Horror

Fragmentado, más no derrotado

Por fin ha regresado el director que casi destruye un clásico de animación (Avatar: El Último Maestro del Aire). Si señoras y señores. El mismo que hace de Will Smith un pésimo actor.  Ese individuo al que le han dado millones de dólares para crear todo lo que su capacidad imaginativa pueda producir. Si ese personaje que ha vivido de la fama de’El Sexto Sentido. El único. El inigualable. M. Night Shyamalan.

Y se preguntarán, ¿cómo le hizo para salir del tremendo bache en que se metió? Pues sencillo, nada más produjo una película modesta con presupuesto de 9 millones de dólares, consiguió un actor de renombre que lo apoyara en interpretar cualquier dialogo ridículo que se le ocurriera, recordó que sus fortalezas están en crear el suspenso de los clásicos del terror e utilizó la nostalgia de uno de sus trabajos anteriores para darle un peso mitológico a una película que aparentaba ser una más del montón.

La trama gira alrededor de tres adolescentes tratando de huir de un secuestrador que sufre de múltiples personalidades, la novedad es que tiene tantas como para llenar autobús y son tan distintas una de otras que no sabes con quien estas tratando. Al final es una carrera contra reloj antes de que aparezca una nueva personalidad capaz de asesinarlas.

‘Fragmentado’ es una producción modesta, de esas que no pensaba que Shyamalan volvería hacer porque  siempre tiene alguien que le ofrezca millones de dólares para derrochar en una de sus ideas. En este caso la reducción de presupuesto es un acierto que favoreció la creatividad del director con escenas claustrofobias que ayudaban a crear un vinculo con los protagonistas y especialmente con el actor James Mc Avoy.

Si existe un factor para inclinar la balanza a favor del filme es sin duda Mc Avoy. Nada, absolutamente nada hubiera sido posible sin su talento ya que hace olvidarnos de las deficiencias de un libreto que quiere dar signos de grandeza, pero cae en las mismas exageraciones que por poco logra arruinar el clímax con monólogos dolorosos, frases trilladas y de plano ridículas.

Pero la mayoría de la película es de un Mc Avoy que exterioriza su diversión al momento de interpretar una gran variedad de personajes, que fueron creados por Shyamalan y mejorados por indiscutible carisma de un actor comprometido con su trabajo. Se vuelve fascinante verlo interpretar a Hedwig o la imponente Patricia, que no puedo negar que también fue favorecido por una dirección que logra enmarcar cada una de las personalidades.

El predecible destino de las tres adolescentes se hace realidad, y como de costumbre tenemos a la sobreviviente Casey Cooke (Anya Taylor-Joy) desafiando con temple de acero al villano que amenaza su vida. Debo de darle crédito a Shyamalan por crear una historia traumática para la joven que justifica su actitud y sobretodo crear el deseo en la audiencia su bienestar. En muchas ocasiones me he quejado de la falta de atención en los personajes, en esta ocasión no fue así y lo aplaudo.

Mientras el sufrimiento de las tres adolescentes continúa, tenemos la subtrama de la psicóloga Karen Fletcher (Betty Buckley), quien se supone es la responsable de ayudar con la condición de Kevin (James Mc Avoy).  Es através de este personaje que Shyamalan pretende dar una explicación médica, pero es solo un instrumento para crear una mitología tan desquiciada que es mejor no ponerle atención.

Porque hay que ser sinceros, el desenlace es de chiflados con un individuo transformándose en una especie de Hulk solo porque tenemos que creer que tiene una condición inexplicable.  Por más que la Dra. Karen explique como es puede ser posible, la película te obliga a dejarte llevar por la fantasía o mejor retirarte. Es en ese punto de quiebre donde esta lo maravilloso. Justo cuando estaba apunto de rendirme ante el ridículo espasmo de libreto, que en los minutos finales ‘Fragmentado’ revela su verdadera naturaleza y todo cambia por completo.

Cuando una película se elabora lo hace bajo cierta lógica y por lo general de acuerdo a uno o varios géneros cinematográficos. A lo largo del tiempo la audiencia aprende a detectar y hasta justificar ciertas películas porque se rigen bajo reglas no escritas. ‘Fragmentado’ es una de esas películas donde hasta el final descubres en que mundo se desarrolla la trama y por lo tanto justifica la locura que se presenta, brindando una nueva dimensión a lo que aparentaba ser otro delirio de grandeza de Shyamalan.

Espero que después de este ejercicio, el hombre logre recuperar el camino y no importa que tenga que regresar al baúl de los recuerdos para retomar impulso. Muchos directores lo han hecho e inclusive construido sus carreras con un buen número de secuelas. Nadie duda de que el individuo tiene talento, solo espero que haya sido un adecuado aprendizaje que le permita descubrir que en la austeridad logra mejores obras que tanto presume crear.

‘Cazadores de Sombras: Ciudad de Huesos’, la fantasía ha muerto

Ser aficionado al fútbol es una ardua labor, por no decir masoquista. Y si encima el equipo que apoyas es un desastre total, en mi caso, la cosas no pueden terminar bien al momento de realizar una maldita apuesta. Perdí, por supuesto. Y mi recompensa fue visionar una de las peores películas que yo recuerde en muchos años. En serio, muchos años. The Mortal Instruments: City of Bones (título en inglés), es la adaptación cinematográfica de la saga literaria de fantasía creada por  Cassandra Clare allá por el año 2007. Como viene siendo costrumbre en años recientes, a raíz de Los Juegos del Hambre, el género literario conocido como Young-Adult, un disparate traducido como Jóvenes-Adultos, ha ganado inexplicablemente una horda de seguidores en todas partes del mundo.

