad de la historia sino que le aporto más humanidad al ya inolvidable personaje de Serkin. Finalmente el año pasado tuvimos la esperada conclusión, nuevamente a cargo de Reeves, y el resultado fue majestuoso. Una de las mejores trilogías cinematográficas en lo que va del siglo, se dice fácil pero no lo es. El viaje de Caesar es todo lo que uno podría esperar de una película comercial que se aleja de los clichés del género y que en vez de caer en el error de tratar de ser espectacular (como suelen ser las terceras partes) se enfoca en ser la más madura de la saga. Woody Harrelson está formidable y le aporta esa chispa a un antagonista que está a la altura del cierre perfecto para una saga de la cual nadie esperaba absolutamente nada y termino convirtiéndose en un verdadero placer cinéfilo.

John Wick 2

Un gustazo muy personal que seguramente muchos de ustedes no compartirán no porque no les guste la película si no porque probablemente nunca hayan escuchado hablar de ella; encima el actor protagónicoKeanu Reeves, no es la gran estrella de cine que pueda soportar una franquicia hoy en día. De hecho, a día de hoy aún no me explico como la película del 2014 pudo tener una secuela y tendrá una tercera parte (ya confirmada). Supongo que habrá locos como yo que disfrutan con este tipo de cine que dicho sea de paso es bastante competente.

En la primera película, Reeves se embarca en una misión de venganza luego de que unos matones rusos asesinaran a su perro (sí, perro), mismo que fue el último regalo de su difunta esposa. Lo sé, la premisa es jodidamente buena. En la segunda aventura John Wick deberá pagar una deuda de sangre que hace años prometió. Muerte, muerte y más muerte. ¿Qué más pedir? Oh, cierto, también habrá una esperada reunión que los fans de Matrix sabrán apreciar. Cine de acción de bastante calidad narrativa y técnica. Oro pulido para estos tiempos.

Eso sería todo, por el momento. He visto más películas que fácilmente pudieron entrar a esta lista pero las dejaré para el recuento del 2018 pues la mayoría las he tenido que visionar a principios del año pese a que fueron estrenadas en el 2017. Esperemos que este año haya buen cine, es lo único que pido. Hay varios estrenos que tienen bastante potencial, esperemos y no defrauden, o que al menos no nos roben nuestro dinero.

Top 15 Mejores Películas del 2017

Bienvenidos de vuelta a estos conteos; la semana pasada di una lista de lo que fueron para mi las peores peliculas del recien terminado 2017; pero por muy malas peliculas que hayamos tenido, tambien tuvimos bastantes entregas buenas, por lo que aqui les doy mi opinion de lo mejor en cine.

Cabe aclarar que pueden haber algunas ausencias notables, como «Get Out» y «Raw», pero algunas circunstancias (o peliculas ya planificadas) me impidieron hacerlo.

Ya sin mas que agregar, comencemos.

15.- Power Rangers

Mi placer culpable en este 2017. Poniéndonos estrictos, estamos ante una mala película; pero estaría mintiendo si dijera que no disfrute de esta entrega. Las actuaciones (tanto de consagrados como nuevos) son decentes, se nota el esfuerzo por contar una historia y las actualizaciones a los personajes son bienvenidas. Ya veremos que depara el futuro de los involucrados.

14.- Thor Ragnarok

En un año bastante irregular para Marvel, la tercera entrega del Dios del Trueno viene a puntarse, por mucho, como la mejor película de la empresa en este 2017, y la mejor sobre el personaje de Chris Hermsworth. Quizá cae en exceso en la comedia, pero esta es efectiva en la mayoría de los momentos; su otro detalle es que Thor queda un poco eclipsado por los demás personajes (especialmente Valkyrie), pero si has visto estas películas ya estarás acostumbrado.

13.- La La Land

Admito que me encanto la primera vez que la vi; pero después del natural hype, uno termina por darse cuenta que la película no es tan novedosa como aparenta: dos soñadores que se enamoran, pero sin renunciar a sus sueños. Ryan Gosling y Emma Stone (en su tercera colaboración) interpretan de manera natural a sus personajes y la fotografía es exquisita. Pero las canciones son, sin lugar a dudas, las verdaderas estrella de la entrega.

