Musical

La La Land. Excesivo en estilo; poco contenido

En el lejano 2014, el joven director Damien Chazelle nos hizo girar cabezas con su musicalmente estimulante ‘Whiplash’. Tan inolvidable fue, que no se me quita la espina de que emocionalmente es superior a la ganadora del Oscar de ese momento ‘Birdman’.  Pero el tiempo ofrece nuevas oportunidades y ahora con ‘La La Land’, Chazelle se perfila para ser el ganador absoluto en una ceremonia que se ha vuelto por demás predecible.

El motivo principal de tanta alabanza es porque la película desde sus primeros minutos nos contagia de alegría con un musical donde personas bailan arriba de sus vehículos con un melodía muy parecida a ‘That’s How You Know’, del filme de Disney ‘Enchanted’. Sin poner resistencia, uno se rinde a las reglas del juego de que esto es una fiesta musical, por más que no estemos acostumbrados a ello.

La trama es básicamente el romance entre Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling), mismo que se desarrolla como un carnaval de baile, luz y sonido. También tenemos un tercer protagonista que se anuncia en el título y viene siendo la ciudad de Los Ángeles, que a pesar de no contar con excesivas locaciones  turísticas, Chazelle se las ingenia para vendernos la fantasía de ser un lugar mágico donde los sueños se pueden hacer realidad, sin importar que tenga que grabar en la madrugada, encima de puentes, o en penumbras.

Con un espectro de colores azul, rojo, amarillo y verde; es como la película desea interpretar los diversos estados de animo de los protagonistas. Algunas veces consientes de tal efecto visual, cuando les conviene, y en otras ocasiones para crear un contraste.  Mientras Mia inicia con vestidos color amarillo, antes de conocer a Sebastian, al final terminamos con el azul de la melancolía por obvias razones de como finaliza el romance. El uso del color esta presente hasta en las escenas de penumbras donde una escena entre los protagonistas refleja el color rojo de la lampara de Mia, mientras que Sebastian prevalece la tonalidad azul. Ya saben, cosas técnicas que solo expertos conocen y recompensaran con premios.

Emma Stone con su rostro tan expresivo es perfecta para interpretar la ilusión de perseguir sus sueños. Con su magnifica sonrisa nos contagia de alegría, aún cuando el mundo no este de acuerdo. Quizás su personaje nos sea familiar, porque la verdad lo es, pero ella le imprime su sello que me hacen suponer que en realidad no esta esforzándose demasiado por actuar.

Ryan Gosling es otro quien no necesita estirar sus músculos histriónicos porque tal y como lo venimos conociendo en todas sus películas, aquí su faceta de galán no sufre en absoluto. Su personalidad es serena a comparación de su contraparte, con momentos desilusión, sin caer en el derrotismo. A lo mucho interpreta una escena donde nos quiere vender su amor por el Jazz clásico, pero es de oídos para afuera.

Después de una buena cantidad de minutos llenos de color, luz, sonido, y proclamaciones de amor de uno por el otro; por fin llegamos al desenlace necesario para justificar el romance que presenciamos. No tenía otra manera de terminar el filme, porque el poco drama que existía era tan diluido, que necesitaba el libreto de un shock que permitiera darle dimensión a su obra de casi dos horas. Era ese desenlace que eligio, o de plano terminar alguno de los dos protagonistas muertos, lo que no creo que Chazelle dentro de su visión se lo hubiera permitido.

Como habrán notado, si ponemos atención a la trama, esta no es tan sorprendente como uno quisiera. Me temo que quitando todos los adornos existe una desgastada historia de amor que permiten a Damien Chazelle no distraerse del objetivo de regalarnos nostalgia. Es por eso que el filme tiene momentos en donde esperamos a que suceda algo.

‘La La Land’ es un rotundo éxito cuando impone su estilo y logra recrear la emotividad de un musical. Si le agregas las múltiples referencias a un Hollywood egocéntrico entonces tienes la perfecta carnada para que la crítica baile al son que le toquen. No es un accidente tantas nominaciones, por donde sea que miras en la pantalla se ve el esfuerzo de un equipo que trabajó horas para brindar una experiencia única y diferente.

En tiempos donde el musical en la gran pantalla es una especie en peligro de extinción, se valora que el filme logre su objetivo de hacernos soñar. A eso, hay que agregarle el amor con el que seduce a la audiencia, entonces, que importa si es lo mismo de siempre reempacado de otra forma. Los resultados hablan por si mismos y no creo que exista otra película con tanto corazón como ‘La La Land’.

Whiplash, entre las mejores del año

Whiplash, obteniendo su nombre de una pieza musical interpretada en la película y que representa una barrera para los protagonistas, narra la historia de un joven baterista promesa, estudiante del conservatorio Shaffer interpretado por un muy maduro Miles Teller. Dicho conservatorio ostenta un grupo de Jazz Clásico dirigido por un soberbio director de orquesta interpretado por J.K Simmons, que se dedicará a arruinarles la vida a todo aquel que entre a su banda a los fines de alcanzar la perfección.

 La película independiente, grabada en tan solo 18 días, goza de un guión perfectamente elaborado, con diálogos que exploran las fortalezas y debilidades de un joven dispuesto a darlo todo por sus ambiciones musicales, y que usará todas sus emociones en la interpretación de cada pieza musical. Los personajes pasan por una serie de altos y bajos a lo largo de la película, internándonos consigo a una trama perfectamente elaborada y atrapándonos cada vez más.

