Épica

Noé: mashup bíblico

La película sufre una seria crisis de identidad porque intenta complacer a los inversionistas de la casa productora y al mismo tiempo la visión artística del director Darren Aronofsky. Las dos nunca son compatibles y al salir del cine no encuentras palabras para describir que clase de película fue la que viste.

Empezamos mirando la desesperanza de un mundo sumido en el pecado, en donde chibi (pequeño) Noé observa la muerte de un ser querido que lo marcará de por vida. Años más tarde el Noé haraposo que hemos visto en los tráilers hace acto de presencia, representado por el famoso ex-gladiador y última vez visto destruyendo clásicos musicales: Russell Crowe. Después del método predilecto de los profetas como lo es mediante sueños, es que el hombre se motiva para ver a Matusalén, interpretado por Hannibal Lecter Anthony Hopkins, y es quien le ayuda a deducir que nuestro protagonista tiene que construir un arca para el diluvio que se aproxima.

Rey-Noe

Ya no es exageración decir que la situación de Crowe es peculiar, porque no sabría explicar que es lo que le pasa al actor. Simplemente ya no encuentras esa chispa que llamaba la atención en sus películas. ¿Será porque en realidad jamás ha tenido talento o porque era parte de mejores películas? Lo que haya sido, ahora con ‘Noé’ intenta recuperar un poco de fama con un personaje que va desde los espiritual, filosófico y hasta heroico; para luego terminar en una especie de villano más despreciable que el libreto. Al menos en esta ocasión reconozco que Crowe intenta demostrar sus capacidades actorales con un personaje que tiene desafíos a lo largo de la cinta. ¿Funciona? Para lo que es esta producción es aceptable. ¿Digno de reconocimiento? Pues tampoco es para tanto. Dejémoslo en que es tolerable hasta los últimos 20 minutos donde la película busca un clímax forzado a costa de destruir el personaje de Noé.

gigante-noe

Después de Crowe, solo nos acordaremos de la joven Emma Watson por su constante rostro fruncido y creo que por su fama de una serie de un mago que no logro recordar su nombre. Aquella prometedora actriz sale al mundo con resultados algo regulares. No tanto para aplausos. Digamos que se defiende, tomando en consideración que esta rodeada de actores reconocidos. Quien sale mejor librada y hasta cierto punto ignorada es Jennifer Connelly, porque ante todo el desarrollo que tienen los personajes que la rodean, ella es la única que se mantiene con una personalidad no tan errática.

Las mentes de Darren Aronofsky y Ari Handel intentan crear una narración que llene al menos dos horas de duración, sin importar que tengan que utilizar de todo un poco para lograrlo: desde elementos bíblicos, fantasía, drama familiar, filosofía, religión y hasta una pizca de protección al medio ambiente. Eso no sería de todo negativo si no fuera porque entran en conflicto, en especial cuando vemos gigantes tipo ‘Señor de los Anillos’ ayudando a construir el arca salvadora con tal de que este preparada para el diluvio en un montaje o en menos de diez minutos.

Familia-ArcaNoe

Cuando no esta presentando algunos toques artísticos en las narraciones sobre la creación de Dios, el director Aronofsky desea enfocarse en crear conflicto entre la familia de Noé y la decadente tribu que busca apropiarse del primer crucero de la historia. Con personalidades que rayan en la caricatura de los villanos tan despiadados que hasta gruñen, es como se desarrolla una bomba de tiempo que no explota hasta el final como debería de ser, si no a dos terceras partes de la película, dejando el resto a la deriva con una trama que involucra a Noé y un cuchillo muy al estilo de ‘Psycho’.

La forma tan sombría como termina tampoco ayuda para dejar una grata impresión. Con esto no quiere decir que termine todo con un arco iris, es solo que la aventura de ver a esta familia sobrevivir más por obligación que por meritos, te desanima o en mi caso hasta te deprime.

Arca-NoE

La película hubiera funcionado si hubiera tenido un claro objetivo y un reducido tiempo de duración, mientras esto parece catequismo barato cuando no debería serlo. El que las críticas le hayan dado pase es porque recrear una historia con todos los ingredientes para el entretenimiento y con algunos toques de habilidades artísticas (más en esas explicaciones del Creador). Por que siendo sinceros, al menos que tengas inclinaciones religiosas la película no funciona.

El Hobbit: La Desolación de Smaug, puro humo

El problema que existe con esta película es que no me importan los enanos y por lo tanto sus aventuras son insípidas, sin emoción o importancia. Mientras que la segunda película de la primera serie (Las dos Torres) logra darle peso a algunos de sus personajes con una épica batalla y por lo tanto involucrarnos el oscuro destino de Tierra Media; ‘El Hobbit’ no puede ni ocasionar simpatía para su protagonistas. Todos los enanos son insoportables y más su líder: Thorin (Richard Armitage). Hasta da gusto que el dragón se haya apoderado de su hogar con todo y sus toneladas de oro incluidas. Hasta parece una analogía a los millones de ingresos que han recabado los productores que entupidamente decidieron extender un libro en tres películas.

He dialogado con Josué al respecto y el tiene su opinión de que este libro no debió de haber sido traducido a la pantalla grande por ser de naturaleza infantil. Si bien es cierto que el tono no cuadra con la obra de cine principal, se me hace injusto no darle oportunidad al mismo equipo que con talento resucito el género de fantasía épica y que hasta hoy estamos viviendo de las consecuencias con Games of Thrones.

