Infantil

Power Rangers. Reviviendo la nostalgia.

Recuerdo mucho cuando los Power Rangers llegaron a México: tenía 6 años y las caricaturas favoritas de uno eran Dragon Ball Z y Supercampeones; de hecho, este último programa estaba terminando en la televisión, cuando una guitarra eléctrica atraía mi atención.

A continuación, aparecían unos astronautas que abrían una especie de prisión galáctica y una mujer de traje ridículo salía junto con unos monstruos y se preparaba para conquistar la Tierra. Seguíamos con una especie de base espacial en el planeta y una cabeza flotante le pedía a un robot que invocara jóvenes con actitud para convertirse en los defensores del universo. Aparecían estos jóvenes, les asignaron los poderes, derrotaron a los malos y reanudaban sus vidas adolescentes normales.

Así nació Power Rangers, pero el fenómeno no se inició sino hasta el día siguiente, cuando todos los niños en la escuela empezaron a alucinar con estos nuevos personajes. Pronto su popularidad alcanzaría a algunos de los shows infantiles más importantes de ese momento (Tortugas Ninja, Supercampeones, Dragon Ball Z, etc.) y seguiría así hasta la llegada de Pokemon. Lo cierto, es que el show tuvo cierta continuación hasta la versión en el espacio, ya que después de eso Disney compraría los derechos a Haim Saban y las situaciones más extrañas le ocurrirían a esa franquicia (si es que se pueden volver más extrañas), que abarcarían desde sacar sus poderes quitando espadas de una piedra hasta usar varitas para transformarse.

En 2011, Saban recuperó los derechos de los adolescentes con actitud y creó otra serie en Nickelodeon y parecía que la serie (ya convertida en una cualquiera) seguiría en televisión el resto de sus días. Hasta que, en 2014, Saban anuncio una alianza con Lionsgate, la misma productora de franquicias juveniles como “Los Juegos del Hambre”, “Divergente” y “Crepúsculo”, y pronto anunciaban que estaban en producción de una nueva película sobre la primera generación de Rangers.

En su momento, esa noticia me dejó con sentimientos encontrados: obviamente me encantaría ver la película y recordar buenos momentos de mi infancia; pero por otro lado, luego de los desastrosos resultados de algunas adaptaciones de shows infantiles al cine (“Las Tortugas Ninja” versión Bay, “Transformers”) no estaba tan seguro de que adaptar a estos adolescentes fuera lo mejor; se le suman a mis dudas el hecho de que esta productora se especializa en las adaptaciones juveniles del momento que básicamente consiste en adolescentes con problemas banales y triángulos amorosos mediocres. Las cosas no mejoraron cuando empezaron a lanzar los diseños de producción de los trajes de los Rangers (parecen trajes que Marvel rechazó para Iron Man) y de Alpha 5 (con todo y su pancita borrachera), que provocó muchas quejas de los fans.

Pero la bomba explotó cuando el primer Teaser Trailer se estrenó en octubre del año pasado. Ahí, mi desconfianza creció de manera terrible. No parecían entender que eran los Rangers y no parecían saber a qué publico dirigirse. Todo indicaba que estaríamos ante uno de los más grandes desastres del año. Y aunque el último tráiler mejoró las cosas, la desconfianza estaba a tope.

Así que llego el día para ver la película y juzgarla y, para mi enorme sorpresa, me termine topando con una entrega mucho mejor de lo esperada; no diría que se tratara de una buena película, pero si de un buen intento de contar una historia con agradables personajes (y realistas) basándose en un material altamente mediocre.

El primer punto a favor de la película recae en los actores y personajes: estos actores, sorpresivamente, hacen un trabajo más que bueno con los personajes que les toco hacer: se siente una naturalidad en sus interpretaciones y se siente una gran química entre ellos, como si ya llevaran 3 películas actuando juntos; individualmente también entregan buenas notas, especialmente RJ Cyler como Billy, quien es el alma de esta película.

Los actores de experiencia también tienen su aportación en la película: Bryan Cranston compone a un Zordon muchas veces molesto con estos Rangers, Bill Hader no llega a ser tan molesto como muchos hubiéramos esperado como Alpha 5, pero es Elizabeth Banks quien se roba el show en su papel de Rita Repulsa, dando momentos de verdadera amenaza, pero también dando momentos donde se ve que divierte en su papel.

La historia sorpresivamente está bien contada, al es básicamente la historia de origen de los superhéroes: chicos con problemas en la escuela o casa (cambiando completamente la historia de los Rangers originales) que se topan con un poder extraño que les da habilidades y la responsabilidad de usar esos poderes para hacer el bien (hay mucha influencia arácnida en estos chicos), se aparece la amenaza en turno y, a través de trabajo en equipo, logran vencer al enemigo. Es básica la historia, pero sorpresivamente se siente en buen ritmo.

También hay cambios en la historia que se sienten como actualizaciones de la historia original. Da la impresión de que Dean Israelite quiso homenajear un poco la serie de surgimiento, pero al mismo meter actualizaciones modernas y darle su propia identidad al producto. Hay momentos en que lo logra en verdad, aunque me hace desear que habría sido esta película en manos de un director competente.

Pero aun con estos grandes puntos que la película ofrece, hay problemas que se presentan que dañan mucho el material, empezando por los diálogos de la película: cuando tu película empieza de épica forma con el surgimiento los Rangers, no puedes poner como siguiente parte a Jason dando un chiste más típico de una comedia de Adam Sandler.

Otro detalle que encuentro con la entrega es la excesiva publicidad para cierto producto, especialmente en los momentos finales de la película. Esto quizá no afecta el resultado final, pero si se convierte en un elemento muy distractor.

Pero lo que podría causar problemas esta película recae en lo poco que tenemos de Rangers aquí. Parecería que los productores confiaron bastante en que el producto seria exitoso en taquilla, por lo que sacrificaron parte del espectáculo Ranger para que podamos conocer más a estos personajes. No es necesariamente malo, pero considerando que muchos esperaban ver pronto a los Rangers realizando sus rutinas de siempre (ponerse el traje, derrotar monstruos con poses, duelo de robots, etc.), esto podría convertirse en una decepción brutal para la gente.