Whiplash

Entre lo más destacable de esta película tenemos la fascinante interpretación de un J.K Simmons capaz de rememorar a los jefes más déspotas que cualquier espectador haya tenido, e inspirar el odio más puro hacia un personaje, y quizás ello radica en una grandiosa actuación cargada de energía y poder verbal por parte del actor; esto, merece el respeto de todos, pocas veces logramos sentir sentimientos tan fuertes hacia un villano. También tenemos una muy decente actuación de un Miles Teller que demostró que no solo es capaz de hacer un papel de joven inmaduro como estábamos acostumbrados a verlo en películas como The Spectacular Now o Divergent, sino que es capaz de cumplir con una actuación muy limpia y logrando enfocar las emociones demandadas por el personaje a la perfección.

Quizás el punto más perfecto de la película haya sido su musicalización, puesto que cada pieza encajaba aún más perfecta que la anterior en las emociones requeridas, alcanzando a llenar al espectador de un éxtasis invaluable en su escena final, donde no solo se encuentra el personaje principal en un momento decisivo en su carrera musical, sino que es el choque decisivo entre los dos personajes protagónicos. Las piezas logran elevar una interpretación cargada de emociones, y entregarnos personajes con sentimientos a flor de piel perfectamente reflejados en la  música que es capaz de internarnos en un mundo que difícilmente alcancemos a diario. Esta película logró hacer una mezcla perfecta de un todo en conjunto que nos eleva a otro nivel de genialidad.

whiplash-jk-simmons-oscar

Pocas películas pueden llenar el alma como lo ha logrado Whiplash, una película muy bien lograda que si bien probablemente no sea galardonada con el Oscar a Mejor película por sus difíciles contrincantes, definitivamente entra en el top 3 de las mejores de 2014 de muchos de nosotros.

Mis 10 canciones favoritas de Disney

¡Milagro! Eso es lo que muchos asiduos seguidores del sitio dirán al verme publicar, luego de varios meses, un artículo. Cristóbal ya les ha informado de las pequeñas dificultades que hemos atravesado, ambos, para poder actualizar el sitio e informarles de lo acontecido en el séptimo arte, motivo por el cual les pido una enorme disculpa. Afortunadamente en próximos días tendremos nuevos integrantes que nos ayudarán a mantener el sitio web en tiempo y forma adecuado. Pero bueno, sigamos, el motivo de este nuevo artículo surge a raíz del impacto global que ha generado la última película de DisneyFrozen, cinta emotiva y divertida que sigue las peripecias de dos hermanas, princesas, con una terrible maldición. Pese a que la película como tal no la considero la gran obra maestra que muchos dicen por ahí, debo admitir que me agrado y pase un excelente momento en el cine.

El rey león

Pero más allá de la película como tal, que podrá gustar o no, eso siempre viene a ser subjetivo, el tema que nos compete es una canción, en especifico el tema principal de dicha película y que ha sido un suceso mundial, a tal escala que puedes encontrar en la red una enorme cantidad de versiones alternas, covers y hasta mezcla de idiomas. Lo cierto es que la canción es muy pegajosa, algo que Disney sabe hacer a la perfección, por ello me planteé compartir con ustedes diez grandes canciones de la historia de Disney que a mi, personalmente, me han gustado mucho más que «Let it go«. La lista es solamente mía y no pretendo coincidir con sus gustos pero me agradaría que de igual manera lo comentaramos. Evidentemente las diez canciones están en idioma español latino, versión destinada para centro y sudamérica.

Colores en el viento – Pocahontas

¿Cómo explicarle a un hombre de ciudad la importancia de la naturaleza? Quizás, lo digo a manera de broma, ese sería el título original de la canción. Si bien Pocahontas no rozo ni por asomo el éxito comercial y crítico de otros filmes de Disney, esta canción, tan misteriosa y bella, sigue estando presente en nuestras cabezas por mezclar a la perfección dos culturas tan distintas pero a la vez tan similares: Pocahontas, una salvaje, y John Smith, otro salvaje; ambos enamorados y aferrados a una relación romántica imposible.  ¿Quién es más educado? La respuesta es muy simple. Y no solo por el choque de culturas tan distintas una de otra sino por la mentalidad e ideología humana que aún en nuestros días es tan errada en cientos de aspectos tan simples y mundanos pero que tratamos de hacerlos más complejos de lo que en realidad son.

Un mundo ideal – Aladdin

Uno de los más grandes tesoros fílmicos que Disney resguarda con recelo; algunos inclusive ponen a Aladdin por encima de El rey León como la mejor película de la casa del ratón, no es mi caso, aunque definitivamente si esta entre las tres mejores. Su canción, «Un mundo Ideal», sigue siendo referencia obligada para todo mundo por tratar un tema tan poderoso como es la búsqueda del amor y la libertad. Ese vuelo en la alfombra mágica aún sigue poniendonos la piel de gallina y no es para menos, es de una belleza artísitica única. Quizás es la canción que ningún padre quiere que su hija escuche o al menos que no se ponga a profundizar en la misma de lo contrario es probable que tenga muchos dolores de cabeza.

Bésala – La sirenita

Otro tema romántico pero a diferencia del interpretado por Aladdin y Jazmín, que habla sobre la aventura romántica e indescifrable del amor, acá, Sebastián, nuestro cangrejo favorito, y un grupo de carismáticos animales nos hablarán del siguiente paso necesario en todas las relaciones humanas: el beso. Un acto tan natural pero a la vez tan complicado que los siglos y siglos de historia aún no pueden resolver. Lo interesante de la canción, y de la película como tal, es que Ariel, nuestra princesa, debe ser obligatoriamente besada, de lo contrario el terrible hechizo que esta sobre ella será irreparable. En nuestros días y la vida diaria sería una forma de decir: » si no la besas se acabo toda esperanza de relación».

