Archivo de la etiqueta: Romance

La Forma del Agua. El Metodo Oscaril

 

Estamos a unas semanas de que se realice una nueva edición de la entrega de los premios Oscar; para ese entonces han pasado muchas cosas entre la anterior y la que viene: se vinieron algunos de los mayores éxitos en la historia, como «Vengadores: Infinity Wars», «Aquaman», «Jurassic World», en México son días de cambios en la política, las crisis económicas que suelen abundar por estas fechas, por lo que la euforia de los Oscar pasados ya habrá sido olvidada para una gran mayoría, aun y con lo latinos que fueron estos premios: desde el triunfo de la película chilena «Una Mujer Fantástica» en la categoría de película extranjera, las celebridades latinas apareciendo para anunciar premios, el triunfo de «Coco» en sus categorías respectivas y, por supuesto, los triunfos que consiguió Guillermo del Toro como Mejor Director y Mejor Película por «La Forma del Agua», película que el propio Memo se ha encargado de encumbrar al decir que se trata de su mejor película, lo mejor que ha hecho en su carrera, su carta de amor a la humanidad. En fin, todo lo que los directores dicen sobre su entrega al momento de buscar premios y nominaciones.

Pero mas allá de los aplausos que Guillermo del Toro se ha llevado en donde exhiba esta película, «La Forma del Agua» (la versión live action buena de «La Bella y la Bestia»)  se siente como un elemento muy extraño dentro de su Filmografía . Tiene todos los elementos característicos de las películas del tapatío: los grandes diseños, una buena producción, un casting fenomenal, personajes interesantes, una buena historia y jugada eterna de poner que los verdaderos monstruos en estas historias son los humanos y sus ambiciones. Tiene todos los elementos característicos de Guillermo, pero en el proceso se siente que algo falto en la película: alma.

Se que sonara medio tonto para ustedes que uno escriba que le falto alma a una película, pero a lo que voy es a esto: la película es escrita, dirigida y producida por Guillermo, pero se siente mas como si estuviera recibiendo consejos de como convencer a los expertos de la Academia de que su película es la buena (a lo mejor aconsejado por sus amigos ya ganadores del Oscar en Dirección, Alfonso Cuaron y Alejandro Gonzalez Iñarritu). Lo que debió ser, en el papel, la película mas arriesgada de la carrera de Memo, se convirtió en la mas predecible.

El principal punto en favor de la película es sin lugar a dudas la actuación de Sally Hawkins como Eliza Esposito, la bella en cuestión. Hawkins, quien tiene que estar callada el 90% de la película, solo necesita mirarnos a los ojos para podernos cautivar con su historia de la chica muda que solo a través de lenguaje de signos y, como dije, miradas puede comunicarse con la gente, aunque sean pocos los que entienden a la mujer. Una actuación digna de Oscar, que desgraciadamente no gano.

Pero no nada mas Hawkins demuestra una actuación de nivel, todos los secundarios están en gran forma, incluida una siempre efectiva Octavia Spencer, como la amiga que siempre la ayuda en todo lo que puede; un encantador Richard Jenkins, como el amigo gay de Hawkins y quien mas la comprende; y en enérgico aunque algo caricaturizado Michael Shannon, como el jefe embriagado de poder que no duda en usarlo para sus planes.

En cuanto a detalles técnicos, el diseño de la criatura es fantástico: no sera original (me recuerda bastante al Monstruo de la Laguna Negra), pero es bastante llamativo y muy bien actuado por parte de Doug Jones. La fotografía de Dan Laustsen es excelsa y la musica de Alexandre Desplat en gran nivel.

El principal problema de la película es la historia que maneja: en si, no hay nada nuevo bajo el sol: el romance prohibido, con un claro mensaje en contra de prejuicios raciales, que a cada rato salen a relucir en Estados Unidos, y si bien es loable el intento de del Toro, también es cierto que no varia mucho la manera en que avanza la historia.

También tiene claros momentos en donde no se que esta realizando con algunos personajes, especialmente con Shannon, de gran actuación pero que por momentos raya en lo ridículo, mas parecido a su General Zod en «El Hombre de Acero».

Al final, «La Forma del Agua» es una muy buena película, pero que te deja la sensación de que pudo haber sido mejor, y de que había mejores opciones de triunfo en aquellos premios (personalmente, le habría dado el Oscar a «Dunkirk»). Solo espero que este triunfo no deje mareado a nuestro fanboy favorito de monstruos y siga realizando mejores trabajos.

