Acción

Crítica: GI Joe

Protagonistas de la película GI Joe El Origen de Cobra

El motivo principal de ír a una sala de cine es para divertirnos. Inmediatamente cuando no se logra el objetivo empezamos a quejarnos de la pésima experiencia.

Decir que no me divertí sería una mentira , no todo puede ser arte, excelentes dialogos , historia y actuaciones.

Muchos de nosotros podemos emocionarnos con una simple explosición o en este caso con cientos de explosiones al mismo tiempo, otros con una revelación inesperada en la trama , un beso , una muerte, escenografía, escenarios, vestuarios… ¿entonces debo de discriminar los filmes de GI Joe y Transformers para ver las cintas como lo que son? Productos de la mercadotecnia que solo buscan vender y justificar su presencia con una inversión de 150 millones de dólares gastados en efectos especiales.

El filme está basado en la línea de juguetes famosa de Hasbro y la inspiración a sido la serie animada de mediados de los 80´s que algunos de nosotros hemos llegado ver en la televisión.

La trama se centra en el robo de nanotecnología capaz de destruir en cuestión de segundos y los esfuerzos de los Joe’s en deterner los malvados planes de unos enemigos con tecnología avanzada que hasta el momento nadien conoce.

Es entonces que nos la pasamos viajando alrededor del mundo hasta llegar a una base subterránea en el Ártico y por fin precenciar el nacimiento de Cobra cuando se pone una horrible máscara en el mismo momento en que demanda respeto a su nuevo título de comandante supremo. Se ve tan rídiculo que me dió risa. Nada que ver con el diseño oríginal el cual me gusta mejor como se ve en las caricaturas.

La trama esta en función de puras escenas de acción que al igual que el Presidente de Estados Unidos, nunca se aclara precisamente que es lo que quiere Cobra, me imagino que gobernar el mundo, pero no se como exactamente. Ya se que el usurpador logra su cometido, pero me quede con las ganas de saber para que lo quiere en la gran silla. Creo que el escritor se los dejó de encargo para los que lleven a cabo la invitable secuela .

En ningún momento tuve la impresión de que hubo limitaciones por parte del director Stephen Sommers para mostrarnos escenas de acción tan fantasticas como inverosímiles a la par de las caricaturas. A diferencia de Transformers, la cinta no se vuelve en una repetición de golpes métalicos y chatarra incomprensible, al menos las peleas son entretenidas. La persecución en medio de la ciudad de Paris es un claro ejemplo del ingenio y ayuda a no ser tan monotonas las secuencias. Porque la mayoría de la cinta son puros combates, hasta en los «flashbacks» de Snake Eyes y Storm Shadow.

Debo de reconocer el intento de mostrarnos la vida de los Joe’s , pero sus historias de vida no te enganchan como para emocionarte , son solo preve explicaciones de un trama incoherente que como ya dije , te lleva a una escena tras otra de efectos especiales y acción.

Es al final con tanta explosión sin sentido que ya me estaba desesperando pero debo de agradecer que la película no dura mas de dos horas, para su fortuna no me fastidió lo suficiente y logró el cometido de entretenerme.

Ni que decir de las actuaciones que son mas que las adecuadas, incluyendo la de Joseph Gordon-Levitt (Cobra) que al menos no arruina la fantasia del villano. El personaje de Duke (Channing Tatum) entretiene con su seudo-romance con Sienna Miller (La Baronesa) pero al final ya no me estaba convinciendo con su don de mando al no tener la suficiente presencia y temple para enfrentarse a Cobra. Marlon Wayans (Ripcord) la hace del chistoso de la cinta, al menos no ofende como los Gemelos (de nuevo Transformers).

Los diálogos están en función de las frases de las caricaturas y solo se basan en expresiones básicas y graciosas, lo cual en varias ocasiones si se escuchan ridículos. Pero así es la serie y al menos si no es una copia fiel si logra defenderse como una versión de GI Joe , ofreciéndonos acción y diversión.

Crítica: Enemigos Públicos

Johnny Depp protagonista de la película Enemigos Públicos

¿Cuándo habrá un filme de la historia de un narcotraficante famoso? Lo menciono porque al final esta cinta trata la vida de un delincuente. De otra época, otras circunstancias, ¿quizás? Pero es un ratero.

La fascinación de los directores americanos ( en este caso de Michael Mann) de querer representar una época en la que los gángsters eran los ídolos de las masas en los años treinta me hace pensar en aquel director visionario que se atreva a filmar una película sobre violencia que se vive con el narcotráfico en los países de Latinoamérica.