No hablaré de mi amor – Hércules

De las pocas películas, ya sean animadas o no, que no se burlan ni se defecan sobre la mitología griega, una cultura tan rica en historias que debería ser prohibido que Hollywood, en su mayoría, intentase adaptar algo de ella. Si bien la historia de Hércules es bien sabida por todo el mundo, o debería, Disney, como de costumbre, realizo una adaptación rosa y para niños pero eso no le quita su interesante propuesta, misma que tuvo un éxito más o menos considerado por el carisma de sus personajes y las altas dosis de humor que aún me siguen partiendo de risa. La canción que interpreta Megara, intereses romántico de nuestro protagonista, nos habla sobre otra verdad absoluta de la vida: el amor visto desde los ojos de una mujer. Misterioso, indescifrable, oculto, doloroso, tímido, aterrador, deprimente, esperanzador.

Bella y Bestia son – La Bella y la Bestia

Otro gran tesoro de Disney y una de las pocas películas en ser nominada a los premios Oscar en la categoría de Mejor película del año, título más que merecido. Un relato milenario que Disney supo tratar a la perfección y que nos ofrece una historia de amor verdadero tan única e irrepetible que bien podría tener un lugar merecido entre las grandes películas de la historia, así de simple. Nuevamente el tema a cantar es de una belleza y emotividad palpable y que sigue enamorando a generaciones y generaciones de nuevos tórtolos. Pocas veces se ha hecho referencia a la fealdad en contraposición de la belleza para que una historia de amor verdadero llegue a triunfar.

Lo extraño que soy – Tarzán

Un trabajo menor de Disney que no tuvo el éxito comercial ni crítico que se esperaba, algo difícil de explicar pues es un relato cumplidor destinado para las familias y que te hace pasar más que un rato agradable durante su visionado. Es cierto, carece de la profundidad narrativa de otras obras de Disney, pero el apartado musical, a cargo de Phil Collins, es extraordinario. Pocas veces se había visto que una película fluyera a la perfección no por su guión sino por sus canciones. De entre todas, la mejor, a mi parecer, es aquella que vuelve a confrontar un choque cultural entre un salvaje y una dama de sociedad. Nuevamente, el amor hacia lo desconocido es el motor principal hacia los destinos de nuestros protagonistas.

Esta noche es para amar – El rey León

La obra maestra de Disney y mi película favorita animada de todos los tiempos, al menos hasta donde he visto. Adaptar un relato de ShakespeareHamlet, pare ser precisos, podría parecer una idea alocada, sobretodo si tenemos en cuenta las diferencias marcadas de ideologías al mostrar relatos crudos y realistas entre Disney y Shakespeare. Sin embargo tuvieron la maravillosa, e interesante, idea de adaptar la obra pero con animales, con leones. No pudieron haber tenido una mejor idea y dieron como resultado una de las más grandes películas de la historia del cine. El tema ganador del Oscar a mejor canción es sin duda un poema a la consumación del amor. Pudiera parecer disparatado decirlo, sobretodo si como yo, fuiste un niño la primera vez que la escuchaste, pero esta canción habla sobre el sexo, así de simple. Y el resultado es magnífico.

Supercalifragilisticoespialidoso – Mary Poppins

La única de la lista que no es animada, al menos no en su totalidad. Un tema tan recurrente y mágico que muchos, me incluyo, tratamos miserablemente de cantarlo en nuestra niñez. Que una nana mágica, literal, llegase a la vida de una familia inglesa disfuncional, era algo que solo Disney podría retratar. Amén de que Julie Andrews, como la chica con poderes, tiene un encanto inigualable y encima un imán envidiable hacia con los niños. Quizás la manera más atinada de mostrarles a los pequeños la importancia de la amistad, el amor y la familia era con una nana mágica que encima cántara y no cualquier canción, sino un trabalenguas. Encima la cantan al revés, vaya burla. Si no trataste de cantarla, tu infancia fue menos alegre.

Lo más vital – El libro de la selva

Un clásico de una buena infancia, la menos de la mía. Si no corriste al videocentro más cercano, tres veces a la semana, a rentar esta película, sinceramente no se que hacías. Un relato fantástico sobre un pequeño niño de la salva que sobrevivirá gracias a la ayuda de unos singulares animales que dicho sea de paso, tienen muy buena voz. Baloo, nuestro oso favorito, es el encargado de interpretar esta divertidísima canción que nos habla de las cosas importantes de la vida y de hacer solo aquellas cosas que te hagan feliz, lo demás es secundario y no merece la pena que pierdas tu tiempo en ello. Durante tu niñez era más que un buen momento para cantarla, en tu edad adulta, no tanto.

Todos quieren ser un gato Jazz – Los aristogatos

Otro clásico imperecedero de Disney que hizo que millones de generaciones amarán a los gatos, y no es para menos. Son geniales. Encima tocan música jazz y vaya que saben hacerlo bien. Nuevamente Disney nos presenta una relación contrastante entre dos individuos de clases sociales muy diferentes pero con gustos muy similares. Esta canción, y secuencia, no solo es mágica por los elementos que la conforman sino que además tiene vida propia. Ideal para que se las pongas a tus hijos antes de que empiecen a cantar «Let it go«. No dejes que se pierdan la belleza de un buen Jazz y algo de Blues.

Es su turno comunidad, ¿qué canciones amán más de Disney y por qué?