Cazadores1

La saga de Cassandra Clare, conocida como The Mortal Instruments, bautizada en español como Cazadores de Sombras, lleva publicados hasta el momento seis libros…¡seis libros! Y eso no es todo. La propia escritora ha seguido expandiendo su universo con más precuelas y secuelas de su obra original y tal parece que el final luce muy lejos. Mientras las ganancias sigan siendo redituables Clare podrá seguir por tiempo indefinido. Ojo, no estoy criticando a la escritora ni a los fans sino a la industria, misma que ha caído en una zona de confort de reciclar la misma historia una y otra vez, promocionándola de paso. La fórmula base es bastante simple y tal parece que muchos listillos por ahí la venden como algo nuevo y el público cae en la trampa por culpa propia. Una tristeza pero es lo que hay. Y si te gusta la saga o eres seguidor asiduo no te culpo, son tus gustos. Adelante. Yo voy a hablar de la obra fílmica no de la literaria, la cual no pienso leer. Tengo muchos otros libros pendientes que planeo terminar en el transcurso del año como para agregar otro que sinceramente poco me interesa. Vamos pues a la película.

Horrible adaptación

Aquí me estoy metiendo en terreno peligroso pues desconozco el universo de Clare a fondo. Sin embargo me he informado, gracias a esta poderosa herramienta llamada Internet, del contexto de la historia, personajes y el conflicto presente a lo largo de la saga. Basta con un click para saber completamente todo sobre la vida de alguien o de algo. De Cassandra Clare sé que es un fanática de Harry Potter y que inclusive ha escrito historias acerca del mundo de Rowling, algo que acabaría por plasmar en su primera saga de fantasía como lo fue Ciudad de Huesos. Evidentemente el género fantástico goza de muchos seguidores y si encima lo metes en el mismo saco (Young-Adult) que Los Juegos del Hambre, Maze Runner y demás similares, el éxito está asegurado. Obviamente la temática puede variar de una obra a otra pero los elementos seguirían siendo los mismos con los que el lector se identificara: Un mundo en crisis, un villano bastante pintoresco y una o varias historias de amor juveniles. Repetitivo pero efectivo.

Cazadores2

Dicho todo eso, ¿en qué se equivocaron al adaptar una obra de fantasía para jóvenes que ya tenía sus bases contadas mil veces? Por increíble que parezca, en todo. Lo más básico de cualquier historia, sobretodo una ambientada con monstruos y criaturas fantásticas, es tener personajes plenamente identificados con el espectador, sobretodo si este último desconoce la obra en cuestión. Cuanto mejor desarrollado esté el personaje principal, con sus virtudes y defectos, así como el resto de personajes secundarios que lo (a) ayudarán o impedirán a concretar su destino (misión,objetivo,etc.) mucho más fácil resulta para el espectador promedio interesarse por lo que le están contando. En Cazadores de Sombras: Ciudad de Huesos, eso nunca pasa. Un gravísimo error pues ahí radica su fracaso.

La protagonista principal, Clarissa Adele Fray (Lilly Collins), tiene tan poco peso en su propia historia que resulta preocupante cuestionarse si en verdad los encargados de producir la película sabían de la importancia de Clarissa en el relato. Esto es culpa también, evidentemente, de la actriz seleccionada para el protagónico y de un director inexperto cuyo máximo logro fue hacer el olvidable remake de Karate Kid. Si, ése con Jackie Chan y el odioso hijo de Will Smith. Pero de ellos hablaré un poco más adelante. Sigamos con nuestra protagonista. Bien, ¿por dónde empezar? Se supone que Clarissa es una adolescente de 16 años común y corriente que vive junto a su madre, interpretada por una sosa y desaprovecha Lena Headey. En ocasiones los visita el mejor amigo de su madre, Luke, una especie de figura paterna para Clarissa. «Clay» va la escuela, tiene amigos y hace cosas que una chica de su edad haría. Inclusive nunca le pasa por la cabeza que su mejor amigo está enamorado de ella. Hasta ahí todo bien, cliché pero bien. ¿La virtud de nuestra protagonista? Sabe pintar. ¿Su debilidad? Nunca la sabremos pues durante toda la película no se molestan en mostrárnosla, simplemente la hacen ver inútil y dudo que ésa sea su debilidad. Así que tenemos a un personaje unidimensional. Empezamos mal.

Cazadores3

¿La historia? Se supone que Clarissa tiene poderes divinos, o es una especie de Semi-Ángel que debe combatir a los demonios que habitan la Tierra, pero no a los hombres lobo o vampiros pese a que estos mismos también existen en este mundo ficticio. Lo sé, es algo confuso. Pero bueno, lo digo en términos muy generales, está claro que es más profundo que estas líneas pero en esencia esa es la gran revelación que tiene nuestra protagonista: ella es una Nefilim, término bíblico que hace referencia a los ángeles caídos del cielo sobre la Tierra. Dentro del contexto de la obra creada por Cassandra, hace mucho tiempo hubo una guerra entre ángeles y demonios; uno de los ángeles fue el responsable de mezclar su sangre con la de los humanos, dando como resultado la raza Nefilim, mitad humano y mitad ángel que se encargarían de combatir a las fuerzas demoníacas por toda la eternidad. Clarissa descubre que su madre es una Nefilim y que su difunto padre, interpretado por un borracho Jonathan Rhys Meyers, es el responsable de un terrible mal que amenaza por completo el mundo del hombre y de las demás criaturas que lo habitan. Ésa es la idea general. Bien, pues nunca se ve reflejado de manera coherente en la pantalla. Lo digo de verdad. Ni tampoco por qué los hombres lobo y/o vampiros no califican como demonios o como una potencial amenaza para el humano.

