Archivo de la etiqueta: Terror

Imagen de Georgie en la película Eso

Eso. Todos flotamos aquí

2017 sera sin lugar a dudas un año inolvidable para Stephen King: de ser un autor cuyas obras eran cada vez menos tomadas en cuenta para adaptaciones al cine o TV, a tener dos de sus obras a ser adaptadas al cine («La Torre Oscura» y «Eso») y otras series para TV («La Niebla» y «Mr. Mercedes») o Netflix («El Juego de Gerald»). Sin lugar a dudas, un año soñado para el autor nacido en Portland. Hablando del material del cine, me sorprende ver lo increíblemente diferentes que son ambas adaptaciones: mientras que «La Torre Oscura» fue destrozada por crítica y fans (fracasando en su intento de convertirse en una nueva franquicia cinematográfica), «Eso» resulto ser todo lo contrario; críticos la amaron, fans la amaron y ahora la expectativa es enorme para la segunda parte, a estrenarse en 2019.

Las expectativas sobre esta película eran enormes, tanto por ser la adaptación de una de las obras mas populares de King, como por el hecho de que varias personas aun sienten un enorme cariño a la mini-serie de los 90 que llevaba el mismo nombre y que fuera protagonizado por Tim Curry. Cuando tienes ese antecedente en contra, ¿como pudo entonces salir adelante tanto con la critica como los fans?

El primer punto a favor es la dirección de la película. Andy Muschietti, el elegido para llevar a cabo esta adaptación tras la salida un tanto polémica de Cary Fukunaga, demuestra un amor profundo a la obra en la que se basa la obra: cada escenario, cada personaje, cada momento de tensión parecería sacado del libro, aunque con algunas libertadores, obviamente. Por ejemplo, se decide cambiar la década de crecimiento de los niños: mientras que en la obra y en la mini-serie veíamos la etapa de los niños en la década de los 50, aquí se deciden por cambiar el tiempo a la década de los 80, lo que obviamente hará que muchos adultos, viendo la película, le pegue la nostalgia. Vemos posters a películas de esa década o referencias a videojuegos que hará a mas de uno recordar con cariño.

Las actuaciones son otro punto a favor de la película, de los niños principalmente. La mayoría de ellos apenas han cumplido los 15 años, pero han demostrado un talento natural para esta profesión y muestran una enorme química entre ellos, como si llevaran años trabajando juntos. No seria de sorprenderse que sigamos viendo a estos muchachos en otros proyectos a futuro. Destacaría principalmente a Sophia Lillis como Beverly y a Jeremy Ray Taylor como Ben.

El diseño de producción, la fotografía y la música se encuentran a la altura de la entrega. Benjamin Wallfisch, el encargado de la música, hace uso de un soundtrack que te puede poner a temblar, aunque también te puede poner a recordar algunos momentos agradables. Y la fotografía, a cargo de Chung-hoon Chung, se encarga de crear algunos momentos de verdadero terror en la película. La escena en la casa es particularmente tenebrosa.

Quizá no todo sea positivo en la película, ya que también posee algunos momentos no muy inspirados. Por ejemplo, aun y cuando menciono que la química entre los niños es muy buena, también es cierto que la inclusión de algunos personajes se siente algo forzada. Mientras que el grupo que forman Bill, Eddie, Bev, Richie y Stan se siente correcto, como que las inclusiones de Ben y Mike no se sienten de la misma forma, casi como si se les hubiera ocurrido sobre la hora. Ademas no todos los personajes se sienten bien desarrollados (salvo por Ben, Bev y Eddie), siendo Stan quizá el mas afectado en este asunto.

Como era de esperarse, algunos de los sustos usados en la película son los recurrentes «jumpscares» de la época actual: algunos se sienten realizados de forma natural, pero otros si se sienten demasiados anunciados. Y también esta la poca participación de Pennywise, el payaso bailarín (Bill Skarsgard); quizá era de esperarse, dado que la película decide darle protagonismo al Club de los Perdedores, pero al mismo tiempo le quitas algo de espacio para el lucimiento de nuestro payaso asesino favorito.