50 películas imprescindibles de mi infancia

Hoy amanecí nostálgico. Es por ello que me nació crear este divertido post en donde comparto con ustedes, comunidad cinéfila, 50 filmes, obviamente hay más, que marcaron mi apresurada y fugaz infancia. Es evidente que muchas de estas películas tenían años que se habían estrenado y por ende no las vi en una sala de cine, sin embargo las pude disfrutar en más de una ocasión frente a mi televisor. Todas y cada de una de ellas las volví a visionar, ahora con mayores conocimientos cinematográficos, y pese a comprobar que muchas de ellas habían perdido el encanto y la emoción que generaron en mí durante mi niñez, aún sigo guardando un pequeño espacio en mi corazón ante las buenas horas que me hicieron pasar cuando era un pequeño ingenuo.

Volver al futuro

Una de mis películas favoritas de todos los tiempos y que sin duda incluiría en cualquier lista recopilatoria cinematográfica. Robert Zemeckis, respaldado en Steven Spielberg, logra crear su obra maestra y por mucho. Una fantástica aventura que involucra viajes en el tiempo y realidades alternas. Divertidísima y emocionante por donde se le mire. Maravillosos Michael J. Fox y Christopher Lloyd. Inolvidable banda sonora de Alan Silvestri.

Los Goonies

Goonies

De esas películas que veías una y otra vez frente a tu televisor sin importarte nada mas. Richard Donner, otro apadrinado de Spielberg, nos entrega un emocionante viaje que un grupo de amigos dispares deben realizar para encontrar un tesoro perdido. Acertijos, personajes entrañables, humor, aventura, acción, suspenso. Si alguna vez te consideraste un niño aventurero, tuviste que haber visto esta película.

Cuenta conmigo

Cuenta conmigo

Otra joya de mi infancia. Rob Reiner nos entrega un relato escrito de Stephen King en el cual cuatro amigos deben hacer un viaje para encontrar el cadáver de un niño que murió trágicamente en las vías del tren. Un reparto descomunal y una dirección sublime de Reiner hacen que esta película sea un clásico de la niñez. Pocas veces una aventura de niños fue tan madura.

Jumanji

Otra de las películas que podían pasar cuatro veces en la televisión en el mismo día y era probable que la vieras tres y media veces. Robin Williams encabeza esta fantástica oda a la aventura disfrazada de cinta familiar. ¿Alguien alguna vez no pensó por un instante que el juego debió de existir? Tuvimos que conformarnos con juegos de mesa aburridos deseando que en algún momento algo extraordinario pasará. No se, quizás que un león saliera de ahí.

Jurassic Park

Todo niño que amé el cine tuvo que haber visto la película más taquillera de la filmografía de Spielberg, y eso es algo que decir. Un relato fantástico sobre el poder del hombre ante la naturaleza y ante Dios y las consecuencias que este temible enfrentamiento puede traer. Efectos visuales que enamoraron a una generación y una banda sonora de John Williams para la posteridad. ¿Alguien no recuerda la escena de la cocina?

Los Gremlins

Gremlins

Joe Dante fue otro de los pupilos de Spielberg, y no era para menos. El talento que tenía a la hora de crear historias efectivas en taquilla y entre el público era más que evidente. Su mejor película, creo, es un homenaje a todas aquellas películas de bajo presupuesto que intentaban dar a conocer monstruos que aterrorizaban a pequeños poblados. Filmada con un toque cómico envidiable, esta cinta es un clásico navideño que no debes olvidar jamás. Sensacional banda sonora de Jerry Goldsmith.

El rey león

La mejor película en la historia de Disney debería ser un clásico instantáneo de todas las edades. Pocas cintas animadas tienen tanta fuerza narrativa y emocional en sus imágenes como está, un homenaje extraordinario a la obra Hamlet de William Shakespeare. Insuperable banda sonora de Hans Zimmer. Tuviste que haber cantado en algún momento el famoso «Hakuna-Matata».

Star Wars: Una nueva esperanza

Si el cine es extraordinario y te hace pensar en la magia que puede ocurrir frente a tus ojos, en gran parte se lo deben a George Lucas. Un relato de fantasía, inspirado en Akira Kurosawa, y de ciencia ficción que conformen pasan los años, poco a poco se le va dando el reconocimiento que bien merece. Usar la fuerza y ser un caballero Jedi era lo más importante cuando salías a jugar con tus amigos. John Williams nos vuelve a entregar una partitura descomunal.

Toy Story

La mejor película de Pixar es también la más emblemática y conmovedora de la historia de la animación en tercera dimensión. Inolvidables personajes como Woody o Buzz Lightyear siguen pasando a través de mis ojos para recordarme esta hermosa película sobre la amistad, el amor y la vida misma.

Tiburón

La mejor película de Steven Spielberg, en mi humilde opinión, es también ya un clásico generacional. Si no has visto esta película poco tienes que objetar ante uno de los más grandes logros de la cinematografía mundial. Roy Scheider, Richard Dreyfuss y Robert Shaw forman el tridente actoral que deberá enfrentar a una de las criaturas mas descomunales de la historia del cine. Inolvidable banda sonora de John Williams. A día de hoy sigue poniendo los pelos de punta.

Ben-Hur

Ben Hur

Otro clásico. Curiosamente todos los años la siguen trasmitiendo en televisión nacional, esto con el motivo de la Semana Santa. Imperdonable que no la hayas visto aún. Un relato de proporciones bíblicas, literal, que hace uso de la épica para contarnos un relato de justicia y de esperanza. Formidable Charlton Heston. La música de Miklós Rózsa es para recordar por siempre.

An American Tail

American Trail

Retratar el sueño americano en la piel de ratones, o ratas, pudiera haber sido algo muy morboso pero afortunadamente eso se olvida apenas trascurren los primeros minutos. Producida por Spielberg, otra vez, esta cinta animada es un hermoso canto a la búsqueda de uno mismo y a la importancia de la familia. Menospreciada por la crítica.