12.- Mujer Maravilla

La mejor película del Universo Extendido de DC Comics, y la mejor película de DC desde «El Caballero de la Noche» en 2008. Patty Jenkins, la directora de la película, logra contarnos en gran forma la historia de Diana Prince (interpretada sorpresivamente bien por Gal Gadot), quien se adentra al mundo de los humanos para comportarse como una heroína (algo en lo que fallo Snyder en sus versiones). El final se algo fallido, pero el resultado final es muy bueno.

11.- Logan

La mejor película de superhéroes del 2017. Contrario a los pronósticos iniciales sobre esta entrega de James Mangold, la tercera entrega del popular mutante de Marvel se muestra como una de las películas mas brutales de superhéroes, no solo por la violencia mostrada (clasificación R), sino por el nivel de historia, sobre el ocaso de un tipo que lucho hasta el final sin ganar nada a cambio. Hugh Jackman se despide con honores del personaje que lo puso en el mapa.

10.- Ella es un Monstruo

Luego de unos años sin proyectos llamativos, Anne Hathaway regreso a la pantalla grande con una propuesta que si bien no todos conocen, se deberían dar el tiempo. Solo imaginense: todas tus acciones (desde algo tan simple como rascarse la cabeza, hasta algo tan peligroso como pelear con alguien) son imitados por un monstruo a miles de kilómetros de ti y que causa destrozos en todos lados. Anne esta, como siempre, en excelente nivel, pero la estrella en esta película es Jason Sudeikis como el villano de esta rara historia.

9.- Muerte Misteriosa

Uno de los mejores westerns en los últimos años. La historia de un sheriff (magnifico Jeremy Renner) tratando de resolver el asesinato de una nativa del lugar con ayuda de una agente inexperta agente del FBI (Elizabeth Olsen) en un ambiente completamente hostil (tanto por la gente como por el clima) fue de lo mejor que nos ofreció este 2017. La película de Tyler Sheridan (escritor también de «Sicario») ha sido, tristemente, ignorada en esta época de premios, pero no se olvida en esta lista.

8.- Eso

El payaso asesino creación de Stephen King esta de vuelta para causar terror y sensación nuevamente entre las personas. Ya es la película de terror mas taquillera de todos los tiempos (y, por lo tanto, en la adaptación de Stephen King mas taquillera de la historia) y las expectativas sobre su secuela están a todo lo que da. El director Andy Muschietti tuvo la buena idea de dividir el libro en 2 partes, y solo tener la parte de los niños aquí. Los niños hacen un excelente trabajo como el Club de los Perdedores, mientras que Bill Skarsgard es aterrador como Pennywise.

7.- Baby: el Aprendiz del Crimen

Edgar Wright, luego de su abrupto con la gente de Marvel por su concepto de «Antman», decidió realizar mejor la típica historia del chico bueno teniendo que hacer cosas malas; pero para que esto no se quedara como una genérica entrega, Wright le impone su irreverente estilo, acompañado de buena música y buenas actuaciones (si, incluso de Eiza Gonzalez), aunque la estrella es, sin lugar a dudas, un mas que consumado Ansel Elgort. Wright dice que le pidieron secuela, ¿la tendremos?

6.- Star Wars, Episodio VIII: Los Últimos Jedi

Se que la película ha causado mucha polémica entre fans (al grado que hasta han solicitado que quede fuera de la continuidad), pero uno aprecia el trabajo de Rian Johnson al tratar de contar una historia completamente diferente en Star Wars, algo que no se sintiera como el refrito de alguna entrega anterior (como lo fue «El Despertar de la Fuerza»). Ademas, logra mejorar algunos detalles de la anterior película (Kylo Ren aquí es mas amenazante que en la película anterior), y las escenas de acción son muy buenas. J.J. Abrams regresa para el episodio IX, ¿que esperaremos aquí?

5.- Coco

Tan simple como esto: es la película mas taquillera en la historia de México, quitándote el puesto que por 5 años tuvo «Los Vengadores». Y la verdad, me parece bastante merecido: se noto la enorme investigación que Disney y Pixar realizaron sobre el Día de Muertos en sus visitas a México, la animación es excelente, la música es agradable y, típico de Pixar, el sentimiento que irradia la película te contagia. Si no lloraste viendo esta película, te hace falta corazón. Puede ser que la historia no sea lo mas original y que hay algún estereotipo por ahí, pero son mas los puntos positivos de la película que negativos.