Bilbo-Bolson

La película narra la travesía de un grupo de enanos que buscan recuperar la Arkenstone, una piedra preciosa que al parecer idiotiza a quien la ve para hacer creer que Thorin Oakenshield es el heredero del reino. Dentro del grupo se encuentra Gandalf el Gris (Ian McKellen), quien desaparece para contemplar peligros con otro hechicero y abandonar los enanos a su suerte. Tampoco se me puede olvidar incluir al metiche de Bilbo Bolsón (Martin Freeman) que busca aventuras y tiene cerebro para engañar cualquier enemigo que sirve para inflar el tiempo de duración.

No suficiente con haber soportado una primera parte, todavía tenemos que aguantar más de la mitad de la cinta para por fin llegar a ver al tan nombrado dragón. Es un ejercicio a la paciencia soportar secuencias extensas en donde Gandalf se la pasa balbuceando sobre la oscuridad que ha de venir, o los aristócratas de los elfos actuando tan pedantes como siempre. Con dos secuencias de acción para despertarnos, sólo comprueba una vez más la maestría digital de los genios de WETA, y también porque no decirlo, la habilidad de Peter Jackson para crear el mundo de Tierra Media.

Thorin-Oakenshield-y-sus-enanos

Los nuevos personajes por lo menos brindan cierta frescura a una saga que se había vuelto insoportable por los enanos. Yo que tanto me queje de Legolas (Orlando Bloom), este resultó ser de lo más entretenido junto con la bella Tauriel (Evangeline Lilly) y en su… ¿adivinen qué? otra trama de amor no correspondido. ¡Vaya originalidad! Pero eso no fue lo que me agrado, lo que sí, fueron sus habilidades ninjas para aniquilar con todo uso de violencia la horda de Orcos que venían persiguiendo a los enanos. Me dejaron tan buena impresión, que hasta me estaba convenciendo de que la actriz Evangeline Lilly tiene futuro y que la serie de Lost no supo aprovechar su talento. Tampoco es para marearse, porque  no tienen mucho que ofrecer al pasarsela la mayoría del tiempo disparando flechas y ver a la camára con pose heroíca.

Por cierto, ¿alguien quiere a los enanos? Y si así lo fuere, ¿por qué me deben de importar? Esa es mi gran duda y principal problema que tiene todo esto. Por más que quieran recordarnos del éxodo causado por Smaug, y el sufrimiento que han tenido que soportar los enanos al no tener poder sobre los demás; todo este trayecto es para dormirse. En vez de simpatizar con su causa, con cada minuto que están en la pantalla dan ganas de apoyar a la gran cantidad de enemigos que quieren verlos muertos. Llegue a pensar que era un problema de origen literario, hasta que vi la incompetencia de Peter Jackson para familiarizarnos con los habitantes de Lake-Laketown y fue ahí que me di cuenta que ni con todo el tiempo del mundo podrá hacer que esto me importe.

Tauriel-y-Legolas

Ya me había resignado, hasta que llego la introducción del gran dragón y por fin puse más atención al filme. Smaug es una maravilla digital, lástima que no se compara a Gollum en cuanto a personalidad. Ni quien podría. Lo que si tenemos es la inigualable voz de Benedict Cumberbatch (versión subtitulada) brindando una necesaria dosis de suspenso, a lo que se había vuelto una diversidad de monstruos con más ladridos que mordidas. Las escenas en donde cuestiona Smaug a Bilbo sobre sus motivos para arriesgar su vida, son de nuevo los intentos de una película para explicar en breves minutos lo que se le puede llamar remedo de trama. Cuando por fin se calla el reptil (¿creo?) , es que inicia la orgía de efectos visuales que debo de aceptar que hacen que valga la pena pagar el boleto.

Lo peor es como termina. Me siento defraudado al tener que esperar otro año para conocer el obvio destino de un dragón. Lo que debió de ser resuelto en una sola película, se ha vuelto en una vergonzosa tendencia de crear varias partes para sacar más provecho a la inversión económica. Solo un amante del mundo de Tolkien puede soportar tanto tiempo de duración sentado esperando a que ocurra algo.

Smaug

El reconocimiento que ha tenido la crítica se debe más a los aspectos técnicos, que a cualquier merito por saber narrar una historia interesante: los personajes no importan, la supuesta oscuridad que se aproxima conocemos en que termina, Gandalf ya no tengo ni idea cual es su función en todo esto, los orcos son destruidos con tremenda facilidad, los elfos tan pedantes como siempre y todo mundo odia a los enanos. Que divertido. Todo lo anterior no fuera tan insoportable si hubiera sido en pequeñas dosis y con un desenlace que justifique nuestro tiempo.

¿Me gusto la película? Sólo por las escenas de los barriles y la lucha con Smaug me tengo que dar por bien servido, todo lo demás se vuelve cansado y el transcurrir de los minutos es palpable. Espero de verdad que la tercera parte sea la decisiva, porque de lo contrario utilizaré la caja de palomitas de maíz como almohada.