Pie pequeño: En busca del valle encantado

Vaya que si vi varias películas de esta peculiar saga. Nuevamente Spielberg produce esta inolvidable aventura que un grupo de dinosaurios debe afrontar para llegar a la «Tierra prometida», de lo contrario morirán en el intento. Una película que habla sobre la amistad verdadera y el coraje que tenemos dentro para afrontar situaciones imposibles. Clásico.

Depredador

Una de las películas de acción más impresionantes que he visto en mi vida y que no me cansaré de ver una y otra vez. John McTiernan, el responsable de la estupenda Duro de matar, nos entrega esta bestial historia donde un grupo de soldados, encabezados por Arnold Schwarzenegger, deberán hacer frente a un monstruo del espacio exterior. Memorable banda sonora y fantástico desenlace.

Invasión

Invasion

Si la ciencia ficción me encanta es en gran parte al director Paul Verhoeven, responsable de clásicos en el género, y su enorme visión a la hora de retratar mundos y escenarios futuristas. Una salvajada repleta de efectos visuales sobresalientes y una sátira bélica que hace burla al poder de las fuerzas armadas en el mundo. Nunca los insectos generaron tanto respeto.

El vengador del futuro

Vengador del futuro

Otra película de Paul Verhoeven que seguramente muchas recordarán con gran cariño y nostalgia, más aún después del bodrio que se mandaron con el irresponsable remake. Divertidísima de principio a fin y con un guión sumamente hilarante. Visualmente fue un parteaguas. Clásico.

La momia

Una de las películas de aventura más divertidas y emocionantes que he visto en mi vida. El cada vez venido a menos director Stephen Sommers nos presenta su obra maestra y con mucha diferencia. Brendan Fraser y Rachel Weisz protagonizan esta entretenida historia sobre una ciudad perdida y un tesoro que esconde una terrible maldición. Inolvidable Arnold Vosloo como el villano de turno, la momia.

Batman regresa

Creo que si Batman me empezó a gustar como superhéroe, que no lo es técnicamente, fue en parte a las películas de Tim Burton. Todos queríamos ser como el príncipe de ciudad gótica y combatir al mal de una u otra forma. Maravillosa banda sonora de Danny Elfman y espectacular reparto comandados por Michael Keaton en la piel de Batman, y Danny DeVito y Michelle Pfeiffer como los villanos de turno.

El fugitivo

Recuerdo esperar ansioso cada vez que pasaban esta película en la televisión y es que aunque parezca increíble, en realidad no tanto, nunca la podía terminar de ver debido a las altas horas de la noche que la pasaban. Para cuando finalmente me desvele sentí que todo había valido la pena. Enormes Harrison Ford y Tommy Lee Jones. Quien diga que la mejor justicia no es aquella que se toma por mano propia es que no ha visto esta película.

Juegos diabólicos

Juegos Diabolos

Otra más producida por Spielberg, vamos que este individuo tenía talento a la hora de vender, y sin duda una de las películas más aterradoras en la historia del cine. Dirigida por el mítico Tobe Hooper con guión de Spielberg, lo que ocasiono más de un encontronazo, es una historia difícil de ver solo y más aún de noche. Si creo en lo paranormal y en lo horripilante es porque tuve más de una pesadilla con esta tremenda película. Clásico.

El proyecto de la bruja de Blair

La película que puso de moda, exitosamente, la técnica del falso documental. Cuando el Internet aún no era lo que conocemos ahora, de echo no era ni la sombra, esta película conmociono a todo el mundo al vender una historia que parecía real y que traumatizo a niños y adultos. Tres amigos se pierden en un inmenso bosque mientras tratan de hacer un documental/reportaje sobre la bruja de Blair. Tuviste que haber tenido pesadillas.

El último Boy Scout

El ultimo Boy Scout

Decir que es una de las mejores películas de acción de todos los tiempos es quedarse corto. La mejor película, para muchos, del fallecido director Tony Scott es también una historia repleta de acción, un excelente guión y actuaciones para la posteridad, en especial la de Bruce Willis. Si no te partes de risa con cada palabra que Willis saca de su boca es que simplemente no entiendes absolutamente nada.

La profecía

Otro clásico del horror y que me dejó amargas pesadillas mientras intentaba conciliar el sueño. Richard Donner nos presenta la aterradora idea de que el anti-Cristo, es decir el hijo del demonio, ha nacido y está a punto de destruir el mundo tal y como lo conocemos. Acojonante por donde se le mire. La banda sonora de Jerry Goldsmith es para gritar de miedo.

Halloween

Tuve la fortuna de encontrarme en la televisión grandes exponentes del cine de horror y terror de la década de los 70´s y 80´s y eso es algo que agradezco mucho, en especial a mis padres que me dejaban verlo. El inigualable John Carpenter nos presenta una de sus películas más aterradoras y mejor elaboradas que ha hecho. Mítico Michael Myers como el psicópata de turno que hará la vida imposible a la pobre Jamie Lee Curtis. Clásico.

La mosca

La Mosca

Y siguiendo con el horror, que me tocó experimentar durante mi niñez como podrán darse cuenta, es justo hablar de la película de David Cronenberg y protagonizada por Jeff Goldblum en la piel del infeliz científico que trágicamente se convertirá en una mosca al ocurrir un fatal accidente en una prueba rutinaria. Una cinta que te pondrá los nervios de punta y que provocará que vomites en el tramo final. Vaya criatura más repulsiva.