La película quizá, en el estricto sentido de la palabra, no es una buena entrega, pero para la desgracia que yo estaba esperando ocurriría, me topé con una entrega bastante decente y con mucho potencial; potencial que espero, en la secuela, explote como deber ser.

‘Monsters University’, innecesaria precuela

Cuando se anuncio que Pixar haría una secuela de la conmovedora Monsters Inc., (2001, Pete Docter/Lee Unkrich) sinceramente no tome la noticia con mucho agrado pues considero que esta potente compañía, venida a menos los últimos años, tiene el talento necesario para crear obras nuevas, frescas e increíblemente originales con respecto a sus competidoras más cercanas como lo son DreamWorks, por mencionar algún ejemplo. Sin embargo les di el beneficio de la duda, claro, esto antes de saber que por diferentes motivos ejecutivos y personales la secuela se convirtió en una precuela. Aquí mis esperanzas de ver un producto aceptable se fueron al vacío. Y habiendo visto el producto final creo que mis temores se hicieron realidad.

Monsters University, como su nombre lo indica, nos presenta la vida juvenil de nuestros protagonistas Mike Wazowski y James Sullivan antes de llegar a convertirse en los inseparables amigos que vimos hace más de una década. Y si, no verán absolutamente nada nuevo con respecto a las típicas películas americanas de adolescentes. Si ya viste el cine de John Hughes, padre del cine juvenil norteamericano, sabrás a lo que te vas a enfrentar al momento de entrar a la sala de cine: clichés tras cliché que terminará en una historia de superación personal con un final feliz. Nada más. Aunque atentos al mensaje que envía la película a los niños y que no se como lo tomaran los padres de familia. Ojo.

monsters-university-pixar

Con esto no quiero decir que Monsters University sea una mala película, muy por el contrario, es una historia familiar e infantil que divertirá tanto a chicos como a grandes y que muy probablemente les sacará más de una sonrisa. Es una película hasta cierto punto entretenida que a pesar de las bajas expectativas que tenía a su alrededor sale triunfante al no ser una completa decepción en el sentido estricto de esa palabra. Pero si tomamos en consideración que Pixar esta detrás y que nos ha entregado magnificas historias como Ratatouille o Wall.E, por citar algunas, Monsters University si se podría considerar un escalón muy abajo del talento y creatividad de esta cada vez decadente empresa de animación.

Y me explico. Monsters University hace gala, de forma graciosa, de todos los clichés que se han visto en el cine adolescente solo que esta vez en forma de animación y con monstruos. Tenemos al típico estudiante cerebro (Mike) que decide ingresar a la Universidad más prestigiosa MU y poder tener un título en la carrera más prestigiosa la cual es la de «Asustadores». Esto debido a un sueño de la niñez cuando acudió a la empresa líder de la ciudad donde los monstruos más feroces obtienen la energía necesaria de los gritos de los niños humanos para mantener con funcionamiento a la citada ciudad. Mike sigue un sueño y entra a la Universidad no sin antes pasar por los clásicos estereotipos: chicos nerd, los chicos populares, la directora malvada de la universidad y su compañero estrella que proviene de una familia prestigiosa pero que es un engreído completo. Este último es Sullivan. De ahí en adelante, ya con las piezas presentadas, lo que sigue es más de lo mismo.

mike-y-dean-hardscrabble

Mike y Sullivan forman una rivalidad que los arrastrará a ser expulsados de su licenciatura, por decirlo de alguna manera, pero por azares del destino (¡clásico!) idearan un plan para demostrar a toda la Universidad que no son perdedores y que merecen una segunda oportunidad para ser los mejores asustadores. Es eso o serán expulsados definitivamente de la universidad. La inscripción en una divertida y temible competencia hará que este singular dúo junto a un grupo de perdedores, nerds, demuestren una última vez que pueden trabajar como equipo y salir triunfantes a pesar de todas las dificultades que se presenten en el camino. Como les dije, nada nuevo y cero ideas. Es cuestión de lógica y de un poco de bagaje cultural cinéfilo el saber de antemano como se desarrollaran los acontecimientos de la película apenas han transcurridos diez minutos. Predecible de inicio hasta el final.

Con esto que les menciono queda más que en evidencia la baja de creatividad de Pixar que vuelve a apostar por el poderío visual pero que deja lo más importante, la narrativa, en blanco. Si la película logra conectar con el público es debido al carisma de los personajes que dicho sea de paso no eran los principales responsables de la anterior entrega. Y es aquí donde reside el máximo error. Ni Mike ni Sullivan eran el alma de este universo llamado Monsters Inc., ese sitio lo ocupaba Boo. La pequeña humana se robo el corazón de todo el mundo y fue parte fundamental de que la propia historia tuviera corazón y alma. Es por sabido que en esta precuela ella desaparece y eso le resta profundidad a la historia. Es como si en una precuela de El padrino, Vito Corleone no apareciera. Y los responsables tras esta película lo saben, tanto así que usan personajes entrañables de la película original para meterlos con calzador aquí con el fin de conseguir el visto bueno del público. Eso, no hace falta que se los diga, no funciono nunca.

monsters-university-pandilla

¿No hubiera sido más interesante una secuela? ¿No hubiese sido más poderoso narrativamente, y visualmente, ver a Boo más grande y mantener la conexión con sus amigos monstruos? ¿No hubiese sido más gratificante ver a los personajes centrales madurar más y enfrentarse a nuevos retos? Por el contrario decidieron irse por el camino fácil y volvernos a contar la clásica historia juvenil de todos los niños en Estados Unidos. Cero emoción, cero dramatismo, cero sorpresas y cero imaginación por donde se le vea objetivamente. Si solamente quieres ir a ver una película animada y entretenerte con una historia contada mil veces, adelante, es recomendable. Si deseas exigir un mínimo de innovación a los estereotipos clásicos entonces saldrás muy decepcionado e irritado. Ojo, Monsters University no es una mala película, dista mucho de serlo, pero no ofrece algo significativamente nuevo. Eso si, es mucho mejor que las desastrosas Cars 2 y Valiente.