Resulta un tanto decepcionante tener que investigar por otros medios la historia básica de la película que acabas de ver y que no te pudieron explicar, sobretodo en una historia que es el comienzo de una saga con múltiples personajes, escenarios y situaciones. No diré mucho más sobre la trama porque quizás quieran ver la película e ir descubriendo el mundo de posibilidades que tenían por abarcar y que al final terminaron desperdiciando épicamente. Las ideas están ahí pero nunca las explotan ni mucho menos se interesan por ellas. ¿Resultado? Fracaso en taquilla y en crítica. Y tal parece que la adaptación que hicieron de la misma obra pero para televisión no le fue muy diferente. Tengo dos teorías: O los libros son muy malos o los responsables de adaptarlos no sienten ni la más mínima pizca de emoción y amor hacia el material literario. Porque fans hay y me cuesta trabajo pensar que un grupo de gente le agarre cariño a personajes basura e historias mediocres, pero bueno, ahí tenemos los casos de la saga Crepúsculo y Cincuenta sombras de Grey, recientemente.

Un mundo muy aburrido

Cazadores4

Lo menos que puedes hacer al recrear un mundo de fantasía es procurar que este mismo sea mágico y espectacular, algo que te queda en la memoria y que desearías estar ahí. Ya saben, como La Tierra Media, Hogwarts o Narnia, mundos de sueños llenos de vida, peligros y desafíos que inducen al espectador a plantearse la posibilidad de vivir ahí. En Ciudad de Huesos tenemos a Nueva York siendo pues eso, Nueva York. El diseño de arte y escenografía no tuvo ni el más mínimo interés en innovar algo en el apartado visual. No hay un solo plano o momento que luzca mágico dentro de la película. Todos los set pieces lucen sin vida, planos y comunes. Recuerda que el cine es imagen y sonido, a diferencia de la literatura donde todo está recreado en tu imaginación. Entonces, pese a que en las páginas del libro las descripciones de los lugares sean muy torpes o vagas, CREA e INVENTA.

Las criaturas que habitan este dichoso mundo: hombres lobo, vampiros, ángeles, demonios etc., lucen tan simples y monótonos que provocan más pereza que asombro. No existe la menor relevancia o cuidado al momento de crear a las criaturas, sin nada trascendental ni innovador, simplemente copias baratas de míticos personajes ya vistos antes en infinidad de medios visuales y literarios. Basta con decir que los lobos vistos en la saga Crepúsculo están más trabajados que aquí. Ridículo pero cierto. Entonces, si en tu mundo de fantasía todo lo que lo habita luce tan gris y pobre, ¿cómo esperas que el espectador se interese?  Y lo que es más importante aún: ¿Cómo esperas que tu película sea memorable o digna de visionado si no ofreces absolutamente nada interesante en su contenido?

Cazadores5

Y no estoy atacando solo por atacar, eso se los dejo a medios amarillistas que lo único que desean es rating. Yo escribo desde una perspectiva imparcial y con un sano juicio, justificado. La fantasía es un género cinematográfico excepcional, es hermoso. Puedes crear mundos y criaturas inverosímiles y que solo ves en sueños; es una salida a la realidad en la que vivimos, es en esencia una falsa realidad pero al mismo tiempo es una crítica jodida y cruel hacia nuestra sociedad vista desde un punto de vista irreal. Ciudad de Huesos no es ni remotamente eso, parece un trabajo amateur digno de serie B que no se esforzó en lo más mínimo en impactar a las audiencias. He visto más fantasía en las telenovelas que pasan en la televisión que en esta película. Ahora bien, si no tienes el presupuesto ni los recursos para crear algo muy vistoso, entonces trabaja en la parte narrativa y en tus personajes. Star Wars: Una nueva esperanza, por poner un ejemplo, no tenía los mejores efectos del mundo puesto que el presupuesto era muy limitado sin embargo eso no te importaba porque querías y te identificabas con los personajes, te importaba la historia. Aquí no pasa ni una ni otra cosa.

Lilly Collins y  Harald Zwart, responsables de la hecatombe

No sé hasta qué punto un actor puede ser considerado malo o bueno teniendo tan pocas películas sobre su espalda. Tal es el caso de Lilly Collins, hija del conocido cantante Phil Collins, quien hasta el protagónico de Ciudad de Huesos llevaba poco más de cinco películas en las cuales en una sola había sido protagonista (Mirror, Mirror). Por ello me cuesta trabajo afirmar o juzgar su trabajo aquí. No quiero ser un maldito desalmado y decir que es la peor actriz que he visto en mi vida pero sin duda su «trabajo» aquí es vergonzoso. Desconozco el acuerdo que la actriz tuvo con los productores o con la obra como tal pero está claro que nunca le interesó ni su personaje ni la película. Basta con verla en dos o tres escenas donde su personaje debe mostrar una evolución dramática y Collins luce desinteresada y aburrida. Quizás se dio cuenta a mitad de la filmación que esto iba a ser un bodrio. Quizás.