50 películas imprescindibles de mi infancia

Hoy amanecí nostálgico. Es por ello que me nació crear este divertido post en donde comparto con ustedes, comunidad cinéfila, 50 filmes, obviamente hay más, que marcaron mi apresurada y fugaz infancia. Es evidente que muchas de estas películas tenían años que se habían estrenado y por ende no las vi en una sala de cine, sin embargo las pude disfrutar en más de una ocasión frente a mi televisor. Todas y cada de una de ellas las volví a visionar, ahora con mayores conocimientos cinematográficos, y pese a comprobar que muchas de ellas habían perdido el encanto y la emoción que generaron en mí durante mi niñez, aún sigo guardando un pequeño espacio en mi corazón ante las buenas horas que me hicieron pasar cuando era un pequeño ingenuo.

Volver al futuro

Una de mis películas favoritas de todos los tiempos y que sin duda incluiría en cualquier lista recopilatoria cinematográfica. Robert Zemeckis, respaldado en Steven Spielberg, logra crear su obra maestra y por mucho. Una fantástica aventura que involucra viajes en el tiempo y realidades alternas. Divertidísima y emocionante por donde se le mire. Maravillosos Michael J. Fox y Christopher Lloyd. Inolvidable banda sonora de Alan Silvestri.

Los Goonies

Goonies

De esas películas que veías una y otra vez frente a tu televisor sin importarte nada mas. Richard Donner, otro apadrinado de Spielberg, nos entrega un emocionante viaje que un grupo de amigos dispares deben realizar para encontrar un tesoro perdido. Acertijos, personajes entrañables, humor, aventura, acción, suspenso. Si alguna vez te consideraste un niño aventurero, tuviste que haber visto esta película.

Cuenta conmigo

Cuenta conmigo

Otra joya de mi infancia. Rob Reiner nos entrega un relato escrito de Stephen King en el cual cuatro amigos deben hacer un viaje para encontrar el cadáver de un niño que murió trágicamente en las vías del tren. Un reparto descomunal y una dirección sublime de Reiner hacen que esta película sea un clásico de la niñez. Pocas veces una aventura de niños fue tan madura.

Jumanji

Otra de las películas que podían pasar cuatro veces en la televisión en el mismo día y era probable que la vieras tres y media veces. Robin Williams encabeza esta fantástica oda a la aventura disfrazada de cinta familiar. ¿Alguien alguna vez no pensó por un instante que el juego debió de existir? Tuvimos que conformarnos con juegos de mesa aburridos deseando que en algún momento algo extraordinario pasará. No se, quizás que un león saliera de ahí.

Jurassic Park

Todo niño que amé el cine tuvo que haber visto la película más taquillera de la filmografía de Spielberg, y eso es algo que decir. Un relato fantástico sobre el poder del hombre ante la naturaleza y ante Dios y las consecuencias que este temible enfrentamiento puede traer. Efectos visuales que enamoraron a una generación y una banda sonora de John Williams para la posteridad. ¿Alguien no recuerda la escena de la cocina?

Los Gremlins

Gremlins

Joe Dante fue otro de los pupilos de Spielberg, y no era para menos. El talento que tenía a la hora de crear historias efectivas en taquilla y entre el público era más que evidente. Su mejor película, creo, es un homenaje a todas aquellas películas de bajo presupuesto que intentaban dar a conocer monstruos que aterrorizaban a pequeños poblados. Filmada con un toque cómico envidiable, esta cinta es un clásico navideño que no debes olvidar jamás. Sensacional banda sonora de Jerry Goldsmith.

El rey león

La mejor película en la historia de Disney debería ser un clásico instantáneo de todas las edades. Pocas cintas animadas tienen tanta fuerza narrativa y emocional en sus imágenes como está, un homenaje extraordinario a la obra Hamlet de William Shakespeare. Insuperable banda sonora de Hans Zimmer. Tuviste que haber cantado en algún momento el famoso «Hakuna-Matata».

Star Wars: Una nueva esperanza

Si el cine es extraordinario y te hace pensar en la magia que puede ocurrir frente a tus ojos, en gran parte se lo deben a George Lucas. Un relato de fantasía, inspirado en Akira Kurosawa, y de ciencia ficción que conformen pasan los años, poco a poco se le va dando el reconocimiento que bien merece. Usar la fuerza y ser un caballero Jedi era lo más importante cuando salías a jugar con tus amigos. John Williams nos vuelve a entregar una partitura descomunal.

Toy Story

La mejor película de Pixar es también la más emblemática y conmovedora de la historia de la animación en tercera dimensión. Inolvidables personajes como Woody o Buzz Lightyear siguen pasando a través de mis ojos para recordarme esta hermosa película sobre la amistad, el amor y la vida misma.

Tiburón

La mejor película de Steven Spielberg, en mi humilde opinión, es también ya un clásico generacional. Si no has visto esta película poco tienes que objetar ante uno de los más grandes logros de la cinematografía mundial. Roy Scheider, Richard Dreyfuss y Robert Shaw forman el tridente actoral que deberá enfrentar a una de las criaturas mas descomunales de la historia del cine. Inolvidable banda sonora de John Williams. A día de hoy sigue poniendo los pelos de punta.

Ben-Hur

Ben Hur

Otro clásico. Curiosamente todos los años la siguen trasmitiendo en televisión nacional, esto con el motivo de la Semana Santa. Imperdonable que no la hayas visto aún. Un relato de proporciones bíblicas, literal, que hace uso de la épica para contarnos un relato de justicia y de esperanza. Formidable Charlton Heston. La música de Miklós Rózsa es para recordar por siempre.