Y ahora hablemos finalmente de Pennywise: la verdad seria algo injusto hacer una comparación entre la interpretación que Tim Curry realizara a principios de la década de los 90 con la interpretación de Skarsgard en la película actual, ya que Skarsgard se encuentra con el primer gran papel de su carrera, mientras que Curry ya era un viejo lobo de mar al momento de aparecer en la mini-serie basada en la obra de King. Ambas son buenas actuaciones en su respectiva obra. Curry aporta la diversión  que el tono de la mini-serie implicada mientras que Skarsgard aporta el misterio que la película inspira. Quizá tengo mi problema con Skarsgard se debe mas a su diseño: podemos decir lo que queramos sobre el diseño que Tim Curry tenia en la mini-serie, pero al menos tenia un aspecto inocente, que hipnotizaría a cualquier niño a acercarse. Skarsgard tiene que lidiar con un diseño que causa terror, lo que hace que no suene creíble la cantidad de niños que ya ataco durando el transcurso de la película.

Pero en resumidas cuentas, estamos ante una muy buena película. Contra unos pronósticos poco alentadores y unas expectativas muy elevadas, «Eso» se erige como una de las mejores adaptaciones a una obra de Stephen King, un éxito poco común para el genero de terror, y ahora es cuestión de esperar a saber que medidas tomaran para la parte 2; ¿volverá a flotar Pennywise como lo hace ahora?

Viernes 13 Parte 6: Jason Vive. Cuando la comedia es más seria que el drama.

Bueno estamos en el mes de octubre, el mes de terror y los sustos y, sorpresivamente, con muy pocas propuestas de terror en los cines en estos momentos; seguro más adelante tendremos unas 3 películas que querrán aprovechar las fechas, pero resulta increíble ver que habrá más thrillers, comedias o animaciones en Octubre que horror o terror, incluso tendremos algo de Marvel como adelanto.

Si en verdad quieres espantarte con alguna película este año, o por lo menos reírte de esos sustos, lo mejor sería rentar o ver en la televisión o internet, y una de mis recomendaciones seria precisamente la película que hoy comento.

Como habrán visto en la página, el año pasado hice una crítica a la primer “Viernes 13”, estrenada en 1980 y que es considerada un clásico y no fue muy amable que digamos: las actuaciones fueron mediocres (especialmente de Betsy Palmer), la historia muy genérica y se tomaba demasiado en serio por parte de todos. Tengo una mejor opinión sobre las secuelas aunque tampoco son la gran cosa, ya que siguen tratándose con una seriedad que no les queda.

19133_ori

Originalmente, la franquicia debió terminar en la cuarta película “Viernes 13: El Último Capítulo”, pero viendo los productores la enorme cantidad de dinero que cada película dejaba, decidieron continuar con una quinta entrega (“Viernes 13 Parte 5: Un Nuevo Comienzo”), que fue igual de exitosa que las anteriores, pero que dejó a los fans enojados al atreverse a quitar a Jason Voorhees como el protagonista principal.

Sabiendo eso, los productores decidieron hacer cambios drásticos para la sexta parte, al contratar a Tom McLoughlin como director para esta entrega y darle libertad creativa en todo, con la única condición de traer de vuelta a la franquicia a Jason. Con este punto, McLoughlin tom la decisión que la saga necesitaba para refrescarse: agregar comedia. McLoughlin se dio cuenta del error de las otras películas al tomarse demasiado en serio a sí mismas, por lo que opto por un enfoque más liviano y auto paródico, con resultados más que buenos.

Antes de empezar, no busquen aquí un libreto digno del Oscar, ni actuaciones memorables, ni sentido de lógica, pues van a seguir encontrando frases malas, pero que buscan levantar la risa entre la gente (“He visto suficientes películas de horror para saber que un hombre con mascara no es amable”), chistes de cuarta pared y referencias a otras películas de terror o a personas de este género.

Como dije, no hay actuaciones memorables en esta entrega, pero si diría que son adecuadas, especialmente de Thom Mathews como un Tommy Jarvis (en la tercer y última aparición de este personaje en la franquicia) perturbado por lo ocurrido en el pasado en sus anteriores encuentros con Jason y queriendo darle un final definitivo, pero cometiendo el error de revivirlo; ahora debe de detenerlo, aunque debe lidiar con el sheriff del pueblo que no le cree y que no quiere que se vuelva a escuchar el nombre de Jason.

jason-lives-friday-the-13th-part-vi

El resto de los actores están bien; de nuevo, no son espectaculares pero al menos no llegan a los flojos niveles de las primeras películas, además de que sus personajes, si bien no son buenos, no son lo irritantes que si llegaban a ser en las anteriores películas. Entre los actores, podrán encontrar la primera participación de Tony Goldwin en una película, antes de obtener su fama por “Ghost: la Sombra del Amor”.