Cazadores6

Y es aquí donde entra el otro gran culpable: el director Harald Zwart. Es probable que muchos de ustedes ni lo conozcan y no tienen la culpa, en verdad es un personaje del que se sabe muy poco y que se ha mantenido lejos del cine por lapsos prolongados de tiempo. Como dije párrafos arriba, su película más importante fue el remake de Karate Kid y antes de eso, poco y nada. ¿Por qué lo eligieron para este proyecto? No sé. Así como tampoco sé que tanto peso tuvo dentro de la producción y desarrollo de la película pero por lo visto en pantalla creó que poca. Mi razonamiento me lleva a pensar que fue una simple marioneta que pusieron en la silla del director, una marioneta que podían manejar a su antojo. Dudo que Zwart haya hecho un casting a Collins y la haya elegido. Digo, eso pudo pasar, siempre y cuando Zwart estuviera drogado. Para mí que Collins fue escogida por altos mandos y lo demás lo fue tratando de solucionar Zwart. Poco puedes hacer si tu actriz es un desastre y no la puedes despedir y contratar a alguien más que tenga, no sé, emociones.

Es una pena puesto que con un mejor director, uno con trabajos que lo avalaran con anterioridad y con personalidad, la película pudo tener una mejora muy sustancial. Se nota que tanto Collins como Zwart querían cobrar el cheque e irse a casa lo más pronto posible y que se jodan los seguidores de los libros. No encuentro otra explicación. No encontré ni una sola secuencia, un solo momento, un solo dialogo en que tanto actriz como director estuviesen interesados en lo que hacían. Y si a ellos no les importa lo que hacen, ¿por qué debería importarnos a nosotros la película?

La fantasía está herida de muerte

Cazadores7

Aunque parezca difícil de creer, el haber perdido la apuesta y visionar esta cosa me trajo algo bueno: supe apreciar el buen cine. Y eso es algo de lo que no muchos somos conscientes. Al ver cine de mala calidad, y me refiero al verdaderamente malo, apreciamos el esfuerzo que tantos otros proyectos le pusieron a sus ideas. Pudieron tener un par de cosas desafortunadas y fallidas pero al menos se esforzaron. Esforzarse. Es una palabra que en el cine debería ser usada más a menudo pero que parece ya no importa en lo más mínimo. ¿No es lo mínimo que deben hacer los grandes estudios, actores y directores al hacer cine? Digo, los precios para entrar a una sala de cine no son nada económicos y encima el tiempo que invertimos en ver el producto por el cual pagamos no regresa nunca más. Entonces, pregunto sinceramente yo: ¿No es deber de los involucrados en el cine esforzarse en su trabajo? No importa si el resultado final es bueno o malo pero que al menos se noten ganas por querer hacer las cosas con convicción, sudor y ganas.

Desconozco la profundidad de la obra literaria, como ya lo he recalcado varias veces, pero supongo, y estoy asumiendo, que hay un trabajo por parte de la escritora por dotar su mundo y a sus personajes de vida, emociones, miedos y otras singularidades. Y debe ser una falta de respeto que productos como el mencionado aquí se burlen de todo aquello por lo que una persona (escritora) dedico tanto tiempo así como también por todos aquellos (fans) que fueron con vagas esperanzas e ilusiones a ver algo mínimamente bien hecho y terminaron aterrorizados. Una pena puesto que no solo mataron la posibilidad de representar un mundo de fantasía en un medio audiovisual sino que también alejaron a las millones de personas, me incluyo, que nunca han leído las novelas a acercarse a las mismas simplemente por curiosidad.

Cazadores8

Cazadores de Sombras: Ciudad de Huesos se erige pues como un triste fracaso cinematográfico basado en una obra literaria que hace sangrar ese género tan maravilloso como lo es la fantasía. Se une a películas como Eragon, La brújula dorada o El séptimo hijo, recientemente, en una larga lista de adaptaciones que murieron miserablemente en intentar trasladar la magia de las letras a imágenes y sonidos. ¡Qué lejos queda La Tierra Media de Tolkien y Jackson! O ese deprimente y esperanzador (al mismo tiempo) mundo que tan perfectamente retrato Guillermo del Toro en la brutal El laberinto del fauno. Ésa fantasía parece estar ahora muy lejos. Demasiado.

‘The Loved Ones’, la princesa que soñaba con el amor

Cuando escribí el artículo sobre The Babadook les mencione en reiteradas ocasiones que hay una nueva corriente independiente que está sacando a flote proyectos muy interesantes concernientes al género del terror y el horror. Eso es una alegría. Debido a que Hollywood y las grandes compañías fílmicas suelen seguir una fórmula ya establecida, el público ya ha empezado a cansarse y busca nuevos desafíos, nuevos horizontes y nuevas ideas. Es ahí donde cintas como The Babadook y la que ahora les compartiré, The Loved Ones, entran en acción para el goce total de los fans del género y para los amantes del cine como tal.