An American Tail

American Trail

Retratar el sueño americano en la piel de ratones, o ratas, pudiera haber sido algo muy morboso pero afortunadamente eso se olvida apenas trascurren los primeros minutos. Producida por Spielberg, otra vez, esta cinta animada es un hermoso canto a la búsqueda de uno mismo y a la importancia de la familia. Menospreciada por la crítica.

Pie pequeño: En busca del valle encantado

Vaya que si vi varias películas de esta peculiar saga. Nuevamente Spielberg produce esta inolvidable aventura que un grupo de dinosaurios debe afrontar para llegar a la «Tierra prometida», de lo contrario morirán en el intento. Una película que habla sobre la amistad verdadera y el coraje que tenemos dentro para afrontar situaciones imposibles. Clásico.

Depredador

Una de las películas de acción más impresionantes que he visto en mi vida y que no me cansaré de ver una y otra vez. John McTiernan, el responsable de la estupenda Duro de matar, nos entrega esta bestial historia donde un grupo de soldados, encabezados por Arnold Schwarzenegger, deberán hacer frente a un monstruo del espacio exterior. Memorable banda sonora y fantástico desenlace.

Invasión

Invasion

Si la ciencia ficción me encanta es en gran parte al director Paul Verhoeven, responsable de clásicos en el género, y su enorme visión a la hora de retratar mundos y escenarios futuristas. Una salvajada repleta de efectos visuales sobresalientes y una sátira bélica que hace burla al poder de las fuerzas armadas en el mundo. Nunca los insectos generaron tanto respeto.

El vengador del futuro

Vengador del futuro

Otra película de Paul Verhoeven que seguramente muchas recordarán con gran cariño y nostalgia, más aún después del bodrio que se mandaron con el irresponsable remake. Divertidísima de principio a fin y con un guión sumamente hilarante. Visualmente fue un parteaguas. Clásico.

La momia

Una de las películas de aventura más divertidas y emocionantes que he visto en mi vida. El cada vez venido a menos director Stephen Sommers nos presenta su obra maestra y con mucha diferencia. Brendan Fraser y Rachel Weisz protagonizan esta entretenida historia sobre una ciudad perdida y un tesoro que esconde una terrible maldición. Inolvidable Arnold Vosloo como el villano de turno, la momia.

Batman regresa

Creo que si Batman me empezó a gustar como superhéroe, que no lo es técnicamente, fue en parte a las películas de Tim Burton. Todos queríamos ser como el príncipe de ciudad gótica y combatir al mal de una u otra forma. Maravillosa banda sonora de Danny Elfman y espectacular reparto comandados por Michael Keaton en la piel de Batman, y Danny DeVito y Michelle Pfeiffer como los villanos de turno.

El fugitivo

Recuerdo esperar ansioso cada vez que pasaban esta película en la televisión y es que aunque parezca increíble, en realidad no tanto, nunca la podía terminar de ver debido a las altas horas de la noche que la pasaban. Para cuando finalmente me desvele sentí que todo había valido la pena. Enormes Harrison Ford y Tommy Lee Jones. Quien diga que la mejor justicia no es aquella que se toma por mano propia es que no ha visto esta película.

Juegos diabólicos

Juegos Diabolos

Otra más producida por Spielberg, vamos que este individuo tenía talento a la hora de vender, y sin duda una de las películas más aterradoras en la historia del cine. Dirigida por el mítico Tobe Hooper con guión de Spielberg, lo que ocasiono más de un encontronazo, es una historia difícil de ver solo y más aún de noche. Si creo en lo paranormal y en lo horripilante es porque tuve más de una pesadilla con esta tremenda película. Clásico.

El proyecto de la bruja de Blair

La película que puso de moda, exitosamente, la técnica del falso documental. Cuando el Internet aún no era lo que conocemos ahora, de echo no era ni la sombra, esta película conmociono a todo el mundo al vender una historia que parecía real y que traumatizo a niños y adultos. Tres amigos se pierden en un inmenso bosque mientras tratan de hacer un documental/reportaje sobre la bruja de Blair. Tuviste que haber tenido pesadillas.

El último Boy Scout

El ultimo Boy Scout

Decir que es una de las mejores películas de acción de todos los tiempos es quedarse corto. La mejor película, para muchos, del fallecido director Tony Scott es también una historia repleta de acción, un excelente guión y actuaciones para la posteridad, en especial la de Bruce Willis. Si no te partes de risa con cada palabra que Willis saca de su boca es que simplemente no entiendes absolutamente nada.

La profecía

Otro clásico del horror y que me dejó amargas pesadillas mientras intentaba conciliar el sueño. Richard Donner nos presenta la aterradora idea de que el anti-Cristo, es decir el hijo del demonio, ha nacido y está a punto de destruir el mundo tal y como lo conocemos. Acojonante por donde se le mire. La banda sonora de Jerry Goldsmith es para gritar de miedo.

Halloween

Tuve la fortuna de encontrarme en la televisión grandes exponentes del cine de horror y terror de la década de los 70´s y 80´s y eso es algo que agradezco mucho, en especial a mis padres que me dejaban verlo. El inigualable John Carpenter nos presenta una de sus películas más aterradoras y mejor elaboradas que ha hecho. Mítico Michael Myers como el psicópata de turno que hará la vida imposible a la pobre Jamie Lee Curtis. Clásico.