Endless Love. ¿A esto le llaman romance?

Es difícil para mí odiar a morir una película: claro que existen algunas que no soporto ver, pero es raro que una película se gane mi profundo desprecio; el último caso fue para “Son Como Niños 2” donde Adam Sandler, sin hacer un esfuerzo aunque sea mínimo, propone una comedia con escenas y situaciones que no causan gracia y que han sido repetidas hasta el cansancio. Sandler simplemente no ofreció nada nuevo en su filme.

Pues bueno, poco más de un año después de esa infame película, que vi por perder una apuesta con Josh, las puertas de mi salón de la infamia han vuelto a abrirse para incluir otra película a este catálogo, pero colocándose prácticamente en la punta. Así es: puede sonar algo precipitado pero “Endless Love” de 1981, protagonizada por Brooke Shields y dirigida por Franco Zeffirelli, se ha convertida en mi película más odiada de todas.

maxresdefault

Es difícil saber por dónde empezar, pero lo haré con la historia: básicamente nos habla de la relación entre dos jóvenes de 17 y 15 años respectivamente llamados David Axelrod (Martin Hewitt) y Jade Butterfield (Brooke Shields) que viven un intenso romance que todos veían bien en su momento, hasta que eso empezó afectar los estudios de la chica, por lo que su padre decide ponerle fin a la relación entre ellos, pero eso es algo que David no está dispuesto a aceptar y llegará hasta las últimas consecuencias con tal de seguir con Jade.

Leyendo la trama así sin más, parecería más una historia genérica (de esas que abundan en los romances, sea comedia o drama), pero el principal problema de la película es el tono que tiene. La película está basada en el libro del mismo nombre escrito por Scott Spencer en 1979, que nos habla sobre la obsesión que una persona puede desarrollar sobre otra, trayendo terribles consecuencias. Pero esta película, no sé si por decisión de Zeffirelli o por lo productores, decide entonarlo todo en plan romántico, lo que provoca que las situaciones que deberían ser perturbantes se vuelvan más perturbantes aun, debido al tonito de la entrega.

maldad

Ver a este chico incendiar una casa, espiar en la casa de la madre de su ex, o provocando la muerte del padre del mismo en un tonito que pretende ser romántico no solo resulta tonto, sino molesto. Este tipo no tiene nada que envidiarle a Jason Voorhees, Michael Myers o Freddy Krueger. Así es: esta película tiene más aspecto de slasher que las secuelas que tuvieron “Viernes 13”, “Halloween” y “Pesadilla en la Calle del Infierno”, y eso no sería problema si esto fuera un slasher, pero se supone que es una entrega romántica.

Las actuaciones y personajes tampoco ayudan mucho a mejorar la película: el nivel de subactuacion o sobreactuación llega a niveles tan alarmantes que no sabes si sentir pena, risa o coraje de lo que muestran en pantalla. Brooke esta tan nefasta como lo estuvo un año atrás en “La Laguna Azul”, mientras Martin Hewitt es el vivo reflejo de la exageración. Sus momentos de drama son lo peor sin duda de la película, y la química que tiene con Brooke es inexistente. Básicamente son ellos besándose, teniendo sexo y dedicándose palabras de amor que harían que Nicholas Sparks se avergonzara (y eso es llegar lejos). Al menos en “Crepúsculo” hay momentos donde se Edward y Bella hablan de otros temas, o desarrollan su relación (de manera pobre, pero lo hacen); pero aquí ni eso tenemos. Lo más cercano a una buena actuación vienen a un cameo de menos de 1 minuto de Tom Cruise (lo que uno debe hacer para comer), en una de sus primeras actuaciones.

tom-cruise_endless-love_1981

El único de los personajes que me levanto cierta simpatía es el padre de la chica, ya que es el único que parece actuar de manera correcta ante la situación (o por lo menos lo hace a veces); mientras que el personajes que mas desprecie viene siendo la madre de la chica: todo en ella son puras tonterías sin sentido para justificar el “amor” que hay entre los jóvenes.

Lo único medianamente bueno que esta película tuvo fue la canción del mismo nombre, con las voces de Diane Ross y Lionel Richie, que es de hecho una de las canciones más románticas que me ha tocado escuchar, pero aparte de eso, no hay nada más que decir.