Pero regresando a lo que nos compete. Esta cinta mistifica la vida de John Dillinger, interpretado grandiosamente por Johnny Depp, sin el cual la película hubiera gravemente sufrido. Es él y solamente él por quien vale la pena sentarse en el cine. Es admirable la facilidad con la crea personajes nada comunes , sin igual a sus anteriores representaciones. Lo mismo no se puede decir de Melvin Purvis (Christian Bale) quien con su actuación patentada me recordaba a Batman y a John Connor. No sale de sus poses de chico malo , actitud fría, con cero emociones y sin rango actoral. Nunca supe porque perseguía a John Dillinger, sus motivos o ambiciones, el solo lo perseguía debido a órdenes de un superior y punto.

Enemigos Públicos centra su atención sabiamente solamente en John Dillinger al no poder abarcar la vida de decenas de fugitivos de la ley durante la época de la gran depresión.

Comenzamos con un escape de prisión de los amigos Dillinger para después continuar con sus ingeniosos robos a bancos de Chicago y terminar enamorado de Billie.

Gracias al tratamiento que se le dio a la historia de amor entre John Dillinger y Billie Frechette (Marion Cotillard), es que la cinta logra mantenernos atentos a la acción que se desarrolla al final de la cinta. Actualmente es raro ver una cinta que pueda llevar a la gran pantalla la relación de pareja de amor con autenticidad y sentimiento sin caer en la cursilería. Entre los foros leí sobre el desperdicio de tiempo en la relación amorosa y la supuesta mejoría que hubiera tenido la cinta si no se hubiera enfocado la trama en las escenas de acción. Opino todo lo contrario, existe un adecuado balance entre la acción y el amor complementando el filme y logrando que las escenas tengan sustento para no caer en simple acción sin sentido.

Existen escenas muy bien logradas: el robo de los bancos, las persecuciones, los asesinatos y torturas. Bajo una dirección templada de Michael Mann, sin caer en excesos, dándonos una visión clara de los eventos y no aburriendo al público con lo mismo.

La cinta no llega a la grandeza al faltar un final contundente e impactante, si ocurre un hecho inevitable , pero no trasciende , era de esperarse y nos deja medio llenos. En pocas palabras no existe conclusión, simplemente existió, así fue él. Acéptenlo.

Es una cinta competente, favorecida por una grandiosa actuación, varias escenas de acción interesantes y una historia de amor bien lograda, pero que no logra entrar al club de las excelentes cintas por un inicio algo lento, una trama sin tensión durante toda la mitad de la cinta y sin un verdadero villano que rete a nuestro héroe.

Trailer: Ninja Assasin (Asesino Ninja)

Rain protagoniza la película Asesino Ninja

Los hermanos Wachowski (creadores de Matrix) y el director de V por Vendetta, (James McTeigue). Ahora nos traen a la pantalla grande una historia innovadora que nunca hemos visto antes en sus anteriores proyectos: un ninja que busca venganza.

Ya en serio, por el tráiler se ve que la producción es de calidad, que espero se compense con un buen libreto. Además que el protagonista va ha ser interpretado por el famoso cantante «Rain».

La película se estrena el 25 de noviembre en Estados Unidos y el 25 de diciembre en España.

Crítica: Transformers 2 – La Venganza de los Caídos

Hoy fue el estreno de una de las películas mas esperadas del año, como tal me dedique a leer las críticas de aquellas privilegiadas o desdichadas personas que lograron verla antes que yo. Me prepare psicológicamente para la experiencia que me esperaba y a la mitad de la cinta mi veredicto no era tan negativo, pensé en lo exagerado que habían sido los críticos al lo comprender el material que estaban observando, fui con toda la intención de pasar un rato agradable, entretenido y divertido. Inclusive me la pase leyendo comentarios de Cinepolis y MM Cinemas para darme una idea de lo que pensaba la gente.

Al final no pude mas, los primeros 45 minutos es una cinta son de lo mas agradable , pasable y hasta perdonable con todos los errores que contiene. Si les gusto la primera parte, entonces no tienes escusa de no ver la secuela , es mas de lo mismo.

La trama comienza con una breve explicación del origen de la relación de los humanos con la raza de robots, para después la narración de Optimus enfocarse en la explicación de la nueva misión de los Autobots por destruir a los Decepticons mediante la asociación con los humanos.

Mientras Sam Witwicky ( Shia LaBeouf) y Mikaela (Megan Fox) quiere llevar una relación de lo mas normal a distancia cuando de pronto la guerra de la raza cibernética los vuelve a llamar al campo de batalla.

Desde los primeros minutos el grado de acción en las escenas es comparable a los clímax de muchas de las mas recientes cintas. Grandes explosiones, espectacularidad, luz y sonido , buscado asombrarte en tan solo el principio. Aceptas las reglas del juego, pero no te das cuenta que lo que acabas de observar va a repetirse una y otra vez sin nada nuevo que ofrecerte: las mismas batallas, las mismas persecuciones, explosiones; y lo peor es que todo esta vacío, sin sentido porque sabes que los buenos van a triunfar.