La mosca

La Mosca

Y siguiendo con el horror, que me tocó experimentar durante mi niñez como podrán darse cuenta, es justo hablar de la película de David Cronenberg y protagonizada por Jeff Goldblum en la piel del infeliz científico que trágicamente se convertirá en una mosca al ocurrir un fatal accidente en una prueba rutinaria. Una cinta que te pondrá los nervios de punta y que provocará que vomites en el tramo final. Vaya criatura más repulsiva.

El regreso de los muertos vivientes

¿Quién dijo que solo George A. Romero podía hacer películas de zombies? Dan O’Bannon tomando como base el trabajo de Romero nos entrega una horripilante comedia, en el buen sentido, en donde los zombies son cada vez más hijos de puta. Divertidísima de principio a fin y con uno de los desenlaces más desoladores que he visto en mi vida. Debes verla.

Balto

Balto

Un clásico familiar infravalorado pero que en realidad es una enorme aventura familiar que trata sobre los valores de la amistad y el amor. Un relato animado inspirado en un hecho real en el cual un trineo conducido por perros logra llevar una vital medicina a un pequeño pueblo donde los niños están muriendo. Emotiva y estupendamente bien narrada. Para ver una y otra vez.

The Pagemaster

Quizás muchos no la recuerden, y no les culpo, pues esta película tuvo poca difusión en televisión. Protagonizada por el famoso, en aquel entonces, Macaulay Culkin, la historia nos adentra en un mundo de fantasía y magia donde la literatura nos hará pasar más que un rato agradable con enormes clásicos de las letras. Una película con enorme baraje cultural que desafortunadamente con el pasar del tiempo se perdió.

La dimensión desconocida

Basada en la exitosa serie del mismo nombre y convertida en una película de cuatro episodios, todos dirigidos por un director diferente, es sin duda alguna una de las cintas que más recuerdos me traen. Por si estás pensando en cual historia es la más clásica e inolvidable no te preocupes, es fácil: la última. Un hombre con miedo a volar deberá enfrentar, en pleno vuelo, a una horrible criatura que amenaza con destruir el avión.

Vaselina

Si bien los musicales no son mi fuerte, recientemente sufrí enormemente con Les Misérables, esta película tiene un toque diferente al resto que la hacen única y disfrutable. Amén de que todo el mundo baila esas pegajosas canciones. John Travolta en uno de sus papeles más míticos y mejor recordados.

Los Cazafantasmas

Cazafantasmas

Otro clásico familiar y que no importa si pasan los años o las décadas, seguirá siendo igual de divertida y emocionante. ¿O es que acaso ya olvidaron la escena donde aparece el gigantesco hombre de malvaviscos? El tema musical sigue siendo de culto aún en nuestros días.

Hombres de negro

Juegos Diabolos

Pocas veces me he reído tanto en el cine y frente al televisor. Producida por Spielberg y dirigida por Barry Sonnenfeld esta hilarante y descarada historia hace mofa a las creencias sobre seres de otros mundos y a las instituciones, americanas, que se encargan de ellos. Inolvidable pareja que hicieron Tommy Lee Jones y Will Smith. La banda sonora de Danny Elfman es igualmente exquisita.

Matrix

Me puedo considerar afortunado de haber vivido en la época en que está película cambio por completo el modo audiovisual de ver el cine. Efectos especiales que plantaron una escuela y una historia de ciencia ficción tan aterradora que aún en nuestros días no es nada difícil de imaginar.

Misión: imposible

Si la franquicia me interesó fue por esta película de Brian De Palma, protagonizada por el cada vez más famoso Tom Cruise. Una cinta emocionante de principio a fin que tenía un sinfín de vueltas de tuerca que hacían que te doliera la cabeza. Inolvidable escena en la bóveda con Tom Cruise colgando del techo. ¿Alguien no se acuerda de esa fenomenal persecución en el tren bala?

Nuestra pandilla

Nuestra pandilla

Les confesaré que guardo cierta nostalgia con esta película pues a final de cuentas toca fibras sensibles sobre las épocas donde éramos solamente niños y nadamas. Con el pasar de los años la pandilla se va separando hasta caer todos y cada uno de los integrantes en meros recuerdos. Inolvidable escena final con «la bestia» correteando al pobre «Benny el Jet» Rodríguez a través de toda la ciudad.

Peter Pan

Un clásico de Disney del que guardó muchos gratos recuerdos. Ya olvide las veces que fui al video centro a rentarla para verla en mi casa una y otra vez. Una fábula sobre el crecer y nunca dejar de ser niño. Una aventura nostálgica que daba muestras de lo grande que era Disney en aquellos tiempos.

Tornado

Un placer culposo que no me avergüenza citar. Nuevamente Spielberg produce y me vuelve a alegrar mi infancia en el retrato de unos cazadores de tornados, en realidad esa profesión si existe. Una cinta que no busca nada mas que entretenerte y hacerte pasar un agradable rato. Memorable secuencia final con el monstruoso tornado de categoría seis.

Muertos de miedo

Muertos de Miedo

Quizás pocos la conozcan pero está dirigida por Peter Jackson y protagonizada por Michael J. Fox. Un hombre atormentado tiene un don: ve a los muertos. Pero más allá de eso es también capaz de ver a un ente demoniaco que anda asesinando a diestra y siniestra por toda la ciudad. Solo él puede detenerlo. Divertidísima y ampliamente recomendable.