“Endless Love” es una de las peores películas jamás hechas, mi nueva entrega más odiada, incluso más que “Son Como Niños 2”, pues esta al menos es comedia, que no causa gracia, que es repetitiva, y que es más grotesca que nada, pero al menos estaba programada para ser comedia. Esto está lejos de ser romántico, y pretende venderse como tal. Recientemente tuvo un remake que le fue igual de mal con la crítica, ¿es que es mucho pedir que las ideas de este libro (uno de los más aclamados, tengo entendido) sean bien puestos en la pantalla?

Yo antes de ti. Potencial inexistente.

“Yo antes de ti” es un libro escrito en 2012 por Pauline Sara Jo Moyes (Jojo Moyes) en 2012 y que nos habla de una chica llamada Louisa Clark que acepta trabajar como compañera de Will Traynor, un hombre que quedo cuadripléjico luego de un accidente automovilístico y que ya no tiene ganas de vivir. Al principio ambos no parecen congeniar, pero conforme pasan más tiempo juntos, mas empiezan a comprenderse y encuentran, el uno del otro, quizás el único motivo para continuar con sus vidas.

¿Les parece fría la manera en que describí el libro? Pues ese fue mi sentir con su adaptación en cines, estrenada el pasado fin de semana. El libro a mi gusto estaba bien: no era la gran cosa, pero contaba de buena forma una historia romántica entre una chica saludable y un chico cuadripléjico, aunque hubo varias cosas que nunca me terminaron de agradar (la familia de Louisa se me hizo irritante, Will por momentos se me hace una molestia y el final aun hoy sigue sin gustarme). Creo que el principal problema del libro es que, aunque toca un tema poco común (supongo, ya que me faltan varios libros seguramente), se siente muy repetitivo en el tratamiento de personajes (de plano, ya sabes que los protagonistas se enamoraran) y hasta en desenlace de historia (sigue siendo el “Happily Ever After”). Muchos argumentaran que es un gran libro por ser un “Best Seller”, pero viendo el historial reciente de esta etiqueta, ya cualquier libro se convierte en “Best Seller”.

willlou

Ahora, “Yo antes de ti” viene a tratar de retomar el vuelo de las adaptaciones de libros que en 2015 tuvo un retroceso enorme en cuanto a calidad y recaudación, salvo por la ultima de “Los Juegos del Hambre”, y la verdad la he ido bastante bien en cuanto recaudación (mas de 5 veces su costo de producción), pero la calidad de la película ha sido más que cuestionada, eso sin mencionar una nueva controversia a nivel internacional por el tema que tratan de llevar a la pantalla grande.

El principal problema que tiene la película es seguir con una fidelidad casi extrema los pasos del libro. Obviamente alguien que sea fan o se haya enamorado tanto de este libro pues es algo que les va a encantar, pero al adaptar con este nivel fidelidad estos libros, adaptas también sus elementos más risibles, y con ello es, para mí al menos, enfrentarte a los personajes principales. Mientras que Louisa Clark sigue estando ok, sigo enfrentándome con problemas hacia Will Traynor. A favor de la película, diré que el personaje no es tan molesto como en el libro, pero sigo sin encontrar razones para que me agrade este tipo. Actuaba como imbécil al principio y tiene un comportamiento por momentos igual casi al final.

romance

A favor de los actores diré que hacen lo posible por darle algo de vida a estos personajes, especialmente Emilia Clarke como Louisa, pero son tan simples estos personajes que sencillamente te aburren y difícil que conectes con ellos. Se encargan de ser los típicos buenos tipos que apoyan con frases motivacionales o con ideas buenas, pero no hay cambios en verdad.

La película toca como “tema principal” sobre la opción de morir con dignidad, que ha sido controversial desde tiempos muy remotos; sobre si dejar que una persona muera por voluntad propia o si puede haber otras formas de vivir. Es un tema muy delicado que esta película, tristemente, no profundiza. Se toca muy por encima y es una pena porque esto pudo darle muchos puntos a la película; pero no lo hace, para seguirle dando tratamiento a la trama romántica que la película tiene.

Y sobre el final, solo puedo decir que es uno de los finales mas he detestado leer y, por lo tanto, no fue nada satisfactorio verlo en la pantalla grande.

Sobre apartados técnicos, no hay mucho que comentar: son cumplidores y no hay nada malo sobre ellos (salvo una escena de una tormenta) y la música está bien, pero sin que destaque (por increíble que parezca, “50 Sombras de Grey” hizo este detalle mejor.

Difícil recomendar para mi “Yo antes de ti”, ya que sus aspectos negativos tienen más peso que los positivos a mi gusto, supongo que si gustas de estos dramas tipo novela puede que te termine gustando, pero creo que se queda corto para lo que pretende ser.