Loved1

Si bien es cierto que el presupuesto que ostenta The Loved Ones es algo alto para considerarla como una película pequeña o independiente (se estima que costó alrededor de 4 millones de dolares), las formas en cómo está filmada y el poco conocimiento que tiene el público de su existencia si la vuelven partícipe del selecto grupo de películas de culto del género del terror. Tal es así que en pocos países pudo tener una proyección comercial; su éxito radicó principalmente en exhibirse en festivales alrededor del mundo. Una lástima pues creó que estamos ante un relato muy realista y escalofriante sobre la malinterpretación del amor y el desbordamiento de la obsesión más enfermiza para encontrar la propia felicidad y el goce físico y espiritual. Pero vayamos por partes.

La historia que Sean Byrne nos cuenta (director y guionista) es muy simple, diría que demasiado pero es ahí donde radica su encanto. Byrne da pocos detalles sobre la atmósfera de la historia, inclusive nunca sabemos ni el año en que estamos ni mucho menos la ciudad (es probable que sea alguna zona rural de Australia) y ni falta que hace. La verdad. La historia no indaga en profundizar ni el contexto ni tampoco el trasfondo emocional y narrativo que tienen los personajes que vemos en pantalla, incluido el protagonista (Xavier Samuel). La película abre con un plano de una carretera y hay un vehículo que la transita, el único, mismo que es conducido por el propio Brent (a quien da vida Xavier), el cual está prendiendo a manejar junto a su padre. Durante el viaje un accidente ocurre, ajeno a Brent, y su padre fallece, provocando con ello una sensación de culpa y odio en Brent que lo lleva hasta la posibilidad de suicidarse.

Loved2

El director va rápido. No indaga en las causas del accidente ni tampoco profundiza en la reacción inmediata, por el contrario nos lleva seis meses después del accidente para darnos cuenta que Brent está a punto de graduarse de la preparatoria e ir al baile de graduación. Es en ese momento que conocemos a una misteriosa chica llamada Lola (interpretada por una brutal Robin McLeavy) que intenta invitar al baile a Brent pero desafortunadamente es rechazada. De ahí en adelante las cosas se pondrán muy horripilantes, sobretodo para Brent y sus seres queridos. De ahí el titulo de la película. Lola no es la chica dulce ni linda que por segundos aparenta ser, no, muy lejos de la realidad de la sociedad, ella es posiblemente la encarnación del horror. Y es en ese punto que el director y la película como tal logran su cometido: dar miedo.

Ahora bien, en dos párrafos les presente la premisa del relato; la verdad es que la historia como tal es mucho más simple. No miento. Y ojo, eso no es malo, al menos no en este caso. La historia se desarrolla principalmente en dos vertientes: por un lado vemos el inminente secuestro de Brent por parte de Lola para hacerlo vivir un infierno; en segundo término tenemos al amigo de Brent yendo al baile de graduación con una chica que no sabemos muy bien (como espectador) qué se trae entre manos ni el por qué actúa de la forma en lo que hace. Parecieran dos historias muy separadas pero es agradable descubrir que conforme se llega al climáx de la historia las motivaciones personales de los personajes se entrelazan y adquieren un toque muy lógico y deprimente. Del mismo modo, aunque no lo resaltaría mucho, tenemos otra perspectiva alterna del relato el cual incluye a la madre de Brent y novia de éste tratando de averiguar dónde se encuentra. Más temprano que tarde la novia de Brent descubrirá el horror que le cayó a su novio.

Loved3

Lo realmente mágico, por llamarlo de alguna manera, de la historia y el manejo de acciones por parte del director es que se nota muy realista en el sentido de que lo que está ocurriendo realmente puede pasar y estoy seguro que pasó más veces de lo que las noticias se dieron cuenta. Una chica obsesionada con el amor (Lola), alejada de la civilización, con una relación incestuosa con su padre, con una idea enfermiza hacia los hombres y probablemente virgen, bueno, saquen ustedes sus conclusiones. ¿De qué puede ser capaz? ¿Asesinar? Claro, pero lo realmente divertido es: ¿cómo? Byrne retrata muy bien, apoyado por una magnífica actuación, la psicología de Lola y el cómo ve ella la sociedad y su propio mundo que ha creado donde ella es reina y soberana. Para ella no hay reglas ni mucho menos justicia, salvo la que ella creé conveniente. Es una princesa que ve lo incorrecto, lo imperdonable, lo restringido y lo abominable como meras palabras que le son ajenas. Tiene un serio problema y Brent lo descubrirá de una forma muy dolorosa.

Entonces, ¿por qué recomendarles esta interesante película? Muy fácil: es una visión jodida y realista de un asesino serial. En este caso de una adolescente. Una adolescente intoxicada por la creencia del amor y del príncipe azul pero que lejos de soñar con cuentos de Disney se enfoca en la distorsión de un ideal a conveniencia propia. En pocas palabras: conseguir lo que uno anhela sin importar las formas. Les recomendaría que traten de ver esta historia con una visión más allá de lo común, no traten de verla como una simple película sino como una infernal crítica social a un suceso terrible que no es tan imposible de que acontezca, muy por el contrario, yo diría que las cosas que ocurren en las zonas urbanas, lejos de la población y en varias partes del mundo son más horribles de lo que Byrne nos ha contado.