Pero el punto más importante que juega a favor de la película es sin lugar a duda la comedia; como dije, McLoughlin consideró que las películas previas de tomaban demasiado en serio a sí mismas, y decidió darle toques cómicos que ayudaron no solo a sobrellevar la violencia en la película, sino a aceptarla en sí: al momento de ver el “mini homenaje” a James Bond, terminamos averiguando el tono que la película busca tener.

Las muertes en esta película pasan de grotescas a hilarantes, los diálogos son tan malos que causan gracias y las canciones que decidieron agregarle, la mayoría de Alice Cooper, convierten a esta película en el verdadero clásico de la franquicia al menos para mí, siendo la primera en llegar a tener críticas positivas, hasta ser considerada la “Scream” de su tiempo.

Es una pena que las secuelas que siguieron abusaron de la fórmula pero sin conseguir lo que esta película logró, que fue hacernos sentir empatía por personajes que normalmente se llevarían el desprecio de la gente. Si sienten ganas de asustarse, pero reírse al mismo tiempo, esta es una gran opción.

 

La Cumbre Escarlata. Del Toro reciclado.

Parece haber una maldición de Del Toro en el cine: una maldición con la que nació, una maldición de la que no puede huir, una maldición a la que no puede renunciar; una maldición que indica que, prácticamente, todas sus películas tiran a fracaso en taquilla, al menos en los Estados Unidos. Muchos a lo mejor no le toman importancia al asunto ya que mucha taquilla no implica calidad de la película (tan solo veamos las atrocidades de Michael Bay), pero importa cuando esto interrumpe futuros proyectos que, a la larga, podrían jamás darse.

Para Del Toro el fracaso taquillero de “La Cumbre Escarlata” en Estados Unidos no es el primero en su carrera, de hecho su anterior película, “Titanes del Pacifico”, se estrello espantosamente ante “Son como niños 2” de Adam Sandler y lo que evito la catástrofe fue la taquilla internacional; pero este punto negativo le ha impedido a Guillermo poder sacar proyectos que tiene planeados desde hace tiempo (“En las Montanas de la Locura”) o que los fans piden a gritos (“Hellboy 3”).

Pareja

Pero haciendo a un lado el desempeño en taquilla del filme, ¿este es bueno o malo? Diría que estamos a una película muy buena, pero que se queda corta en sus intenciones. Del Toro entrega otra película que visualmente es impresionante y hermosa, pero nos entrega una historia que el propio Guillermo ya nos ha entregado anteriormente, y los personajes no quedan del todo bien parados ante las intenciones que les pone el libreto.

En sí, “La Cumbre Escarlata” no deja de ser una versión más extendida y más cara de “El Espinazo del Diablo” también de Guillermo: otra vez tenemos espíritus que no buscan venganza sino justicia, nuevamente tenemos a una chica confundida con las acciones de los fantasmas, nuevamente vemos que la verdadera maldad viene de los humanos, y nuevamente tenemos un tétrico lugar donde se desarrolla la historia, y nuevamente tenemos un clímax extraño donde al final se hace justicia. Es “El Espinazo del Diablo”, solo con actores más famosos y con más presupuesto.

Esto en realidad no implica nada malo, después de todo “El Espinazo del Diablo” es una gran película de fantasmas, puede que de las mejores en su género, pero ahí también radica el problema principal: la película es vendida como una película de horror o terror, pero queda lejos de eso: tiene fantasmas, pero estos no actúan como seres malvados que buscan asustar a la victima (o lo que sea que los  fantasmas puedan hacerles a los humanos) sino que tratan de ayudar en la investigación de la protagonista sobre sus anfitriones. Así es, esto vendría siendo mas una película detectivesca, con elementos sobrenaturales de agregados; algo similar a lo que paso con “The Amazing Spiderman 2”, catalogada por muchos como una historia de amor, con Spiderman infiltrado.