La Chica Danesa, y la esposa que lo amó ante todo

Existe una confusión en el nombre del filme que pretende vender el protagonismo de la chica danesa, cuando en realidad debió de haber sido el de la esposa. No sería la primera vez que ocurre, más sin embargo, te quedas con la sensación que algo no está correcto. Y ese es el punto de un filme que exterioriza el sentimiento de Einar Wegener (Eddie Redmayne), y quien a través de los años descubre que es una mujer atrapada en un cuerpo de hombre. Nada fácil el dilema si lo ubicamos en los años 20.

El nuevo filme del aclamado director Tom Hooper, contiene todos los elementos para destacar como una gran película, solo que a diferencia de sus anteriores proyectos, el tema a tratar le queda muy grande. Le reconozco su ambición al momento de elegir proyectos- Los Miserables me viene a la mente-, si no fuera porque termina por ser una oportunidad desperdiciada al no lograr trascender como se propone.

El primer tropiezo es con el lenguaje tan trillado que utiliza el director para darnos a conocer la dualidad de Einar: eso de mirar el reflejo a través de espejos y ventanas, es tan común, que yo siendo un ignorante me doy cuenta. Luego, tiene elementos para lograr llevar el filme a otro nivel, como el arte de la pintura para crear un tipo de composición de imagen, algo que evoque sentimiento, pero fiel a su estilo, prefiere utilizar las locaciones como su carta fuerte y termina esto peor que un «Travel Channel». La verdad quede desilusionado con la dirección de Hooper, tenía materia prima para lucirse, un tema de alta complejidad y si no fuera por su elenco que brilla más de la cuenta, la película sería para olvidar.

Chica Danesa-pintura

Ya entrando en temas de actuaciones. Las nominaciones para Eddie Redmayne y Alicia Vikander, tienen merito hasta cierto grado: el primero porque pone empeño al interpretar un personaje difícil, y ella porque simplemente te vende la película con todo y sus errores.

Empezamos con Eddie, de quien celebras que no haya hecho del personaje de Einar la caricatura de un travestí. Es muy difícil el no caer en las exageraciones de un hombre pretendiendo ser una mujer, o hacer de sus tropiezos algo cómico, lo cual definitivamente no estamos para eso. Su desconcierto al descubrir su naturaleza es manejado con sensibilidad y tacto, quizás algo melodramático y con excesivas explicaciones; pero eso es cosa del libreto. Lo que me disgusta es que no convence al cien porciento, siempre existe un detalle que te saca de la ilusión y por lo tanto sabes que estas ante una imitación.

En contraparte, Alicia Vikander se roba la película como la esposa que ama sobre todas las cosas. Y vaya que es difícil de interpretar tal mujer sin caer en el fastidio, porque la actriz te convence del dilema que enfrenta, y sin tanto drama con acercamientos al rostro para lograrlo. Cada escena en donde se encuentra merece la pena, a tal grado, que yo le daba el premio sin mirar el resto de las candidatas. Así de grande es su contribución, y espero muchos premios más en un futuro .

Chica Danesa-amor

En donde tengo conflicto es en el libreto de Lucinda Coxon, el cual se dedica a repetir situaciones una y otra vez. Hay escenas que sobran, y no se requiere volver a explicar el sufrimiento por el que está pasando Einar. Luego existe una ambigüedad respecto a su naturaleza médica, en la cual no deja en claro si en realidad es hermafrodita. También tenemos un triángulo amoroso que medio funciona porque no deja en claro las tendencias de Hans (Matthias Schoenaerts).  Son pequeños detalles que no cuadran del todo.

Es más, el filme es mejor cuando no existen demasiados diálogos, y es aquí donde reconozco el esfuerzo de Tom Hooper por dejar que la imagen hable por si misma. Esto sucede en especial al principio, cuando no es requerida tanta explicación y nos dejamos llevar por la interacción física de los personajes, o la transformación de Einar en Lili. Si tan solo hubiera mantenido esa constante, y más imaginación en componer imágenes, pues sería otra cosa.

En resumen, no es una mala película, y espero que por el tema no le den vuelta como si se tratase de un pecado. Les aseguro que es neutral en narrar una historia de una persona que se enfrentó a un dilema que todavía en nuestros días tratamos de comprender. No será la mejor, porque considero que la serie de televisión ‘Transparent’ hace un mejor trabajo, pero de todos modos, logra transmitir un mensaje de amor único. Y al final , eso creo que es lo que más importa.