Mis películas favoritas de Pixar

Con el reciente estreno de la nueva película de Pixar, Monsters University, decidí elaborar, a manera de lista personal, mis películas favoritas de esta importante casa productora de animación que con el pasar de los años se ha convertido en símbolo de referencia cinematográfica no solo en EUA sino también en todo el mundo. Desafortunadamente con el pasar de los años, y de las propias películas, el mismo estudio que antes era alabado por todo el mundo hoy recibe críticas negativas debido a la baja de creatividad cuestionable en sus últimos trabajos. La portentosa animación sigue en pie pero el alma de sus propias historias ha desaparecido. Les presento mis cinco películas favoritas.

Toy Story

Toy-Story

La primera película de la compañía debe ser obligatoria de visionado para todos aquellos que les guste la animación y el cine en general. Una hermosa historia sobre la amistad disfraza de fábula infantil que bien puede ser vista por todo público. Unos juguetes cobran vida propia y nos enseñan claramente un mensaje de vida perfectamente estructurado narrativamente durante tres películas donde la primera es por mucho la mejor. Inolvidable esa mítica frase: «Al infinito… ¡y más allá!».

Buscado a Nemo

Finding-Nemo

La película que catapulto al estudio Pixar a nuevos niveles, mismos que aún en nuestros días no se cansan de presumir, merecidamente. El cine de animación, salvo el oriental destacando el trabajo de Hayao Miyazaki, no era considerado de suma importancia debido a que no era «serio», lo que sea que eso signifique para los iluminados conocedores fílmicos. Sin embargo el éxito mundial de esta película, tanto en crítica como en público y por consiguiente en taquilla, demostró que el cine animado puede trasmitir más emociones que el 99% del cine comercial «real» que sale cada año. Un historia de superación personal y de redención sobre los lazos familiares de un padre y su hijo. Todo esto potencializado por personajes entrañables y el propio océano como personaje secundario. Una maravilla.

Los increíbles

The-Incredibles

Posiblemente una de las películas más impresionantes y emocionantes sobre superhéroes que se hayan hecho. Brad Bird, responsable de El gigante de hierro, escribe y dirige esta magnifica historia sobre la humanidad de los superhéroes cuando el mundo les ha dado la espalda. Un homenaje perfecto y satisfactorio que no pida nada a los cómics ni a las películas anteriores y posteriores sobre la figura del superhéroe. Pocas veces el significado de la familia tuvo tanta madurez en una película.

Ratatouille

Ratatouille

Mi película favorita de Pixar y la que considero, muy a mi gusto, la mejor. Curioso pues ha sido la que probablemente muy poca gente vio. Sin embargo una alabanza universal por parte de la crítica especializada y un sinfín de premios en todo el mundo la han puesto en el lugar que se merece. Una historia emotiva y con corazón sobre una rata que desea ser chef en París. Brad Bird vuelve a presentarnos una película redonda de principio a fin donde la estupenda animación se complementa con personajes memorables, una banda sonora impecable y un guión exquisitamente bien hecho. Pocas veces se ha visto tanta calidad y elegancia al momento de hacer reír al público y al mismo tiempo hacerlo llorar. Una delicia.

Wall.E

wall-e

Otra obra maestra cortesía de Pixar que a diferencia de Ratatouille si tuvo un éxito considerable en taquilla y con el público. Andrew Stanton, responsable también de Buscando a Nemo, nos presenta su mejor película de lejos y una madurez en la silla de director que resulta más exquisita que un buen vino añejado. Un homenaje a la ciencia ficción y a la comedia misma, esos primeros minutos sin diálogos son sublimes, que llegará hasta lo más profundo de tu corazón. Una historia de amor entre dos robots que demuestran más emociones y más realismo sentimental que las patéticas comedias románticas americanas que inundan nuestras salas de cine cada fin de semana. Un punto altísimo en la vida de Pixar.

Finalmente acá abajo les dejo un emotivo homenaje a toda la filmografía de Pixar, espero y disfruten. ¿Cuáles son sus favoritas y por qué? Saludos

‘Oz, el poderoso’, la peor película de Sam Raimi

No me avergüenza admitir que nunca he visto el clásico cinematográfico El mago de Oz de Victor Fleming, o al menos nunca lo he visto en su totalidad. No me urge. Sin embargo conozco a fondo el impacto cultural que a día de hoy la película de Fleming sigue trasmitiendo a infinidad de generaciones. Basta recordar que en la pasada edición de los premios Oscar la prensa americana puso una caja misteriosa en la alfombra roja, aquel que adivinase que contenía dicha caja se lo llevaba. El paquete misterioso eran las famosas zapatillas de Dorothy. El que tenga un poco de baraje fílmico se dio cuenta de eso. Quizás y algún día me anime a ver esa película.

Pero hoy le toca el turno a una precuela. Así es. Es decir una cinta anterior a la historia original, por decirlo de alguna manera. O en este caso en concreto, una historia anterior a la película de Fleming que esta a su vez basada en la novela infantil de L. Frank Baum, El maravilloso Mago de Oz. Sam Raimi acepto el desafío de adentrarse al mundo de Oz y ofrecer una historia coherente y a la altura de la original, la cual, esta última, tiene un peso muy importante tanto en Hollywood como en la cinematografía mundial. Un error y Raimi podría ser destruido por los millones de seguidores del filme de culto de Fleming. Y parece que así va a ser.