En ningún momento existe un inicio, nudo o desenlace en la cinta. Es como si vieras todo en constante loop. Hablan, corren, gritan, explosión. Hablan, corren, gritan, explosión. Hablan, corren, gritan, explosión. Fin.

Todo se traduce en la búsqueda de un pedazo de metal que resucita robots, luego información convenientemente dentro del cerebro de Sam, la muerte y la búsqueda de otro pedazo de metal que logra la resurrección del gran amigo y al mismo tiempo la llave de nuestra destrucción (pero eso no importa tanto).

Es en la primera mitad donde la comedia habita y existen momentos graciosos pero lamentables a la vez porque se recurrió a actitudes nada agradables en una cinta aparentemente infantil. Los escritores no usaron su talento para elaborar situaciones divertidas y mucho menos originales , simplemente recurren a la vulgaridad de unos perros en plena acción , un robot también realizando el mismo acto, unas bolas gigantes en el sitio correcto, una mamá alegre por galletas condimentadas, el racismo en un chico que trabaja para lograr tener dientes, dos robots de los mas idiotas posibles, un policía enano, el típico burócrata ignorante, y puedo seguir.

Es cruzando la mitad de la cinta cuando empiezas a sentir el tiempo transcurrir y la experiencia no se vuelve de lo mas tolerable. ¿Hasta que punto en una cinta se vuelve un trabajo el seguirla viendo?

Los sentimientos al final de la película son de hartazgo, durante media hora solo ocurren explosiones constantes. No avanza la trama para nada ya quieres que solamente se acabe, haz tenido suficiente y se ha vuelto una obligación el estar sentado otro minuto mas a tú asiento. Empiezas a sentir los golpes tu mismo volviéndote culpable de masoquismo. Fue excelente que no hayan tenido que ir a buscar el «Fallen» , ya hubiera sido el colmo tener que esperar mas tiempo para encontrarlo.

No todo es desperdicio , existen escenas interesantes que realmente no me hicieron arrepentirme de pagar mi boleto: la persecución dentro de la universidad, la aparente pelea hasta la muerte de un ser querido, las transformaciones de los robots, la magnitud de los escenarios. En el aspecto de los efectos especial no existe en mi queja alguna, ves el derroche de millones de dólares surcar la pantalla en un festival digital y es una gran lástima.

Las batallas no tienen coherencia, terminas viendo un monto de chatarra moviéndose y lo peor es que no reconoces con todo el movimiento quien es quien, debes de esforzarte por descifrar que es lo que estas observando haciendo el esfuerzo por intentar seguir la acción. Las únicas excepciones fueron en los momentos donde alentaron la acción permitiéndonos admirar la brutalidad de las peleas que se comparan a un niño con juguetes chocando, pegando y tirando los productos de plástico, para después filmarlos. No salieron de los típicos golpes a la cara, los disque dientes o uno que otra amputación de partes que te hace dudar: ¿Qué mata a un robot?

Que pésimos diálogos. Me duelen las palabras de destrucción y muerte que dice Optimus a sus enemigos. ¿Por qué denigrar un personaje que aparenta respeto y luego se convierte en un asesino en las batallas?

Las actuaciones son las adecuadas en ambos protagónicos, inclusive han mejorado desde la primera cinta, nada grandioso pero tampoco devalúan la cinta o llaman la atención y eso ya es ganancia.

Hubieran recortado el tiempo de la cinta, es excesivo dos horas y media. Mis ojos estaban irritados en los últimos 20 minutos por intentar seguir la acción de tanto robot peleando, la gente a mi alrededor se notaba visiblemente cansada y algunos infantes en posición de aburrimiento. Al lado izquierdo se había sentado un niño del cual observaba sus reacciones, si bien estaba atento, al final el celular de su mamá se le hizo mas interesante.

La tercera parte esta prácticamente garantizada, no importa lo que digan los críticos, ustedes van a gastar su dinero en la cinta mas publicitada del año. Se que a muchos les va agradar y justificaran su asistencia al cine. Desde el filme de «La pasión de Cristo» no me había sentido tan castigado por ver una película y solo espero que a ustedes tampoco les suceda.

Trailer Transformers 2 – La Venganza de los Caídos

Crítica: Terminator La Salvación

James Cameron nos demostró en 1984 la capacidad que tiene como director al lograr reunir un excelente equipo de trabajo que logre crear un filme que trascienda el género. Aún con recursos limitados existen directores que hacen el mayor esfuerzo de lo que tienen y logran expresar su arte sorprendiéndonos cada ocasión que asistimos a una sala de cine, porque simplemente tiene pasión y amor a su creación.