El regreso de los muertos vivientes

¿Quién dijo que solo George A. Romero podía hacer películas de zombies? Dan O’Bannon tomando como base el trabajo de Romero nos entrega una horripilante comedia, en el buen sentido, en donde los zombies son cada vez más hijos de puta. Divertidísima de principio a fin y con uno de los desenlaces más desoladores que he visto en mi vida. Debes verla.

Balto

Balto

Un clásico familiar infravalorado pero que en realidad es una enorme aventura familiar que trata sobre los valores de la amistad y el amor. Un relato animado inspirado en un hecho real en el cual un trineo conducido por perros logra llevar una vital medicina a un pequeño pueblo donde los niños están muriendo. Emotiva y estupendamente bien narrada. Para ver una y otra vez.

The Pagemaster

Quizás muchos no la recuerden, y no les culpo, pues esta película tuvo poca difusión en televisión. Protagonizada por el famoso, en aquel entonces, Macaulay Culkin, la historia nos adentra en un mundo de fantasía y magia donde la literatura nos hará pasar más que un rato agradable con enormes clásicos de las letras. Una película con enorme baraje cultural que desafortunadamente con el pasar del tiempo se perdió.

La dimensión desconocida

Basada en la exitosa serie del mismo nombre y convertida en una película de cuatro episodios, todos dirigidos por un director diferente, es sin duda alguna una de las cintas que más recuerdos me traen. Por si estás pensando en cual historia es la más clásica e inolvidable no te preocupes, es fácil: la última. Un hombre con miedo a volar deberá enfrentar, en pleno vuelo, a una horrible criatura que amenaza con destruir el avión.

Vaselina

Si bien los musicales no son mi fuerte, recientemente sufrí enormemente con Les Misérables, esta película tiene un toque diferente al resto que la hacen única y disfrutable. Amén de que todo el mundo baila esas pegajosas canciones. John Travolta en uno de sus papeles más míticos y mejor recordados.

Los Cazafantasmas

Cazafantasmas

Otro clásico familiar y que no importa si pasan los años o las décadas, seguirá siendo igual de divertida y emocionante. ¿O es que acaso ya olvidaron la escena donde aparece el gigantesco hombre de malvaviscos? El tema musical sigue siendo de culto aún en nuestros días.

Hombres de negro

Juegos Diabolos

Pocas veces me he reído tanto en el cine y frente al televisor. Producida por Spielberg y dirigida por Barry Sonnenfeld esta hilarante y descarada historia hace mofa a las creencias sobre seres de otros mundos y a las instituciones, americanas, que se encargan de ellos. Inolvidable pareja que hicieron Tommy Lee Jones y Will Smith. La banda sonora de Danny Elfman es igualmente exquisita.

Matrix

Me puedo considerar afortunado de haber vivido en la época en que está película cambio por completo el modo audiovisual de ver el cine. Efectos especiales que plantaron una escuela y una historia de ciencia ficción tan aterradora que aún en nuestros días no es nada difícil de imaginar.

Misión: imposible

Si la franquicia me interesó fue por esta película de Brian De Palma, protagonizada por el cada vez más famoso Tom Cruise. Una cinta emocionante de principio a fin que tenía un sinfín de vueltas de tuerca que hacían que te doliera la cabeza. Inolvidable escena en la bóveda con Tom Cruise colgando del techo. ¿Alguien no se acuerda de esa fenomenal persecución en el tren bala?

Nuestra pandilla

Nuestra pandilla

Les confesaré que guardo cierta nostalgia con esta película pues a final de cuentas toca fibras sensibles sobre las épocas donde éramos solamente niños y nadamas. Con el pasar de los años la pandilla se va separando hasta caer todos y cada uno de los integrantes en meros recuerdos. Inolvidable escena final con «la bestia» correteando al pobre «Benny el Jet» Rodríguez a través de toda la ciudad.

Peter Pan

Un clásico de Disney del que guardó muchos gratos recuerdos. Ya olvide las veces que fui al video centro a rentarla para verla en mi casa una y otra vez. Una fábula sobre el crecer y nunca dejar de ser niño. Una aventura nostálgica que daba muestras de lo grande que era Disney en aquellos tiempos.

Tornado

Un placer culposo que no me avergüenza citar. Nuevamente Spielberg produce y me vuelve a alegrar mi infancia en el retrato de unos cazadores de tornados, en realidad esa profesión si existe. Una cinta que no busca nada mas que entretenerte y hacerte pasar un agradable rato. Memorable secuencia final con el monstruoso tornado de categoría seis.

Muertos de miedo

Muertos de Miedo

Quizás pocos la conozcan pero está dirigida por Peter Jackson y protagonizada por Michael J. Fox. Un hombre atormentado tiene un don: ve a los muertos. Pero más allá de eso es también capaz de ver a un ente demoniaco que anda asesinando a diestra y siniestra por toda la ciudad. Solo él puede detenerlo. Divertidísima y ampliamente recomendable.

Ojo de gato

Ojo de Gato

Si bien la película aborda diversas historias en las cuales uno de los factores fundamentales es un gato, la última historia es por mucho la mejor. Cuenta la leyenda que los gatos tienen la habilidad de ver «cosas» que el ser humano no puede, mayormente en las noches. Cuando los niños duermen criaturas horripilantes entran a sus habitaciones para robarles la felicidad y el alma. Adivinaron. Solo los gatos lo pueden impedir. Memorable duelo final entre el monstruo en turno y el héroe de la película, el gato.

Liberen a Willy

Liberen a Willy

Una de las películas más melodramáticas que he visto en mi vida aunque eso no quiere decir forzosamente que sea mala. Un clásico familiar que narra la amistad entre un joven criminal y una orca. Es evidente que la amistad entre ambos haga que el joven sea una mejor persona y de paso hará que el pobre animal en cautiverio sea liberado. Memorable por la secuencia final. Ese saltó por encima del rompe-olas es imborrable de tu memoria.