4.- El Planeta de  los Simios: la Guerra

Si en el 2011 me hubieran dicho que el remake de «El Planeta de los Simios» seria el inicio de una de las mejores trilogías de la presente década, probablemente me hubiera carcajeado en su cara (y después habría pedido disculpas). La ultima película sobre Cesar y sus compañeros simios, buscando un lugar en este planeta, es probablemente la mas sentimental de toda la franquicia y la mas satisfactoria, al darnos un mas memorable villano en la persona de Woody Harrelson y el destino final de Cesar (una vez mas, magnifico Andy Serkis)

3.- Blade Runner 2049

Nadie quería esta secuela, nadie pidió esta secuela, pero Warner Brothers y Sony decidieron hacerla y, contra todos los pronósticos, el resultado es una de las mejores películas de ciencia ficción de la presente década. Denis Villeneuve, director de «La Llegada» en 2016, fue el elegido para esta secuela de la poco se esperaba, y nos termina regalando unas impresionantes imágenes, una historia optimista (algo que en estos tiempos siempre debe ser bienvenida) y unas actuaciones memorables, donde destaco a Ana de Armas, brillando por momentos mas que el propio Ryan Gosling o la leyenda de Harrison Ford.

2.- Silencio

Una de las mejores películas del año sin nada de discusión, pero que fue ignorada de manera increíble por la temporada de premios pasada. Andrew Garfield nos regala la mejor interpretación de su carrera como el padre Rodrigues en la búsqueda de enseñar la religión católica en un país que odia esa religión. El choque entre dos culturas y las diferentes costumbres es sencillamente fascinante. Su único lastre es un final alargado de mas, pero eso no le quita méritos al filme de Martin Scorsese.

1.- Dunkerque

Dirigida por Christopher Nolan, con un elenco que combinaba juventud y experiencia, una historia sobre la salvación para soldados ingleses de la isla de Dunkerque y con un trabajo de efectos muy buenos, esta entrega se erige como la mejor película del 2017 para mi. La manera en que Nolan decide contar 3 historias diferentes de manera paralela y todo alrededor de la isla es impresionante, así como el nivel de actuaciones (incluso de Harry Styles, aunque este ultimo es algo distractor).

Y esas fueron mis películas en este 2017, esperando que el 2018 sea un año mucho mejor; ¿y cual es su top ten señores?

Star Wars El Último Jedi Poster

Star Wars: Los Últimos Jedi, el miedo al futuro

Los fanáticos de Star Wars no aceptan que Han Solo, Luke Skywaker y Leia Origana no estarán con nosotros para futuras aventuras. Si bien la nueva trilogía a buscado cerrar sus capítulos, muchos nos sentimos insatisfechos con las decisiones que se han tomado, lo cierto es que nada nos llenará. Por más que quisiéramos, no tenemos el control de una saga adquirida por una corporación dispuesta a controlar todo el contenido del entretenimiento.

Entonces, el afortunado director Rian Johnson, quien tiene al mando de seguir la saga establecida por JJ Abrams, se cree que tiene la obligación de resolver los misterios planteados en ‘La Fuerza Renace’, algo que Johnson no estuvo dispuesto a responder del todo. Para el pobre hombre, lo único que le importaba era narrar la lucha de los rebeldes contra los remanentes del imperio. Todo ese rollo de los padres de Rey o el origen de Snoke le estorbaron al punto que se reflejo en la película. No culpo a los fanáticos que se sintieron traicionados a no obtener respuestas, pero así es la vida. Su único consuelo es esperar a que JJ Abrams cierre la trilogía con algo de decoro.

En sí, esta segunda entrega no esta mal, tampoco quiero decir que es perfecta. Se toma demasiado tiempo con escenas en donde Luke trata de disuadir a Rey en buscar el conocimiento Jedi. Luego Finn junto con Rose no convencen de todo como pareja sentimental , y ni su distracción al planeta casino, la absurda pelea a muerte con Phasma hacen mucho como para hacer que quiera más a los personajes.

El futuro de Star Wars está en problemas y Rian Johnson solo intento darle un nuevo rumbo a una saga necesitada de personas capaces de experimentar. Y hay ciertas escenas que le funcionan, más al final donde la destrucción de una nave nodriza con un método nada común hace que la pantalla se quede en silencio. Luego la despedida de un Luke, aunque dolorosa, es inevitable, porque se intenta perpetuar el mensaje de que no podemos vivir en el pasado.