Fantasma

En cuanto a actuaciones, la película tiene un cast bastante sólido: Tom Hiddleston (colgando un rato su disfraz de Loki), Jessica Chastain, Mia Wasikowska (mostrando buenas dotes de actuación antes de volver a transformarse en la Alicia sin gracia de Tim Burton), Charlie Hunnam (su reencuentro con Del Toro desde “Titanes del Pacifico”) y Jim Beaver; de sus eternos, solo Doug Jones regresa como uno de los fantasmas de la película, mientras Ron Pearlman brilla por su ausencia, cosa rara con Del Toro. Todos brindan buenas actuaciones y demuestras de que están hechos.

Si bien las actuaciones son buenas, los personajes no quedan del todo bien parados: el personaje de Charlie Hunnam demuestra porque es un buen médico, ya que su trabajo detectivesco es lamentable; la chica que interpreta Mia es una inepta de esas; pero lo peor lo cargan los villanos: tanto Hiddleston como Chastain están excelentes en sus interpretaciones, pero las intenciones aparentes de sus personajes son lamentables: ¿la creación de una maquina cualquiera implicaba tantas muertes? Si el dinero les preocupaba, pues ya habían encontrado varias veces la solución, solo para poder caer de nuevo en la idea de la maquina. Por muy simple que se veía el villano en “El Espinazo del Diablo”, al menos sus intenciones tenían más sentido que los de aquí.

Chastain

Además, está el caso de su relación con la casa, pues durante el tráiler Hiddleston habla como si hubiera una maldición, como si jamás pudiera abandonar la casa; pero en toda la película no hay un momento que indique que estén ligados a la casa permanentemente. No hay una maldición, no hay un don, no hay nada que los ligue, por lo que esta línea y la necedad de no irse de ahí me parece mala, más cuando esa casa parece hundirse a cada rato como el Titanic.

En general, no estamos ante una mala propuesta: la película tiene todos los atributos de Guillermo del Toro, pero también viene con nuevos defectos, siendo su mayor problema lo repetitivo que parece ser. Vale la pena echarle un vistazo, pero no esperen grandes sustos, solo buenos momentos.

‘Holocausto Caníbal’, atroz, desgarradora y (un poco) desagradable

Antes de comenzar este artículo quisiera pedir una disculpa pues me he retraso considerablemente en la periodicidad del ciclo de cine de terror, mismo que iba a comprender únicamente el mes de Octubre (por obvias razones) pero que ahora se ha extendido hasta Noviembre, mes en el cuál finalizará. La película que hoy nos ocupa es no solo una de las más controversiales de la historia del cine sino también un referente en el género found footage, mismo que popularizó El proyecto de la Bruja de Blair a finales de los años 90´s. Lo cierto es que ya antes otros cineastas y artistas (porque eso son) habían sembrado la bases narrativas para este tipo de relatos, siendo Holocausto Caníbal quizás la más importante de todas.

Holocausto1

La película dirigida por Ruggero Deodato es una producción italiana, hablada en inglés y ambientada en la selva de Colombia (si, así como leyeron). La idea del idioma se debió a que una película hablada en inglés es mucho mejor distribuida que una hablada en italiano o español. Es la verdad, ayer y hoy. En cuanto a que se consideré una película italiana se debe principalmente a que varios actores son en realidad de aquella nacionalidad y por fortuna dominaban a la perfección el idioma ingles, algo que Deodato agradeció eternamente. Pero ahora, centrándonos en el legado de ésta película, ¿es en realidad tan importante y trascendente como la historia la cataloga? ¿O es otra pérdida de tiempo ante una película que ha envejecido con el paso del tiempo? Me decanto por lo primero, definitivamente.

Holocausto caníbal está dividida en dos partes visiblemente interesantes: por un lado tenemos a un grupo de jóvenes cineastas que pretenden realizar un documental sobre el Amazonas y diversas tribus que ahí habitan y que han sido presuntamente catalogadas como caníbales; por otro lado, tenemos a un antropólogo (interpretado por Robert Kerman) que es enviado al mismo lugar donde fueron los jóvenes, esto debido a que los últimos han desaparecidos y se cree que han sido devorados por los caníbales, por ende Kerman se sumergirá en el corazón de la selva para descubrir de una vez por todas qué fue lo que pasó con los documentalistas.