El trio de aventureros

Oz, el poderoso se centra en un mago de pacotilla, un estafador, que en la piel de James Franco resulta divertido y adecuado en los primeros minutos. Cierto día el dichoso mago es atrapado por un tornado en Kansas y es llevado al fantástico mundo imaginario de Oz. Ya estando allá se dará cuenta que él es el mago que según la profecía dicta que será el salvador de Oz y derrotará a la malvada bruja y traerá paz nuevamente al mundo. Nada nuevo. Esa historia la hemos visto miles de veces pero al parecer sigue vendiendo y la gente no se queja. El problema es cuando la formula llega a cansar y encima de eso no trasmite absolutamente nada. Ese es el principal problema de la película de Raimi: cero emoción. Y resulta difícil de imaginar pues los primeros minutos de la película son muy agradables con esa imagen en blanco y negro y ese formato 4:3 en pantalla para luego convertirse en widescreen y la imagen a color en el mundo de Oz, al igual que el filme de 1939.Las malvadas

Pero es que la nula emoción en general de la película es preocupante mas si tenemos en cuenta que se trata de una fantasía. Creo que solo hay contadas escenas emotivas y generalmente tienen que ver con un solo personaje lo cual es impensable. Ese dicho personaje aparece en el punto más alto de toda la película: la ciudad de porcelana. Aquí es donde Raimi muestra todo su talento, que lo tiene de sobra, y nos hace pensar que las cosas irán para arriba cuando en realidad es todo lo contrario. La pequeña muñeca de porcelana es el mejor personaje de la película sencillamente porque esta perfectamente bien trazado en su hilo narrativo y su peso en la historia es completamente lógico. Tanto es su importancia que parece que fue el personaje al cual Raimi más tiempo dedico. Solo tiene tres momentos significativos en toda la película y cada uno es más emotivo que el anterior. Se agradece ese interesante personaje pero desafortunadamente los otros poco o nada tienen que ofrecer.La Hada

Muchos pensarían que estoy loco pues al tener un trío femenino tan espectacular como lo es el conformado por Mila Kunis , Rachel Weisz y Michelle Williams como «las brujas», uno pensaría que la cinta brillaría en actuaciones pero la cosa esta muy lejos de ser así. Son meros personajes caricaturizados que solo servirán para entretener a los más pequeños. Penoso desenlace del personaje de Kunis y Weisz, para taparse la cara. Quizás el único personaje que pueda igualar en relevancia a la muñeca de porcelana sea el pequeño mono volador llamado Finley a quien da voz el divertidísimo Zach Braff. Son estos dos personajes los que respaldan a un tímido James Franco que no puede sostener un papel de esta magnitud pese a su enorme carisma. Una lástima.

La banda sonora de Danny Elfman es adecuada pero no quedará grabada en nuestra memoria, uno de sus trabajos menos inspirados. Al igual que poco inspirado el departamento de arte y de efectos visuales pues lo que vemos en pantalla carece de vida. De lejos el peor trabajo de Sam Raimi en la silla de director y no creo que vuelva a trabajar con Disney nunca mas, por su bien. En definitiva creo que Oz, el poderoso es una oportunidad perdida que seguramente gustará a los más chicos pero que al resto del público terminará por aburrirle de sobremanera. Mucho talento desperdiciado en una historia vacía que nunca termina por afianzarse ni mucho menos emocionarnos a no ser que seas de esas personas que se conforman con mensajes de superación y del triunfo del corazón marca Disney. Completamente olvidable apenas abandones la sala.

50 películas imprescindibles de mi infancia

Hoy amanecí nostálgico. Es por ello que me nació crear este divertido post en donde comparto con ustedes, comunidad cinéfila, 50 filmes, obviamente hay más, que marcaron mi apresurada y fugaz infancia. Es evidente que muchas de estas películas tenían años que se habían estrenado y por ende no las vi en una sala de cine, sin embargo las pude disfrutar en más de una ocasión frente a mi televisor. Todas y cada de una de ellas las volví a visionar, ahora con mayores conocimientos cinematográficos, y pese a comprobar que muchas de ellas habían perdido el encanto y la emoción que generaron en mí durante mi niñez, aún sigo guardando un pequeño espacio en mi corazón ante las buenas horas que me hicieron pasar cuando era un pequeño ingenuo.

Volver al futuro

Una de mis películas favoritas de todos los tiempos y que sin duda incluiría en cualquier lista recopilatoria cinematográfica. Robert Zemeckis, respaldado en Steven Spielberg, logra crear su obra maestra y por mucho. Una fantástica aventura que involucra viajes en el tiempo y realidades alternas. Divertidísima y emocionante por donde se le mire. Maravillosos Michael J. Fox y Christopher Lloyd. Inolvidable banda sonora de Alan Silvestri.

Los Goonies

Goonies

De esas películas que veías una y otra vez frente a tu televisor sin importarte nada mas. Richard Donner, otro apadrinado de Spielberg, nos entrega un emocionante viaje que un grupo de amigos dispares deben realizar para encontrar un tesoro perdido. Acertijos, personajes entrañables, humor, aventura, acción, suspenso. Si alguna vez te consideraste un niño aventurero, tuviste que haber visto esta película.

Cuenta conmigo

Cuenta conmigo

Otra joya de mi infancia. Rob Reiner nos entrega un relato escrito de Stephen King en el cual cuatro amigos deben hacer un viaje para encontrar el cadáver de un niño que murió trágicamente en las vías del tren. Un reparto descomunal y una dirección sublime de Reiner hacen que esta película sea un clásico de la niñez. Pocas veces una aventura de niños fue tan madura.

Jumanji

Otra de las películas que podían pasar cuatro veces en la televisión en el mismo día y era probable que la vieras tres y media veces. Robin Williams encabeza esta fantástica oda a la aventura disfrazada de cinta familiar. ¿Alguien alguna vez no pensó por un instante que el juego debió de existir? Tuvimos que conformarnos con juegos de mesa aburridos deseando que en algún momento algo extraordinario pasará. No se, quizás que un león saliera de ahí.

Jurassic Park

Todo niño que amé el cine tuvo que haber visto la película más taquillera de la filmografía de Spielberg, y eso es algo que decir. Un relato fantástico sobre el poder del hombre ante la naturaleza y ante Dios y las consecuencias que este temible enfrentamiento puede traer. Efectos visuales que enamoraron a una generación y una banda sonora de John Williams para la posteridad. ¿Alguien no recuerda la escena de la cocina?