Loved4

Para los amantes del género del terror y de asesinos seriales, esta es su película. Denle un visionado y estoy seguro de que quedarán gratamente sorprendidos. Seguramente ya ha obtenido un estatus de culto y pueden encontrarla en tiendas digitales muy famosas como Amazon o Mixup, inclusive si navegan por el basto Internet, también. The Loved Ones es una refrescante propuesta del cine de terror que ya ha sido explota con anterioridad en otras historias, es cierto, pero nunca con la sencillez y realismo de ésta.

El Espinazo del Diablo. Fantasmas con Del Toro.

Hablar de Guillermo del Toro es quizás hablar del director mexicano más talentoso de la actualidad. Se trata de un hombre que produce lo que quiere aunque le tome mucho tiempo, y normalmente sale con resultados bastante positivos. Mucho se ha hablado en los últimos años sobre el trabajo de Alfonso Cuarón o de Alejandro González Iñárritu, pero del Toro es quizá quien ha creado más un clásico a futuro.

Pero lo cierto también es que del Toro ha tenido que batallar bastante al momento de hacer cine en territorio norteamericano, pues sus obras prácticamente reciben muy poca promoción, lo que convierte a sus obras en sendos fracasos en taquilla (en EUA “Titanes del Pacífico” se vio superada, increíblemente, por “Son como niños 2”). Y fue algo con lo que tuvo que convivir desde su primera película de producción estadounidense, “Mimic”, en 2001 que tuvo una buena  entre la crítica, pero que fracaso enormemente en las taquillas.

2-Carmen

Después de esa primera mala experiencia, el director mexicano se fue a España a trabajar en esta entrega que, a más de 15 años de haberse realizado, esta convertida en una de las mejores películas de fantasmas jamás hecha. Y es hecha con muy bajo presupuesto y con actores no muy reconocidos, salvo Eduardo Noriega. Pero el talento de del Toro pudo más que las limitantes y terminó sacando un pequeño clásico de la manga.

Y la verdad es que el seguimiento que la película ha recibido con el paso del tiempo es bastante bien merecido. Hay tantas que brillan en gran forma en esta película que es difícil saber por dónde empezar. Creo que su primera fortaleza viene en unas sólidas actuaciones: como dije, no se trata aquí de grandes nombres, sino de gente que sabe cómo hacer su trabajo bien. En especial destacaría a los niños de esta entrega que se sienten reales y no como si estuvieran leyendo carteles con sus frases.

La historia de fondo me agrada también y el enfoque que le dan a los fantasmas. Aquí no se trata de seres malos que matan a todos aquellos que osan estar en su morada (algo típico del género) o no se trata de fantasmitas amigables que solo quieren ser tus amigos. Se tratan de espíritus con más sed de justicia que de venganza y que tratan de comunicarse con los niños para tratar de dar a entender el mensaje.

662. Hrebet dyavola

La cinematografía es otro gran elemento para la entrega; la película fue realizada en Madrid y el edificio donde fue filmado se muestra pacífica y terrorífica al mismo tiempo. La música y la edición también están en buen nivel, los diálogos inteligentes y en general todo ralla en un buen nivel.

Si hay un punto que le cuestionó a la película son las motivaciones del villano; no digo que Eduardo Noriega de una mala interpretación, pero las motivaciones de su personaje se sienten muy simples: estas en una Guerra Civil y es dinero por lo cual se armó todo el alboroto. Para acabarla, como que Guillermo quiso darle una historia de fondo para tratar de simpatizar con él, pero se siente muy rápido y ayuda en nada. Al final, incluso terminas detestándolo más.

Pero eso no quita méritos a una película que para del Toro, que venía de una mala experiencia, se recuperará; hoy en día la película todavía es bien recibida por la gente y no deja de ser considerada como un clásico en cuanto a películas de fantasmas. Y no dejaría de recomendárselas ampliamente, sobre todos si están más que dispuestos una película de fantasmas, pero con una propuesta totalmente diferente.

‘The Babadook’, el monstruo que llevamos dentro

Con este artículo damos formalmente inaugurada nuestra sección especial que celebraremos en Cinéfilo Criticón durante el mes de Octubre: Cine de terror. Y horror. Y es que ambos términos son muy diferentes entre si, siendo el primero (terror) el referente a situaciones «reales» y que bien podrían suceder en nuestra vida diaria, como por ejemplo: asesinos seriales; el segundo término (horror) es quizás el más querido entre los fans, pues radica principalmente en el fenómeno paranormal, acontecimientos y situaciones fantasiosas que son imposibles que ocurran en nuestra realidad (tales como entes demoníacos o monstruos de pesadillas). Es importante señalar este punto debido a que la primera película que publicaremos en el sitio toma parte de ambos términos para erigirse como un relato muy original y terriblemente aterrador que nos habla de algo que bien podría ser real pero que al mismo tiempo se da licencias de llevar las situaciones a un extremo que podría rayar en la fantasía. Claro, eso no le quita su enorme potencial. Veamos.

The-Babadook1

A principios del año pasado, concretamente en enero, había una película que estaba dando de que hablar en el festival de Sundance, y no era Whiplash. Como muchos sabrán, Sundance se ha convertido, en años recientes, en una enorme plataforma para distribuir películas de bajo presupuesto y mayormente independientes (sin grandes reflectores). Si tu intención es sacar adelante un proyecto con tus propios recursos, te aconsejó que vayas a Sundance y si las cosas salen bien podrás encontrar distribución y quizás financiamiento para tus próximos proyectos. Pero bueno, volviendo al tema, The Babadook se estrenó oficialmente en dicho certamen y la crítica rápidamente la encumbró como un suceso que valía la pena verse. Evidentemente la película obtuvo una modesta distribución y pudo ser visionada casi en todo el mundo, México incluido, pero como es costumbre con este tipo de películas y sobretodo con el género, digamos que el recibimiento del público no fue el esperado.