Holocausto2

La primera parte de la película (la búsqueda de los documentalistas) no luce realmente como nada innovador ni tampoco aterrador, al contrario, parece algo muy genérico y ya visto con anterioridad en infinidad de películas salvo por un pequeño detalle que salta a la vista: la muerte real de un animal. Bueno, eso y la mutilación vaginal de una mujer provocada por una piedra en forma de pene. Pero vamos, no es algo tan horrible, al menos no de la forma en la que está filmada aunque si podría resultar algo incomodo y desagradable para aquellos de estomago sensible. Sin embargo, esos dos detalles que menciono son solamente el principio del verdadero horror que el filme trata y que aborda de una manera muy compleja e inteligente.

La cosa es así: los jóvenes han sido asesinados. El antropólogo encuentra el material fílmico que los cineastas grabaron y es en esta parte donde la verdadera película comienza, al menos aquella que trasciende. Resulta que los supuestos documentalistas eran en realidad una estafa, una mentira: manipulaban de manera despiadada los hechos y situaciones para su propio beneficio ( y por ende obtenían una mayor ganancia monetaria). Ahora, quizás muchos de ustedes se estén preguntando si esa no es la finalidad del documental, la de manipular la historia que el director quiere venderte. Por supuesto, pero nunca algo cómo lo que verán aquí. Deodato nos presenta finalmente la idea original de su película: la crueldad del hombre contra la naturaleza, incluidos animales y gente que la habitan. El hombre con poder, claro.

Holocausto3

Y es que Holocausto caníbal realmente va de eso: el ser humano y su despiadada naturaleza por destruir todo. Los jóvenes cineastas eran unos asesinos y despiadados infelices que mataron animales, violaron mujeres y quemaron aldeas de nativos, entre otras muchas cosas, todo esto con el fin de crear una historia «interesante» para poder vender en su documental. Y como justicia divina, adivinaron, son masacrados. Si eso no es venganza poética no sé cuál será. Y es que Deodato no se fue por el cliché clásico de «los pobres e inocentes jóvenes fueron asesinados por unos despiadados caníbales». Fue justamente lo contrario. Y con ello llegamos a la gran lección que la película y el director querían: ¿Quiénes son realmente los monstruos? Me queda claro que nosotros, gente civilizada, así nos llaman. Y a los nativos que viven en la selva casi desnudos les llamamos incivilizados y una potencial amenaza. Increíble.

En lo que respecta a controversias y demás circunstancias, hay unos puntos que deseo compartirles. En primer lugar está el evidente maltrato animal (se dice que siete animales fuesen asesinados). Es evidente la postura del director al morirse con la idea (una muy extremista) de lo salvajes y peligrosos que son los humanos y por ende matan todo a su paso, incluyendo tortugas, monos y demás criaturas indefensas. Pero también salta la duda razonable: ¿era necesario mostrarlo? Digo, mostrarlo así de crudo y literal. Bien pudieron usar efectos visuales o maquillaje, y de paso librarse de demandas judiciales. En Italia, Deodato fue citado por un juez para que explicará las fuertes imágenes que se mostraban en la película pues pensaban que se trataba de una cinta Snuff (muertes reales filmadas). Si bien las únicas muertes reales fueron de animales, tanto el juez como mucha gente por aquél entonces realmente creyó que los actores (los jóvenes documentalistas) y uno que otro nativo fueron asesinados en realidad. De ahí el impacto que tuvo la película aún hasta nuestros días. Realismo, así le dicen.

Holocausto4

En segundo lugar, retomando lo del párrafo anterior, podemos encontrarnos el otro tipo de abusos que trata el director: sexuales. Aquí no encuentro mayor problema, pero nunca falta alguien que se desgarre las vestiduras. Y es que los abusos explícitos que se pueden ver (violación, destrucción vaginal y hasta un pene cercenado) están bien fundamentados narrativamente y sirven para reforzar el impacto visual de la película. A diferencia de las muertes animales, que aún sigo pensando que pudieron haberse evitado, los crímenes sexuales lucen desgarradores y potencializan la crudeza que trataron de recrear. Es así pues que Holocausto caníbal se erige como una gran película del género del terror, concretamente del found footage, y que sirve de plataforma para que nuevos directores vean otras formas de contar una historia de humanidad y venganza. Si no la han visto, denle una oportunidad. Eso si, procuren que su madre no esté a mil kilómetros a la redonda.