Con ‘El Último Jedi’ se experimento con algunas ideas, lo lamentable es que se regresa al lo seguro con JJ Abrams, quién para muchos será un signo de que es el individuo adecuado para resolver preguntas que nunca debieron ser tan vitales para disfrutar una aventura espacial donde personajes combaten con sables de luz.

Imagenes de las peores películas 2017

Top 15 Peores Películas del 2017

Antes de empezar quiero desearles a todos un buen 2018, que hayan tenido unas buenas fiestas y que este nuevo año sea uno de retos y metas que puedan cumplir.

Pues bien, que mejor manera de iniciar el 2018 que con un repaso a lo mejor y lo peor que nos dejo el 2017, un año muy mediano en cuanto a películas que puedan ser recordadas conforme pasa el tiempo, especialmente en blockbusters que se contentaron con hacer la formula que les funciona.

Una vez mas les pongo las reglas de tanto de este como del siguiente listado:

  • Solo películas vistas en el cine.
  • No relanzamientos.
  • Solo películas vistas en 2017.
  • Es pura opinión personal.

Ya sin mas que agregar, comencemos:

15.- Terror a 47 metros

«Tiburón» es una de mis películas favoritas de siempre, pero curiosamente no soy fan ni de sus secuelas ni de sus «homenajes» como es este caso. El desarrollo de los personajes es muy pobre, sus motivaciones son ridículas y solo se redime con el tonto y divertido final. Pero en si, nada que valga la pena ver en cines.

14.- Liga de la Justicia

Para ser justos con DC Comics, esta debe ser su mejor película dentro del universo que han creado (exceptuando, obviamente, a «Mujer Maravilla»), pero eso no es mucho decir. La inclusión de Joss Whedon debió dar buenos frutos, pero su estilo choca con el estilo de Zack Snyder, lo que provoca una película mediana en cuanto a tono. Las actuaciones son, por mucho, lo mejor de la película, aun con el bajón que tuvo Ben Affleck.

13.- Guardianes

No se confundan con «Guardianes de la Galaxia Vol. 2» de Marvel; esta es una producción rusa que si no escuchaste de ella es por una buena razón. La película comete los mismos errores de «Liga de la Justicia», con la diferencia de que estos personajes son completamente nuevos; es decir, no creo que alguien conociera a estos personajes antes de ver la película. Y estos personajes son tan olvidables, que no te dan ganas de verlos nuevamente.

12.- El Circulo

La obra de Dave Eggers es, tengo entendido, una gran crítica al enorme poder que pueden obtener las redes sociales y que, aparentemente, podrían tener en el futuro. La película no pareció captar eso, ya que parece quererse convertir en la nueva versión de «La Red Social», solo que sin la sutileza de David Fincher, ni las actuaciones a nivel de Jesse Eisenberg y Andrew Garfield, ni el libreto de Aaron Sorkin. Hanks entrega una de sus peores actuaciones y Emma Watson sigue pensando que se encuentra en el mundo de Harry Potter.

11.- Belleza Inesperada

Cada vez me queda clara una cosa: Will Smith esta en un punto en el que su carrera ya no le importa un comino. Luego de «Escuadrón Suicida», Smith se involucró en esta versión diferente de «Cuento de Navidad», donde su versión de Scrooge es triste (no en el sentido literal) y los actores secundarios no solo están desperdiciados, sino que se encargan de interpretar personajes incluso peores que el de Smith.

10.- Transformers: el Último Caballero

Una parte de mi quisiera poner esta película mas arriba en este listado, pero no lo hago por dos cosas: 1) A diferencia de lo que piensa la crítica, a mi no me pareció la peor película de esta franquicia; y 2) Ponerla en un puesto mas alto implicaría que esperaba mas de la entrega, y lo cierto es que de esta franquicia ya no he esperado nada en 10 años. Este 2018 se estrenara el spin off de Bumblebee sin la dirección de Michael Bay, ¿veremos algo distinto?

9.- La Torre Oscura

Josh en su momento comentaba que la combinación cine con Stephen King solía entregar resultados bastante desastrosos. Esta entrega de Nikolaj Arcel, adaptación de la serie de libros mas famosa de la actualidad, parece darle toda la razón. Idrid Elba hace todo lo que puede para darle vida a sus personajes, pero el niño aquí es una molestia y Matthew McConaughey da quizá su peor actuación en años. Lo mejor de esta adaptación: que su fracaso en critica y taquilla hicieron poca mella en «Eso».