Los Gremlins

Gremlins

Joe Dante fue otro de los pupilos de Spielberg, y no era para menos. El talento que tenía a la hora de crear historias efectivas en taquilla y entre el público era más que evidente. Su mejor película, creo, es un homenaje a todas aquellas películas de bajo presupuesto que intentaban dar a conocer monstruos que aterrorizaban a pequeños poblados. Filmada con un toque cómico envidiable, esta cinta es un clásico navideño que no debes olvidar jamás. Sensacional banda sonora de Jerry Goldsmith.

El rey león

La mejor película en la historia de Disney debería ser un clásico instantáneo de todas las edades. Pocas cintas animadas tienen tanta fuerza narrativa y emocional en sus imágenes como está, un homenaje extraordinario a la obra Hamlet de William Shakespeare. Insuperable banda sonora de Hans Zimmer. Tuviste que haber cantado en algún momento el famoso «Hakuna-Matata».

Star Wars: Una nueva esperanza

Si el cine es extraordinario y te hace pensar en la magia que puede ocurrir frente a tus ojos, en gran parte se lo deben a George Lucas. Un relato de fantasía, inspirado en Akira Kurosawa, y de ciencia ficción que conformen pasan los años, poco a poco se le va dando el reconocimiento que bien merece. Usar la fuerza y ser un caballero Jedi era lo más importante cuando salías a jugar con tus amigos. John Williams nos vuelve a entregar una partitura descomunal.

Toy Story

La mejor película de Pixar es también la más emblemática y conmovedora de la historia de la animación en tercera dimensión. Inolvidables personajes como Woody o Buzz Lightyear siguen pasando a través de mis ojos para recordarme esta hermosa película sobre la amistad, el amor y la vida misma.

Tiburón

La mejor película de Steven Spielberg, en mi humilde opinión, es también ya un clásico generacional. Si no has visto esta película poco tienes que objetar ante uno de los más grandes logros de la cinematografía mundial. Roy Scheider, Richard Dreyfuss y Robert Shaw forman el tridente actoral que deberá enfrentar a una de las criaturas mas descomunales de la historia del cine. Inolvidable banda sonora de John Williams. A día de hoy sigue poniendo los pelos de punta.

Ben-Hur

Ben Hur

Otro clásico. Curiosamente todos los años la siguen trasmitiendo en televisión nacional, esto con el motivo de la Semana Santa. Imperdonable que no la hayas visto aún. Un relato de proporciones bíblicas, literal, que hace uso de la épica para contarnos un relato de justicia y de esperanza. Formidable Charlton Heston. La música de Miklós Rózsa es para recordar por siempre.

An American Tail

American Trail

Retratar el sueño americano en la piel de ratones, o ratas, pudiera haber sido algo muy morboso pero afortunadamente eso se olvida apenas trascurren los primeros minutos. Producida por Spielberg, otra vez, esta cinta animada es un hermoso canto a la búsqueda de uno mismo y a la importancia de la familia. Menospreciada por la crítica.

Pie pequeño: En busca del valle encantado

Vaya que si vi varias películas de esta peculiar saga. Nuevamente Spielberg produce esta inolvidable aventura que un grupo de dinosaurios debe afrontar para llegar a la «Tierra prometida», de lo contrario morirán en el intento. Una película que habla sobre la amistad verdadera y el coraje que tenemos dentro para afrontar situaciones imposibles. Clásico.

Depredador

Una de las películas de acción más impresionantes que he visto en mi vida y que no me cansaré de ver una y otra vez. John McTiernan, el responsable de la estupenda Duro de matar, nos entrega esta bestial historia donde un grupo de soldados, encabezados por Arnold Schwarzenegger, deberán hacer frente a un monstruo del espacio exterior. Memorable banda sonora y fantástico desenlace.

Invasión

Invasion

Si la ciencia ficción me encanta es en gran parte al director Paul Verhoeven, responsable de clásicos en el género, y su enorme visión a la hora de retratar mundos y escenarios futuristas. Una salvajada repleta de efectos visuales sobresalientes y una sátira bélica que hace burla al poder de las fuerzas armadas en el mundo. Nunca los insectos generaron tanto respeto.

El vengador del futuro

Vengador del futuro

Otra película de Paul Verhoeven que seguramente muchas recordarán con gran cariño y nostalgia, más aún después del bodrio que se mandaron con el irresponsable remake. Divertidísima de principio a fin y con un guión sumamente hilarante. Visualmente fue un parteaguas. Clásico.

La momia

Una de las películas de aventura más divertidas y emocionantes que he visto en mi vida. El cada vez venido a menos director Stephen Sommers nos presenta su obra maestra y con mucha diferencia. Brendan Fraser y Rachel Weisz protagonizan esta entretenida historia sobre una ciudad perdida y un tesoro que esconde una terrible maldición. Inolvidable Arnold Vosloo como el villano de turno, la momia.

Batman regresa

Creo que si Batman me empezó a gustar como superhéroe, que no lo es técnicamente, fue en parte a las películas de Tim Burton. Todos queríamos ser como el príncipe de ciudad gótica y combatir al mal de una u otra forma. Maravillosa banda sonora de Danny Elfman y espectacular reparto comandados por Michael Keaton en la piel de Batman, y Danny DeVito y Michelle Pfeiffer como los villanos de turno.

El fugitivo

Recuerdo esperar ansioso cada vez que pasaban esta película en la televisión y es que aunque parezca increíble, en realidad no tanto, nunca la podía terminar de ver debido a las altas horas de la noche que la pasaban. Para cuando finalmente me desvele sentí que todo había valido la pena. Enormes Harrison Ford y Tommy Lee Jones. Quien diga que la mejor justicia no es aquella que se toma por mano propia es que no ha visto esta película.