Halloween (1978). La evolución del filme slasher

‘Halloween’, del aclamado director John Carpenter, es fundamental para entender el género ‘slasher’ que en la actualidad abunda en cartelera. Hace un buen número de años se consideraba un riesgo financiar este tipo de filmes, o tan siquiera estar involucrado porque portaría el estigma de crear basura de mal gusto. Hoy se ha convertido en un género que tiene su sitio asegurado como el más rentable, seguro y en algunos casos hasta respetado gracias a películas pioneras como esta misma.

Por lo general, una película tarda en reclamar respeto, pero esta vez, el impacto inicial llega en los primeros minutos cuando marca nuestras mentes con la imagen de un niño de seis años disfrazado con un traje de payaso y perpetuando el acto innombrable como es asesinar a su propia hermana. El estilo, la forma y la innovación de ver la acción dentro de la mascara del asesino es lo que convierte tal momento en icónico y que marca un precedente en el género.

halloween payaso 1979

Sin saber nada al respecto de ‘Halloween’, de inmediato me hizo recordar a ‘Psycho’ de Alfred Hitchcock, en especial la forma en como el asesino mantiene el arma para crear un suspenso que tiene su clímax en una imagen que lacera la mente; es indudablemente de tal escuela. Carpenter inclusive en entrevistas no oculta su inspiración y hasta se podía haber catalogado como plagio, si no fuera porque evoluciona el terror a niveles que en la actualidad esta presente en el cine como una fórmula desgastada.

Después de varios años en donde el niño llamado Michael Myers es educado en el arte de la sanidad dentro de un centro psiquiátrico -lamentablemente sin mucho éxito-, logra escaparse gracias a la ayuda de una enfermera muy asustada como para detenerlo.  Y como hay que darle significado a esta aventura, resulta que los tiempos no pudieron ser mejores que en vísperas de Halloween. Otros directores y guionistas nos hubieran ofrecido los detalles del escape, pero prefiero la sencillez de ver a una enfermera gritar ante un vidrio de auto roto. Eso, o simplemente las limitaciones económicas. Y eso no hay forma de como disfrazarlo.

Es evidente lo humilde que es la producción y que en buena medida Carpenter logra disfrazar con el uso inteligente de la cámara y mucha técnica lo que podría haber pasado como proyecto de estudiante de cine. Pero hay detalles como los efectos de sonido que delatan las condiciones austeras que debieron de haber superado. Y de todas formas, creo que es parte del encanto. No existe un aire de ser un producto artificial de Hollywood porque logra transmitir un horror sincero que lamentablemente podemos presenciar.

halloween

Es después de la fuga de Myers cuando la película se dedica a desarrollar el personaje de Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) con todo y sus actividades cotidianas. Es cierto, que en la actualidad esto de ver como la adolescente conversa con su amiga mientras regresan de la escuela, resulta decadente ante una audiencia hambrienta de adrenalina, sin embargo, esto que podríamos llamar relleno tiene el objetivo de generar suspenso, miedo y que uno no puede poner en duda la recompensa en un tercer acto que es de pesadillas.

La forma en como se genera una tensión siempre presente de que Laurie es vigilada por una ente extraño, en donde solo su instinto logra ayudarla a mantenerla en constante vigilancia, es algo que se ha perdido y que se sacrifica por el impacto inmediato con herramientas como ver sangre, sonidos o efecto visual. La sencillez de nuevo se impone como un acierto y no tanto como un impedimento.

El desenlace es de lo más memorable y sobretodo por Curtis que trae a la mesa una vulnerabilidad apropiada a la edad del personaje, pero más por la astucia que demuestra al momento de sobrevivir. Un detalle es que a actriz tenga los pulmones para gritar de terror, y otra es que uno se lo crea, y vaya que esos instantes cuando Myers se enfoca en aniquilar a la niñera son emocionantes, llenos de adrenalina y suspenso.

halloween_1978_Myers

No se me puede olvidar la banda sonora que forma parte de otro ingrediente más de la fórmula de Hitchcock, y que bien muestra su modernidad al ser de tipo electrónico. Cada escena es magnificada con esa incesante melodía que alarma los sentidos.

Uno de los pocos detalles de los que pueda quejarme es de la explicación paranormal que ofrecen a la inmortalidad de Myers. Es cierto que el hombre resiste a los golpes y balazos como un ente fuera de este mundo, pero eso de catalogarlo como el «Bogeyman», pues pierde algo de seriedad y hasta me ocasionó risa. Es algo menor, que de seguro es magnificado en las secuelas a las que por lo visto tengo ver.