Terminator no es una creación del director McG, de quien hace todo lo posible por demostrar su destreza, habilidad para las explosiones, movimientos de cámaras y grandes escenarios post-apocalípticos pero al final se le olvido de lo que estaba hecha la saga.

Terminator sorprendió en su tiempo porque dentro de todo lo redundante de las persecuciones habían seres humanos de los cuales te importaba su futuro. El trauma constante de Sarah Connor de ser perseguida para ser asesinada, el aplastante destino que John tenía que enfrentar en el futuro y un T-800 que demostró ser más que una máquina. En este filme no hay nada de eso , solo pequeños polvos de nostalgia en frases, voces y cameos.

Olvídense de ver las futuristas batallas con rifles que disparan lazers , naves voladoras, máquinas del tiempo, bunkers deplorables donde viven los vestigios de la humanidad. ¡No! Este filme se queda en el pasado, antes de todo eso y lo hace tan aburrido e inútil. Gastar 200 millones de dólares en mostrarnos desiertos , mejor veo «La Tierra». El filme futurístico de Alfonso Cuarón, «Children of Men» , me dió más miedo que una ciudad de Los Ángeles destruida.

Sólo hubo dos momentos durante el largo filme que me lograron emocionar: la abducción de los humanos por parte del Terminator gigante que parecía un droide de Star Wars en anfetaminas y la aparición del Governator. Después de eso esperen después de la mitad del filme , explosión , tras explosión, etc.

La regaron , en serio. Todos los elementos técnicos florecen en la producción pero no solo de eso se trata, deben de existir los actores para darle vida a lo que sería otro ejercicio mas de efectos especiales

Ahora la historia se centra en Marcus Wright, cediendo solo la mitad del filme a John de quien durante tres películas hemos esperado ver su destino. No es malo expander el rango de personajes, lo que si es pésimo es como ignoras al resto.

El papel de John Connor se reduce a mostrar su rostro en constante molestia como si estuviera en el retrete. Es un desperdicio de Christian Bale. ¿Por qué tanta insistencia en un actor que claramente no tenía interés en el proyecto? Me valió , quería que por fin uno de los tantoooos Terminator de todos los sabores lo matara.

El único personaje del que vale la pena hablar viene siendo el papá de Connor, Kyle Reese. El actor que lo interpreta ayuda al filme a recobrar la importancia de tan inútil producción, mostrándonos un chico del cual te da gusto pasar un rato.

Skynet era mas amenazante cuando solo era representado por sus maquinitas , pero ahora se le ha dado rostro y voz , despejando el misterio y destrozando de nuevo el legado de Cameron. Esto demuestra una vez mas que es una tonta computadora gigante, como virus de Microsoft que se le olvida matar a Kyle Reese para asegurar su victoria y que mejor prefiere pensar como humano para usarlo como carnada y poder matar a John.

De la trama no hay mucho que hablar porque no le encuentro sentido de ser a este filme. Rescatar a tu padre que va a viajar al pasado para procrearte no es mas que un pretexto para crear una historia sobre un futuro ya existente.

Una vez mas se demuestra que nadie mas que James Cameron puede con su creación que el mismo dijo ya había terminado. Que otros busquen seguir y destrozar la mitología, es su problema. McG quiso hacer una súper producción que hablara bien de él y se quitara el estigma de «Charlie’s Angels», pero no entendió que menos es más y se olvido de encontrar excelentes escritores y actores que pudieran darle vida a esta nueva versión.

Después de esto no se que esperar para la inevitable secuela.

Crítica: Fast and the Furious 4

Con una trama ordinaria, sin actuaciones sobresalientes, personajes cliché (comunes), villanos idiotas; pero sobre todo emocionantes persecuciones de autos, bellezas a las que no dejas de mirar y la química de los dos protagonistas. «Rápido y Furioso» regresa a la pantalla grande por cuarta ocasión.

Al filme hay que evaluarlo por sus propios méritos. Es una cinta que busca divertirte, pasar un buen rato nada más. No es cine de arte y no pretende nunca serlo y quizás es por eso que triunfa en ser una agradable secuela.

No puedes pedir mucho de una franquicia que no tiene de donde, mas que carreras de autos, a lo que debo de reconocer, son excelentes , poco creíbles , pero excelentes. Es en ese aspecto donde la secuela mejora y recae su mayor virtud.

La nostalgia de ver a los protagonistas de la primera película interactuar de nuevo es una constante en el film , no necesitas explicación ni introducción a lo que sucede, te sientes como si ya los conocieras desde hace tiempo.

Que si la trama sobre narcotraficantes y la supuesta venganza de Dom por Letty, bueno si te gusto la primera te agradará esta secuela sino simplemente: «Vaya con Dios».