Ojo de gato

Ojo de Gato

Si bien la película aborda diversas historias en las cuales uno de los factores fundamentales es un gato, la última historia es por mucho la mejor. Cuenta la leyenda que los gatos tienen la habilidad de ver «cosas» que el ser humano no puede, mayormente en las noches. Cuando los niños duermen criaturas horripilantes entran a sus habitaciones para robarles la felicidad y el alma. Adivinaron. Solo los gatos lo pueden impedir. Memorable duelo final entre el monstruo en turno y el héroe de la película, el gato.

Liberen a Willy

Liberen a Willy

Una de las películas más melodramáticas que he visto en mi vida aunque eso no quiere decir forzosamente que sea mala. Un clásico familiar que narra la amistad entre un joven criminal y una orca. Es evidente que la amistad entre ambos haga que el joven sea una mejor persona y de paso hará que el pobre animal en cautiverio sea liberado. Memorable por la secuencia final. Ese saltó por encima del rompe-olas es imborrable de tu memoria.

Ghost

Una película que mayormente visione al lado de mi madre pues como se podrán haber dado cuenta, es su película favorita. Una historia de amor que al pasar de los años luce desgastada, pero que igual funciona y si con ello pones en medio la lucha entre las fuerzas del bien y del mal, mejor. Ideal para todos aquellos enamorados que después de muertos quieren seguir cuidando de sus seres amados.

The Little Rascals

Little Rascals

Una disculpa por no haber encontrado el titulo en español pero al menos con la imagen se les hará una idea en la cabeza. ¿Todavía no? Alfalfa. ¿Ya? Pero claro que si. Un grupo de inseparables amigos serán puestos a prueba con el enemigo más mortal y destructivo que un niño de diez año puede tener: una niña. Inolvidable secuencia final.

Corazón de dragón

Corazon de Dragon

Otra de mis favoritas sentimentales. Un relato épico y satisfactorio sobre la amistad de un hombre y un dragón. Un mensaje sensacional y extraordinario hacia el corazón humano y la maldad que en él reside. Emotiva banda sonora a cargo de Randy Edelman. Tuviste que haber sacado una lágrima con el acertado desenlace.

Space Jam

Space Jam

No, Spielberg no tuvo nada que ver acá, no se preocupen. Sin embargo la idea que se les ocurrió a los genios de la Warner de reunir a sus personajes más icónicos con estrellas de la NBA fue un rotundo éxito. Ver a Michael Jordan pateando traseros alienígenas tiene su morbo y su diversión. El soundtrack sigue siendo mítico.

Cementerio de mascotas

Una de las novelas más celebres de Stephen King es llevada a la gran pantalla con increíble asombro y escalofriante narración. Si de por si resulta abominable enterrar animales y que vuelvan a la vida pero esta vez más malvados; imagínense que los muertos, humanos, vuelvan a la vida para hacerte recordar que el infierno existe. Escalofriante.

Dumbo

Otro de los clásicos de Disney y de la pocas películas de la casa del ratón que me siguen conmoviendo de una manera muy extraña. La marginación de un pequeño elefante por tener enormes orejas es solo el detonante de una crítica hacia las personas diferentes a nosotros. Quizás feos por dentro pero extraordinarios por dentro. ¿Alguien ha visto a un elefante volar?

Chucky

Que le rogarás a tus padres que no querías ni muerto un juguete no era una cosa difícil de creer más teniendo en cuenta si ya habías sufrido con ese muñeco demoniaco llamado Chuky. Si bien la película no es algo extraordinario ni mucho menos, si cumple su cometido de hacerte ver debajo de tu cama a la hora de dormir.

El pico de Dante

Pico de Dante

Recuerdo haber visto decenas de veces esta entretenida y escalofriante película que retrata los horrores que debe sufrir un pequeño poblado ante la inminente erupción de un volcán que parecía estar dormido. Caos total y secuencias sumamente perturbadoras hicieron que durante mi niñez me negará a estar cerca de un volcán.

Abracadabra

Indispensable durante el mes de Octubre y el día de Halloween. Disney se lució y nos entrega una comedia familiar con un mensaje muy grato y satisfactorio. Si alguna vez amaste a los gatos seguramente se debió a este película. Muy divertida por momentos y emotiva en su desenlace. No pudo haber faltado en tu infancia.

Los Power Rangers: La película

Power Rangers

Y por último una de mis películas que más hicieron de mi infancia una aventura sin precedentes. Si nunca te disfrazaste de un Power Ranger es que seguramente no te divertías. Para cuando la película fue hecha y estrenada en cines ya se imaginaran los orgasmos múltiples que un servidor tuvo. No pedíamos cine de alta calidad, sino simplemente uno menos malo y lo cumplieron. No me avergüenza admitirlo.

Y bueno comunidad creo que ha sido todo. Sin duda fue un post muy largo y solo espero que no los haya aburrido y que por el contrario les haya resultado muy entretenido y divertido. Espero y puedan compartir igualmente sus gustos de la infancia pues a final de cuentas y lo he comprobado, es en esa etapa donde tu amor por el cine comienza a florecer.