Mientras me quedo con la grata experiencia que fue ‘Halloween’ como una de las películas que marcó el camino a un género que permanece a nuestros días.

El Ente. La película que asustó a Scorsese

El Ente es una película de horror diferente. No es la típica película de fantasmas que solo buscan venganza o muerte y que provocan terror en el espectador. Más bien, es una película donde el fantasma solo se ubica con la familia para atormentar. Es una película que más que asustar al espectador, lo pone un tanto intranquilo y es algo difícil de creer.

La historia nos habla sobre una familia compuesta por una madre y sus 3 hijos que, inesperadamente, son acosados por una entidad que solo busca violar a la madre. En un principio ella cree que fue atacada por una persona, mas no logra encontrar a nadie. Pero la entidad vuelve al ataque, por lo que la madre busca hacer lo posible con tal de librarse de eso, antes de que ocurran acciones más lamentables.

6O2cP

El primer punto que vale la pena destacar de la película es la dirección de Sidney J. Furie quien, sin contar con un presupuesto grande, se las apaña para crear un ambiente misterioso y terrorífico al mismo tiempo: las escenas en la casa mientras el ente ataca son de mucha tensión y podría provocar algunos sustos entre la gente, como dice el titulo el propio Scorsese la considera como una de las películas más terroríficas jamás hechas. En lo personal no encuentro a la entrega muy tenebrosa, de hecho más que considerarla como una película de terror, la veo más como una de ciencia ficción dado que durante la película se habla más de dimensiones paralelas que sobre fantasmas. Eso no quita que el filme tenga momentos muy espeluznantes (la violación para la madre ante los ojos de su prometido es brutal), pero veo más este filme como uno de misterio que de horror.

Otro punto a destacar aquí es sin duda las actuaciones, particularmente de Barbara Hershey como Carla Moran, la victima del ente; habría que echarle un vistazo a su actuación, ya que es sencillamente perfecta: el tener que interpretar a una mujer violada por algo que no puede ver debió ser un gran reto y lo resuelve de gran forma. Además de eso, lidiar con ser una mujer a la que se niegan creerle lo que le está sucediendo (de hecho, en un principio ni ella se lo cree) y que todos los doctores parecen dar por sentado que su pasado conflictivo la está llevando a eso.

The-Entity-1982-Screenshot-2

El resto de los actores está bastante bien, destacando Ron Silver como el Dr. Phil Sneiderman como el psicólogo de Carla, quien en un principio quiere creerle la historia que cuenta, pero que sus conocimientos médicos y las advertencias de sus colegas le hacen dudar de esto.

La música de Charles Bernstein y la cinematografía de Stephen H. Burum también ayudan a crear en enorme ambiente de suspenso, especialmente todas las escenas en la casa, donde ocurren la mayoría de los momentos de mayor tensión.

Hay muchas escenas memorables, pero el ataque a Carla por parte del ente mientras su prometido se queda boquiabierto viendo lo que ocurre es sin lugar a dudas de los mejor en esta película.

Ahora, si hay un punto de la película que se me hace un poco extraño es al momento de ingresar los doctores paranormales al asunto. No porque sea malo o se sienta fuera de lugar, sino porque se siente diferente a lo que se maneja normalmente en estos asuntos. Aquí no hay rituales, o amuletos anti monstruos, ni siquiera hay una historia de fondo para este ente; más bien, hay un desarrollo científico sobre como poder derrotar a este ente o por lo menos averiguar cómo detenerlo. Por eso mi mención a que esto no era una película de terror para mi, si no una de ciencia ficción. Mas que aterrarme ante la situación, me animo a saber cómo detener algo que no pueden ver.

4790833_l2

Sobre el final, también es algo que se siente diferente: es un final pesimista, pero no de los que nos acostumbra el cine de terror normal. Es más bien, como si internamente el personaje de Carla hubiera hecho un trato con el ente, quien nunca abandona a la familia. Es pesimista, pero se siente de una manera muy diferente a lo acostumbrado.

Martin Scorsese colocó esta película como una de mas aterradoras que ha visto en su vida. A mí no me pareció así, pero si puedo entender el porqué. Si ustedes les interesan saber los motivos, les recomiendo bastante verla ya que, incluso si no la encuentran aterradora, es un interesante proyecto que merece mejor atención.