50 Sombras de Grey. Aunque la mona se vista de seda

Recuerdo la primera vez que me tope con el señor Christian Grey. Era Navidad del 2012, en mi trabajo se estaba preparando una posada y aceptamos realizar un intercambio de regalos; había que poner 3 opciones, pero no se me ocurría un tercero y decidí poner de opción precisamente el libro “50 Sombras de Grey” dado que la mayoría lo ponía como opción, aunque debí sospechar algo cuando vi que esa mayoría eran mujeres. En un increíble error de mi parte, ni siquiera investigue de que trataba este libro y, por lo tanto, cuando lo recibí me lleve una tremendo chasco. Tanta popularidad tanto escuchar de el, para encontrarme con una versión pornográfica de “Crepúsculo”. No importa cuántas veces la gente lo niegue, pero al final esto es el mismo cuento que Stephanie Meyer contó en sus libros: la chica inepta no tan bonita que por alguna razón atrae a todo el mundo, incluido al tipo por el cual todas suspiran. Mismos pésimos personajes, misma pésima historia, mismas pésimas situaciones, no hay nada diferente.

Pero independientemente de esto, el libro tuvo un enorme éxito y, como suele pasar en los últimos años, Hollywood decidió que era hora de adaptar esta obra a la pantalla grande. Y debo admitirlo, el resultado final no me decepciono para nada: es muy mala, como se lo pueden imaginar, aunque con un pequeño par de detalles que evitan que caiga en mi total desprecio.

johnson

Como dije en el primer párrafo, el problema principal de “50 Sombras de Grey” es que no puede escapar de sus propios orígenes: nació como un fan fiction de “Crepúsculo” y se nota con creces. Uno ve las actitudes de los personajes de Anastasia Steele (Dakota Johnson) y Christian Grey (Jamie Dornan) y rápidamente a uno le recuerdan a lo que hacían Bella Swan y Edward Cullen. Ella, tan aburrida y sin gracia como Bella; y el, tan aburrido y con nada de respeto al espacio personal como Edward.

Esto tal vez no sería un grave problema si hubiera paquete completo en cuanto a buenas actuaciones de parte de los protagonistas, pero solo se cumple con una mitad, por decirlo de una manera; mientras que Dakota Johnson está bien como Anastasia (de hecho mejora al personaje en mi opinión), Jamie Dornan es verdaderamente una roca como Christian, lo que evita que haya una buena química entre ellos ya que mientras Dakota trata de sacar lo mejor de sí y tiene, por mucho, las líneas menos malas de la película, Jamie no parece ni intentarlo, cuando escupe sus líneas en esa monótona voz es como escuchar a un robot soltar cifras.

grey

El punto de la historia también es uno donde la película decae. Como dije, esto es “Crepúsculo”, solo que le cambiaron los nombres a los personajes, y sustituyeron toda la historia de fondo sobre vampiros por algo más “adulto” y “realista”. El detalle fue que, en el proceso de convertir a “50 Sombras de Grey” en película, terminan exhibiéndose todos los problemas de “Crepúsculo”: como una chica puede aceptar una relación así, como puede una persona encontrar el acoso como algo romántico o como sus más cercanos no le advierten de lo sospechoso de la situación.

Como alguien que leyó el libro (más no le gusto), puedo decir que como adaptación la película está bien: hay cambios, pero eran de esperar, pero se mantiene buena parte del material que había en el libro; pero sin lugar a dudas fallan al momento de querer trasladar pasión a las escenas de sexo. Si bien en el libro la historia es pésima y los personajes son malos, al menos la escenas de sexo estaban bien contadas y no se guardaban nada; cuando vi que la película aquí tendría clasificación C (R en Estados Unidos), creí que pasarían todo igual sin contenerse, pero la directora Sam Taylor-Johnson solo brinda lo “normal”: desnudo total de Dakota, y parcial de parte de Jamie. Este punto a algunos les podría valer poco, pero considerando que es lo más llamativo del libro habrá a quienes lo consideren decepcionante.

parejita

Y en cuanto a otros elementos, no hay mucho que decir: los secundarios son completamente olvidables (principalmente por el libreto que solo se enfoca en los protagonistas); la música es muy estándar (lo que es triste viendo que el encargado es ni más ni menos que Danny Elfman); hay buenas tomas de las ciudades o del campo, pero es algo que ya nos han brindado otras películas; y la mayoría de las escenas son poco memorables.