El Hobbit: Un viaje inesperado, largo, bello e interminable

Antes de iniciar la crítica, es necesario reconocer la capacidad de Peter Jackson para regresarnos a Tierra Media. Podrá ser el uso de las locaciones de Nueva Zelanda, efectos visuales, vestuarios o simplemente el amor que le tiene a las obras de J. R. R. Tolkien; pero no me imagino otra persona a cargo que pueda hacer realidad lo que para muchos les resultó imposible.

Sin signos que demuestren que el Hobbit  fue filmada una década después del  parteaguas que es la trilogía del Señor de los Anillos, ahora es el tiempo de narrar las aventuras de un joven Bilbo Bolsón muy dispuesto a la aventura. Los motivos podrán ser meramente comerciales, sin embargo se ha cuidado que sean los mismos responsables los encargados de darle continuidad a la traducción de las obras literarias de Tolkien al cine. En estos tiempos en donde sólo importa el dinero, la nueva versión pudo estar a cargo de Michael Bay con tal de producir otro estreno.

Un muy acertado y visualmente estimulante prólogo da pauta a lo que será la misión de un grupo de enanos dispuestos a arriesgar sus vidas para recuperar su hogar. Sin limitantes, el director Jacskon mueve la cámara con tal dinamismo e intensidad, que uno se puede confundir pensando que esta mirando el desenlace. Es quizás la confianza de sus tres anteriores proyectos lo que sin tapujos permite presentar a esta cinta con un increíble control visual mucho más pulido que en la trilogía.

Más sin embargo, en lo que mayoría se queja y con justa razón es en lo extensa que se siente la película.  Es tal la molestia que la crítica especializada no se ha tentado el corazón en evaluarla negativamente. Coincido en que fue un error el establecer 2 horas y media como plantilla para esta saga, sobre todo cuando es conocido que el contenido del libro es mucho menor al del Señor de los Anillos, esto es simplemente otro signo más de que el amor que le tiene Jackson a la saga se esta volviendo en una obsesión que sólo los fanáticos pueden adorar.

Es cierto que ‘El Hobbit’ no tiene la intensidad del ‘Señor de los Anillos’,  al tener el primero un enfoque destinado a un público infantil como fue el deseo de Tolkien, pero no quiere decir que el objetivo principal o la misión por la que soportamos más de dos horas sea tan vago y desechado tan pronto que todo lo que vemos sea un ciclo de planteamientos (diálogo) y clímax (acción). El mayor pecado es en lo evidente que se vuelve al momento de alargar la trama con el uso de una fórmula que se repite en varias ocasiones. Tenemos a los enanos y un hobbit recorriendo Tierra Media, cuando de pronto se encuentran con una variedad de peligros que a la larga no tienen el peso ni la importancia para considerarlos más allá del aspecto visual con el que se divierte tanto Jackson. Sabemos que nuestros héroes no van a morir, así que por más que gire la cámara o aumente la intensidad de la banda sonora esto se termina en cinco minutos y a seguir en su camino hasta no se cuanto más tiempo. Todo esto se pudo haber evitado si hubiéramos empatizado con unos enanos que están dispuestos ha arriesgar sus vidas, y aunque lo intenta en algunas escenas, nunca se siente como algo vital o de importancia.  Son quizás los actores, los diálogos o de plano el director que no supo enfatizar el dilema, lo cierto es que por eso la película sufre y a la vez nosotros.

No es hasta que la maravillosa creación del cine que es Gollum hace su aparición, que mi paciencia se ve recompensada con uno de los momentos cruciales de la saga. Si en algo se ha de recordar esta película, son por esos minutos donde vemos a Gollum y Bilbo juntos por primera vez.  Sin trucos más que la creación digital, es de reconocer el trabajo de Andy Serkis que le brinda mucha más personalidad que todo el elenco junto (excluyendo por supuesto a Ian McKellen).   Cada vez que escuchas su voz no puedes más que callarte y mirar, porque es uno de esos personajes únicos del cine a los que no puedes dejar de prestarle atención cada vez que están en pantalla.

El «desenlace», si es que se le puede llamar así, es otro tanteo a que las aventuras de nuestros héroes continuarán. Con el típico show de luces y sonido se lleva a cabo otra intensa batalla en uno de los escenarios dignos de llamarse épicos.  Después de no se cuantas luchas atrás, pensaba que no podía superar lo anterior que ya uno había visto y al menos cierra con una impresionante intensidad para dejarme satisfecho.  Es una lástima que lo anterior no cambie del todo mi percepción de la cinta.

Debo de aclarar que no iba en busca de ver otro ‘Señor de los Anillos’, estaba consciente de que esto es borrón y cuenta nueva. Hasta cierto punto acepto lo que Peter Jackson nos ha presentado y no tengo más que elogios por crear un mundo tan fantástico. Esta película bien pudo haber sido de hora y media y nadie se hubiera quejado. Con su debido desarrollo y clímax y no una bola de huérfanos desenlaces regados cada cinco minutos para recordarnos que estamos viendo una película y no durmiéndonos en el asiento.  Dudo mucho que Jackson corrija este detalle, el hombre tiene que rellenar dos películas más y lo único que va ocasionar es que alguien elabore una versión sintetizada de las tres películas en 90 minutos y lo suba a You Tube.

¿Me han quedado el interés por ver las secuelas? Nada más por curiosidad. Sinceramente se está viendo esto como comida chatarra muy deliciosa, pero nada nutritiva.