Ghost

Una película que mayormente visione al lado de mi madre pues como se podrán haber dado cuenta, es su película favorita. Una historia de amor que al pasar de los años luce desgastada, pero que igual funciona y si con ello pones en medio la lucha entre las fuerzas del bien y del mal, mejor. Ideal para todos aquellos enamorados que después de muertos quieren seguir cuidando de sus seres amados.

The Little Rascals

Little Rascals

Una disculpa por no haber encontrado el titulo en español pero al menos con la imagen se les hará una idea en la cabeza. ¿Todavía no? Alfalfa. ¿Ya? Pero claro que si. Un grupo de inseparables amigos serán puestos a prueba con el enemigo más mortal y destructivo que un niño de diez año puede tener: una niña. Inolvidable secuencia final.

Corazón de dragón

Corazon de Dragon

Otra de mis favoritas sentimentales. Un relato épico y satisfactorio sobre la amistad de un hombre y un dragón. Un mensaje sensacional y extraordinario hacia el corazón humano y la maldad que en él reside. Emotiva banda sonora a cargo de Randy Edelman. Tuviste que haber sacado una lágrima con el acertado desenlace.

Space Jam

Space Jam

No, Spielberg no tuvo nada que ver acá, no se preocupen. Sin embargo la idea que se les ocurrió a los genios de la Warner de reunir a sus personajes más icónicos con estrellas de la NBA fue un rotundo éxito. Ver a Michael Jordan pateando traseros alienígenas tiene su morbo y su diversión. El soundtrack sigue siendo mítico.

Cementerio de mascotas

Una de las novelas más celebres de Stephen King es llevada a la gran pantalla con increíble asombro y escalofriante narración. Si de por si resulta abominable enterrar animales y que vuelvan a la vida pero esta vez más malvados; imagínense que los muertos, humanos, vuelvan a la vida para hacerte recordar que el infierno existe. Escalofriante.

Dumbo

Otro de los clásicos de Disney y de la pocas películas de la casa del ratón que me siguen conmoviendo de una manera muy extraña. La marginación de un pequeño elefante por tener enormes orejas es solo el detonante de una crítica hacia las personas diferentes a nosotros. Quizás feos por dentro pero extraordinarios por dentro. ¿Alguien ha visto a un elefante volar?

Chucky

Que le rogarás a tus padres que no querías ni muerto un juguete no era una cosa difícil de creer más teniendo en cuenta si ya habías sufrido con ese muñeco demoniaco llamado Chuky. Si bien la película no es algo extraordinario ni mucho menos, si cumple su cometido de hacerte ver debajo de tu cama a la hora de dormir.

El pico de Dante

Pico de Dante

Recuerdo haber visto decenas de veces esta entretenida y escalofriante película que retrata los horrores que debe sufrir un pequeño poblado ante la inminente erupción de un volcán que parecía estar dormido. Caos total y secuencias sumamente perturbadoras hicieron que durante mi niñez me negará a estar cerca de un volcán.

Abracadabra

Indispensable durante el mes de Octubre y el día de Halloween. Disney se lució y nos entrega una comedia familiar con un mensaje muy grato y satisfactorio. Si alguna vez amaste a los gatos seguramente se debió a este película. Muy divertida por momentos y emotiva en su desenlace. No pudo haber faltado en tu infancia.

Los Power Rangers: La película

Power Rangers

Y por último una de mis películas que más hicieron de mi infancia una aventura sin precedentes. Si nunca te disfrazaste de un Power Ranger es que seguramente no te divertías. Para cuando la película fue hecha y estrenada en cines ya se imaginaran los orgasmos múltiples que un servidor tuvo. No pedíamos cine de alta calidad, sino simplemente uno menos malo y lo cumplieron. No me avergüenza admitirlo.

Y bueno comunidad creo que ha sido todo. Sin duda fue un post muy largo y solo espero que no los haya aburrido y que por el contrario les haya resultado muy entretenido y divertido. Espero y puedan compartir igualmente sus gustos de la infancia pues a final de cuentas y lo he comprobado, es en esa etapa donde tu amor por el cine comienza a florecer.

‘Los Miserables’, un renacimiento musical

En lo que se puede catalogar como un respetable intento por mantener vivo el género musical en el cine, el director Tom Hooper (El discurso del Rey) se da a la tarea de lograr otra hazaña digna de reconocimiento. Con lo anterior no quiero decir que sea una obra impecable, sin embargo, considerando el legado tanto de la obra literaria y del musical del mismo nombre, los resultados se pueden catalogar dentro del rango de aceptable.

El nivel de exigencia ha de haber sido tremendo. Con tantas versiones disponibles para el público, la trama no es el principal atractivo y por lo tanto debe de valerse de otras herramientas para justificar su existencia. Se nota que el director utilizó todo lo que estuvo a su alcance para brindar calidad: desde ángulos de cámara llamativos, dinamismo con la cámara portátil,  tremendos acercamientos al rostro de los actores, bella fotografía y hasta el  uso de efectos visuales. El hombre se quería presumir.