Hay una línea de separación muy marcada entre espectador y crítico de cine (profesional): madurez. El primero generalmente disfruta algo basado en gustos y experiencias propias, mientras tanto el segundo se remite a tecnicismos y fundamentos históricos (vale, haber visto mucho, MUCHO, cine). Ambos bandos no es que estén en desacuerdo o sean enemigos pero generalmente suelen diferir mucho en cuanto a la percepción de un producto en común, en este caso el cine de terror y horror. Ha surgido en años recientes un terrible distanciamiento entre público y crítica, principalmente por gustos y opiniones muy diferentes y claramente subjetivas unas de otras. Esto no siempre es malo, pero ha habido excepciones, como la que representó The Babadook.

The-Babadook2

Y es que el debut (en largometraje) de la guionista y directora Australia, Jennifer Kent, tomando como referencia un cortometraje que ella misma hizo, supone un ladrillazo muy marcado en el gusto personal del fan promedio de cine de terror-horror. Nuestra sociedad y cultura, principalmente la mexicana, ha crecido con la ideología de que aquello que debería dar miedo son X ó Y cosas, y si una u otra no aparecen en una película entonces ésa película es «mala», «decepcionante» y, la mejor, «no da miedo». Enmarque esas palabras entre comillas debido a que cada persona las usa y refiere muy indistintamente una de la otra. Lo que para mí puede resultar bueno para otra persona puede resultar malo. Y está bien. Pero eso si, debes dar tus argumentos.

The Babadook no es una película de terror u horror convencional o que provoque miedo como tal, al menos no ese miedo que te hace no poder conciliar el sueño por tres días. No, es algo que va más allá. Algo más real. Y es ahí donde radica su encanto. La historia es muy simple: una madre y su hijo no llevan la mejor de las vidas posibles, ni mucho menos una sana relación madre-hijo. Por un lado el niño sufre de un cambio marcado de actitud que lo hace ser señalado y discriminado por la sociedad, así como sus maestros y compañeros de clases; la madre, por otro lado, sufre de depresión, misma que surgió ante la muerte de su esposo (murió de camino al hospital cuando ella iba a dar a luz), hecho que de alguna manera la hace a ella odiar a su hijo. Mientras ella se sumerge poco a poco en el abismo de la depresión, su hijo empieza a balbucear y sugerir que hay un monstruo que lo acecha en su dormitorio y en su casa. Avanzada la trama, el mismo niño encuentra un libro infantil llamado The Babadook que por arte de magia simplemente apareció en su cuarto. Haciendo caso omiso de tan extraño suceso , la madre toma el libro y por deseo de su hijo comienza a leerlo. Es a partir de este punto que empezaran a ocurrir cosas muy extrañas en la casa y sobretodo, con la madre misma.

The-Babadook3

Uno de los problemas más grandes para ver este película, yo diría el más grande, es que los medios de comunicación así como diversas personas relacionadas con el cine la han catalogada como una de las mejores películas de terror en años, inclusive muchos la han puesto por encima de El exorcista. Esas opiniones hacen que tú, psicológicamente, te fabriques una idea de lo que vas a ver y si resulta que no es lo que te vendieron, pues es evidente que salgas enojado y/o estafado. Eso fue lo que sucedió con The Babadook. Y si aún no la has visto, te recomiendo que la veas con la mente abierta. No la juzgues tan apresuradamente, disfrútala.

Entonces, ¿es The Babadook una película decepcionante y que no da miedo? No, aunque si representa un serio desafío para el que la pretenda visionar. La directora nos ofrece un terror disfrazado inteligentemente con tintes paranormales y fantasiosos, pero en el trasfondo nos oculta algo muy real, una enfermedad humana muy temida: la depresión. Es a partir de ahí que los sucesos que vemos en pantalla van a potencializar las consecuencias de esta enfermedad y el cómo puede destruir a tus seres queridos. Por lo tanto, no hay ni maldición alguna, ni un libro maldito, ni mucho menos un demonio y/o espíritu que desea poseer a su hijo o a ella misma; no, todo radica en su mente. Es por ello que muchas personas puedan sentirse decepcionadas y estafadas, más esto no da derecho de menospreciar una propuesta fresca y muy convincente de que el verdadero horror se encuentra dentro de nosotros.

The-Babadook4

La actriz protagónica (Essie Davis, brutal) así como su hijo (un formidable Noah Wiseman) son los únicos personajes que la historia necesita para infundir miedo en el espectador y en la narrativa que Kent ofrece, no hay nada más y tampoco se echa de menos. Estamos ante una historia de terror en el sentido de que una esposa ha caído en una terrible enfermedad y ante su demencia ve como una solución real y posible el asesinar a su propio hijo y a todos aquellos que se le pongan enfrente. Fueron estos elementos los que hicieron que la película fuera adorada por la crítica y odiada por el público, pues como ya lo he manifestado con anterioridad, hubo un malentendido gigantesco. Pero como también lo dije, eso no te da derecho de dejar de emitir un juicio objetivo y con fundamentos ante el portentoso aporte que Kent hizo en el género del terror, mezclando elementos fantasiosos para darle un mayor impacto a una historia muy simple en contenido pero brutal en alcances de forma y desarrollo. The Babadook es una recomendable opción que les ofrezco para empezar este mes.