El Hobbit: Un viaje Inesperado, nostálgico regreso a la Tierra Media

A mi temprana edad, o precoz vejez, como quieran llamarlo, me considero afortunado de haber disfrutado la trilogía de El señor de los anillos en una sala de cine y esperar año con año, recordemos que cada película se estreno en navidades del 2001 al 2003, la finalización de una aventura épica y fantástica que redefiniría este genero y al cine en general. Nunca más las películas épica volvieron a ser las mismas, ni mucho menos llegaron a lograr, ni por asomo, lo que Peter Jackson y este grupo de maravillosos actores hicieron en esta poderosa y hermosa historia que es un canto descomunal y sublime hacia la magia del cine.

Solo era cuestión de tiempo para que Jackson y el mismo equipo creativo responsable de la trilogía de ESDLA volviesen a la Tierra Media. El Hobbit curiosamente narra los acontecimientos anteriores a la destrucción del anillo, por ello se le podría considerar como una precuela, hablando estrictamente en materia cinematográfica. Tampoco es que sorprenda, Jackson había comentado su interés en la mitología de Tolkien desde 1995, concretamente en El hobbit, inclusive antes de realizar El señor de los anillos. Su amor por la Tierra Media es evidente aunque también puede ser excesivo y contraproducente. El Hobbit: Un Viaje Inesperado sufre las dolencias que cite oraciones atrás. Pero tampoco es que terminen por destruir el producto final.

El Hobbit narra la travesía, disfrazada de aventura mortal, que Bilbo Bolsón, interpretado acertadamente por Martin Freeman, debe emprender junto a Gandalf el Gris, en la piel del estupendo y carismático Ian McKellen, y trece enanos, comandados por Thorin escudo de roble, el cual es interpretado por un maravilloso Richard Armitage, hacia la montaña solitaria para reclamar el tesoro que el dragón Smaug les había arrebatado en el pasado. Desafortunadamente para la comunidad, un poder maligno emerge en la Tierra Media que amenaza con convertir todo en oscuridad, al mismo tiempo que el dragón Smaug despierta de su largo sueño para impedir que nuestros valientes héroes tengan las cosas tan fáciles. En eso se podría resumir el libro de Tolkien, y la primera parte, de tres innecesarias películas, que Jackson contempla estrenar. Un viaje Inesperado es solo el comienzo, por lo que tendremos que esperar otros dos años más para ver el desenlace.

Comentaba con mi compañero Cristóbal la falta de fe que tenía con respecto a esta nueva saga, pues veía innecesario y suicida llevar un libro de alrededor de 300 paginas a tres películas de casi tres horas de duración cada una. Esto significaba meter mucho relleno y alejarse de la idea original de la película, además de meter personajes irrelevantes. Me cuesta decirlo, pero Jackson comete algunos de esos errores, como incluir personajes de la anterior trilogía, como Saruman, Frodo o el mismo Bilbo de viejo, para regresarnos a la nostalgia. Lo consigue, es cierto, pero queda la sensación de que bien se podrían haber omitido. Por lo demás poco le podría recriminar, en realidad la película ofrece más espectacularidad y aventura de lo que yo hubiese imaginado. Quizás salí con una sonrisa en los labios porque simplemente no esperaba absolutamente nada. Los fans de hueso colorado que esperaban algo similar a la trilogía del anillo si pueden llegar a sentir decepción y hasta posible aburrimiento.

Y es que la película es muy larga teniendo en cuenta lo que quiere contar, eso y el aspecto infantil de los diálogos y situaciones, acordes a un público familiar, pueden enfurecer a los que esperaban una versión más madura. Y es que el parecido notable con La comunidad del anillo es visible en cada curva dramática, pero lo que en aquella funcionaba a la perfección, aquí se siente gastado y sin la emoción necesaria, salvo el magnifico tramo final. Quizás por haber visto El señor de los anillos no sintamos tanta originalidad ni emoción acá, por el contrario, si no las has visto, te puede resultar sumamente placentero. Pero vamos, pensaran que todo es malo acá, pero no es cierto. El Hobbit: Un viaje Inesperado cuenta con secuencias sumamente entretenidas y espectaculares, como el maravilloso prólogo, el ataque de los Trolls, los gigantes de piedra, la batalla dentro de la montaña, el juego de adivinanzas con Gollum y la batalla final contra el orco pálido. Hay magia en cada encuadre, e inclusive los Extreme Long-Shots se notan increíblemente bellos, aunados a una banda sonora atinada de Howard Shore, pero queda la sensación de que pudo haber sido mucho mejor, y mucho más corta.

Para los nostálgicos y sentimentales, reconozco encontrarme en esa categoría, El Hobbit: Un Viaje Inesperado es un agradable entretenimiento y retorno a la Tierra Media que llegara el corazón de los sensibles. Una película altamente recomendable para ver en familia y con los amigos. El toque de fantasía y épica que Jackson le imprime se siente en cada momento aunque no se explote al máximo como si sucediera con El señor de los anillos. Por lo pronto queda esperar un año más para conocer lo que Jackson nos tiene que contar y esperemos, en verdad lo deseo, sea mucho mejor que este irregular comienzo y se enfoque mucho más en la magia que Tolkien escribió hace ya tanto tiempo. Tiene más aciertos que errores. Eso se agradece.