8.- La Bella y la Bestia

Nunca fui un gran fan del clásico de Disney de principios de los 90, pero le tengo cierto respeto debido al legado que dejo dentro del cine de animación y lo que provocó mas adelante; esta versión live action sigue los mismos pasos (salvo algunos detalles nuevos) que la película original, pero sin algo que la animación noventera tenia de sobra: corazón. Uno puede críticas los live action de «Cenicienta» o «El Libro de la Selva», pero al menos notas el esfuerzo de todos por hacer su obra memorable; aquí los actores se encuentran en piloto automático y los personajes increíblemente aburridos. Luke Evans como Gastón fue lo mas divertido de la película.

7.- Rápidos y Furiosos 8

Nunca fui un gran fan de la franquicia de «Rápido y Furioso», pero admito que, a partir de la quinta película (la única buena a mi gusto), empece a tomar cierto interés por ella y es por eso que admito cierta decepción cuando anunciaron una octava entrega. En esta entrega, a diferencia de anteriores, noto poca inspiración en las escenas de acción y aburrimiento de los actores en sus personajes. Ya anunciaron un par de películas mas, ¿recuperarán la diversión de las anteriores?

6.- Alíen: Covenant

«Alien» de Ridley Scott y «Aliens» de James Cameron son clásicos del cine, la primera como película de terror y la segunda como acción. Pero después de la entrega de Cameron, la franquicia entro en un declive de calidad muy pronunciado y que en esta película toca fondo. Las anteriores películas de «Alien» habrán sido malas, pero no se les podía acusar de aburridas. Esta película cumple con ello al regalarnos sustos genéricos (cuando antes causaban impacto), personajes olvidables (que lejos estamos de los robots extraños y de Ripley) y acción tan genérica que no parece distinguirse de cualquier película de este tipo en la era reciente. Una pena.

5.- Assassin’s Creed

Resulta increíble que en mas de 40 años de blockbusters podamos tener buenas adaptación de libres, series de televisión y cómics, pero aun no una de videojuegos. Resulta triste ver como adaptar un videojuego parece una misión imposible desde tiempos de «Mario Bros». Resulta patético ver como eligieron extraordinarios actores como Michael Fassbender y Marion Cotillard para esta película, y estos se encarguen de dar algunas de sus peores actuaciones. Ni siquiera Jeremy Irons parece esforzarse (tienen mas vida sus actuaciones en el universo de DC Comics que aquí). ¿Algún día tendremos una decente película de videojuegos en cine?

4.- Cincuenta Sombras mas Oscuras

A diferencia de muchas personas en el mundo, yo nunca odie la adaptación de «Cincuenta Sombras de Grey» en 2015; no es que sea buena, pero ya me esperaba una película así de mala por lo que aproveche mejor para encontrar algunos detalles positivos: buena fotografía, buena música y actuación con potencia. Pues bien, salvo las actuaciones, esos pocos detalles positivos se pierden en la secuela; siguiendo con el declive de calidad de los libros, «Cincuenta Sombras mas Oscuras» resulta peor que su antecesora, principalmente por una causa: se nota muy poco aprendizaje entre una película y otra.

3.- Si no despierto

Hace muchos años que las adaptaciones «Young Adult» han dejado bastante que desear; no es que siempre fueran buenas, pero te dejaban algo de que hablar. Esta adaptación a la obra de Lauren Oliver toma un viejo concepto que hemos visto en otras películas hasta el hartazgo (que un día se repita una y otra vez), con dos diferencias que la vuelven pésima: 1) Caen en el error de creer que son los primeros en hacer esta idea; y 2) Nunca explican el porque se repite el día. Muchas películas o series con este concepto no suelen hacerlo bien, pero al menos te explicaban a que se debía esto; y si lo explicaron, entre lo simplón de la trama se perdió.

2.- Todo, todo

¿Recuerdan ustedes «Bajo la Misma Estrella», esa adaptación de la obra de John Green que conquisto a todo el mundo? Pues bien, aquí tenemos una nueva película que trata de imitar el éxito que tuvo aquella película del 2014, pero fracasa al intentarlo. Los actores aquí no me convencen y sus personajes son de lo mas detestable en todo el 2017, eso sin mencionar la historia que desaprovecha algunas ideas buenas, y se va por el mismo camino molesto romántico de las película juveniles actuales.