‘El cuarto contacto’, construyendo el miedo

Lo prometido es deuda y por ello ando nuevamente colaborando, gustosamente, en CinéfiloCriticón luego de haberlo dejado abandonado por un rato; algo que estaba fuera de mis manos, la verdad. Pero bueno, toca enfocarse en el mes de Octubre y como les había comentado hará unas semanas, a comienzos del mes si mal no me falla la memoria, llevaré a cabo ciertos artículos del género del horror en el blog; mayormente críticas de películas y ciertos análisis. Recientemente, les cuento, un compañero y amigo muy cercano, me recomendó una película de horror que si bien ya había escuchado mucho con anterioridad, nunca me tome el tiempo para visionarla; lo cual resulta interesante si tomamos en consideración que del cine de horror estrenado en la última década, lo cual incluye ciertas joyitas, El cuarto contacto goza un estatus casi de culto entre muchos seguidores amantes del género. Habiéndola visto, creo entenderlos.

Tomando como excusa la técnica, ya agotada hasta la aburrición, de found footage, el novato director Olatunde Osunsanmi y la reconocida actriz Milla Jovovich, reconocida por un servidor por haberse cagado en la saga de Resident Evil, nos brindan un proyecto que a priori parte de hechos reales; lo cual parece gustar mucho a los fans del horror, no sé por qué. Supongo que la sensación que trasmiten imágenes basadas en acontecimientos reales y filmadas de tal manera que parezcan verídicas, trasmite al espectador cierta sensación perturbadora y aterradora en su subsconsiente. No por nada el éxito que tuvo El proyecto de la bruja de blair se debió en gran parte en hacer creer al visionado de que lo que estaba viendo era real, aunque a final de cuentas todo se tratase de un inteligente engaño colectivo.

CuartoContacto2

La ola de películas que utilizan esta técnica, algunas más logradas que otras, han caído en el error de tratar de engañar al espectador con algo que es mentira; y el espectador que no es ningún tonto, ya se la sabe, por ello generalmente las deja pasar de lado, al menos en los últimos años. Entonces, ¿por qué El cuarto contacto no quedó en el olvido y si generó ese miedo que tantas otras películas no pudieron? Bueno, quizás se deba a la estructura narrativa con la cual esta contada. Desde los primeros minutos, tanto el director como los actores, te dejan saber que lo que estás a punto de ver es una «dramatización» de los hechos ocurridos en Nome, Alaska; lugar donde han ocurrido ciertas desapariciones de personas, relacionadas con el fenómeno extraterrestre. El cuarto contacto hace referencia al contacto físico con dichas entidades paranormales: la abducción.

Cuando me refiero a «dramatización», técnica real y funcional en el cine, trato de decir que actores profesionales van a recrear los acontecimientos reales que ocurrieron. Así es entonces como El cuarto contacto nos presenta a Abigail Tyler, interpretada por Jovovich, una  psicoterapeuta  atormentada por el asesinato de su esposo años atrás y que ahora se dedica a tratar a varios pacientes con un común denominador: problemas al dormir y visiones de lechuzas. La película intercala grabaciones reales de las sesiones terapéuticas de Tyler con sus pacientes y secuencias recreadas por los actores. Conforme avanza la trama nos daremos cuenta que hay una grabación que es el hilo conductor de todo el suspenso que explotara al final: la entrevista a la Abigail «real» en un programa de televisión.

CuartoContacto3

La idea general de la película es sembrar una pequeña semilla en el espectador que irá germinando conforme nos acerquemos al clímax aterrador de la historia; que si somos sinceros no es que sea aterrador como tal pero si es sumamente perturbador. El ser humano por naturaleza ha decidido, por voluntad propia, creer en ciertas cosas irreales, según para los más escépticos, que rondan a nuestro alrededor; cosas como fantasmas, entidades diabólicas o extraterrestres, han estado en el imaginativo colectivo por siglos y no es sorpresa que a muchos les encanten este tipo de temáticas retratadas en el cine. Es por ello que El cuarto contacto ha tenido una aceptación mayoritaria por parte del público, más no de la crítica, puesto que deja a decisión meramente personal del espectador si creer o no en lo que acaba de ver. Una decisión que será difícil de determinar al presenciar una de las secuencias más horribles en el cine de horror: la grabación de abducción de uno de los pacientes de Tyler, y no precisamente por el vídeo, sino por las frases que el paciente dice.CuartoContacto4

No creo que El cuarto contacto sea una obra mayor en el género del horror, tal vez ni siquiera podría ser un trabajo memorable como tal; sin embargo, el engranaje de partes que conforman la estructura de la película permite que el espectador pueda disfrutar sin mayores quejas una historia contada de una manera correcta y muy acertada. Yo conozco el trabajo de fondo y sé de buena manera si los hechos ocurridos son reales o mentiras, pero no se los diré para no arruinarles la película. ¿La recomiendo? Si, un sencillo y práctico trabajo que cumple sus expectativas y que seguramente te dejará perturbado en tu habitación, a solas en la noche.