Romance

Crítica: Crítica: 500 Días con Ella

En un principio el narrador nos indica que esta no es una historia de amor. Estaba en lo cierto, pero no es del todo pesimista, al contrario.

‘500 Días con Ella’ es una cinta que muestra un romance de lo más sincero sin dejar de ser una fantasía y lo mejor de todo es que no se vuelve en una tragedia.

Todo comienza cuando Tom Hansen (Joseph Gordon-Levitt) conoce a Summer Finn (Zooey Deschanel) y cae perdidamente enamorado de ella al grado de que le late que ella es la chica con la que va a pasar el resto de sus días. Contra la corriente el romántico es Tom y la pragmática es Summer quien no cree en el verdadero amor.

Para hacer más dinámico el asunto, la trama se presenta sin respetar la línea del tiempo de los 500 días y se la pasa brincando de un momento a otro queriendo justificar las acciones de los protagonistas (un antes y un después). Este truco hubiera sido distractor pero resulta efectivo y no llega a confundir porque se dedica a demostrar una moraleja.

La comedia es sutil sin querer ser el centro de atención y los momentos en donde se presentan son bien calculados sin demeritar el drama por el que pasan los protagonistas y para amenizar aún más a esta agradable cinta, existen pequeñas dosis de fantasía por si te sentías tan deprimido por no ver una triunfante historia de amor.

Lo más importante es que destaza el mito del verdadero amor a primera vista demostrándonos las posibilidad de mejores cosas más allá de una obsesión que simplemente no va a lograr ser más que eso.

Todo lo anterior es posible por dos excelente actores que lograr darle peso y realismo a la historia aún cuando parezca artificial por los elementos mágicos involucrados.

Entonces tenemos una excelente película romántica que no ofende tú inteligencia, no busca impactar con sucesos inesperados, ni tragedias de último minuto y por eso estoy muy agradecido.

Otra opinión al respecto.

«Un amigo muy querido recién acaba de descubrirla (según gracias a mí) y me cuenta que está fascinado con ella. Él pasó (o está pasando) por una separación y encontró en la película la mayor catarsis, o identificación con el personaje, que con ninguna otra había logrado… Me dice (con orgullo agridulce) que ahora (500) días con ella es SU película.»

Puedes leer el post completo visitando el blog La Famosa X.