Juegos diabólicos

Juegos Diabolos

Otra más producida por Spielberg, vamos que este individuo tenía talento a la hora de vender, y sin duda una de las películas más aterradoras en la historia del cine. Dirigida por el mítico Tobe Hooper con guión de Spielberg, lo que ocasiono más de un encontronazo, es una historia difícil de ver solo y más aún de noche. Si creo en lo paranormal y en lo horripilante es porque tuve más de una pesadilla con esta tremenda película. Clásico.

El proyecto de la bruja de Blair

La película que puso de moda, exitosamente, la técnica del falso documental. Cuando el Internet aún no era lo que conocemos ahora, de echo no era ni la sombra, esta película conmociono a todo el mundo al vender una historia que parecía real y que traumatizo a niños y adultos. Tres amigos se pierden en un inmenso bosque mientras tratan de hacer un documental/reportaje sobre la bruja de Blair. Tuviste que haber tenido pesadillas.

El último Boy Scout

El ultimo Boy Scout

Decir que es una de las mejores películas de acción de todos los tiempos es quedarse corto. La mejor película, para muchos, del fallecido director Tony Scott es también una historia repleta de acción, un excelente guión y actuaciones para la posteridad, en especial la de Bruce Willis. Si no te partes de risa con cada palabra que Willis saca de su boca es que simplemente no entiendes absolutamente nada.

La profecía

Otro clásico del horror y que me dejó amargas pesadillas mientras intentaba conciliar el sueño. Richard Donner nos presenta la aterradora idea de que el anti-Cristo, es decir el hijo del demonio, ha nacido y está a punto de destruir el mundo tal y como lo conocemos. Acojonante por donde se le mire. La banda sonora de Jerry Goldsmith es para gritar de miedo.

Halloween

Tuve la fortuna de encontrarme en la televisión grandes exponentes del cine de horror y terror de la década de los 70´s y 80´s y eso es algo que agradezco mucho, en especial a mis padres que me dejaban verlo. El inigualable John Carpenter nos presenta una de sus películas más aterradoras y mejor elaboradas que ha hecho. Mítico Michael Myers como el psicópata de turno que hará la vida imposible a la pobre Jamie Lee Curtis. Clásico.

La mosca

La Mosca

Y siguiendo con el horror, que me tocó experimentar durante mi niñez como podrán darse cuenta, es justo hablar de la película de David Cronenberg y protagonizada por Jeff Goldblum en la piel del infeliz científico que trágicamente se convertirá en una mosca al ocurrir un fatal accidente en una prueba rutinaria. Una cinta que te pondrá los nervios de punta y que provocará que vomites en el tramo final. Vaya criatura más repulsiva.

El regreso de los muertos vivientes

¿Quién dijo que solo George A. Romero podía hacer películas de zombies? Dan O’Bannon tomando como base el trabajo de Romero nos entrega una horripilante comedia, en el buen sentido, en donde los zombies son cada vez más hijos de puta. Divertidísima de principio a fin y con uno de los desenlaces más desoladores que he visto en mi vida. Debes verla.

Balto

Balto

Un clásico familiar infravalorado pero que en realidad es una enorme aventura familiar que trata sobre los valores de la amistad y el amor. Un relato animado inspirado en un hecho real en el cual un trineo conducido por perros logra llevar una vital medicina a un pequeño pueblo donde los niños están muriendo. Emotiva y estupendamente bien narrada. Para ver una y otra vez.

The Pagemaster

Quizás muchos no la recuerden, y no les culpo, pues esta película tuvo poca difusión en televisión. Protagonizada por el famoso, en aquel entonces, Macaulay Culkin, la historia nos adentra en un mundo de fantasía y magia donde la literatura nos hará pasar más que un rato agradable con enormes clásicos de las letras. Una película con enorme baraje cultural que desafortunadamente con el pasar del tiempo se perdió.

La dimensión desconocida

Basada en la exitosa serie del mismo nombre y convertida en una película de cuatro episodios, todos dirigidos por un director diferente, es sin duda alguna una de las cintas que más recuerdos me traen. Por si estás pensando en cual historia es la más clásica e inolvidable no te preocupes, es fácil: la última. Un hombre con miedo a volar deberá enfrentar, en pleno vuelo, a una horrible criatura que amenaza con destruir el avión.

Vaselina

Si bien los musicales no son mi fuerte, recientemente sufrí enormemente con Les Misérables, esta película tiene un toque diferente al resto que la hacen única y disfrutable. Amén de que todo el mundo baila esas pegajosas canciones. John Travolta en uno de sus papeles más míticos y mejor recordados.

Los Cazafantasmas

Cazafantasmas

Otro clásico familiar y que no importa si pasan los años o las décadas, seguirá siendo igual de divertida y emocionante. ¿O es que acaso ya olvidaron la escena donde aparece el gigantesco hombre de malvaviscos? El tema musical sigue siendo de culto aún en nuestros días.

Hombres de negro

Juegos Diabolos

Pocas veces me he reído tanto en el cine y frente al televisor. Producida por Spielberg y dirigida por Barry Sonnenfeld esta hilarante y descarada historia hace mofa a las creencias sobre seres de otros mundos y a las instituciones, americanas, que se encargan de ellos. Inolvidable pareja que hicieron Tommy Lee Jones y Will Smith. La banda sonora de Danny Elfman es igualmente exquisita.

Matrix

Me puedo considerar afortunado de haber vivido en la época en que está película cambio por completo el modo audiovisual de ver el cine. Efectos especiales que plantaron una escuela y una historia de ciencia ficción tan aterradora que aún en nuestros días no es nada difícil de imaginar.

Misión: imposible

Si la franquicia me interesó fue por esta película de Brian De Palma, protagonizada por el cada vez más famoso Tom Cruise. Una cinta emocionante de principio a fin que tenía un sinfín de vueltas de tuerca que hacían que te doliera la cabeza. Inolvidable escena en la bóveda con Tom Cruise colgando del techo. ¿Alguien no se acuerda de esa fenomenal persecución en el tren bala?

