Musical

Detrás de cámaras ‘Los Miserables’

Anne Hathaway en Los Miserables 2012

Es en mi opinión uno de los estrenos que corre el mayor riesgo de ser un rotundo fracaso. No tanto porque tiene un elenco envidiable o  el que tenga el privilegio del contar con el director ganador del Oscar  Tom Hooper, por hacer logrado la hazaña de adaptar ‘El discurso del Rey’ a la pantalla grande (lo que muchos consideraban imposible), si no porque es la adaptación de uno de los musicales más exitosos  y además visto por millones de personas alrededor del mundo. Casi nada de presión.

Tengo mis dudas de que tanto dinero pueda recaudar esta película que esta más enfocada a acaparar la atención en la temporada de premios que en hacer dinero.  Más considerando que los musicales ya han pasado de moda, siendo un género en peligro de extinción en el cine al que sólo unos cuantos están dispuestos a pagar un boleto. Lo que me llena de esperanzas es el apoyo que esta recibiendo por parte de la casa productora para hacerle promoción, siendo este vídeo un ejemplo de ello.

Esta obra depende mucho de las primeras críticas e impresiones de la audiencia, tanto que con la competencia de fin de año la puede dejar sepultada. Por lo pronto los trailers, carteles y promocionales como éste detrás de cámaras están dejándome un agradable sabor de boca. Ya veremos si logra ir en contra del legado de su nombre.

Crítica La Era del Rock

Protagonista de La Era del Rock

No acepten imitaciones

Con las facilidades que existen en nuestros tiempos para poder escuchar éxitos musicales del pasado, uno puede pensar lo inútil que resultan este tipo de películas donde aparecen actores haciendo karaoke. Sin embargo, con el talento del elenco y una buena trama, todavía se puede disfrutar un género que inevitablemente se encuentra en vías de extinción.

La película cumple con lo primero, que es ofrecer un elenco de reconocidos actores y hasta el siempre polémico Cruise que funcionan más como cebo para atraer público al cine. Es por eso que resulta lamentable que todo el potencial actoral se desperdicie en un libreto que grita de desesperación por algo de relevancia. Y eso de buen elenco se limita a los actores secundarios, no tanto a los protagonistas que bien pudieron salir de algún ‘reality show’ de baile y canto.

Tom Cruise interpreta Jaxx

El bosquejo de trama se puede resumir a un romance en dos jóvenes con aspiraciones de estrellas musicales. El destino les permite conocerse y emplearse en el legendario «The Bourbon Room,» donde grandes del rock iniciaron su meteóricas carreras, uno de ellos es Jaxx (Tom Cruise), por quien las mujeres se desvanecen en su presencia. Producto de circunstancias absurdas, Sherrie Christian (Julianne Hough) y Drew Boley (Diego Boneta) siguen sus nada agradables destinos con tal de lograr sus sueños, hasta llegar al predecible desenlace.

No hay ningún problema con reciclar el mismo cuento de siempre, es sólo que no existe ni la mínima importancia por la pareja y mucho menos cuando se la pasan cantando sus desgracias en medleys musicales que al menos que no sean interpretados por sus autores originales, no tienen el sentimiento necesario para trascender a simple sonido. Un segmento tras otro, se sienten lentamente el pasar de los minutos lentamente y lo peor es que se nota el esfuerzo en vano de los actores por que la cinta funcione.

Alec Baldwin y Russell Brand

Cuando tienes a Catherine Zeta-Jones, Bryan Cranston, Alec Baldwin y Paul Giamatti; vagando en sus respectivas subtramas como muertos vivientes, esperando acaparar la atención un poco menos de cinco minutos para la siguientes pieza musical, entonces tienes un serio problema. El único que irónicamente sale librado de todo este embrollo es Tom Cruise, quien ofrece una «interpretación» de un rockero solitario y muy necesitado de «amor». Podrá a instantes parecer exagerada su versión, pero no deja de ser interesante cuando se encuentra en pantalla. En cierta forma hasta el director Adam Shankman lo sabe y por eso le favorece con una buena cantidad de minutos para hacer su magia.

Otro detalle, es que varias historias de los personajes se sienten obligatorias para rellenar la película.  Mejor ejemplo lo tenemos con Patricia Whitmore (Catherine Zeta-Jones), en un personaje que permite a la actriz desplegar todo su talento en brincar, bailar y sonreír a la cámara, para terminar en un montaje tan trillado como inútil. Lejos de ser una caricatura puritana, representa una oportunidad perdida.

Sherrie y Drew

Sin ser maestro de canto, existen ciertos límites de los cuales uno puede tolerar y estos se cruzan cuando escuchamos la nada melódica voz de Cruise o hasta de Alec Baldwin, quienes no debieron de haberlo tan siquiera intentado. No se si fue para probar aguas o de plano como todo actor que piensa que cantar es su siguiente paso evolutivo, lo cierto es que resulta ser un insulto para el talento de las los cantantes y autores de los éxitos musicales que se atreven a interpretar.

Si de plano el escuchar música no es su fuerte, entonces no esperen demasiado del departamento de comedia. Con mucho esfuerzo se intenta sorprender a la audiencia con algunas escenas y actos provocadores que hacen más evidente la desesperación por llamar la atención. Todo esta impregnado de una ambientación tan artificial, cada detalle meticulosamente planeado en una fórmula tan desgastada, que poco o nada puede sorprender.

Tanta escenografía, escenarios y sobre todo el papeleo para poder obtener los derechos de tan recordados éxitos musicales, sólo sirven para recordarnos que no existe nada mejor que lo original.  El colmo, es que ni como remembranza u homenaje se puede justificar el desperdicio.

Los miserables, primer (y hermoso) tráiler de la nueva adaptación de la novela de Víctor Hugo

Anne Hathaway en Los Miserables 2012

Era cuestión de tiempo para ver un avance del nuevo trabajo del ganador del Oscar a mejor director, y película, Tom Hopper, tras El discurso del Rey. Pues bueno, en caso de que no estuvieran al tanto, Hooper casi inmediatamente después de llevarse la estatuilla dorada a su casa, se puso a trabajar en su siguiente labor detrás de las cámaras, y para no desentonarse, con eso de que el cine época le fascina, decidio volver a llevar a la gran pantalla el clásico de la literatura francesa de Víctor Hugo: Los miserables.

Curiosamente la adaptación que Hooper hace es al mismo tiempo una adaptación musical de Broadway, obra a cargo de  Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg. Por ello si se están preguntando ahora mismo si habrá números musicales o canciones valga la redundancia, si, están en lo correcto. Pero todo eso es lo de menos al ver este maravilloso y magistral tráiler, que pese a no mostrar escenas fundamentales en la historia, si nos conmueve con su cuidada fotografía y arriesgada puesta en escena. Mención aparte la canción “I dreamed a dream”, compuesta por el mismísimo Schönberg, e interpretada, en esta versión, por la bella Anne Hathaway.

Personalmente me han convencido, esperemos a ver el resultado final que llegara a los cines en los Estados Unidos el 14 de Diciembre, y a México, si todo sale bien, unas semanas después, a no ser que que le pase lo que al ultimo trabajo de Hooper, que se retraso por varios meses. El resto del reparto, además de Hathaway, esta compuesto por Hugh Jackman, Russel Crowe, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter, Samantha Barks, Ella Hunt, Colm Wilkinson y Aaron Tveit, entre muchos otros. ¿Qué opinan? ¿Iran a verla o simplemente no les convence aun?