Al final, luego de tanto ruido, tanta polémica y tanta noticia alrededor, “50 Sombras de Grey” queda increíblemente como una película completamente olvidable. Tal vez en su afán de querer hacer una buena película (basados en un material mediocre), terminaron haciendo algo que no todos recordaran luego de ver. Si en verdad tienen planeadas las secuelas como han estado anunciando, sería bueno que fueran más atrevidos, deben comprender que esto no es material bueno, es simple material de marketing, simplemente sáquenle todo el jugo posible.

50 Sombras de Grey, inadaptable

Llego el momento de hablar sobre la película más publicitada en quizás mucho tiempo, y con mayor cantidad de fans espectadores en muchos años.

La película 50 sombras de Grey, basada en el libro de título homónimo, relata la historia de una joven veinteañera cursante del ultimo año de literatura inglesa, quien por una enfermedad de su compañera de cuarto, se ve obligada a asistir por ella a realizarle una entrevista a un joven de 27 años de edad, multimillonario, guapo e increíblemente intimidante. La torpe Anastasia entra cayendo de bruces a la oficina del glorioso empresario, y continua en las siguientes escenas su circulo de continuas torpezas durante la entrevista, misma en la cual el multimillonario -que podría tener  básicamente cualquier mujer en el universo- se fija en la torpe Anastasia y procede a posteriormente introducirla en un mundo de BDSM.

50ShadesofGray

Si bien el libro se encuentra lleno de múltiples escenas explícitamente descritas, la narrativa del mismo es de una pésima elaboración, contada desde la perspectiva de la joven Anastasia quien hace a momentos menciones absurdas a “una diosa interna bailando merengue” que demás está decir rozan en lo ridículo; y sin embargo, aún cuando el mismo no podría considerarse la mejor literatura del siglo XXI, llega a atrapar a sus lectores, simplemente por la necesidad de saber el por qué Christian Grey es cómo es, y ¿por qué no? logra mantenerte interesado con sus escenas explícitas y el saber sobre esta oscura inclinación al BDSM aún cuando desde el inicio sepas como terminara la historia tan básica e irreal planteada por E.L James.

Ahora bien, volvamos a la película, podría decir de ella cincuenta razones de por qué esta película debería estar entre las peores del año. Al respecto, al principio del filme se observa una adaptación que busca transformar un drama en una comedia romántica, que si bien se disfruta durante los primeros 5 minutos, luego se torna excesivamente aburrida y sin gracia.

Ana y Grey

Era evidente que un libro tan explícito no podría adaptarse con exactitud y se procedería a omitir muchos detalles, era evidente que sería difícil complacer a todas las Grey-liebers en cuanto a su expectativa de lo que consideraban el Christian Grey perfecto, era evidente que se perdería la perspectiva contada por la misma Anastasia, que si bien goza de una narrativa digna de una mentalidad de 14 años de edad, podría mantenerte interesado; pero cuando le quitas todo lo que hizo a la historia interesante ¿qué te queda?. Lamentablemente nada.

El primer error grave en la película fue de casting, Jamie Dornan no llena las expectativas del personaje, no se parece ni física ni interpretativamente a Christian Grey, no es capaz de demostrar emoción alguna durante toda la película llegando a tener una interpretación aburrida, fría, vacía, y sorpresivamente llega a pasar por todas las escenas explícitas sin quitarse un pantalón largo. No hubo química alguna entre los dos personajes y podría decirse que no llega el televidente a encariñarse con ninguno de ellos, los desconoce.

Otro punto es el guión, el cual estuvo sin más que decir, terrible, espantosos diálogos carentes de sustancia, carentes de información, carentes de sentido, digamos mejor, ¿qué fue lo que no le faltó?

Anastasia

El tercer error quizás sea de musicalización, me es difícil concebir que escenas de drama fuesen musicalizadas con audios que eran más aplicables a un amor idiota y sin cerebro donde todo es color de rosa  al más puro estilo Twilight (demás está decir que sentía a ratos que me torturaban viéndola otra vez).

Otro punto es la dirección, personajes con movimientos frígidos y mal guiados a través de las escenas, con momentos de pésima iluminación y además complementados con una terrible edición, donde se ven escenas cortadas a ratos y mal montadas entre sí, sin guardar relación con la escena anterior.

Demás está decir que la película no llega a ser ni siquiera decente y menos considerando la relación con el excesivo presupuesto, y el excesivo marketing implementado. Los últimos minutos de la película llegan a desesperar y a solo inspirar mirar constantemente el reloj en la espera del glorioso momento de salir de la sala. Para mi, difícilmente haya otra película tan aburrida y mal estructurada en el resto del 2015.