Nuestra pandilla

Nuestra pandilla

Les confesaré que guardo cierta nostalgia con esta película pues a final de cuentas toca fibras sensibles sobre las épocas donde éramos solamente niños y nadamas. Con el pasar de los años la pandilla se va separando hasta caer todos y cada uno de los integrantes en meros recuerdos. Inolvidable escena final con «la bestia» correteando al pobre «Benny el Jet» Rodríguez a través de toda la ciudad.

Peter Pan

Un clásico de Disney del que guardó muchos gratos recuerdos. Ya olvide las veces que fui al video centro a rentarla para verla en mi casa una y otra vez. Una fábula sobre el crecer y nunca dejar de ser niño. Una aventura nostálgica que daba muestras de lo grande que era Disney en aquellos tiempos.

Tornado

Un placer culposo que no me avergüenza citar. Nuevamente Spielberg produce y me vuelve a alegrar mi infancia en el retrato de unos cazadores de tornados, en realidad esa profesión si existe. Una cinta que no busca nada mas que entretenerte y hacerte pasar un agradable rato. Memorable secuencia final con el monstruoso tornado de categoría seis.

Muertos de miedo

Muertos de Miedo

Quizás pocos la conozcan pero está dirigida por Peter Jackson y protagonizada por Michael J. Fox. Un hombre atormentado tiene un don: ve a los muertos. Pero más allá de eso es también capaz de ver a un ente demoniaco que anda asesinando a diestra y siniestra por toda la ciudad. Solo él puede detenerlo. Divertidísima y ampliamente recomendable.

Ojo de gato

Ojo de Gato

Si bien la película aborda diversas historias en las cuales uno de los factores fundamentales es un gato, la última historia es por mucho la mejor. Cuenta la leyenda que los gatos tienen la habilidad de ver «cosas» que el ser humano no puede, mayormente en las noches. Cuando los niños duermen criaturas horripilantes entran a sus habitaciones para robarles la felicidad y el alma. Adivinaron. Solo los gatos lo pueden impedir. Memorable duelo final entre el monstruo en turno y el héroe de la película, el gato.

Liberen a Willy

Liberen a Willy

Una de las películas más melodramáticas que he visto en mi vida aunque eso no quiere decir forzosamente que sea mala. Un clásico familiar que narra la amistad entre un joven criminal y una orca. Es evidente que la amistad entre ambos haga que el joven sea una mejor persona y de paso hará que el pobre animal en cautiverio sea liberado. Memorable por la secuencia final. Ese saltó por encima del rompe-olas es imborrable de tu memoria.

Ghost

Una película que mayormente visione al lado de mi madre pues como se podrán haber dado cuenta, es su película favorita. Una historia de amor que al pasar de los años luce desgastada, pero que igual funciona y si con ello pones en medio la lucha entre las fuerzas del bien y del mal, mejor. Ideal para todos aquellos enamorados que después de muertos quieren seguir cuidando de sus seres amados.

The Little Rascals

Little Rascals

Una disculpa por no haber encontrado el titulo en español pero al menos con la imagen se les hará una idea en la cabeza. ¿Todavía no? Alfalfa. ¿Ya? Pero claro que si. Un grupo de inseparables amigos serán puestos a prueba con el enemigo más mortal y destructivo que un niño de diez año puede tener: una niña. Inolvidable secuencia final.

Corazón de dragón

Corazon de Dragon

Otra de mis favoritas sentimentales. Un relato épico y satisfactorio sobre la amistad de un hombre y un dragón. Un mensaje sensacional y extraordinario hacia el corazón humano y la maldad que en él reside. Emotiva banda sonora a cargo de Randy Edelman. Tuviste que haber sacado una lágrima con el acertado desenlace.

Space Jam

Space Jam

No, Spielberg no tuvo nada que ver acá, no se preocupen. Sin embargo la idea que se les ocurrió a los genios de la Warner de reunir a sus personajes más icónicos con estrellas de la NBA fue un rotundo éxito. Ver a Michael Jordan pateando traseros alienígenas tiene su morbo y su diversión. El soundtrack sigue siendo mítico.

Cementerio de mascotas

Una de las novelas más celebres de Stephen King es llevada a la gran pantalla con increíble asombro y escalofriante narración. Si de por si resulta abominable enterrar animales y que vuelvan a la vida pero esta vez más malvados; imagínense que los muertos, humanos, vuelvan a la vida para hacerte recordar que el infierno existe. Escalofriante.

Dumbo

Otro de los clásicos de Disney y de la pocas películas de la casa del ratón que me siguen conmoviendo de una manera muy extraña. La marginación de un pequeño elefante por tener enormes orejas es solo el detonante de una crítica hacia las personas diferentes a nosotros. Quizás feos por dentro pero extraordinarios por dentro. ¿Alguien ha visto a un elefante volar?

Chucky

Que le rogarás a tus padres que no querías ni muerto un juguete no era una cosa difícil de creer más teniendo en cuenta si ya habías sufrido con ese muñeco demoniaco llamado Chuky. Si bien la película no es algo extraordinario ni mucho menos, si cumple su cometido de hacerte ver debajo de tu cama a la hora de dormir.

El pico de Dante

Pico de Dante

Recuerdo haber visto decenas de veces esta entretenida y escalofriante película que retrata los horrores que debe sufrir un pequeño poblado ante la inminente erupción de un volcán que parecía estar dormido. Caos total y secuencias sumamente perturbadoras hicieron que durante mi niñez me negará a estar cerca de un volcán.

Abracadabra

Indispensable durante el mes de Octubre y el día de Halloween. Disney se lució y nos entrega una comedia familiar con un mensaje muy grato y satisfactorio. Si alguna vez amaste a los gatos seguramente se debió a este película. Muy divertida por momentos y emotiva en su desenlace. No pudo haber faltado en tu infancia.

