Thriller

Crítica: Ángeles y Demonios

Tom Hanks protagonista de Angeles y Demonios

El «Código Da Vinci» fue un total aburrimiento y no me extraña que haya sentido temor al ver la secuela. Esperaba durante la cinta tratar de comprender todos los monólogos del Profesor Langdon (Tom Hanks), solo para entender remotamente lo que estaba pasando.

No he leído el libro y no puedo realizar las comparaciones que un fan de la serie de Dan Brown puede hacer. La crítica que realizo es simplemente del filme y puede ser que para los que ya conocen el material puedan sentirse desilusionados. Hollywood no tiene el mejor record para las adaptaciones.

Si se dejan llevar por la acción y no le ponen demasiada atención a la coherencia de la historia , entonces pasaran un buen rato. Nuestro protagonista se la pasa corriendo por todo el Vaticano para buscar el autor de numerosos crímenes, seguidos bajo la lógica de una vieja amenaza de los Illuminatti.

En esta ocasión Tom Hanks plasma en la pantalla la energía de un hombre emocionado por su trabajo, muy diferente a la actitud del anterior filme. Es en parte a él que me agrado mas esta secuela. Además de la presencia de su compañera en mostrar caras de asombro, la Dr. Vittoria Vetra (Ayelet Zurer).

Desde el inicio el director Ron Howard crea una tensión adecuada que te mantiene atento durante dos horas, las cuales debieron de reducir, el tiempo es un factor que tuvieron que haber manejado mejor por el bien del cinéfilo, ya al final se vuelve todo repetitivo y solamente ves de nuevo a todos los personajes correr. Todo lo anterior se te olvida gracias a un adecuado clímax que te deja satisfecho y al menos de no deja con el sentimiento de pérdida de tiempo.

El tema de la religión es manejado de forma » light» , sin meterse mucho en los temas religiosos y solamente en los históricos , a los cuales nadie le importan. Es de comprender la delicadeza de los temas que en esta ocasión no logran crear polémica, después de todo quieres que vean tu cinta la mayor cantidad de personas.

Ya casi al terminar el filme me sentía impaciente por conocer la supuesta amenaza y me temía que no iba a existir una resolución aceptable, afortunadamente todo fue resuelto en 10 minutos con todo y una inesperada cantidad de efectos especiales.

Ángeles y Demonios logra reparar algunos defectos de sus antecesora pero aún mantiene la absurda trama que por lo visto es más efectiva a través de la lectura, pero sobre todo me entretuvo y eso ya es ganancia.