1.- La Momia

En cierto modo esta no es la peor película del 2017, pero la coloco en primer lugar por una razón: la poca conexión que tuvo con el publico en general. Di lo que quieras de las películas mencionadas en el listado, al menos había gente que si le gustaba lo que veía. A 6 meses de que se estreno esta versión de «La Momia» con Tom Cruise, no ha salido nadie en defensa de ella, y por justas razones. Es una película que no sabe a quien complacer: no genera el nivel de tensión que ponía la original de Boris Karloff, no genera la misma sensación de aventura de la versión de Brendan Fraser, la acción es genérica a mas no poder y, para acabarla peor, la momia queda en un plano muy secundario para darle prioridad a la figura de Tom Cruise. Esto se suponía seria el inicio nuevo de otro universo cinematográfico para competir con el dominio de Marvel, pero que todo parece se quedara en un intento. Había potencial, pero los egos la mataron.

Bueno, ese es mi listado de lo peor de este 2017, próximamente tendremos lo mejor.

Stranger Things – Truco o Trato, bicho raro, ¿de amor?

El haber hecho un lado a Once (Millie Bobby Brown) durante el primer episodio fue para reintroducir los personajes y darle espacio a los nuevos que llegan como MadMax. Habiendo tolerado tal ausencia, la revelación final con Hopper (David Harbour) protegiendo a Once en su cabaña escondida del bosque abre interesantes posibilidades a dos personajes necesitados del uno y del otro.

La estrategia de los hermanos Duffer con la historia de vida de Hopper al haber perdido su hija, es por fin utilizada para ofrecer un arco narrativo necesario para lo que hasta ahora se ven como piezas dispersas de ajedrez. Las escenas de Once y Hopper me tienen enternecido porque ambos han sido tan heridos, que merecen esos momentos sentados en el sillón mirando el televisor.

Pero el factor misterio es requerido y para eso iniciamos el episodio con un flashback a los instantes después de que Once aniquiló a Demogorgon y eso involucra más escenas en el mundo de al revés.

Los hermanos Duffer siguen exprimiendo la experiencia de vivir en esa extraña dimensión, con sus atmosféricos corredores oscuros, repletos de un musgo que cubre todo a su alrededor. Es aquí donde Once recorre pasillos de la escuela para encontrar un orificio que le permite regresar a nuestro mundo. Con esta escena se puede confirmar que tal dimensión tiene entradas por todas partes, el detalle es que son tan pequeñas que pocos pueden pasar.

Mientras Will sigue desfasándose entre la realidad y el otro mundo, con más escenas dramáticas que sirven de avances previos a lo que esta por venir. Si es que viene o nos dejan colgando. Esta por verse.

En el departamento de la nostalgia tenemos el recordatorio de lo grandes que fueron los Cazafantasmas, dignos representantes de una década marcada por grandes obras de fantasía. Y nada más apropiado que en plena fecha de Halloween para que la pandilla se disfrace y disfrute de su infancia. Además de por fin incluir a Mad max (Sadie Sink)  en el grupo de amigos. Progreso

Lo que no sigue funcionado es Nancy con su rebeldía post traumática que involucra emborracharse en una fiesta y estar de malas con su novio Steve, quien por cierto su actitud de que no pasa nada es lo más acertada si es que quieres seguir vivo, si agentes secretos tocando la puerta. Pero Nancy no acepta nada de eso, está en perpetuo conflicto, que , aunque aceptable, no han sabido interpretarlo mejor o por lo menos de tal forma que me importe.

Nancy en Stranger Things

El misterio del genocidio de calabazas avanza de forma lógica, con Hopper sospechando la presencia de un ser del mundo del revés como el responsable. Un evento que espero rompa la tregua con los el centro de investigación, quienes por cierto no dejan de entrar por el portal, ahora para reparar una estación de medición.

Pero lo más importante del episodio sigue siendo el progreso que ha tenido Once como personaje. Es fascinante su transformación como objeto de estudio en un laboratorio a un ser humano que siente, y que como va descubriendo a lo largo de horas viendo televisión, tiene profundos sentimientos por Will. Que mejor historia de amor que dos adolescentes separados por lo sobrenatural.

El episodio pudo haberse terminado con tal revelación, más eso no fue posible porque el show debe de continuar y para eso Dustin al regresar de pedir dulces en la noche de Halloween, descubre algo dentro del bote de basura que le hace exclamar una profanidad. ¿Qué será? Yo digo que un gato.