Jean Valjean y Fantine

La primera escena con  la cámara descendiendo para enfocar al rostro del convicto Jean Valjean (Hugh Jackman) deja una  grata impresión. Sin tapujos Harper decide llevar la producción a una escala épica, en donde no existen limitantes en la calidad de los escenarios, vestuarios y actuaciones. Todas esas nominaciones están bien justificadas. Aún con todos los aspectos técnicos cubiertos a la perfección,  el valor de esta versión recae en  su elenco,  que con algunas excepciones a varios de ellos les quedaron grandes los personajes. Ha de ser difícil para los actores mantener el equilibrio en sus interpretaciones, un paso en falso da indicios de exageración y por lo tanto de incredulidad por parte de la audiencia. Eso es de lo que precisamente padece la película, aún cuando cuenta con un respetable elenco, no todos están a la altura de las circunstancias, unos por inexperiencia y otros porque simplemente no se les da.

Javert

Pero voy a comenzar por el lado positivo. Si alguien todavía decide dudar de la capacidad de Guepardo para el canto, basta con investigar y encontrar que es ganador del premio Tony, presentador del mismo y hasta de los Oscars. Irreconocible es como primero los vemos gritando a los cuatro vientos su desgracia, bajo la mirada sigilosa de su compatriota australiano Russell Crowe. Es innegable que el hombre tiene un carisma natural que nos mantiene interesados de inicio a fin y no por nada tiene su merecida nominación al Oscar de mejor actor. Su sufrimiento es el de un hombre que padecido una injusticia y que aún habiendo cumplido su pena sigue cargando un estigma social que lo lleva a cometer el mismo crimen por el cual se le acuso.

Luego tenemos a la bella actriz Anne Hathaway con su interpretación de Fantine que la ha llevado a recibir elogios. Si la dama se lleva el gran premio no habrá nadie que objete. Tenía en contra una increíble interpretación de «I Dreamed a Dream» por parte de la sensación de You Tube, Susan Boyle, a eso hay que agregar las restricciones de tiempo que tiene su personaje para convencernos de su tragedia. Literalmente estaba todo puesto para que fuera un desastre, pero logra con mesura proyectar un dolor emocional que roza en lo intimo, de aquel que se expresa pocas veces, sin exagerar o caer en llanto, simplemente sabes que la pobre esta pasando un infierno.

Monsieur Thénardier y Madame Thénardier

Si estuviera en mi poder un control remoto para el cine, yo me quedaría con las escenas en donde aparecen Hugh Jackman y Anne Hathaway. En ellos dos recae la fortaleza de la producción a tal grado que todo lo que sigue flaquece ante su presencia. Desde un Russell Crowe con un Javert que necesita a instantes bocanadas de aire para respirar e inflar sus cachetes y así poder demostrar cierta emoción; hasta un romance con una gris Cosette (Amanda Seyfried) y su amado Marius (Eddie Redmayne); llegando a lo peor con supuesta pareja cómica de los Thénardier (Sacha Baron Cohen y Helena Bonham Carter). Estos dos últimos deberás que se convierten en un hoyo negro en donde aparecen, si acaso se salva Helena porque conozco de su capacidad, pero Sacha Baron Cohen no tiene nada que hacer ahí. El actor ha de tener un muy buen representante para que le consiga papeles en películas nominadas a premios, primero fue ‘Hugo’ y ahora ‘Los Miserables’, sólo que esta vez no cuadra en nada.

Por lo general es casi una regla que la mayoría de los niños actores sean empalagosos a tal grado que nunca les crees, por eso hago un breve espacio para reconocer a la pequeña Cosette (Isabelle Allen) y el valiente Gavroche (Daniel Huttlestone), quien al final provee la intensidad adecuada a una crucial escena que hace de  la batalla final mucho más que explosiones y ángulos de cámara calculados.

Cosette y Marius

La película no se siente, es extensa. He visto videos del musical en la presentación que se hizo en Londres, además la versión de 1998 con Liam Neeson por lo que notas los claroscuros de lo que funciona y lo que no. A ratos ya sólo quieres que se maten entre ellos mismos porque no hay variantes de lo que conoces. No quiero saber lo que voy a pensar cuando mire las otras seis versiones para el cine.

Ahora viene la parte interesante de esta propuesta para quienes hablamos el castellano porque la  película es 95% musical , por lo tanto la mayoría del tiempo es estar leyendo subtítulos sin noción de la calidad de la letra debido a la barrera del idioma. Sinceramente, será una fatiga constante que altera la experiencia del público. Si no tienes conocimiento de la obra de Victor Hugo, puede ser hasta que hasta prefieras mejor leer la obra original.

‘Los Miserables’, emotivo tráiler internacional

Existen tantas versiones de la obra de Víctor Hugo, que una duda del valor que pueda tener una nueva interpretación de tan legendaria novela.

Es cierto que hasta el momento no tengo razones para dudar, ya que tanto la campaña publicitaria que ha acertado con tráilers y carteles llamativos, un elenco de primera y un director afamado por hacer lo que se consideraba imposible con ‘El Discurso del Rey’; no te permiten pensar en el fracaso. Todo apunta a ser un acierto en la temporada de premios, pero ¿qué tan grande será el éxito? Es lo que está por verse.

Hasta ahora los únicos signos de alarma se encuentran en la potencia de las voces de los actores.  Uno que es inexperto en el musical podrá ignorarlo. La situación se complica cuando uno asiste a la ayuda de You Tube y empieza a conocer del talento vocal, incluyendo Susan Boyle, es donde hay que reconocer que Hugh Jackman, Russell Crowe y Anne Hathaway se encuentran algo limitados. Pero esta es una batalla por distanciarse de un gran legado de adaptaciones, por lo que no dudo que sus actuaciones serán las que logren compensar,  siendo tan emotivas como lo visto en el tráiler.

Mientras que la película se estrena en Estados Unidos en Navidad, justo para entrar a la competencia de premios. Como es típico, el estreno en México será en un par de meses después: 14 de febrero, 2013.