Los Power Rangers: La película

Power Rangers

Y por último una de mis películas que más hicieron de mi infancia una aventura sin precedentes. Si nunca te disfrazaste de un Power Ranger es que seguramente no te divertías. Para cuando la película fue hecha y estrenada en cines ya se imaginaran los orgasmos múltiples que un servidor tuvo. No pedíamos cine de alta calidad, sino simplemente uno menos malo y lo cumplieron. No me avergüenza admitirlo.

Y bueno comunidad creo que ha sido todo. Sin duda fue un post muy largo y solo espero que no los haya aburrido y que por el contrario les haya resultado muy entretenido y divertido. Espero y puedan compartir igualmente sus gustos de la infancia pues a final de cuentas y lo he comprobado, es en esa etapa donde tu amor por el cine comienza a florecer.

Los Muppets, al rescate del cine familiar

Los Muppets la pelicula

Hayas o no crecido con los Muppets, creados por el fallecido Jim Hemson allá por el año de 1955, es prácticamente imposible no conocerlos o sentir empatia hacia los mismos, y esto se debe, primordialmente, a que es imposible no pasar un rato divertido con las aventuras de la rana Kermit, aquí en México fue llamada Rene, Miss Peggy, o compañía. Inclusive pareciera difícil de imaginarse un mundo sin Muppets, ya sea en programas meramente infantiles, cómo lo es Plaza sésamo, o meramente de entretenimiento cómo lo era El show de los Muppets, estrenado allá por el año de 1974, y el cual, de echo, es el eje central de la ultima película de las divertidas marionetas.

El término Muppet es en realidad el resultado de la conjugación de las palabras “Puppet” y “Marionette”, en ingles, y de las cuales Hemson, al oírlas combinadas, le agradado en demasía y decidió por tanto, adoptar la tan famosa palabra que sería conocida alrededor del mundo por niños y adultos y que marcaría a más de una generación. Y es que el fenómeno Muppet no solo llego a la televisión, sino que además fue llevado al cine, en `Los Muppets: La película’ (1979, James Frawley) y posteriormente, debido al éxito de esta misma, diversas secuelas fueron adaptadas cinematográficamente, logrando un éxito interesante, además de llevar a nuestros queridos personajes a públicos de todo el mundo. Sin embargo cómo suele pasar con casi todo evento cultural o generacional, llega el punto en que es olvidado.

Afortunadamente hubo personas, Jason Siegel, entre otros, que no se dieron por vencidos y lograron mantener con vida a las marionetas, y lo mejor de todo, darlas a conocer para nuevos públicos, en especial, el actual, mismo que pareciera estar perdido sin brújula alguna. `Los Muppets’ representa el regreso a la pantalla grande, luego de doce años desde su ultima incursión al cine, de los Muppets, y lo hacen a lo grande, épico sería, mejor dicho, la palabra más adecuada, habiendo visto lo que vi. Y es que hacia mucho tiempo que no me divertía, reía y me emocionaba tanto en una sala de cine, hacia tanto tiempo que una película familiar y con un humor tan inteligente y sano, palabra, esta ultima, que pareciera no existir más en la comedia actual,  no me sacaba una sonrisa y satisfacción al terminar dicho espectáculo. Y es que es en realidad un espectáculo.

La historia gira en torno a un nuevo personaje, un Muppet, llamado Walter, el cual es el hermano menor de Gary (Siegel), y desde pequeño, cuando descubrió por televisión El show de los Muppets, ha sido su máximo admirador y ha deseado, con mucho esmero, conocer a su máximo ídolo, me refiero a La rana Kermik. Cuando por fin le llega la oportunidad a nuestro carismático protagonista, de viajar al Teatro de los Muppets, y ver el tan famoso Show, la sorpresa es terrible: el teatro esta clausurado, y lo que es peor, esta a punto de ser demolido por el villano de turno, un divertido Chris Cooper, el cual planea extraer yacimientos de petróleo debajo del dichoso teatro. Sin embargo hay una ultima esperanza, si por azares del destino se logra recolectar la cifra de diez millones de dólares, el teatro puede ser salvado, pero para lograr esto, Walter, en compañía de Gary, y la novia de éste mismo, me refiero a Mary, interpretada por Amy adams, deberán reunir a todo el equipo Muppet que se encuentra ahora disperso por todo el mundo y dar un ultimo show.

Lo realmente divertido aquí, dejando de un lado la trama, la cual se nos es revelada en un momento chusco muy inteligente, son los Muppets mismos, ellos son los dueños absolutos de la película, nadie más. Cada uno esta dotado de tal carisma y personalidad que hacen que los amemos y disfrutes junto a ellos sus peripecias. Por el contrario, los humanos, quedan sobrando, siendo, desafortunadamente, lo más flojo de la película, aunque, por fortuna nuestra, no es tan grave, pues Kermit, Peggy, Fozzie, Gonzo, Animal y demás personajes salvan cada escena en que salen. Y que decir del tramo final, el magnifico Show. Un deleite visual y argumentativo que hace olvidar los tropiezos que la película pudo tener y nos lleva a un viaje increíble, inolvidable, irrepetible. Nunca creí que diría esto, pero aquí el cuerpo técnico, me refiero tanto al director cómo guionistas, fotógrafo, no importan tanto, la verdadera estrella, o mejor dicho estrellas, tienen luz propia y todos sabemos quienes son.

Para finalizar he de recomendarles esta muy divertida película familiar, apta para todo público, y que reunirá a familias enteras en pro de una comedia sencilla y muy inteligente, haciendo ver a películas autonombradas cómicas, cómo un mal chiste. Mención aparte merecen todos los cameos que se presentaran a lo largo de la película, de lujo. ¿Y los números musicales? Bien logrados, fluidos y conmovedores, aunque sin ellos, la película sería igual de importante y cómica. Una opción en cartelera que vale mucho la pena y que no lamentaran. Sean o no seguidores de los Muppets, pasaran un rato igual de divertido en su butaca. Jim Hemson, donde quiera que éste, ha de estar muy, muy feliz. Hay Muppets para rato. Y eso, es ya un logro.